lunes, 29 de agosto de 2016

Semeon Tchernetsky: "Marcha de la entrada del Ejército Rojo en Bucarest"

Director de orquesta y compositor, Semeon Tchernetsky fue el creador de gran parte de las marchas militares del ejército de la URSS. Nacido en Odessa en 1888, Tchernetsky trabajó como inspector de bandas militares hasta 1932, cuando fundó la Banda del Ejército Soviético. Fue el compositor de las principales marchas militares del Ejercito Rojo, incluyendo las compuestas para conmemorar la liberación de diferentes ciudades europeas durante la Segunda Guerra Mundial, como la "Marcha de la entrada del Ejercito Rojo en Budapest", la "Marcha Ucraniana", o la "Marcha de la victoria", compuesta esta última para conmemorar la victoria del pueblo soviético contra el fascismo.

También compuso la "Marcha de la Entrada del Ejercito Rojo en Bucarest", creada tras la liberación de esta ciudad de manos de la dictadura fascista del Mariscal Antonescu el 30-31 de agosto de 1944, después del golpe de mano del Partido Comunista Rumano que provocó que Rumania pasará, el día 23 de ese mismo mes, a luchar del lado de la URSS contra Alemania y sus aliados.

Cuando el Ejército Rojo libertador entró en Bucarest, con él marchaban las famosas divisiones formadas por comunistas rumanos como la "Tudor Vladimirescu", dirigidas por dirigentes del PCR como Ana Pauker, "Ana la Roja", Vasile Luca o Walter Roman.

Por cierto que Tchernetsky tuvo el gran honor de dirigir la banda militar que se encargó de poner música al Día de la Conmemoración de la Victoria contra el Fascismo en la Plaza Roja de Moscú, el 9 de mayo de 1945.

Os dejamos con la Marcha de la entrada del Ejército Rojo en Bucarest, de Semeo Tchernetsky:

El Ejército Rojo libera Bucarest (29-31 de agosto de 1944)

!Viva el Ejército Rojo libertador!
El 29 de agosto de 1944, ocho días después de que Rumanía volviera las armas contra Hitler y sus tropas
pasaran a luchar del lado de los "Aliados", las tropas soviéticas, encabezadas por unidades de comunistas rumanos que habían luchado integradas en el Ejército Rojo desde junio de 1941, como la famosa "Tudor Vladimirescu", integrada por muchos de los brigadistas internacionales rumanos que sobrevivieron a la Guerra Civil Española y a la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a entrar Bucarest, siendo recibidas por la población como libertadores del yugo fascista, yugo que los rumanos habían sufrido durante casi toda la guerra.

El siguiente video, muestra la llegada de los soldados del ejército de la clase trabajadora a la capital de Rumanía, jaleados con gran alegría y alivio por los trabajadores rumanos, con banderas rojas, retratos de Stalin y pancartas de bienvenida. Antes de dos meses, toda Rumanía habrá sido liberada de toda huella de fascismo, y durante el resto de la guerra las tropas rumanas acompañarían a las soviéticas hasta Berlín.

Al final se pueden ver también las huellas de los bombardeos alemanes sobre la capital rumana durante los anteriores ocho días, como venganza por el paso de Rumania al bando de las Naciones Unidas. Hay que recordar, no obstante, que Bucarest sería bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial tanto por los aviones norteamericanos como también los nazis, compitiendo ambos en saña y crueldad contra la población civil (algo que una de los grandes obras de la literatura socialista rumana cuenta con gran realismo: Soseaua Nordului, la Avenida del Norte, de Eugen Barbu).

Finalmente, el video se acompaña por una serie de fotografías de diferentes momentos de la entrada del Ejército Rojo en la capital rumana y del recibimiento por  los trabajadores de Bucarest.















Neagru Andrei, Emil Popa y Dulbergher

Esperando al Ejército Rojo. Gh. Apostol, Moraru, Postanschi



Miembros de la Guardia roja rumana acompañan a los soldados soviéticos a la entrada de Bucarest
El joven Nicolae Ceausescu recibiendo al ejército libertador soviético y a los rumanos del Ejército Rojo
Ceausescu, Agio, Constantinescu-Iasi y Apostol




Una de las primeras patrullas soviéticas de reconocimiento antes de que el grueso de las tropas entraran en Bucarest 

domingo, 28 de agosto de 2016

Aniversario con protestas en República Moldova

El desfile organizado por las autoridades moldavas con ocasión del Día de la "Independencia" (XXV Aniversario)  ha estado marcado por las protestas. La parada militar y la presencia de altos cargos políticos ha sido constantemente acompañado de gritos de "!Ladrones!", "!Abajo la mafia!" o "!No a la dictadura!", entre otros.

Todo ello mientras los representantes del Parlamento y del gobierno, protegido por un enorme número de fuerzas policiales, hacían una ofenda floral ante el monumento de Stefan cel Mare, creador del reino de Moldavia allá por mitad del siglo XV.
  
La policia se ha visto obligada a hacer de escudo para las autoridades, debido al enorme número de participantes en la protesta organizada en la Plaza de la Gran Asamblea Nacional, en la campaña denominada  NuMăTem (No tengo miedo), en la que, además de denunciarse el gasto excesivo realizado para la celebración del Día de la Independencia hace 25 años, se ha protestado contra el saqueo de las finanzas nacionales por parte del propio gobierno neoliberal, el brusco descenso del nivel de vida y la crisis en la que se ha ido sumiendo cada vez más el país durante estos 25 años de tiranía del capital.

En algunos momentos, el gobierno ha regalado a los protestatarios por el Día de la Independencia unas raciones de gases lacrimógenos, para intentar disolver a la multitud.
Parece ser que los trabajadores moldavos no están muy encantados de estos 25 años de barbarie capitalista, en especial en estos últimos meses, en los cuales se han vaciado las arcas del Banco Central (en un robo en el que parecen implicados además de los principales oligarcas del país, los partidos políticos de la derecha) y el nivel de vida de los moldavos ha superado, negativamente, todas las expectativas.

Por otro lado, desde las últimas elecciones de noviembre de 2014 reina una situación de inestabilidad política, provocada porque el presidente del país, Nicolae Timofti, evita como sea, nombrando gobiernos minoritarios de la derecha, formar un ejecutivo con la mayoría parlamentaria, formada por el Partido de los Socialistas y los divididos Comunistas.




miércoles, 24 de agosto de 2016

Propaganda Soviética en Asia Central y en el Caúcaso: 1918-1940

El año pasado en Moscú tuvo lugar una interesante exposición sobre la Historia Soviética en Asia
Central y el Caúcaso, titulada "Poster del Este Soviético: 1918-1940,” que mostraba 241 carteles de propaganda dirigidos a la población musulmana de la Unión Soviética, con exhortaciones a la salud pública, la industrialización, a la liberación de la mujer o la conciencia de clase, entre otros temas.

Los cárteles se dirigen a las regiones donde el Islam es la religión mayoritaria, en un intento de atraer a los musulmanes hacia el Socialismo. Para transmitir las ideas revolucionaras, los ilustradores utilizan tanto la lengua rusa como las lenguas locales, como el azerí, el tártaro, el árabe o el kazajo.

En algunos de ellos se pueden ver curiosas imágenes en las que la estrella roja socialista y otros símbolos de los trabajadores aparecen junto a la media luna islámica, en unos años en los que, explicaba el catálogo de la exposición, "la ideología bolchevique buscaba puntos de unión con la ideología islámica", limitando su rechazo a lo que esta tenía de superstición y, en especial, de herramienta de sometimiento de unos pocos sobre la mayoría.

Algunos de los carteles bolcheviques dirigidos a los musulmanes del este de la Unión Soviética y el Caúcaso, pertenecientes a la Fundación Mardjani o al Museo Central de Estado de Historia Contemporanea de Rusia (SCMCHR), que formaron parte de la exposición, son los siguientes:


Dos años de la Revolución Bolchevique– Kazan, 1919 (SCMCHR)

Dos años de la Revolución Bolchevique – Kazan, 1919 (SCMCHR)

“La vida en el este es tranquila” – Ruso y Azerí, 1920s (Fundación Mardjani)

“Con su poderosa unión, los trabajadores y los campesinos destruyen a los opresores” – Azerí, Baku, 1920s
(Fundació Mardjani)


“Campesino, !No elijas a esta gente" Ellos fueron tus enemigos y siguen siéndolo",  – Tajik, Tashkent, 1920s ( Fundación Mardjani)

“!Trabaja duro para producir locomotoras” – Ruso y uzbeco, Tashkent, 1920s (SCMCHR)

“Con agua y sol tendrás comida” – Ruso y uzbeco, Tashkent, 1920s (Fundación Mardjani)

“Quien no trabaja, no come” – Uzbeco, Tashkent, 1920s (Fundación Mardjani)

“Mujeres musulmanas, El zar, el bey y el kan te quitan los derechos"  –
Azerí, Baku, 1921 (Funadación Mardjani)

“No abandones tu cama hasta después de siete días del parto” – Ruso y Tártaro, Kazan, 1927 (SCMCHR)

“Trabajadores y campesinos. No dejéis que ellos destruyan lo que habéis construido en estos 10 años"  – Russian and Uzbek, Tashkent, 1927 (SCMCHR)

Para los Soviets orientales, X Aniversario del Ejército Rojo
 – Ruso y Uzbeco, Tashkent, 1928 (SCMCHR)

A pesar del aumento de la industrialización en las granjas “mo podemos prescindir del caballo” – Ruso y Uzbeco, Tashkent, 1933 (Fundación Mardjani)

Lenin llamaba a trabajar duro – Kazajo, Tashkent, 1933 (Fundación Mardjani)

Club tártaro– Tártaro (Escritura latina y arábe), Moscú, 1935 (Fundación Mardjani)




“Mantened la disciplina den el trabajo en las granjas colectivas” – Uzbeco, Tashkent, 1933 (Fundación Mardjani)

lunes, 22 de agosto de 2016

Jubiloso saludo de pionero




JUBILOSO SALUDO DE PIONERO

Jubiloso saludo de pionero
pionieria los cuatro puntos cardinales
bajo el cielo azul y despejado
en la tierra plena de flores
con el paso firme partimos
a construir un mundo mejor
Todos bajo la bandera del partido
tiemblan de emoción 
!Gloria al partido amado!
Con nuestra voz juvenil
damos fuerza de granito
a este valiente pueblo rumano
a este valiente pueblo rumano.
Somos niños y te amamos
como a nuestros padres y a la tricolor
Anhelamos la paz en el mundo
!y lo gritamos para que todos nos oigan!
!y lo gritamos para que todos nos oigan!
Con paso firme partimos
a construir un mundo mejor
Todos bajo la bandera del partido
tiemblan de emoción 
!Gloria al partido amado!
Con nuestra voz juvenil
damos fuerza de granito
a este valiente pueblo rumano
a este valiente pueblo rumano.
Jubiloso saludo de pionero




sábado, 20 de agosto de 2016

Los Rojos y los Blancos, de Miklós Jancsó (Moscofilms)

Los Rojos y los Blancos es una película del director comunista húngaro Miklós Jacsó (que acabamos de subir a Moscofilms) en la que se cuenta, sin que existan protagonistas o, mejor dicho, con muchos, a los que la cámara sigue hasta que mueren, para después comenzar a seguir a otro, la crueldad de la Guerra Civil Rusa, entre el Poder Soviético, los rojos, y los defensores del régimen autoritario de los zares, los blancos (ayudados por la intervención de 14 potencias extranjeras).

En 1919, muchos húngaros que venían huyendo de la Revolución Húngara, derrotada en agosto de 1919 cuando Rumania invade su país, se alistan en las filas de los rojos, que luchan por lo mismo que ellos también quieren conseguir en Hungria, donde se fundó la República Soviética Húngara, aunque durara solamente unos meses.  Los personajes húngaros pelean junto a los bolcheviques por ideología y por conveniencia, porque una victoria bolchevique puede llegar a ser una victoria para la Hungría comunista.

Todo está contado de forma simbólica. con el estilo poético de Jancsó, con planos largos, grises y tranqulos: hay un grupo de uniformes oscuros, quienes a pesar de su vestimenta son los blancos del título; y después hay otro grupo de uniformes más claros, que son los rojos, y dentro de este grupo hay algunos húngaros, como era de esperar, ya que el director y la película provienen de Hungría.

Jancsó nos muestra la crueldad de la guerra, a la que los capitalistas empujan a los pueblos y a sus trabajadores para defender sus intereses de clase y, con más crueldad todavía, con la que esos mismos los defienden ante los trabajadores cuando estos pretenden su emancipación, como sucedio tras el triunfo de la Revolución Soviética en 1917 y la posterior Guerra Civil Rusa, en realidad una intervención multinacional contra el Socialismo.

Los rojos y los blancos


La secuencia final de la película es espectacular con una secuencia muy bella, a la vez que demoledora. Así, un plano fijo en grúa situada en lo alto de un monte muestra un escenario rural cerca de la orilla de un lago en el que va a tener lugar una batalla desigual. Una formación del ejército húngaro, en este caso de lado de los blancos, avanza desde el río hacia la montaña para encontrarse con un pequeño batallón del bando rojo (también húngaro) que avanza cantando la Marsellesa en vistas a encontrarse en el campo de batalla con el enemigo. El caminar cansado de los soldados se interrumple por los disparos de la formación del ejército que extermina en pocos segundos al enemigo. El sacrificio de miles de trabajadores en lucha por la revolución se concentra en esta matanza cruel que, sin embargo, continuará repitiéndose, como afirmó Mao, “derrota tras derrota hasta la victoria final”, pues el triunfo del Socialismo, a pesar de la sanguinaria burguesía, será, más tarde o más temprano, inevitable.

Los Rojos y los Blancos fue una coproduccion sovietica-húngara del año 1967, para conmemorar el 40 aniversario de la Revolución Soviética y el triunfo de los trabajadores contra la intervención extranjera y la reacción zarista (cuya bandera, por cierto, era la misma que la que se reinstauró en Rusia tras la disolución de la URSS en 1991, la tricolor que, lamentablemente, hoy ondea sobre el Kremlim).

La película se puede ver en la página Moscofilms o a continuación:

viernes, 19 de agosto de 2016

Estados Unidos empieza el traslado de sus armas nucleares desde Turquia a Rumania

Fuentes independientes aseguran que Estados Unidos ha empezado a trasladar el armamento nuclear ubicado hasta ahora en la base de Incirlik, Turquía, a la recientemente inaugurada como parte del escudo antimisiles del imperialismo yankee en Europa, la base de Deveselu, en el sur de Rumania.

Base de Incirlik, Turquía
Parece que el cambio de chaqueta del fascista Erdogán, que se ha alejado de Washington  en el conflicto interimperiliasta de Oriente Medio,  poniéndose de lado de la Federación Rusa, que le está haciendo las cosas difíciles a los yankees, durante 25 años acostumbrados a hacer y deshacer en el mundo sin apenas oposición (oposición militar, porque las corporaciones de uno y otro lado se siguen entendiendo bien en los negocios, que es lo que realmente les importa), ha hecho que la OTAN considere que las bombas nucleares de la base de Incirlik no estén ya seguras, por lo que hay que buscar una solución. Esta solución, parece, es la de convertir a Rumania en la nueva ubicación.

En Rumania se reabrió recientemente la base de Deveselu, pilar importante del escudo antimisiles instalado por Estados Unidos en Europa, del que también forma parte la base de Incirlik, en Turquía, al igual que otras en Polonia o en España (Rota). Esta base de Deveselu es una antigua base militar construída por los soviéticos en Rumania en 1952 para albergar unas escuadrillas de Mig-21. Se trata de una paradoja curiosa, sobre todo teniendo en cuenta el enfado de las autoridades rusas por su apertura definitiva. Resulta que fueron delincuentes como Gorbachov o Yeltsin, este último el padre político de Vladimir Putin, que fue su delfín (y primer ministro), es decir, de la pléyade de sinverguenzas que acabaron con la URSS y siguen saqueando hoy día los recursos naturales que fueran antaño de los pueblos soviéticos y, por supuesto, a su clase trabajadora, los responsables de que paises como Rumania sean hoy una colonia de potencias capitalistas extranjeras. Es más, lo son también en gran parte de que las antiguas bases del Ejército Rojo o del Ejército Popular Rumano estén hoy infestadas de soldados norteamericanos y de la OTAN y del poderoso armamento de Lockheed Martin, General Dynamics, Boeing o Northrop Grumman, y que desde aquellas se amenace hoy al pueblo ruso (incluso albergando armamento nuclear).

El gobierno rumano, por supuesto, ha negado la información, aunque, sin embargo, tampoco tiene mucho que decir, estando supeditado, sin voz ni voto, a los intereses y órdenes de Washington. Recordemos que los diferentes gobiernos rumanos han negado hasta ahora que en Rumania se ubicaran algunas de las famosas "cárceles" de la CIA, donde se encerraba y torturaba a "supuestos" terroristas islamistas, etiqueta con la que se suele definir en los últimos tiempos a todos los antimperialistas de habla árabe o religión musulmana. Sin embargo, incluso la U.E. ha condenado a Rumania por permitirlo.

El Pentágono, por su parte, juega al despiste y afirma que Washington no tiene como política hablar sobre la ubicación de su armamento nuclear. De hecho, es conocido que EE.UU. tiene armamento nuclear en paises como Belgica, Holanda, Italia o Alemania, como también en Turquía, y se sospecha que, aunque los gobiernos lo nieguen, también en otros paises, como España.

La OTAN, en la Cumbre de Varsovia de este verano, afirmó ya que "la capacidad nuclear de la OTAN de responder a agresiones se basa en parte en el armamento nuclear de Estados Unidos, instalado en varios paises europeos, como también en la infraestructura ofrecida por los aliados. Estos aliados deben asegurar la seguridad y la eficiencia d etodos los componentes del sistema nuclear de defensa"

Según un informe de Simson Center, en Turquía hay almacenadas unas 50 ojivas nucleares tácticas, en la base de Incirlik, a unos 100 kilómetros de la frontera siria. Durante el autogolpe del pasado 15 de julio, la corriente eléctrica fue cortada en la base, prohibiendo el gobierno turco a los aviones norteamericanos aterrizar o despegar. El comandante de la base fue detenido acusado de estar implicado en el supuesto golpe.

Deveselu
Por otro lado, Viktor Ozerov, miembro de la Comisión de Seguridad y del Consejo de defensa de la Federación Rusa, ha declarado que Turquía podría abrir la base de Incirlik a los aviones rusos implicados en los bombardeos en territorio sirio, lo que ha podido cabrear o preocupar, o ambas cosas a la vez, a los nortemericanos. "Sería una continuación lógica del primer paso dado por el presidente Erdogan hacia Rusia", afirmó Ozerov.

Las bombas B61, que son las actualmente depositadas en Incirlik, son armas termonucleares que pueden ser transportadas en aviones supersónicos. Su potencia puede ser ajustada en función del objetivo, de la 0.3 kilotones a los 240.

Se confirme o no la noticia, lo cierto es que ni los norteamericanos, ni por supuesto el gobierno de Bucarest, administradores de la colonia, van a preguntar a los trabajadores rumanos si están o no de acuerdo con convertir a su país en una plataforma nuclear contra Rusia (o contra cualquier otro estado o amenaza), como tampoco los tienen en cuenta a la hora de repartir entre los suyos (las oligarquías locales o las corporaciones multinacionales) la riqueza de sus saqueos, robos e inversiones a otros pueblos o a su propia clase trabajadora.

jueves, 18 de agosto de 2016

Imágenes de los trabajadores en la gráfica rumana

En 1982 la Editorial rumana Meridiane publicó un interesante libro de Dan Călin, “Imaginea muncitorului în grafica românească”, (Imágenes de los trabajadores en la gráfica rumana").

En esta obra se hace una recopilación de la presencia del trabajador en la gráfica rumana desde 1948, tras el nacimiento de la Republica Popular Rumana, hasta los años 80. 

Las intenciones del autor son claras: mostrar como en el arte socialista el trabajador es, como en teoría en la sociedad misma, tanto en la economia,  la educación, o en la política, uno de los principales protagonistas, si no el principal, de la creación artística. 

El arte socialista rumano homenajea al constructor de la República Popular: la clase trabajadora. No solo en sus diferentes oficios y esfuerzos en la producción, sino también en sus problemas previos al triunfo del Socialismo (como el desempleo, el accidente laboral), y en sus luchas en contra de la explotación capitalistas y las injusticias sociales, a través de huelgas, manifestaciones y revueltas (como el diseño del pintor Nicolae Tonitza sobre la matanza por parte de la policia en 1918 de decenas de trabajadores en una huelga de tipografistas en Bucarest).

Las imagenes que aparecen en la obra son muchas, pero a continuación compartimos aqui algunas de ellas. muestras de las creaciones de algunos de los artistas gráficos mas importantes del Socialismo rumano:

Marcel Chirnoagă - "Crecen bosques de pozos petroliferos"

Iosif Klein - "Sin trabajo"

Vasile Dobrian - "La muerte del huelguista", 1932

Aurel Jiquidi - "La Internacional"

Nicolae Tonitza - "13 Decembrie 1918, 7 de la tarde"

Vasile Dobrian - "La muerte del huelguista", 1937

Nicolae Cristea - "Accidente de trabajo", 1932
Ghoerghe Cegokloff - "Minero"

Leon Alex - "El obrero"

Anonimo - "Liberación"

Gheorghe Labin - "Obreros de la construcción"

Vasile Dobrian - "Pensionista"

Erno Grunbaum - "Obreros de la Construcción"

Aurel Ciupe - "La fabrica no funciona. Tres parados", 1932

Eva Cerbu - "Almacén de bobinas"

Eva Cerbu - "Fábrica de pan"

Marcel Chirnoagă - "La lucha"

Cornelia Daneţ - "Tornero"

Szabo Bela - "Caldereros"

Natalia Matei-Teodorescu - "Reparación de herramientas"

Ladislau Feszt - "En la cantina"

Natalia Matei-Teodorescu - "Descanso"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...