miércoles, 27 de noviembre de 2019

Jaque mate: la partida de ajedrez entre el pintor rumano Tristan Tzara y el revolucionario Lenin

Justo antes de dirigirse a Petrogrado para dirigir el triunfo revolucionario de los trabajadores soviéticos, en la primavera de 1917, Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, vivió alrededor de un año, junto a su esposa Nadezhda Krúpskaia, en un modesto apartamento de la calle Spiegelgasse, en la ciudad suiza de Zurich. En la fachada del número 14 una placa recuerda a aquellos inquilinos.

Imagini pentru lenin en zurich
Justo enfrente se encontraba un famoso local llamado "Cabaret Voltaire", creado por el poeta alemán Hugo Ball y sostenido por varios amigos. Entre ellos, se encontraba el pintor surrealista rumano Tristan Tzara, futuro creador del Dadaismo. Junto a ambos, también pasaban por allí habitualmente otros intectuales, como el también pintor rumano, y también socialista, Marcel Jancu, el poeta y psicoanalista Richard Huelsenbeck, el escultor, pintor y poeta francoalemán Jean Arp, y su novia, luego esposa, la suiza Sophie Taeuber, cuya notoriedad como diseñadora ha sido reconocida oficialmente por la Confederación Helvética al estampar su efigie en el billete de 50 francos suizos. Todos aquellos y otros artistas y poetas se repudiaban el imperialismo que había dado lugar a la Primera Guerra Mundial y no se posicionaban con ninguno de los bloques en conflicto, coqueteando, más o menos intensamente, con los movimientos revolucionarios.

Tristan Tzara había nacido en en la provincia rumana de Bacau, llamándose Samuel Rosenstock, el 16 de abril de 1896. Escribió sus primeros poemas influido por el simbolismo, pero poco a poco, entre los años 1913 y 1915, se suma a la vaguardia incipiente de Rumanía. Durante la primera guerra mundial, emigró a Zurich, Suiza, donde en 1916, en el Cabaret “Voltaire”, creo, junto con Marcel Jancu y el resto de los poetas amigos, el movimiento “Dada”.

Imagini pentru lenin en zurich cafe voltaireDos años después de aquel 1916 que nos ocupa, Tzara lanzó su primer intento por teorizar lo que era la negación del arte, con el Primer Manifiesto Dadaísta. Se puede decir, pues, que en aquel "Cabaret Voltaire" surgiría el Dadaísmo. Un movimiento que, sin embargo, duraría poco.

En ese texto afirmaba que «La obra de arte no debe ser la belleza en sí misma porque la belleza ha muerto; ni alegre ni triste, ni clara ni oscura, no debe divertir ni maltratar a las personas individuales sirviéndoles pastiches de santas aureolas o los sudores de una carrera en arco a través de las atmósferas. (…). Los que están con nosotros conservan su libertad. No reconocemos ninguna teoría. Basta de academias cubistas y futuristas».

Este movimiento no tuvo una vida larga y el mismo Tristan Tzara escribió que “La actividad Dada terminó en 1922”. Pero su espíritu influyó en otras corrientes culturales, como el surrealismo, el posmodernismo o incluso la cultura pop actual. En 1924, Samuel Rosenstock cambió oficialmente su nombre a Tristan Tzara. ¿Cuál fue la trayectoria de la carrera de Tristan Tzara después del final del Dadaísmo? Nos lo cuenta el crítico literario rumano Paul Cernat.

”Después de 1922, los dadaístas pasan con armas y bagaje a estas nuevas corrientes, mucho más adaptadas al espíritu de la época. Me refiero al surrealismo y al constructivismo... Tristan Tzara optó por el surrealismo. Más tarde, pasó de una actitud protestataria muy individualista al comunismo. Durante la II Guerra Mundial se incorporó a la resistencia francesa; tras obtener la ciudadanía en 1947, se afilió al Partido Comunista Francés"

Por otro lado, Lenin se hallaba confinado en 1916 en Suiza prácticamente desde que la conflagración bélica europea entró en su apogeo. Había tratado de convencer a sus colegas socialistas rusos y europeos de aprovechar las contradicciones entre las potencias para llevar adelante una insurrección revolucionaria al margen de la guerra en las naciones europeas. Esta idea no triunfó en el cónclave efectuado en Zimmerwald, cerca de Berna, en septiembre de 1915. Tampoco en Kienthal en abril de 1916. La Segunda Internacional se debatía en la agonía y todavía era demasiado temprano para proponer una nueva concertación de la izquierda obrera.
Tristan Tzara

En Zurich, Lenin dio los toques finales a un ensayo esencial en la literatura marxista y en la futura ideología soviética: "El imperialismo, fase superior del capitalismo". Durante la etapa final de la redacción, en el apartamento de la Spiegelgasse, frente al "Cabaret Voltaire", no podría evitar escuchar el ruído de los poetas revolucionarios.

Debido a esta vecindad es muy probable que a Lenin no le fuera ajena la actividad del "Café Voltaire". Tanto es así que algunos historiadores afirman que se pasaba por allí de vez en cuando. Incluso se ha sostenido que en una de las performances de los jóvenes que darían a luz al dadaismo, el futuro líder soviético habría dicho en señal de aprobación de los hechos que estaba presenciando un sonoro “¡Da!-¡Da!”. O sea, reiterando la afirmación, el Sí, en idioma ruso. Según estos historiadores, el nuevo movimiento cultural habría recibido así su bautismo.

Así lo ha sostenido, sobre la base de algunos datos historiográficos y varias coincidencias cronológicas, exageradas convenientemente con propósitos ficcionales, el autor francés Dominique Noguez (nacido en 1942), en su libro "Lenin Dadá".

Por otro lado, a pocos métros de allí estaba el Café de la Terrasse, donde había tableros de ajedrez. Lenin y Tzara eran aficionados al juego ciencia y frecuentaban el sitio. El escritor rumano Andrei Codrescu, en su libro "The Posthuman Dada Guide: Tzara & Lenin play chess", de 2009, imagina, a partir de datos reales, de una probable la coincidencia ajedrecística del poeta y el político. Afirma que «Ambos compartían un profundo sentido de las injusticias. Sin embargo, por aquel entonces discrepaban en el enfoque de cómo enfrentar la situación. Por un lado, en Tzara imperaba el caos, la libido, la creatividad y el absurdo mientras que, en Lenin, prevalecía la energía de la razón, el orden, las estructuras sociales».

Según el autor, al final de la partida el creador del dadaísmo (Tzara), en sus valores de ruptura de los tabúes y en su relajación dionisíaca, sucumbiría ante el modelo eficiente y metódico del comunismo (Lenin). No obstante, en unos años Tzara se haría un ferviente comunista, quizás recordando con admiración aquel encuentro.

Igualmente el escritor español Enrique Vila-Matas (nacido en 1948), en su novela "Doctor Pasavento", de 2005, alude a este posible mítico encuentro, entre Lenin, el teórico y concienzudo líder comunista, y el poeta Tzara quien, antitéticamente, consideraba que: “todos los pensamientos se forman en la boca”.

Imagini pentru lenin en 1917Lo hace en este pasaje: “Pero abandoné pronto cualquier idea transgresora y comencé a subir lentamente por la Spiegelgasse, una calle breve pero bien intensa, y pasé por delante del número 12, por delante de la casa donde vivió Lenin antes de la revolución rusa. Y me acordé de esa leyenda que dice que un día, al aire libre, jugaron Tristán Tzara y Lenin al ajedrez en esa calle, y conjeturé allí mismo lo que pudo ser aquel encuentro entre un representante de la vanguardia de la agitación cultural y uno de la de la agitación social…”.

Treinta años atrás, un trovador cubano, Carlos Valera compuso una canción titulada Jaque Mate 1916. Allí dice: «Tristan Tzara jugaba ajedrez con Lenin/la misma calle que nació Dada/a veces presiento que fui una pieza,/que aquel tablero era mi ciudad».

Por estos días la lleva en el repertorio que canta en varias ciudades suizas, en vísperas del centenario de la Revolución de Octubre.

Treinta años atrás, un trovador cubano, Carlos Valera compuso una canción titulada Jaque Mate 1916. Allí dice: «Tristan Tzara jugaba ajedrez con Lenin/la misma calle que nació Dada/a veces presiento que fui una pieza,/que aquel tablero era mi ciudad».

En su canción, Valera recuerda que tras aquella probable partida, en "La misma calle que nació Dada, un año más tarde salió el fantasma, recorriendo el mundo hasta mi ciudad". Aquel fantasma que Marx y Engels poco más de medio siglo antes, en 1848, en su Manifiesto Comunista, anunciaran que empezaba a recorrer Europa.

Compartimos el video de la interpretación de Carlos Valera de su canción "Jaque Mate 1916 "en el Teatro Karl Marx de La Habana, además de la letra completa de la canción.



Jaque mate 1916

Un perro golpea la puerta del patio

Arriba el vecino le pega a su mujer
La línea amarilla divide el asfalto
Y afuera la gente no sabe qué hacer

Veo gasolina flotando en un charco
Haciendo arcoiris debajo del pie
Un viejo se encuentra a su doble en un banco
Y leen la prensa jugando ajedrez

Tristan Tzara jugaba ajedrez con Lenin
La misma calle que nació Dada
A veces presiento que fui una pieza
Que aquel tablero era mi ciudad

Tristan Tzara jugaba ajedrez con Lenin
La misma calle que nació Dada
Un año más tarde salió el fantasma
Recorriendo el mundo hasta mi ciudad

Un perro se bebe a su doble en un charco
Se traga el arcoiris y se echa a correr

La mujer del vecino golpea el asfalto
Y la puerta de arriba no sabe qué hacer

El vecino golpea al perro en un banco

Combina colores sobre su piel
La prensa se pone amarilla en el charco
Y afuera los pobres no saben qué hacer

Tristan Tzara jugaba ajedrez con...

Los viejos dividen la puerta y el banco
Afuera los perros no saben qué hacer
Yo leo la prensa y salto los charcos
Y encuentro a mi doble en una mujer

Un perro, la puerta, el fantasma y el banco
La prensa, los pobres, el pie y la mujer
La línea amarilla, los viejos y el charco
Son piezas que flotan en un ajedrez
Sin saber qué hacer...

viernes, 22 de noviembre de 2019

Memoria. Documental de RT contra el olvido interesado del protagonismo de la URSS en la victoria contra el fascismo en la Segunda Guerra Mundial

‘Remembrance’, ‘Memoria’ es un documental que pretende recordar al mundo el gran sacrificio que hicieron los trabajadores soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial para salvar al mundo de la bestía fascista,  y acusa a Europa de no tener en cuenta la importancia del legado soviético en la derrota de los nazis. Se trata, pues, de combatir la propaganda del capital que oculta interesadamente el triunfo de la clase obrera y campesina de la Unión Soviética y de toda Europa contra sus explotadores.

“La historia de cómo el Ejército Rojo salvó a Europa del nazismo se está borrando en los libros de historia occidentales y cada vez es más habitual retratar a los soldados rusos como opresores y ocupantes, en vez de mostrarlos como salvadores”.

Para respaldar la anterior se destaca el caso de Polonia, donde la Cámara Baja del Parlamento ha aprobado una ley para demoler las estatuas de la época soviética, lo que incluye los monumentos dedicados a los soldados del Ejército Rojo. La ley fue propuesta por el Instituto Polaco de Memoria Nacional y uno de sus profesores afirmó: “Puedo afirmar con seguridad que aquí el Ejército Rojo está considerado como un invasor que ocupó nuestras tierras”. En la misma línea, los guías polacos en el campo de concentración de Auschwitz no cuentan que los soldados rusos ayudaron a liberarlo, mientras manipulan la verdad afirmando que la Segunda Guerra Mundial no solo empezó por Hitler sino también por Iósif Stalin.

Aunque no todo el mundo en Polonia está contento con esta nueva ley. “El pueblo polaco obtuvo su independencia y libertad del fascismo alemán gracias a la ayuda del Ejército soviético. Nosotros, la generación posterior a la guerra, no habríamos nacido... si Hitler hubiera ganado a Stalin”, afirma en el documental Tadeusz Kowalczyk, coronel en la reserva polaco.
Imagini pentru ejercito rojo libera auschwitz
Soldados soviéticos en la liberación de Auschtwitz
“La gente olvida o no quiere recordar lo que Hitler tenía en mente para los eslavos. Se olvida sobre el Plan General del Este, según el cual solo iban a quedar tres millones de polacos vivos e iban a ser esclavizados por los nazis, mientras que los rusos iban a ser exterminados junto con los judíos”, explica Jerzy Tyc, director de la sociedad polaca KURSK, dedicada a la memoria histórica.

Peter Sixl, investigador de la sociedad Cruz Negra Austríaca, que se dedica a cuidar las tumbas de los soldados soviéticos, señala la dimensión humana de lo ocurrido hace 70 años. “Los soldados caídos, o aquellos que vivían en cautividad, también tenían madres y familias. No importa la nacionalidad o la religión, el sufrimiento de una madre siempre es igual”.

Estas cuestiones no se destacan en la mayoría de los libros de texto europeos. Del mismo modo que tampoco se suele mencionar el hecho de que en 1934 Polonia fuera el primer país europeo en firmar un pacto de no agresión con Hitler, el conocido como Pacto Pilsudski-Hitler.

Es más, también suele obviarse el hecho de que el Reino Unido y Francia firmaran el Acuerdo de Múnich con Hitler. Esta pacto permitió que Alemania, ayudada por Hungría y Polonia, se anexionara parte de Checoslovaquia en 1939, una agresión militar que puso en marcha la Segunda Guerra Mundial. 
Imagini pentru LA TOMA DE BERLIN
Tadeusz Kowalczyk afirma en el documental que “en 50 años los niños polacos pensarán que no fue el Ejército Rojo sino el estadounidense quien liberó Polonia”. Tal y como subrayan los autores, “pocos occidentales saben que, mientras las muertes de estadounidenses en Europa ascendieron a 300.000, la URSS sufrió unas 25 veces ese número. Es más, el Ejército Rojo acabó con cuatro veces más soldados alemanes que EE UU y sus aliados en el frente occidental”.

En el documental también se denuncia cómo han convertido la memoria de los campos de concentración y exterminio nazis y fascistas, aquellos que en realidad fueron sus cómplices del surgimiento y extensión de esta variante del capitalismo, en un parque de atracciones que solamente busca hacer negocio, hacer dinero, dejando en un lugar secundario su papel como recuerdo y aviso de las consecuencias de no luchar contra los privilegios y impunidad de la clase capitalista en su continuo esfuerzo de vivir y enriquecerse a costa de los trabajadores y de los recursos de otros pueblos.

En resumen, el objetivo del documental es combatir la falsificación de la historia que llevan a cabo los que, en definitiva, fueron y son los que recogieron el legado del fascismo tras el final de la guerra, pues, finalmente, este no fue más que un intento del gran capital de apretar las tuercas aún más a la clase trabajadora, aunque gracias a los soviéticos el tiro, nunca mejor dicho, les saliera por la culata en aquella ocasión.






Fuente: Espina Roja

lunes, 11 de noviembre de 2019

Bucarest desde el autobús (verano de 1977)

Las siguientes fotografías fueron tomadas a través del parabrisas de un autobús, en 1977, unos meses después del terremoto que sufrió la capital rumana aquel mes de marzo. En una de las fotografías se aprecia el hueco dejado por el bloque Danubio, en el centro de Bucarest, hundido totalmente en la catástrofe, o la fachada destruida del edificio Wilson.

Las fotografias son de Muzeul de Fotografie, y fueron publicadas inicialmente por Magyar Honvédelmi Szövetség – (organización comunista húngara que se ocupaba de organizar actividades deportivas y de recreo). Probablemente, se trata de una excursión organizada desde la Hungría socialista para visitar la capital del país vecino, y en ellas se puede apreciar la vitalidad de la sociedad socialista, en pleno crecimiento industrial y económico, totalmente recuperada de la catástrofe sufrida unos meses antes, que afectó a gran parte del centro de la ciudad.

La Casa Scantei, con la estatua de Lenin ante ella
El Teatro Nacional, a la derecha, y al fondo el Hotel Intercontinental. 
Plaza Sf. Gheorghe hacia Universitate. A la derecha, un anuncio publicitario: “Numerosas y variadas excursiones al extranjero” (¿No dice la propaganda anticomunista que no se podía viajar).
Piața Unirii, con las obras del metro de Bucarest, que sería inaugurado en 1979. 
Calea Victoriei, en el centro de la capital. Al fondo, el Hotel  Bulevard.
Bulevard. N. Bălcescu

viernes, 8 de noviembre de 2019

Nuevo gobierno en Rumania: comienzan las amenazas de recortes

Imagini pentru ludovic orban
El nuevo primer ministro
La derecha rumana se ha hecho con el gobierno después de atraerse el voto de algunos diputados socialdemócratas del partido del expremier Victor Ponta, que han roto la disciplina interna, a pesar de que el Partido Socialdemócrata, PSD, sigue teniendo la mayoría en el Parlamento.  Todo ha sucedido después de la enésima moción de censuara presentada contra el ejecutivo, hasta ahora dirigido por Viorica Dancila, la primera mujer en ocupar ese cargo en la historia de Rumania.

Nada más llegar y ocupar el puesto, el nuevo Primer Ministro, Ludovic Orban, curiosamente del mismo nombre el presidente húngaro, ha anunciado lo que espera a los ciudadanos de Rumania, especialmente a los trabajadores, repitiendo el mantra neoliberal de"no hay dinero para pensiones ni para sanidad", acusando, por supuesto, al viejo gobierno de la situación, a pesar de que se trate de una estrategia generalizada y dictada en todo el mundo occidental por el gran capital. En este caso, las grandes fortunas y corporaciones de Rumania están encantadas con el cambio de circunstancias en el país.

No obstante, ya explicó certeramente el premio Nobel portugués, José Saramago, que los políticos actuales, defensores con uñas y dientes de la democracia burguesa, no son más que "comisarios políticos de los intereses del gran capital" y, por ello, el nuevo gobierno, dirigido por el Partido Nacional Liberal, (que a pesar del nombre, forman parte del grupo conservador de la Unión Europea, no del liberal, aunque en realidad tanto dé uno que otro), se dispone raudo y decidido a aplicar sus órdenes.

El PSD, en teoría socialdemócrata, tampoco ha destacado por favorecer los intereses de los currantes frente a los que de ellos viven, pero al menos ha defendido una legislación laboral un poco más proteccionista de los derechos del trabajador, sin aceptar reformas laborales más liberalizadoras y, por otro lado, siguiendo una política de crecimiento del salario mínimo y de las pensiones, muy criticada por la derecha.

Paradójicamente, o no tanto, el PSD ha estado en el gobierno en los últimos años con el apoyo de los liberales de ALDE (que le han impuesto políticas tan reaccionarias y favorables a las grandes fortunas y empresas, como el impuesto único, impidiendo cualquier noción de renta progresiva).

Imagini pentru iohannis german
El valedor del nuevo gobierno conservador: el presidente
Klaus Iohannis
Todo ello, en el marco del enorme desastre que signficó para la clase obrerar rumana el golpe de estado de diciembre de 1989 y la aplicación de las terapias de choque neoliberales que llevaron a la destrucción de prácticamente la totalidad de la poderosa industria rumana de los años ochenta y de la mitad de los puestos de trabajo, lo que forzó a que más de tres millones de trabajadores se vieran forzados a huir del país por motivos económicos.

No obstante, el PSD (con sus diferentes fórmulas partidistas) ha ganado todas las elecciones legislativas en Rumania desde el golpe de estado de 1990, aunque no siempre hay podido formar gobierno debido a las alianzas postelectorales de la derecha, por lo que es probable que este nuevo gobierno solo dure hasta las próximas elecciones, que parece se celebrarán cuanto antes.

El próximo domingo se celebraran, por cierto, las elecciones presidenciales, en los que el presidente actual Klaus Iohannis, radical defensor del desmantelamiento de derechos sociales y de la flexibilización del mercado de trabajo, es el favorito en el primer turno, a pesar de las acusaciones que pesan sobre él de controlar la justicia y dirigir la supuesta lucha contra la corrupcción en base a sus intereses políticos (es decir, los de las grandes corporaciones económicas). Desde su llegada al a presidencia, ha dirigido una guerra continua contra el freno que, supuestamente, significa el Partido Socialdemócrata para continuar con el demantelamiento de derechos y de los servicios públicos (mediante el control de la justicia y de los medios de propaganda) y frente a sus, por otro lado, moderadas y, a todas luces, insuficientes, políticas sociales.

jueves, 17 de octubre de 2019

Capitalismo y desigualdad: conferencia de Pawel Bukowski sobre la desigualdad en el comunismo y en el capitalismo

El pasado 15 de octubre se celebró en el Instituto de Estudios de la Desigualdad, de la London School of Economics and Political Science (L.S), en Londres, una conferencia del investigador polaco Pawel Bukowski, sobre la evolución de la desigualdad en Polonia en el siglo XX.

Aunque las conclusiones son obvias, el capitalismo produce más desigualdad que el comunismo, la manipulación y la propaganda hacen que hoy vivamos en una época en la que bien podemos repetir las palabras del genial escritor comunista Bertolt Brecht: "Qué tiempos serán los que vivimos que hay que defender lo obvio".
La forma de U de la desigualdad en Polonia,
según Pawel Bukowski

En ella se analiza principalmente las diferencias en la evolución de la desigualdad entre el comunismo y el capitalismo, en el contexto de un crecimiento brutal que ha llevado a batir records en Polonia hoy día.  Una evolución que se repite prácticamente de la misma forma en todos los antiguos países socialistas.

Para abordar esta pregunta, se utilizan los datos de distribución a largo plazo del ingreso en Polonia combinando datos de impuestos, encuestas de consumo y datos macroeconómicos nacionales. Se documenta que, a pesar del carácter de institución capitalista del la L.S., una evolución en forma de U de la desigualdad desde finales del siglo XIX hasta el presente: 

En una primera fase, la desigualdad era alta antes de la Segunda Guerra Mundial;

Tras la llegada del Comunismo, en 1947 la desigualdad cayó abruptamente:

Finalmente, tras el retorno del capitalismo, la desigualdad experimentó un fuerte aumento, Así, entre 1989 y 2015 la participación en el ingreso total del 10% más rico llegó al 35% y la participación en el ingreso del 1% más rico, al 13%. El éxito de la transición polaca citado con frecuencia solo ha beneficiado, en una medida significativa, a los más ricos.

Imagini pentru polonia socialista
En resumen, la desigualdad fue alta en la primera mitad del siglo XX, debido a la fuerte concentración de ingresos de capital en la parte superior de la distribución. El gran descenso de la desigualdad en Polonia después de la Segunda Guerra Mundial se debió, en gran medida, a una combinación de caídas de de capital debido al conflicto bélico y de las políticas comunistas, por la eliminación de la propiedad privada y las medidas de reducción forzosa de la horquilla salarial. 

Tras la instauración del régimen capitalista en los años 90, la desigualdad volvió a crecer a gran velocidad, tanto por el aumento de los salarios, principalmente en los puestos más altos, como de los movimientos de capitales, debido a la privatización de los servicios estatales y a la liberalización del mercado laboral. Sin embargo, el fuerte crecimiento de la desigualdad después del 2000 fue impulsado únicamente por el aumento de la renta del capital, mientras que los salarios se estancaron o se redujeron, por la influencia de las nuevas políticas económicas de la globalización.

El estudio se produce en el contexto del creciente anticomunismo del gobierno y las instituciones polacas, que se puede explicar, precisamente, aunque el autor lo obvia, por la situación que se concluye en la investigación de la que tratamos: el aumento de la brecha entre la minoría de ricos y la mayoría de pobres hace que los medios de propaganda estén en manos exclusivas de los primeros y estos, para perpetuar el status quo de la desigualdad que les beneficia, lo usan para criminalizar y hacer olvidar el pasado.

martes, 15 de octubre de 2019

Friedrich Paulus, el mariscal derrotado en Stalingrado, acabó convencido de la superioridad del Socialismo

Friedrich Paulus (1890-1957), el general, nombrado a última hora por Hitler Mariscal, que comandara el ejército alemán en la batalla de Stalingrado, fue capturado el 31 de enero de 1943, culminándose la victoria del Ejército Rojo sobre las tropas alemanas y de sus aliados rumanos, checos y húngaros (y los españoles de la División Azul), lo que iniciaría el imparable avance soviético hacia Berlín. Al contrario de lo que mandaba la tradición, según la cual los Mariscales alemanes no se rendían jamás y, en caso de derrota, se suicidaban,  Paulus acabaría colaborando con las autoridades socialistas, viviendo en Moscú, y después en la República Democrática Alemana, y reconociendo la superioridad del Socialismo en todos los sentidos frente a la barbarie capitalista.

Paulus en los juicios de Nuremberg
En enero de 1943 la derrota del ejército nazi en la legendaria Batalla de Stalingrado era obvia y contundente. El histórico choque que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial había durado seis meses y medio (desde julio de 1942). La URSS perdió más de un millón de soldados, Alemania , unos 950.000. El 6.º Ejército bajo el mando del teniente general Friedrich Paulus termino siendo rodeado y a punto de la estocada final.

En estas condiciones, Adolf Hitler promovió a Paulus a uno de los rangos más altos en el Reich, Mariscal de campo. En su último radiograma, el Führer hizo una sugerencia bastante inequívoca: "ningún mariscal de campo alemán jamás ha sido capturado". Hitler esperaba que Paulus, si era definitivamente derrotado, se suicidara. Pero el Mariscal de campo eligió la vida y se rindió el 31 de enero de 1943.

Para Moscú la rendición de Paulus era importante no sólo en términos de prestigio. Después de la invasión de Alemania a la URSS, el gobierno soviético, junto con los comunistas alemanes, que habían emigrado a la URSS en la década de 1930, (después de que los nazis llegaran al poder), crearon una organización antifascista compuesta por prisioneros de guerra (como también hicieron con los rumanos y otras nacionalidades).

Después de la batalla de Stalingrado, que menoscabó gravemente la fe de los alemanes en alcanzar la 
Imagini pentru paulus en dresde
Paulus en una conferencia en Berlín
victoria, 91.000 soldados de la Wehrmacht fueron hechos prisioneros - una ocasión bastante prometedora para asentar esa organización. En julio de 1943, la URSS formó el Comité Nacional para una Alemania Libre, luego la Unión de Oficiales Alemanes bajo la supervisión del general capturado Walther Kurt von Seydlitz-Kurzbach. Pero para una exitosa propaganda anti-nazi, Kurzbach no era suficiente. El gobierno soviético necesitaba un alemán realmente famoso, alguien como Friedrich Paulus.

Cuando se enteró de la creación de la Unión anti-fascista de los soldados alemanes, Paulus en un primer momento "la condenó duramente y de forma escrita recomendó a todos los prisioneros de guerra alemanes que no se unieron a ella", según el historiador Mijaíl Búrtsev.

Sin embargo, pronto Paulus cambió su punto de vista. En su dacha de Dubrovo, cerca de Moscú, fue comprobando cómo funcionaba el Socialismo soviético, además de asistir al avance de la inevitable derrota del Reich ante el imparable avance del Ejército Rojo y el frente común de todos los trabajadores de Europa en diferentes formaciones de resistencia. 

Los Aliados se vieron forzados,  tras la victoria soviética en Stalingrado, a abrir el segundo frente que Stalin les había pedido insistentemente, sin éxito hasta entonces, para debilitar el avance alemán hacia el interior de Rusia. El objetivo de Estados Unidos y del capitalismo internacional era que los alemanes acabaran con el socialismo soviético, por lo que aplazaban la necesaria invasión de Europa hasta comprobar si Hitler era capaz de quitarles su principal problema de encima (que no era precisamente el fascismo, pariente cercano del capitalismo). Además, la noticia de la ejecución en Alemania del amigo del general Paulus, el Mariscal de Campo Erwin von Wirzleben, por su participación en la conspiración contra Hitler del 20 de julio de 1944, también influyó en su cambio de mentalidad.


El 8 de agosto de 1944, año y medio después de haber sido hecho prisionero, el mariscal de campo Paulus habló en Radio Alemania Libre y se dirigió a los soldados de la Wehrmacht: "Para Alemania la guerra se ha perdido, esta es la posición en la que el país se encuentra como resultado del liderazgo de Adolf Hitler, y Alemania debe renunciar a Hitler".

Este fue el primer discurso antihitleriano de Paulus, pero no el último. Se unió a las filas de la Unión de Oficiales Alemanes y realizó muchos llamamientos al pueblo alemán. Como cuenta el historiador Vladímir Markovkin, Paulus incluso pidió una audiencia personal con Stalin, pero éste se negó a concedérsela a un prisionero alemán.
Imagini pentru la espada de stalingrado

Uno de los discursos más antifascistas del Mariscal de campo fue su testimonio durante los juicios de Nuremberg del 11 al 12 de febrero de 1946. Como alguien que participó en el desarrollo de la Operación Barbarroja, fue un testigo importante en la acusación de los generales Wilhelm Keitel y Alfred Jodi (ambos fueron finalmente ejecutados).

Después de Nuremberg, Paulus regresó  a la URSS, donde vivía en una dacha cerca de Moscú. El trabajo con el gobierno soviético continuó. Paulus incluso trabajó como consultor en la película de Vladimir Petrov, La batalla de Stalingrado (1949). Finalmente, cuando dejó la URSS, no quiso regresar a la Alemania capitalista, que consideraba heredera de la que había dejado para dirigir las tropas alemanas de la Operación Barbarroja, sino que se instaló en Dresde, República Democrática Alemana, la Alemania antifascista, trabajando como jefe civil del Instituto de Investigación Histórica Militar de la RDA. Murió allí de una enfermedad en 1957.

martes, 1 de octubre de 2019

El pueblo chino se ha puesto en pié (1º de octubre de 1949)


"¡El pueblo chino se ha puesto en pie!". Con estas palabras, Mao Tsetung anunció el establecimiento de la República Popular China el 1º de octubre de 1949 desde la Plaza de Tienanmen en el corazón de Beijing.

Expulsados de las ciudades por la contrarrevolución en 1927, los comunistas de China, con sus filas enormemente reducidas por las masacres desatadas por los reaccionarios del Kuomintang (KMT), llevaron la revolución al vasto campo de China y comenzaron un proceso de lucha que duraría más de dos décadas, con tres guerras distintas (la Revolución Agraria, la Guerra contra el Japón y finalmente la Guerra Civil contra la clase dominante del KMT).

En el transcurso de la revolución, Mao y el Partido Comunista de China asombraron al mundo con la Gran Marcha y otras hazañas de heroísmo sin igual.

La victoria en 1949 abrió un nuevo capítulo en la revolución proletaria mundial, avivando la lucha de los pueblos oprimidos de Asia, África y América Latina contra el imperialismo y abriendo la puerta a una experiencia totalmente nueva en el desarrollo de la revolución socialista.

Más tarde, la República Popular China liderada por Mao demostró su fidelidad al marxismo-leninismo enfrentándose al golpe de estado de los revisionistas soviéticos encarnados por Jruchev, Brezhnev y sus seguidores, defendiendo el legado de Stalin tras su muerte, y denunciando el peligro de la extensión y, como sucedió finalmente, triunfo final del capitalismo en la Unión Soviética.

Imagini pentru revolucion china
No obstante, el ejemplo de la República Popular China, en especial tras su aportación de la Revolución Cultural como paso necesario, aunque como se demostraría finalmente, no totalmente suficiente, para intentar evitar el triunfo del revisionismo en un país socialista, sigue siendo una enseñanza de gran importancia para que los comunistas aprendamos que jamás se puede bajar la guardia contra la burguesía, y que la dictadura del proletariado y la lucha de clases son dos armas irrenunciables para acabar con la barbarie capitalista.

En 1949 los comunistas y el pueblo rumano celebraron la independencia de China y el triunfo de su Revolución como la suya propia. Un ejemplo es la portada de la Revista Urzica, al principio de esta entrada, , donde se ilustra el puño de la nueva Republica Popular China golpeando al imperialismo norteamericano y a sus títeres del Kuomitang.

lunes, 30 de septiembre de 2019

Los tres himnos de la Rumania Socialista

Imagini pentru rumania socialista

La Rumania Socialista tuvo tres himnos nacionales a lo largo de su existencia, desde su creación en 1948 hasta el golpe de estado de diciembre de 1989, también como expresión de sus cambios políticos.

A continuación podeis escucharlos y leer la letra de cada uno, que tradujimos al castellano en su día en colaboración con C.Marat, gestor del blog Socialismo Actual:




Zdrobite cătuşe ("Cadenas rotas") fue el himno nacional de la República Popular de Rumania entre 1948 y 1953. La letra fue escrita por Aurel Baranga y la música es de Matei Socor. En su letra se muestra un espíritu más revolucionario, espejo de la atmósfera triunfal de la clase trabajadora tras la toma del poder al derrotar al fascismo en 1945. Fue un himno de transición para romper con la Rumania fascista anterior.


Cadenas Rotas

Atrás quedaron las cadenas rotas,

el trabajador siempre va adelante,

avanzando con lucha y sacrificios

el pueblo es amo de su destino.

¡Viva, viva, nuestra República!

En marcha como corriente impetuosa,

trabajadores y campesinos, intelectuales y soldados,

construimos la nueva República rumana .

Eliminando la vieja podredumbre

es la hora del sagrado esfuerzo.

La union, el trabajo y la lucha enarbolan

la bandera de la nueva República Popular.

.
¡Viva, viva, nuestra República!

En marcha como corriente impetuosa,

trabajadores y campesinos, intelectuales y soldados,

construimos la Rumania de la nueva República.

Hacia la gran victoria nos dirigimos,

Es la hora de futuros triunfos

La creencia en el trabajo y la lucha juramos

por la nueva Republica Popular .

¡Viva, viva, nuestra República!

En marcha como corriente impetuosa,

trabajadores y campesinos, intelectuales y soldados,

construiremos la nueva República rumana.




Te slăvim, Românie ("Te loamos, Rumania") fue el himno nacional de Rumania entre 1953 y 1977.  La letra fue escrita por  Eugen Frunza y Dan Desliu, la música por Matei Socor.  El himno se cambió en 1953, poco después de la llegada a la jefatura del estado de George Gheorghiu-Dej. En él aparece el reconocimiento de los rumanos al leninismo y al Ejército Rojo libertador. Podría haber sido el definitivo, pero se buscó posteriormente otro más nacionalista, sin referencias a la Unión Soviética.


Te loamos, Rumania

Te loamos, Rumania, tierra de nuestros padres,

Tierras orgullosas que fructifican bajo tu cielo pacífico.

El maldito yugo del pasado se ha roto

No en vano, lucharon heroicamente nuestros antepasados

Hoy cumplimos su sueño maravilloso.

Poderosa, libre,

Dueña de su destino,

¡Viva la República

Popular Rumana!

Nuestro pueblo siempre será hermano

Del pueblo sovietico libertador

El leninismo es el faro, la fuerza y el impulso,

Nosotros seguimos con fe al partido invencible

Construimos el Socialismo en la tierra de la patria

Poderosa, libre,,

Dueña de su destino,

¡Viva la República

Popular Rumana!

Nuevas fábricas alzamos, incrementaremos

la fertilidad de la tierra,

Queremos vivir en paz con todos los pueblos.

pero si los enemigos quieren pisotear nuestra tierra

los derrotaremos en el nombre de todo lo que amamos,

alzaremos nuestra bandera hacia la gloria.

Poderosa, libre,

Dueña de su destino

¡Viva la República

Popular Rumana!





Trei culori ("Tres colores") fue el himno nacional de Rumania desde 1977 hasta 1989. "Trei culori" estaba basado en una canción patriótica rumana con el mismo título (música y letra de Ciprian Porumbescu), pero con la música extendida y la letra modificada. Es producto del mayor nacionalismo del periodo posterior a la muerte de Stalin y el alejamiento progresivo con Moscú, de la mano de los gobiernos de Nicolae Ceausescu, tras la transformación de la República Popular Rumana en República Socialista de Rumania (en 1965).


Tres colores

Tres colores conozco en el mundo,

recuerdos de un bravo pueblo

valiente y con gran renonmbre,

en su lucha por la victoria.


Por muchos siglos lucharon,

nuestros heroicos antepasados,

para vivir dueños de esta tierra,

constructores de un mundo nuevo.


Rojo, amarillo y azul

es nuestra tricolor.

Se eleva como una estrella

mi glorioso pueblo.


Somos un pueblo en el mundo,

muy unido y trabajador,

libre, con nueva fama

y con un audaz objetivo.


Hoy el Partido nos une.

Y en la tierra rumana

el socialismo se construye

con el entusiasmo de los trabajadores.


Por el honor de nuestra patria,

venceremos al enemigo en la batalla.

con otros pueblos, bajo el Sol,

Dignos y en paz viviremos.


Pero tú, orgullosa Rumania,

vive para siempre,

y en la Era Comunista,

brillarás como una estrella.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Gráfica sobre el moviento obrero en la República Popular Rumana (1930-1965)

El periodo comprendido desde el periodo entre las dos grandes guerras mundiales hasta los años 60 fue, en paralelo a la experiencia de la Republica Popular Rumana, proclamada por los trabajadores rumanos en 1948, el periodo de mayor efervescencia obrera y de desarrollo del socialismo de Rumanía, además del de una mayor presencia de los principios revolucionarios en el arte.
Aurel Marculescu "Hitler, el músico de la muerte"

Progresivamente, y tras la proclamación en casi todo el mundo socialista, tras la muerte de Stalin, del "final de la lucha de clases" y su sustitución de la infausta idea de la "sociedad sin clases", (con excepciones como China, Corea del Norte o Albania), las creaciones artísticas se fueron, como el resto de las cosas, sumiendo en un abandono de la ideología comunista, para ir pasando a formar parte de la ideología burguesa.   Mientras tanto, se allanaba el camino para la progresiva restauración del capitalismo en las, cada vez mas conscientes de serlo, élites que fueron desarrollandose, tanto en el partido como en el mundo de la cultura. Una situación que se iría profundizando en la Republica Socialista de Rumania (instaurada en 1965 por el nuevo lider del PCR, Nicolas Ceausescu), lo que facilitaría el camino para la reinstauración del fascismo capitalista a finales de los 90.

La euforia de los trabajadores rumanos tras su triunfo contra el nazismo y frente al fascismo local, encarnado en el mariscal Antonescu y la Guardia de Hierro, hizo que la participación, la entrega y la fe en la construcción del Socialismo, para alcanzar una sociedad igualitaria y sin explotación del hombre por el hombre, se hiciera evidente en todas las parcelas sociales. Algo que, naturalmente, se plasmó también en las representaciones culturales. Lo anterior iba de la mano de una milagrosa transformación de su modo de vida, que pasó en pocos años desde el trabajo semifeudal impuesto por los boyardos latifundistas y la semiesclavitud con la que la burguesia sometia a los trabajadores rumanos, a la de una sociedad moderna, con, además de trabajo garantizado, derechos inimaginables pocos años antes, como el acceso a la educación y sanidad gratuitas, el derecho al ocio o al deporte, y la universalizacion para todos los trabajadores del derecho a una vivienda digna.

A continuación en esta entrada se pueden ver una serie de litografias cuyo tema esencial es la representación de la clase obrera como protagonista de esa enorme transformación; una clase trabajadora que se había convertido en la dueña del poder economico y politico de su país. Como se verá, los trabajadores aparecen representados con sus tradicionales armas de lucha, con aquellas con las que lograron derrotar al fascismo y a la burguesia (como las huelgas, la propaganda, o las manifestaciones) y, por supuesto, sufriendo las duras consecuencias de su lucha, como la represión, el hambre y la muerte de muchos camaradas..


Noel Roni "Huelga de los talleres Grivita 1933"


Vasile Dobrian "Democracia proletaria""

Jules Perahim " La impresión del manifiesto"


Natalia Matei "En la clandestinidad"


Zoltan Andrassy " El manifiesto"

Mihail Gion "Haciendo cuentas con el patron"


Marcel Chirnoaga" Llamada a la huelga"



Traian Vassai - "Represión en la huelga"


Mihail Gion "Pan para los huelguistas"


Geta Bratescu "Mujeres"


Mihail Gion "Represalias"

Gheorghe Botan "Vasile Roaita"
(se representa a uno de los obreros asesinados por el ejercito en la huelga de 
los talleres ferroviarios de 1933


Jules Perahim "El final de la huelga"


Cornelia Danet "1933"


Gheorghe Botan "El arresto de los huelguistas"


Gheorghe Naum "Los talleres ferroviarios tras la represión" (en la pared destaca la
pintada, "Queremos pan" -Vrem paine-)


Stefan Szonyi "Manifestación proletaria"

Gheorghe Adoc-"Los verdaderos acusadores" (acusados comunistas denunciando en el 
juicio a los verdaderos criminales: la burguesia)

Iulian Olariu "!La lucha final!"

Alma Redlinger "Obrero"

Marcel Chirnoaga "Obreros ferroviarios"

Ghe Iuca "Informándose"

Marcel Chirnoaga
"Obreros ferroviarios"


Marcel Chirnoaga
"Ferroviarios"









Gheorghiu Dej y Pasionaria, junto a gran parte de los líderes comunistas de la época, en el balcón del Mausuleo de Lenin





El Secretario General del Partido Comunista Rumano y Primer Ministro de Rumania (y después presidente de la República Popular Rumana desde 1961-1965), Gheorghe Gheorghiu-Dej, aparece en la presente fotografía junto a Dolores Ibárruri, La Pasionaria, en el balcón del Mausoleo de Lenin durante el funeral del camarada Stalin, en marzo de 1953. Ambos coincidieron varias veces durante su vida, sobre todo después de que la mítica comunista española residiera unos años en Bucarest cuando se trasladó la sede de la Radio España Independiente, la Pirenaica, a la capital rumana, en 1955.

Sin embargo, aparecen en muy pocas fotografías públicas juntos, además de esta que publicamos en esta entrada (extraída del blog Moscú de la Revolución). Se trata de la reunión de la mayoría de los secretarios generales y presidentes de los partidos comunistas de todo el mundo con motivo del funeral de Stalin, cuando fueron fotografiados en el balcón del Mausoleo de Lenin mientras presenciaban al cortejo fúnebre.

En la fotografía,  Pasionaria aparece en el quinto lugar desde la izquierda.  Dolores Ibárruri vivió exiliada en Moscú durante todo el período franquista, entre 1939 y 1977. Tras la muerte de José Díaz en 1942, Pasionaria fue nombrada Secretaria General del Partido Comunista de España (PCE), cargo en el que permaneció hasta su dimisión en 1959, cuando pasó a ser Presidenta del Partido y Santiago Carrillo se convirtió en el nuevo Secretario General, para llevar al PCE por el camino del revisionismo anticomunista. Durante esos treinta y ocho años en la Unión Soviética, Ibárruri residió brevemente en algunas ciudades europeas, como París, entre 1945 y 1948, o Bucarest.

Gheorghiu-Dej aparece en la fotografía el primero por la izquierda.  Ejerció de Secretario general del Partido Comunista Rumano desde 1944 hasta su muerte;  fue primer ministro de Rumanía desde 1952 hasta 1955 y presidente de la República de 1961 a 1965.

En su juventud destacó por su militancia sindical, por la que fue encarcelado varios años hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Durante su mandato tuvo dos periodos bien diferenciados. Defensor de la política de democracia popular hasta el XX Congreso del PCUS, en 1956, aprovechó las políticas antileninistas y antistalinistas de Jruchev para llevar a cabo una política más nacionalista que desembocaría finalmente en la sustitución de la República Popular Rumana por la República Socialista de Rumania, instaurada inmediatamente después de su muerte, cuyo presidente sería Nicolae Ceausescu. 

En el momento de la fotografía,ni el partido de Pasionaria ni el de Gheorghiu-Dej habían empezado a aplicar las políticas revisionistas que se extenderían por todos los países socialistas tras la muerte de Stalin, de cuyo funeral es la siguiente fotografía.
Imagini pentru gheorghiu dej si stalin
Gheorghiu-Dej ante el retrato de Stalin y de Ana Pauker, dirigente comunista
rumana, en un discurso

Las personas que aparecen en la fotografía sobre el Mausoleo de Lenin son (de izquierda a derecha):

Gheorghe Gheorghiu-Dej (1901-1965), Secretario General del Partido Comunista Rumano y, en aquel momento, Primer Ministro; Boleslaw Bierut (1892-1956), Secretario General del Partido Obrero de Polonia y también Primer Ministro de su país; Pak Den Ai (1907), Secretaria General del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte; Walter Ulbricht (1893-1973), Primer Secretario del Parido Socialista Unificado de Alemania (RDA); Dolores Ibárruri (1895-1989), Secretaria General del PCE; Otto Grotewohl (1894-1964), Ministro-presidente de la República Democrática Alemana; Vulko Velev Chervenkov (1900-1980), Secretario General del Partido Comunista de Bulgaria y Primer Ministro; Mátyás Rákosi (1892-1971), Secretario General del Partido de los Trabajadores Húngaro y Presidente del Consejo de Ministros; Pietro Nenni (1891-1980), Secretario General del Partido Socialista Italiano; Palmiro Togliatti (1893-1964), Secretario General del Partido Comunista Italiano; Jacques Duclos (1896-1975), Secretario General provisional del Partido Comunista de Francia (mientras Maurice Thorez se recuperaba de una enfermedad coronaria); Klement Gottwald (1896-1953), Secretario General del Partido Comunista de Checoslovaquia y Presidente de la República (falleció 5 días después de posar para esta fotografía); Nikolái Aleksándrovich Bulganin (1895-1975), miembro del Presidium del CC del PCUS (antiguo Politburó) y Primer Vicepresidente del Consejo de Ministros de la URSS; Viacheslav Mijáilovich Molotov (1890-1986), Ministro de Asuntos Exteriores caído en desgracia años atrás pero que el día 5 de marzo había sido restituido en el cargo; Kliment Efrémovich Voroshílov (1881-1969), ex Comisario del Pueblo de Defensa y miembro del Presidium del CC del PCUS; Gueorgui Maksimiliánovich Malenkov (1902-1988), miembro del Secretariado del PCUS y Presidente del Consejo de Ministros de la URSS, cargo equivalente al de Primer Ministro; Nikita Serguéievich Jrushchov (1894-1971), miembro del Secretariado del PCUS (seis meses más tarde se convirtió en el Primer Secretario del Partido); Lavrenti Pávlovich Beria (1899-1953), miembro del Presidium del CC del PCUS, Comisario del Pueblo para Asuntos Internos y Jefe del NKVD (en diciembre de ese mismo año fue ejecutado); Maksim Zajaróvich Saburov (1900-1977), miembro del Presidium del CC del PCUS (el día de la muerte de Stalin había sido destituido como Presidente del Gosplan -el Comité Estatal de Planificación- aunque fue rehabilitado tres meses después); Zhou Enlai (1898-1976), Primer Ministro de la República Popular China; Mijaíl Gueorguiévich Pervujin (1904-1971), miembro del Presidium del CC del PCUS (futuro Presidente del Gosplan, Ministro de la Industria Química y Embajador en la RDA, en este orden); Lázar Moiséyevich Kaganóvich (1893-1991), miembro del Presidium del CC del PCUS y nombrado al día siguiente de la muerte de Stalin Primer Vicepresidente del Consejo de Ministros de la URSS; Nikolái Mijáilovich Shvérnik(1888-1970), Presidente del Presidium del Soviet Supremo de la URSS; y Anastás Hovhannesi [Ivánovich] Mikoyán (1895-1978).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...