martes, 22 de septiembre de 2020

Revista Digital Nueva Revolución: Entrevista a J.L.Forneo, administrador de Un vallekano en Rumania

El camarada Oriol Sabata ha entrevistado al administrador de este blog para la revista digital Nueva Revolución. En ella repasamos un poco la historia de la Rumania socialista y, sobre todo, la situación de la clase trabajadora rumana desde el golpe de estado de diciembre de 1989.

Podéis leerla entrando en el link de la revista Nueva Revolución, así podréis ojear un poco  también otros artículos y publicaciones muy interesantes, o directamente a continuación, en esta entrada:


******

Entrevista a J.L Forneo: «En Rumanía hay nostalgia por el socialismo porque se sufre la terapia de choque neoliberal.»


José Luís, en una entrevista afirmas que actualmente en Rumanía existe una brutal y continua propaganda desde los medios de comunicación para criminalizar la etapa comunista. Esta ofensiva mediática, a pesar de ser global, se recrudece de manera especial en aquellos países ex-socialistas que habían formado parte del Bloque del Este. ¿A qué crees que es debido?

La razón principal es que todavía existe una gran base de nostalgia de la época socialista, algo lógico porque se está viviendo en carne propia la terapia de choque neoliberal impuesta desde el golpe de Estado de diciembre de 1989, lo que ha provocado un desastre económico para la clase trabajadora que, a grandes rasgos, se puede resumir en algunos datos como por ejemplo que de casi 9 millones de puestos de trabajo existentes en 1990 quince años después quedaban apenas cinco, o que Rumanía sea el país con mayor porcentaje de población huida del país por motivos económicos (un 20% de los rumanos se han visto obligados a emigrar desde 1990) , o que el 73% de los rumanos ganen menos de 500 euros brutos al mes, con los que tienen que sobrevivir con las condiciones de una escasa producción local y gran importación de productos manufacturados de las potencias de la Unión Europea (es decir, con precios bastante altos).

En definitiva, con estas condiciones, es lógico que sea necesaria una propaganda anticomunista brutal para evitar que las masas que apenas pueden llegar a final de mes no echen la vista atrás. Por otro lado, es esencial el papel de la socialdemocracia, el PSD (Partidul Social Democrat) rumano, que ha sido hasta ahora el partido más votado en cada una de las elecciones parlamentarias. Su papel es esencial como amortiguador del descontento, ofreciendo migajas de reforma social para los más desfavorecidos, pero frenando al mismo tiempo cualquier cambio real. De hecho, la propaganda mediática suele identificar a este partido con el Partido Comunista Rumano, como si se tratara de su heredero, con el fin de que todo el descontento actual con el régimen capitalista sea amortiguado por este partido.

Durante el período comunista, Rumanía experimentó un notable desarrollo económico y social. ¿Cuáles fueron las medidas que se tomaron que hicieron posible este progreso?

Es una pregunta complicada y muy amplia. Podría decirte que se cumplieron los cuatro puntos definitorios de la política social y económica de un sistema comunista, como describe L. Degtiar en La estructura de la sociedad socialista: mejorar las condiciones de vida y trabajo de los trabajadores, hacer cada vez más plena los principios de justicia social, fomentar la paz entre las naciones y terminar con el imperialismo y fortalecer la amistad entre los diferentes pueblos del país (la tabla adjunta es del citado libro y muestra el crecimiento de la renta nacional de los paises socialistas en contraste con los capitalistas entre 1961-1985)

El primer punto se cumplió con creces, puesto que de un país casi feudal, la Rumanía de 1940, en el que las condiciones de los campesinos eran medievales, la industria era muy pequeña y en manos de potencias extranjeras, y apenas existía la posibilidad de sanidad o educación para los rumanos, se alcanzó en poco tiempo el pleno empleo, se desarrolló la producción nacional, convirtiéndose Rumanía en los años 80 en un país prácticamente autosuficiente, potencia exportadora de productos industriales, y con la posibilidad de cada rumano de acceder, gratis o a un precio irrisible, a la educación superior, a la sanidad de calidad, al ocio y a la cultura. Igualmente, se dice que la Casa del Pueblo, la obra dejada inacabada en 1990 y hoy sede del Senado y del Parlamento rumanos, entre otras instituciones, además de ser el edificio más visitado de Rumanía, fue construido con herramientas y materiales exclusivamente rumanos.

Rumanía se convirtió, además, como parte de su política exterior, en líder del movimiento de los países en desarrollo, como ejemplo de solidaridad entre las naciones, y aplicó políticas para acabar con las desigualdades económicas y sociales entre los pueblos y etnias locales. Por ejemplo, la República Popular Rumana fue una de las pioneras, como en realidad todos los países socialistas, en intentar resolver de una vez por todas la discriminación a los gitanos, algo que después de 1990 se ha convertido de nuevo en un problema creciente de segregación y exclusión, con la complacencia de las autoridades públicas. Por último, la República Popular Rumana se esforzó en otorgar autonomía regional a las diferentes etnias o naciones, como es el caso de la Región Autónoma Húngara, en Transilvania, de nuevo un conflicto permanente y creciente desde la reinstauración del capitalismo. 

En definitiva, toda la política del Partido Comunista Rumano, del sistema político de Rumanía, se dedicó a acabar con toda explotación y a seguir las consignas de “cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”. Los trabajadores no solo eran considerados fuerza productiva, como en los regímenes capitalistas, sino que se tenía como objetivo el reparto de la riqueza. Lógicamente, no fue un camino fácil y tampoco se consiguió al 100%. Lo cierto es que en las tablas del crecimiento industrial y de la renta nacional de los años 60 a 90 se puede comprobar como la riqueza en los países socialistas se incrementó a un ritmo más acelerado que en los capitalistas, aunque lógicamente no había grandes fortunas porque el beneficio tenía un carácter social y se repartía entre los que eran productores y, finalmente, destinatarios de la producción, y además tras el golpe de 1989 la pobreza se incrementó gravemente, como se ve en los datos del mismísimo Banco Mundial, para nada sospechoso de apetencias socialistas.

Es cierto que al final la advertencia de Stalin sobre el pernicioso distanciamiento entre el pueblo y el partido, con su famosa referencia a Anteo, acabó creando una brecha que provocó que las embestidas del capitalismo en los años ochenta acabaran derrumbando todo el edificio socialista. Un edificio que, treinta años después, sigue siendo un objetivo lejano tras la aplicación de las terapias de choque neoliberales en todo el mundo socialista. Algo que también pasó en Rumanía, cuando el golpe de Estado de 1989 fue ejecutado desde la élite política, con la ayuda exterior, y sin que los trabajadores tuvieran apenas capacidad de resistir el ataque.

¿Cuál es el balance que haces tras más de tres décadas de restauración capitalista en Rumanía? ¿Qué impacto ha tenido la vuelta del liberalismo en los derechos y las condiciones de vida de la clase trabajadora del país?

Aunque la propaganda repita una y otra vez que los rumanos viven mejor, lo que se puede aplicar ciertamente a una minoría, en realidad hoy los rumanos disfrutan de menos derechos básicos que en la época socialista. En especial, aunque tengan el tan mediatizado derecho a viajar fuera del país (como turistas pero, sobre todo, como mano de obra barata), el acceso a la vivienda, antes garantizado, hoy es cada vez más difícil para los jóvenes, suponiendo en general la compra o el alquiler de un apartamento gran parte de sus bajos salarios. En la época socialista la cultura y el deporte, por ejemplo, estaban presentes, como derecho, en todas las etapas de la vida de una persona, favoreciendo las instituciones su acceso y disfrute.

Por supuesto, la clase trabajadora rumana también sufre las mismas consecuencias que el resto de los trabajadores del mundo desde la caída de la Unión Soviética: el proceso de recortes continuo de los derechos conquistados, salariales, laborales o relativos a la salud o a la educación. Por supuesto, hoy día la jornada de ocho horas es un mito para la mayoría de los rumanos, y las horas extras, no pagadas, son el pan nuestro de cada día. El desempleo, que antes de 1990 era tema de conversación entre los rumanos para intentar entender qué era tal cosa extraña, debido a que en Rumanía no existía, hoy está presente en la vida cotidiana de la sociedad y ha obligado a millones de rumanos a huir del país por motivos económicos (por supuesto, la propaganda dice que ha sido una elección libre).

En 2007 Rumanía entró en la Unión Europea. A menudo desde los círculos políticos y mediáticos capitalistas se lanza la idea de que la UE es sinónimo de modernidad, democracia y libertad. Sin embargo, el ingreso de Rumanía estaba condicionado a la imposición de un conjunto de reformas de carácter neoliberal. ¿Cómo ha afectado esto a la clase trabajadora?

Todos sabemos cuales son los principios fundamentales de la Unión Europea, que no es más que una unión al servicio del mercado y, por lo tanto, de la explotación de sus trabajadores. La modernidad consiste en poder comprar, si tienes dinero suficiente, productos variados y que, en gran parte de los casos, no sirve para nada útil. La democracia se reduce a votar cada cierto tiempo y, por supuesto, sin que se ponga en riesgo al sacrosanto mercado. Y la libertad es la de hacer lo que te venga en gana siempre que no pongas en peligro el sistema. La propaganda repite una y otra vez que los rumanos eran vigilados por la policía durante la época comunista, pero obvia apenas decir que hoy el espionaje telefónico y mediante las redes sociales a los ciudadanos es continuo y masivo. Recientemente la Unión Europea tuvo un rifirrafe por este motivo con Facebook o lo tuvo con la CIA, pero no porque esté empeñada en dejar de espiar a los ciudadanos, sino porque le molesta que sean otros los que lo hacen (más o menos lo que sucede también con las acusaciones hacia Huawei). Una noticia del año pasado, sobre la que la propaganda corrió un tupido velo, fue que millones de rumanos eran victimas de escuchas telefónicas por el propio servicio secreto (actual) rumano, el SRI espió en 10 años a más de seis millones de rumanos mediante escuchas telefónicas, noticia ofrecida por el propio gobierno. Por supuesto, en este caso, la noticia fue empujada hacia el olvido y jamás se harán películas al respecto.

De hecho, la integración en la UE sirvió, principalmente, para que Rumanía perdiera totalmente su soberanía, pues las políticas aplicadas y aprobadas por los órganos “representativos” del pueblo rumano se ajustan, a pies juntillas, con los dictados de Bruselas, y en el caso de que en algún caso, por error o intencionalmente, se alejen unos milímetros de la línea marcada, la UE da un golpe sobre la mesa. Todo esto no hace más que perjudicar a los rumanos, pues todos los tímidos intentos de mejorar las políticas sociales, en vez de continuar con los recortes obligados, son cortados radicalmente por Europa, con la inestimable ayuda de los medios de propaganda rumanos (periódicos y televisiones).

La principal ventaja obtenida por los rumanos por la integración fue su facilidad para viajar y, por lo tanto, también para que se intengren como mano de obra barata en el mercado europeo, quedando el mercado interno rumano para que las multinacionales extranjeras puedan ahorrar costes trasladándose aquí desde su país de origen (muchos call-center, talleres textiles especializados en pequeñas partes de productos alemanes o españoles – Inditex tiene cierta presencia también aquí -, o fabricación de piezas de los vehículos de las grandes automovilísticas de Europa). Por ejemplo, Rumanía es, según datos de Eurostat, el país de la UE con mayor porcentaje de trabajadores pobres (un 15,3%), el 57% de los jubilados rumanos sobrevivía, según los datos de 2019, con menos de 220 euros mensuales y, en general, se puede decir que la realidad es que, tras 13 años de integración en la UE, los rumanos viven hoy peor. Las estadísticas muestran que Rumanía ha entrado en una etapa de subdesarrollo estructural después de la adhesión (aunque lo cierto es que en los 10 años previos, tras el golpe de Estado de 1989, ya se había destruido la industria nacional y la mitad de los puestos de trabajo para allanar el camino). Si se quiere leer más sobre los datos, se puede consultar mi blog, Un vallekano en Rumanía.

En tu último artículo denuncias que tras tres décadas de capitalismo Rumanía se ha convertido en el paraíso europeo del tráfico de mujeres. ¿Era esta la libertad que tanto pregonaba el capital?

La libertad ahora es la de venderse al mejor postor. Siendo el país más pobre de Europa (salarios, pensiones, trabajo), es normal que la gente solo pueda pensar en sobrevivir y, la minoría privilegiada o los que tienen una posición intermedia, se dediquen prácticamente a seguir ganando más dinero sin ningún escrúpulo. La ideología impuesta es la de la ley del más fuerte. Por eso no hay apenas movilización social, entre otras cosas por la falta de sindicatos de clase, que se han destruido literalmente desde el golpe de Estado, existiendo hoy día tan solo algún que otro sindicato gremial. Es habitual, por cierto, que en las empresas se diga a los empleados directamente que no se permite sindicarse, sin que nadie se esfuerce en hacer nada para denunciarlo y, por supuesto, con el conocimiento y complicidad de las autoridades.

Todo lo anterior también sucede por la ideología individualista que poco a poco, por el bombardeo mediático específico, pero también por la publicidad o las películas, se introduce en la mentalidad de los atomizados rumanos. De hecho, las únicas movilizaciones han sido contra las políticas de izquierda, contra los pocos intentos del PSD de frenar un poco el ataque contra el pueblo (es decir, las típicas migajas socialdemócratas), en manifestaciones voceadas sin ningún tapujo desde las portadas de los diarios y con la participación de directores de grandes corporaciones.

Así que libertad se identifica, con desvergüenza, con el hecho de poder comprar un Ferrari o viajar a otro país aunque sea a trabajar como mano de obra barata para empresas locales. Todo lo que sea participación política colectiva, organización sindical o protesta social se criminaliza. De hecho, las cosas van mucho más allá, puesto que después de 30 años de propaganda anti-socialista, se ha provocado una atomización brutal que hace que cualquier idea de solidaridad o colaboración parezca un pecado. Entre otras cosas, las cooperativas, tan habituales durante la época socialista, hoy día no existen prácticamente en el país.

En cuanto a la información que se cita en la pregunta, la explotación de mujeres en Rumanía, después de tres décadas de destrucción de las conquistas del socialismo en el país, basta con compartir los demoledores datos de que hoy día Rumanía ocupa el puesto 11 en el mundo en términos de prostitución de mujeres: 80 por cada 10.000 habitantes, es decir, alrededor de 158.000, siendo el primer suministrador de prostitución en la UE y, en casos específicos, siendo el 35% de las prostitutas que ejercen en Alemania procedentes de Rumanía (el 22% en Italia y entre el 35-50% en España). En resumen, tres décadas de capitalismo han convertido a Rumanía en el paraíso europeo del tráfico de mujeres.

En 2014, un estudio del Instituto Rumano de Evaluación y Estrategia (IRES) arrojaba que un 69 por ciento de los rumanos considera que se vivía mejor con el comunismo. ¿Existe nostalgia por el período comunista?

Hay mas encuestas y más recientes. En diciembre del año pasado, 2019, una encuesta del Centro Urbano y Regional de Sociología (CURS, en rumano)confirmaba que un 80% de los rumanos cree que la ejecución de Ceausescu fue un crimen y que el 60% de los jóvenes piensa que con comunismo se viviría mejor. El 30 de mayo de 2019 otro estudio en este caso del INSCOP Research, por encargo de la Academia Rumana, concluyó que dos tercios de los rumanos, el 61%, consideraban que el comunismo fue más positivo que negativo para Rumanía. Otra de 2016 que preguntaba qué opinaban los rumanos sobre el Partido Comunista Rumano en comparación con los partidos del régimen capitalista volvió a dar un resultado a favor del socialismo, respondiendo  un 52% que preferían sin duda al Partido Comunista, y solo un 18% contestó lo contrario.

Hay una anécdota que te cuentan los taxistas a la primera de cambio, cuando se habla del tema, que, en resumen, se puede traducir algo así como que “si miras alrededor durante el trayecto no verás más que cosas construidas por Ceausescu”. Y es que durante estos 30 años la actividad principal ha sido destruir toda la riqueza y todos los derechos conquistados por los rumanos en los años de socialismo. En los últimos 30 años pocas cosas en servicio del pueblo se han construido en Rumanía y eso, incluso los más anticomunistas, acaban reconociéndolo en muchas discusiones.

No solo se echa de menos al socialismo por motivos ideológicos, por supuesto, sino principalmente por causas prácticas. Después de 30 años de recortes y destrucción, la gente recuerda con nostalgia una época en la que el trabajo era seguro, no había apenas pobreza, se tenía acceso a la salud, a la educación o a la sanidad sin ningún problema ni gasto, y existía una sensación de estabilidad y bienestar que, si bien muchos no podían apreciar del todo entonces, después del desastre sufrido por el país durante tres décadas no pueden más que echar de menos.

No obstante, todo el mundo, cuando le cuentas esto, termina preguntándose sobre las razones de que no voten a un partido comunista en las elecciones. Es cierto, pero ya sabemos como funciona y se sostiene el capital: solo se vota a lo que se conoce, y las opciones políticas son las que salen en los grandes medios de propaganda del capital, es decir, propiedad de aquellos que se esfuerzan día a día por hacer olvidar la memoria de la época socialista. Por otro lado, y como he dicho antes, el Partido Socialdemócrata es un amortiguador muy eficaz para absorber toda la rabia de los trabajadores y los patriotas rumanos, pues muchos, todavía, siguen creyendo la propaganda oficial de que este partido es el heredero de los comunistas, a pesar de que el 95% de sus políticas gubernamentales sean neoliberales.

¿Cuál es la actual correlación de fuerzas en el terreno político rumano? ¿Existe un partido capaz de organizar a la clase trabajadora con el objetivo de una verdadera transformación social?

Como he dicho en alguna pregunta anterior, el descontento social y el recuerdo del comunismo (que en cada encuesta realizada aparece como un sistema deseado y al que a la mayoría le gustaría volver) están muy atenuados por la propaganda continua y la atomización social. Todo lo que antes era colectivo ahora es brutalmente individual, así que el sálvese quien pueda se ha instaurado como mantra de comportamiento. Existen pequeños grupúsculos muy desorganizados y sin una organización clara, de duración fugaz y con poca actividad en las calles, por no decir ninguna.

Por otro lado, el artículo 3 de la Ley de Seguridad Nacional de Rumanía (Ley 51-1991), dice que “constituye una amenaza a la seguridad nacional de Rumania la iniciación, organización, ejecución o apoyo en cualquier modo a acciones totalitarias o extremistas de origen comunista, fascista, legionaria o de cualquier otra naturaleza racista, antisemita, revisionista, separatista que ponga en peligro la unidad e integridad territorial de Rumania como la incitación a hechos que pongan en peligro el orden del estado de derecho”. Esta ley, que en efecto prohíbe cualquier intento de organizar o constituir un partido comunista legal, fue creada exprofeso para cortar de raíz el problema de los intentos, tras el golpe de Estado de diciembre de 1989 y la reinstauración del capitalismo, de reconstituir el Partido Comunista, que amenazaba en lps primeros años con poner en jaque el triunfo de los golpistas. De hecho se llegó a asesinar al líder de los comunistas rumanos, empeñado en presentar al partido a las elecciones, Virgil Zbaganu (por cierto tiene un interesante libro que ha sido editado en formato blog en castellano, El siglo XXI será comunista o no será).

En resumen, se ha prohibido ya en varias ocasiones el intento de registrar un partido político que llevara en su nombre la palabra “comunista” o defendiera un sistema realmente democrático, es decir, socialista. De hecho durante años ha existido un pequeño grupo llamado Plataforma de reconstrucción del PCR y ha intentado varias veces participar en las elecciones y nunca lo han conseguido.

martes, 8 de septiembre de 2020

Ana Pauker, Dolores Ibárruri, Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo en las Tarjetas Postales del Comité Provincial de Mujeres Antifascistas (1936-1939)

El Comité Provincial de Mujeres Antifascistas (1936-1939) editó durante la Guerra Civil Española una serie de tarjetas postales gratuitas para facilitar la comunicación de los soldados en el frente, además de tener un papel propagandístico.

Entre otras grandes mujeres comunistas y antifascistas, una de las protagonistas de esas tarjetas era la rumana Ana Pauker, conocida como "Ana la Roja", cuyo ejemplo en la lucha por la clase trabajadora en Rumania hizo que se creara en su honor, dentro de las Brigadas Internacionales, una brigada con su nombre, "Brigada Ana Pauker", en la que servirían gran parte de los brigadistas rumanos que lucharon junto a los pueblos de España contra el fascismo.

Junto a ella, en otras tarjetas, aparecían otras comunistas inmortales como la española Dolores Ibárruri, "la Pasionaria", Rosa Luxemburgo o Clara Zetkin.










Fte: Agit-Prop




jueves, 3 de septiembre de 2020

Tres décadas de capitalismo convierten a Rumania en el paraiso europeo del tráfico de mujeres

Rumania se ha convertido, tras tres décadas de salvaje capitalismo, el principal exportador de carne humana de Europa, uno de los grandes "éxitos" de la terapía de choque liberal junto a que más de 5 millones de habitantes hayan tenido de huir del país por motivos económicos desde 1990 o que se haya destruído la mitad de los puestos de trabajo existentes en el momento del golpe de estado que acabó con el periodo socialista. De hecho, y por las mismas razones, es también el primer exportador de mano de obra barata para bien de las empresas de los paises más ricos de Europa se lucren. 

Así se puede leer en la reciente investigación titulado How Romanian Becan Europe´s Sex Trafficking Factory que estudia cómo ha evolucionado el tráfico de mujeres en Rumania desde el ingreso del país en la Unión Europea. 
Así, veinte años después del golpe de estado de diciembre de 1989, en 2010, la O.N.U. estimaba que el número de mujeres traficadas y explotadas sexualmente anualmente en el continente había aumentado a 140.000. El aumento se debió a la llegada de prostitutas de otras partes del mundo: América del Sur, África, Asia Oriental. Si bien el fenómeno del tráfico sexual en el espacio postsoviético experimentó cierta reducción, los Balcanes siguieron liderando el ranking, proporcionando el 32% de todas las prostitutas que trabajan en Europa occidental, con Rumania en primera posición seguida de Bulgaria.A principios del año 2000, unas 120.000 mujeres fueron objeto de trata con fines de prostitución y explotación sexual en Europa. Muchas de ellas procedían del espacio postsoviético, principalmente de Ucrania (7-11%) y Rusia (3-5%), pero la gran mayoría era de Rumania y Moldavia (45%). En aquel momento, las mujeres a menudo eran secuestradas o convencidas por la fuerza. El 60% declaró que la propia familia estaba detrás del "trato", y solo una pequeña minoría afirmó haber sido engañada con métodos como un matrimonio falso o el amante convertido en proxeneta.

Según un informe de 2013 de la Comisión Europea de la Comisión Europea, Rumanía y Bulgaria juntas proporcionaron el 61% de todas las mujeres víctimas de trata sexual anual dentro de la UE, por ese orden.  De hecho, cuatro de cada cinco víctimas eran rumanas. Cinco años más tarde, en 2008 la U.E. publicó un nuevo informe sobre el asunto, señalando de nuevo a Rumanía como líder indiscutiblemente de la clasificación desde 2010, siendo la trata de mujeres rumanas el origen del 44% de todos los juicios celebrados al respecto en toda la Europa comunitaria. 

El estudio estudio más reciente sobre el tema, realizado conjuntamente por Europol y Eurojust y publicado el año pasado, concluyó que 7 de cada 10 de las prostitutas europeas son de Rumanía, remarcándose un cambio de paradigma: la violencia ya no es el principal medio utilizado por la trata sexual -con redes mafiosas involucradas-, ya que se ha producido un aumento en los casos de mujeres que afirman haberse prostituido voluntariamente por dinero. Algo que, sin embargo, los periódicos rumanos han cuestionado, recopilando el testimonio de algunas ex prostitutas que denunciaron violencia, abusos, engaños, secuestros forzosos y ventas forzadas. 

La demografía de la prostitución ha cambiado un poco en los últimos años, pero en el sentido de que Rumanía ha aumentado considerablemente su porcentaje de mujeres prostituidas en el panorama continental, separándose claramente como líder de los demás países y convirtiéndose en el primer exportador europeo de prostitutas.

En cualquier caso, las prostitutas rumanas representan la primera nacionalidad en la mayoría de los países de Europa occidental. En Alemania, según los más recientes datos, procedentes directamente de los prostíbulos que operan legalmente, en 2018 unas 32.800 mujeres trabajaban en la industria de la prostitución, de ellas 26.800 eran extranjeras y 11.400 eran rumanas. Significa que las rumanas representan el 35% de todas las trabajadoras sexuales activas en Alemania.

Por supuesto, no todas las prostitutas optan por registrarse y, según las proyecciones realizadasen Alemania podría haber hasta 400.000 trabajadoras sexuales. No todas ellas, claro está, trabajan en casas de sexo legalmente registradas, pues muchas todavía trabajan en las calles, mientras que otras son escort independientes. Podría ser interesante investigar esta realidad clandestina para comprender el número real de trabajadoras sexuales rumanas. La rumanización de la industria del sexo en Alemania es tal que algunos burdeles se promocionan anunciando a los clientes potenciales que son "100% rumanos", utilizando anuncios como "No te preocupes, nuestras chicas son muy hermosas, ¡de hecho son rumanas!"

En Italia, de acuerdo con las cifras proporcionadas por la Asociación Giovanni XXIII, hay entre 100.000 y 120.000 prostitutas callejeras. Rumanía es la segunda nacionalidad más representada (22%) después de Nigeria (36%). Lo que es verdaderamente impactante es que de las supuestas 20,000-30,000 prostitutas rumanas con base en Italia, la abrumadora mayoría está compuesta por menores: 15.000.

En España, según un informe Ministerio de Interior, se cree que las mujeres rumanas representan el 35% -50% de todas las prostitutas que trabajan en el país y la mayoría de ellas son víctimas probadas de abusos violentos y torturas, secuestradas por bandas criminales en sus ciudades de origen.

En resumen, Rumania ocupa el puesto 11 en el mundo en términos de trabajadoras sexuales per capita: 80 por cada 10.000 habitantes, es decir, alrededor de 158.000. Según un informe de 2010 realizado poTampep, con sede en Ámsterdam, el 50% de todas las prostitutas callejeras en Rumanía son de origen romaní (gitanas). Esto no es más que una muestra de la segregación flagrante de la población rromi en este país, encerrada en ghetos y excluida de la educación o el trabajo con la complacencia de las autoridades. 

Esta complacencia también se puede encontrar en el propio tráfico sexual de mujeres rumanas, siendo cada vez más los casos en los que las denuncias o investigaciones en otros países o en la propia Rumania muestran que las mafias dedicadas a la prostitución de mujeres tienen contactos estrechos con las autoridades.

Sin embargo, más allá de la corrupción política y generalizada entre los propios ciudadanos, hay causas más importantes para explicar la situación: los rumanos han sido condenados a la pobreza y a la falta de oportunidades durante estos 30 años de saqueo y degradación social , económica y cultural, mientras por otro lado la propaganda institucional y la publicidad corporativa muestran un mundo de riqueza y posibilidades que solamente son posibles escapando del país o en el mundo sórdido del crimen. 

Según los informes y estudios más recientes sobre el fenómeno de la prostitución en Rumania, las familias, los amigos cercanos y los novios deben considerarse responsables de la mayoría de los casos de trata de personas en el país. Un estudio de 2019 ha descubierto que el 49% de las mujeres víctimas de trata son "vendidas" por la familia y el 9% son vendidas por la pareja, y no es inusual que los padres vendan a sus propias niñas a los traficantes cuando aún son niñas: la Open Door Foundation  Fundaţiei Uşa Deschisă ) afirmó haber encontrado incluso casos de venta de niños de 9 años.

A veces, las prostitutas se venden voluntariamente o aceptan irse al extranjero por amor. Esto es lo que la Policia rumana constató recientemente en una operación que disolvió una banda criminal con base en Brăila. La operación abarcó un período de 4 años, durante el cual la policía monitoreó los movimientos de prostitutas y proxenetas entre 2013 y 2017. Se encontró que algunas prostitutas estaban realmente enamoradas de sus proxenetas, a quienes consideraban novios, y que las enviaban a ganar dinero a España, Italia o Alemania a cambio de la posibilicad de casarse con ellos en el futuro.

Algunas ciudades parecen estar plagadas de tráfico sexual más que otras, como en el caso de  Galaţi, Craiova y Bacău. En Galaţi, entre 2012 y 2017, 70 personas fueron condenadas a prisión por delitos relacionados con la trata sexual y en 40 casos la trata involucró a niñas menores de edad. Como es lógico, las zonas más afectadas por esta lacra son las más pobres, convertidas tras tres décadas de capitalismo en lugares desolados con muy pocas o ninguna posibilidad para vivir dignamente.

En definitiva, no se trata solamente un fracaso de Rumania y sus autoridades, incapaces de proteger a sus propios ciudadanos, ofrecerles un trabajo digno o evitar que se tengan que vender para poder dar de comer a sus hijos ( no solamente incapaces, sino muchas veces interesados en no hacerlo para llenarse los bolsillos), sino de la propia Unión Europea que condena a sus países-colonias a exportar materias primas, mano de obra barata o carne femenina en vez de ofrecerle ayuda para desarrollar su propia industria y aprovechar su gran riqueza natural y humana. 

El nuevo amo de los rumanos, ese "imperio" europeo, mira indolente como se saquea la riqueza de sus países de tercera, sus nuevas colonias, eso sí, muy "democráticas", como sus trabajadores se venden al mejor postor y como las mafias de distinto nivel envian a sus mujeres o niñas, pues el dinero no tiene escrúpulos, para surtir la oferta de sus negocios sexuales. 

Fuente: pulsando en los links incluídos en la entrada se podrán verificar los datos aportados.

domingo, 30 de agosto de 2020

Semeon Tchernetsky: "Marcha de la entrada del Ejército Rojo en Bucarest"

Director de orquesta y compositor, Semeon Tchernetsky fue el creador de gran parte de las marchas militares del ejército de la URSS. Nacido en Odessa en 1888, Tchernetsky trabajó como inspector de bandas militares hasta 1932, cuando fundó la Banda del Ejército Soviético. Fue el compositor de las principales marchas militares del Ejercito Rojo, incluyendo las compuestas para conmemorar la liberación de diferentes ciudades europeas durante la Segunda Guerra Mundial, como la "Marcha de la entrada del Ejercito Rojo en Budapest", la "Marcha Ucraniana", o la "Marcha de la victoria", compuesta esta última para conmemorar la victoria del pueblo soviético contra el fascismo.

También compuso la "Marcha de la Entrada del Ejercito Rojo en Bucarest", creada tras la liberación de esta ciudad de manos de la dictadura fascista del Mariscal Antonescu el 30-31 de agosto de 1944, después del golpe de mano del Partido Comunista Rumano que provocara que Rumania pasará, el día 23 de ese mismo mes, a luchar del lado de la URSS contra Alemania y sus aliados.

Cuando el Ejército Rojo libertador entró en Bucarest, con él marchaban las famosas divisiones formadas por comunistas rumanos como la "Tudor Vladimirescu", dirigidas por dirigentes del PCR como Ana Pauker, "Ana la Roja" o Vasile Luca, y antiguos brigadistas internacionales forjados en la lucha contra el fascismo en España, como Walter Roman.

Por cierto que Tchernetsky tuvo también el gran honor de dirigir la banda militar que se encargó de poner música al Día de la Conmemoración de la Victoria contra el Fascismo en la Plaza Roja de Moscú, el 9 de mayo de 1945.

A continuación, podéis disfrutar de la Marcha de la entrada del Ejército Rojo en Bucarest, de Semeon Alexandrovich Tchernetsky, interpretada por la Banda Militar Central del Ministerio de Defensa de Rusia, dirigida por el teniente coronel Konstantin Petrovich el 23 de febrero de 2018, y con un video con imágenes de la liberación de la capital rumana por el Ejército Rojo el 31 de agosto de 1944.



El link para ver el video, en caso de que el navegador utilizado no lo cargue, es: https://vk.com/video303611519_456239020

domingo, 23 de agosto de 2020

¿Por qué el 23 de agosto, Dia de la Liberación de Rumania del Yugo Fascista, no se celebra tras el golpe de estado de diciembre de 1989?

El 23 de agosto fue celebrado como Día Nacional de Rumanía desde 1945 hasta 1990, festejando  la liberación del país de las garras del fascismo en aquella fecha de 1944. 

Aquel día de 1944, los rumanos lograron zafarse y liberarse del fascismo, abriendo las puertas del país al Ejército Rojo, entonces ya en la frontera de Moldavia. 

La detención del genocida Mariscal Antonescu y la instauración de un gobierno de coalición de todas las fuerzas democráticas y antifascistas, dirigido por el Partido Comunista de Rumania, fue el inicio del camino del socialismo rumano, el periodo de más de cuatro décadas en el que los trabajadores  conquistaron logros sociales, económicos, militares e industriales inimaginables hasta entonces.

¿Por qué después del golpe de estado contrarrevolucionario de diciembre de 1989 dejó de celebrarse el Dia de la Liberación de Rumania del yugo fascista, hasta entonces Fiesta Nacional?

Por supuesto que se trata de una pregunta retórica. La respuesta es obvia. Es evidente que el significado del dia 23 de agosto, cuando el gobierno fascista del Mariscal Antonescu en nombre del rey Mihai I, fue derrocado por las fuerzas democráticas y la alianza con el nazismo alemán fue rota, pasando Rumania a luchar del lado del Ejercito Rojo y la Union Sovietica contra el terror fascista, es de doloroso recuerdo para los que se instalaron por la fuerza en el poder en 1989, por su significado de final de los privilegios de la clase capitalista sobre la clase trabajadora y de comienzo de un sistema económico-politico en el que la minoría burguesa y aristocrática no podia seguir parasitando tan fácilmente a la mayoría obrera.

23 de agosto de 1955: Nikita Jruchev y Gheorghiu-Dej saludando en la tribuna
(Lenin y Stalin aun presiden el acto, pues todavia no se habia producido el
 tristemente famoso Discurso Secreto contra el Socialismo y Stalin)
De hecho, los que impusieron su dominación tras asesinar sin juicio legal a Nicolas Ceausescu y su mujer y repartirse desde entonces la riqueza construida por el pueblo trabajador rumano son, como lo son también los que defienden el capitalismo en toda Europa y en el resto del mundo, los herederos (enmascarados con antifaz democrático) de aquellos fascistas que fueron derrotados por el Ejército Rojo y los trabajadores de todo el mundo en la Segunda Guerra Mundial (en Rumania, en concreto, aquel inolvidable 23 de agosto de 1944).

Para evocar la verdadera importancia del día 23 de agosto, que fue Día Nacional hasta 1990, y en respeto a todos los que cayeron en su combate contra la bestia fascista y la barbarie capitalista, las dos caras de la misma moneda, traducimos a continuación un artículo publicado en la Revista "Pentru Patria" (Por la Patria), nr.8 (448), de agosto de 1985, escrito por Traian Rus, que muestra como entendió la prensa mundial de la época aquel golpe de mano dirigido por el Partido Comunista Rumano en aquel caluroso día de agosto de 1944:

"Si hay acontecimientos o hechos de la historia universal que han sido reconocidos e impuestos en la contemporaneidad tras el paso del tiempo, el acto heroico del 23 de agosto de 1944 fue remarcado y apreciado desde el mismo momento de su realización; entró en la consciencia de la humanidad como un símbolo de la fuerza y la energía de todo un pueblo que, en virtud de sus derechos e intereses irrenunciables, derrocó, con sus propias fuerzas, a la dictadura de Antonescu, y apartó para siempre la dominación fascista de las tierras rumanas.

Las fuerzas progresistas de todo el mundo, la opinión pública internacional, recibieron con extraordinaria satisfacción el triunfo del pueblo rumano, su decisión firme de participar, junto a la coalición de las Naciones Unidas, en la derrota de los mayores enemigos que tuvo nunca la humanidad, los fascistas.

Las noticias y comentarios difundidos y publicados por la prensa escrita y por las emisoras de radio, las declaraciones de las principales personalidades políticas y militares, las directivas de los gobiernos y altos mandos militares, estuvieron unánimemente de acuerdo en que la revolución rumana contribuyó al derrumbe de la dominación nazi en los Balcanes, facilitó el avance del Ejército Rojo por territorio rumano, y creó condiciones favorables para la intensificación de los movimientos antifascistas en toda Europa y para el adelanto del final de la guerra. Todos estuvieron de acuerdo en que la posición estratégica que representaba Rumanía, sus recursos materiales y humanos puestos desde entonces a disposición de la lucha contra la Alemania nazi, contribuyeron de forma importante a la destrucción de la máquina de guerra alemana y al triunfo sobre sus oscuras fuerzas.  

Se hizo evidente para todos que, pasando a luchar con todas sus fuerzas contra Hitler, Rumanía se constituyó en un ejemplo a seguir por los países todavía sometidos a la dominación alemana.

Monumento a los heroes del 23 de agosto, Bucarest

La epopeya del pueblo rumano de hace cuarenta y un años, que define toda nuestra historia, todo nuestro devenir, fue considerada, con razón, así como resulta de los artículos y opiniones publicados en la prensa internacional del momento, y que compartimos a continuación, como uno de los más importantes puntos de inflexión en el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial: 


- „La salida de Rumanía del Eje tiene una importancia extraordinaria para este país y para todos los Balcanes, porque con este golpe de efecto se derrumba todo el sistema de dominación alemana sobre el sudeste de Europa"  (Pravda, 27 agosto 1944).


- „...la salida de Rumanía - que era hasta entonces la más segura y útil aliada de Alemania, constituyendose en una pieza clave de los nazis en los Balcanes- de la alianza con el Reich nazi significa el crack del sistema político-militar de Alemania en todo el sudeste europeo" . ( Radio Moscú, 27 agosto 1944).


- „...la derrota de los alemanes en Rumanía tendrá, igualmente, graves repercusiones económicas para Alemania.  Con Rumanía los alemanes han perdido también el petroleo y el trigo rumano. Para la economía alemana esto provoca un agujero tan grande que su importancia todavía no puede ser estimada". (Voina i rabocii clas, 1 septiembre 1944).


- „La pérdida del territorio rumano ha sido fatal para los alemanes, porque Alemania importa de este país el 30% de las materias primas que necesita. Además, Alemania pierde un aliado importante desde el punto de vista militar, unas 25-30 divisiones” (Radio Moscú, 2 septembrie 1944).


- „De ahora en adelante Rumanía es un nuevo aliado de las Naciones Unidas, manifestándo su voluntad de unirse a la lucha contra nuestro enemigo común".” (Radio Americana para Europa, 23 agosto 1944).


- „...desde el punto de vista político y militar, la deserción de Rumanía del Eje representa un enorme triunfo para los aliados"  (The New York Times, 24 agosto 1944).


- „La salida del Eje por parte de Rumanía no hace más que dejar a los alemanes sin el petroleo que necesitan y sin las tropas que hasta ahora les ayudaron tanto. Hace caer a todo el frente Balcánico y pone en peligro a todas las tropas alemanas de Grecia, Yugoslavia, Bulgaria, Hungria, Checoslovaquia y el sur de Polonia” (The Evening Star, 24 agosto 1944).


- „Cualquiera  vaya a ser el resultado inmediato de la lucha, las perspectivas de éxito de los Aliados han crecido considerablemente como consecuencia de los acontecimientos de los últimos días, pues la ruptura entre Hitler y Bucarest significa que, al menos, no va a haber tropas rumanas que opongan resistencia a los rusos por el este y que nuevos logros van a alcanzarse por la reducción de las reservas del ejército alemán. La historia puede registrar, con razón, la retirada de Rumanía como uno de los acontecimientos decisivos de toda la guerra"  (The New York Times, 25 agosto 1944).


- „La acción de Rumanía constituye un acto de gran coraje que va a acelerar el final de la guerra. La situación de los alemanes en los Balcanes se acerca a una catástrofe tremanda... Para los alemanes, los efectos militares de la salida de Rumanía de la guerra son incalculables... Los efectos estratégicos son también extraordinarios, la caída de todo el sistema alemán de defensa; desde el punto de vista político significa el fin de la influencia germana en el sudeste europeo... Por su salida de la alianza con Alemania,  los nazis pierden todos los recursos petrolíferos de la rica región de Ploieşti. El gesto de Rumanía será un ejemplo a seguir por Bulgaria, Finlandia y Hungria"  (Radio Londres, 24 agosto 1944).


- „Mediante la ruptura de relaciones con Alemania y por su declaración de guerra contra este país, Rumanía ha destrozado el muro de los Balcanes, alzado hace cinco años por Hitler"  (Radio Londres, 26 august 1944).


- „El derrumbe de Alemania en los Balcanes es hoy un hecho cierto, algo que se lo debemos a Rumanía. La ruptura de Alemania con el Eje y su unión a los Aliados puede significar para Alemania un golpe mortal" (Sunday Times, 27 agosto 1944).


- „El cambio de la posición de Rumanía es, sin duda alguna, uno de los más poderosos golpes que ha sufrido Alemania en Europa".  (Le Figaro, 30 agosto 1944).


- „La decisión de Rumanía ha estimulado a las otras naciones. Los comunistas rumanos  han sido los principales responsables de este paso para luchar al lado del Ejército Rojo contra Alemania"  (L’ Humanite, 4 septiembre 1944).


- „Francia calcula que Rumanía ha provocado con su contribución un acortamiento de la guerra de al menos” (Radio Paris, 13 ianuarie 1946).


- „La decisión de Rumanía ha suscitado una profunda impresión en Helsinki. Los diarios finlandeses publican la noticia bajo titulares grandiosos. Estos subrayan que la decisión de Rumanía es también de gran importancia para Finlandia". R (National Zeitung, Basel, 25 agosto 1944).


Los trabajadores: protagonistas del 23 de agosto de 1944
- „Con más razón que cualquier otro acontecimiento acaecido hasta ahora en la guerra,  la retiradad de las tropas nazis de París y el paso de Rumanía de parte de los Aliados debería abrir los ojos al pueblo aleman sobre el hecho de que la caída definitiva de Alemania no puede ya ser impedida"   (Der Bund, Berna, 25 agosto 1944).

- „Rumanía ha tomado una decisión que va a influenciar considerablemente la evolución de la guerra en el sudeste europeo... Rumanía -pieza esencial del dispositivo aleman en los Balcanes- ha abierto una brecha mortal en el sistema defensivio de la "fortaleza de Europa" de Hitler” (Journal de Geneve, 29 agosto 1944).


- „En cualquier caso, estamos convencidos de que no es un error considerar la salida de la guerra de Rumanía un acontecimiento féliz, no solo por el hecho de que va a provocar la aceleración del final de la guerra, sino también por su profunda significación en la política y en la paz de los Balcanes. Por este motivo, la opinión pública de Turquía se siente muy satisfecha" (Akşam, Ankara, 25 agosto 1944).


- „La entrada de Rumanía en la guerra al lado de los aliados ha cambiado los planes establecidos. Las posiciones de los Cárpatos están rodeadas por el sur. Las fuerzas húngaroalemanas, en sus posiciones en la montaña, se encuentran ahora rodeadas entre dos fuegos; los rusos por el norte y el este y los rumanos, fortalecidos por el Ejército Rojo, por el sur. Se abre de este modo el camino del Danubio hacia Budapest y Bratislava, y el del Tisa, hacia Silesia y Checoslovaquia” (O S’ecolo, Lisboa, 26 agosto 1944).


- „El derrumbe de la ocupación alemana en los Balcanes. La dificultad de cruzar la cordillera de los Cárpatos ha desaparecido prácticamente. Al suroeste de Rumania se extiende una Yugoslavia plena de partisanos que ponen en jaque a las guarniciones alemanas. Más allá se encuentra el Adriático, dominado ya por sus enemigos. De forma vital, se ha creado la barrera continua en el norte de los Balcanes que va a conducir a la pérdida inmediata de todas las fuerzas alemanas de Grecia, el Mar Egeo y Creta".  
(La Prensa, Buenos Aires, 25 agosto 1944)".

Para terminar, recordamos un discurso de Nicolae Ceausescu sobre la importancia del Día 23 de agosto para Rumania, del X Congreso del Partido Comunista Rumano en 1969, (aunque en él se puedan ya observar signos revisionistas que ayudan a entender por qué se produciría, 20 años más tarde, la restauración capitalista; en especial, la idea de que ya se eliminado por completo y "para siempre" toda explotación del hombre por el hombre en Rumanía, olvidando la necesidad de mantenerse alerta ante el enemigo interior, ante los que tanto alertaron los grandes líderes revolucionarios como Lenin, Stalin o Mao).

Después de las palabras de Ceausescu, acompañamos la entrada de algunas imágenes de las celebraciones del Día de la Liberación del Yugo Fascista en la República Popular Rumana y en la República Socialista de Rumania, junto al video del una de los 23 de agosto, concretamente del año 1986:

"Nicolae Ceausescu, 6 de Agosto 1969 :INFORME PRESENTADO EN EL X CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA RUMANO. 

Etimados camaradas: El X Congreso del Partido Comunista Rumano tiene una singular importancia debido tanto a las condiciones internas e internacionales en que celebra sus labores,como al hecho de que tiene lugar en vísperas de nuestro glorioso jubileo.,El Aniversario de un cuarto de Siglo del histórico acontecimiento de Agosto de 1944, que condujo a la liberación de Rumanía del yugo fascista y marco el comienzo de la revolución popular,anti imperialista,abriendo una nueva era en la historia del pueblo rumano. 


 En nuestro País habían sido liquidadas las ultimas libertadas democráticas e instaurada la dictadura militar-fascista,siendo Rumanía entregada a los brazos del imperialismo alemán y arrastrada a la guerra contra la Unión Soviética. Corresponde al Partido Comunista Rumano el merito histórico de que,en aquellas graves circunstancias, logro encontrar el camino para colaborar con todas las fuerzas antifascistas con el fin de derrocar la dictadura militar-fascista,sacar a Rumanía de la guerra anti soviética y unirla a la coalición anti hitleriana. 

Cabe mencionar que la gran acción del 23 de Agosto de 1944 fue posible también gracias a las condiciones internacionales favorables. En este sentido tenemos en cuenta,en primer lugar,las derrotas sufridas por el fascismo alemán,las brillantes victorias logradas por el ejercito soviético,los golpes cada vez mas duros que este asestaba al hitlerismo ,la lucha de las demás fuerzas de la coalición antifascista.Es sabido que la Unión Soviética y su ejercito soportaron el fardo mas pesado de la guerra y consintieron los mayores sacrificios materiales y humanos en la lucha contra el fascismo.

El pueblo rumano,al igual que otros pueblos, guarda una viva gratitud a los pueblos soviéticos y a su ejercito por la contribución decisiva a la salvación de la humanidad de la esclavitud fascista. 

Camaradas: Podríamos decir, sintetizando que en estos 25 años hemos pasado del sistema burgués, en el que se mantenían considerables restos feudales, al sistema que ha liquidado para siempre la explotación del hombre por el hombre, el pueblo rumano ha creado con éxito la sociedad nueva, socialista.

Bajo la dirección del partido comunista,la clase obrera,en alianza con el campesinado los intelectuales y las demás capas sociales,ha conseguido en el desarrollo de la patria, victorias notables de las cuales nos podemos enorgullecer con justa razón". 


23 de Agosto, Día de la Liberación de la patria de la dominación fascista
 

El pueblo rumano celebrando el dia de la liberación (años 40)

Manifestación por el 23 de agosto en la ciudad de Bacau (años 40)


23 de agosto de 1955: Nikita Jruchev y Gheorghiu-Dej saludando en la tribuna
(Lenin y Stalin aun presiden el acto, pues todavia no se habia producido el
 tristemente famoso Discurso Secreto contra el Socialismo y Stalin)

23 de agosto de 1945. De izq a dech: L. Pătrăşcanu, T. Georgescu, G. G. Dej,
L. Rădăceanu, Ş. Voitec (los dos ultimos del Partido Social Democrata, en coalición con el Partido Comunista) 


Manifestación del 23 de agosto de 1945. De señalar la presencia en los carteles de Lenin, Stalin, el rey Mihai I y Truman.

23 de agosto de 1969: manifestación en Bucarest

23 august 1953. De izq a derch: G. G. Dej, Gheorghe Apostol, y el Patriarca Justiniano
(como se ve, el comunismo no persiguió a la iglesia, sino que, al contrario, esta continuaba
demasiado cercana al poder)

Los tractores rumanos, una de las principales exportaciones de la rica industria socialista

23 august 1956. Hace aparicion en la tribuna N. Ceauşescu, el primero a la izq.
En el centro G.G. Dej. El escudo de Rumania ha sustituido a la imagen de Lenin

23 de agosto de 1959: imagen de la tribuna, presidida aun por Dej. Ceausescu
aparece con gorra de trabajador, no con sombrero.

23 de agosto de 1967: Tras la muerte de Dej, Ceausescu preside la tribuna.

23 august 1975. Estadio Nacional. La fotografia de Ceausescu ya preside el acto.

Algunas fotos del 40 Aniversario de la liberacion nacional (23 de agosto de 1984)



El ultimo 23 de agosto, antes del golpe de estado de diciembre de 1989: 45 Aniversario de la 
Revolución Social, Nacional,Antifascista y Antimperialista de Rumania



Un vallekano en Rumania / Un vallekan în România: Ejército y clase ...

Video de la celebración del Dia Nacional (23 de agosto) en 1969:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...