miércoles, 23 de abril de 2014

El nacimiento del estado fascista rumano (la dictadura real de Carol II y el estado legionario de Mihai I)

Rumanía ha tenido un primer ministro que fue a la vez patriarca (máxima jerarquía de la Iglesia Ortodoxa Rumana):  Miron Cristea . Su mandato duró 1 año, desde el 1 de febrero de 1938 al 6 de marzo del 39, compartiendo Rumania esta situación con la Eslovaquia Fascista, dirigida por entonces, y a lo largo de toda la SGM, por el antisemita y sacerdote católico Jozef Tiso. El "buen cristiano" (ya se sabe lo que dice el refrán, "haz lo que diga el cura, no lo que haga") superviso la deportación de judíos a los campos de exterminio nazis e introdujo una dura legislación contra hebreos, comunistas y minorías etnicas.

El patriarca Miron Cristea en la sede del gobierno y altos cargos militares 
rumanos, el 1 de enero de 1939
Lo mismo que el sanguinario padre Tiso, que fue ahorcado tras la liberación del país por el Ejército Rojo, el patriarca rumano, Miron Cristea, como jefe de gobierno del rey Carol II, llevó a cabo un depuración de la población judía, con una ley que obligaba a los ciudadanos rumanos de esa etnia a demostrar su derecho a ser rumanos, algo que no se le exigió al resto. De los 617.396 judíos que había censados entonces, 392.172 (63,50%) mantuvieron su situación, pero  225.222 (36,50%) perdieron sus derechos ciudadanos, y fueron considerados extranjeros.

Esta fue una de la serie de medidas de purificación étnica. En 1938 la revista Time ofreció una muestra del pensamiento fascista del patriarca: "La responsabilidad de un cristiano es la de amarse a sí mismo, antes de cualquier otra cosa, y asegurarse de que sus necesidades están satisfechas. Entonces es cuando puede ayudar a los semejantes ¿Por qué no escapamos de estos parásitos que chupan la sangre a los rumanos ortodoxos? Es un deber santo reaccionar contra ellos".

Miron Cristea sería el primero de los ministros de la dictadura real de corte fascista iniciada por el rey Carol II en enero de 1938. Tras su muerte el 5 de marzo de 1939 sería sucedido por Armand Calinescu (que ya había pasado a la historia en  las huelgas del año 1933 por la matanza de obreros desarmados en los talleres ferroviarios de Grivita). El rey Carol se sentiría amenazado por la recién creada Guardia de Hierro, también de corte fascista, y crearía su propia Guardia Patriótica. El enfrentamiento entre los dos grupos fascistas haría que el rey ordenara el asesinato del lider de los legionarios, Codreanu, para asentar su dictadura real.

Tras la abdicación de Carol en septiembre de 1940, tras la imposición por parte de Alemania de la cesión de parte de Transilvania a Hungria y del Cuadrilatero a Bulgaria, y de la Union Soviética de la devolución de República Moldova, su hijo Mihai I sube al trono. Pero lejos de cambiar la política profascista de su padre, la continua y la asienta, nombra, casi como primera decisión, que sale publicada en el Monitor de Rumanía del 14 de septiembre de 1940, la creación del que llamará "Estado Legionario", a imitación del nazismo alemán, del fascismo italiano o del franquismo español:
Mihai, Hitler, Mussolini y Antonescu,  saludados con el brazo
extendido en Bucarest

DECRETO REAL
MIHAI I
Por la gracia de Diós y la voluntad nacional
Rey de Rumanía
Decreto:

1. El Estado Rumano se transforma en Estado Nacional Legionario

2. El Movimiento Legionario es el único movimiento reconocido en el nuevo estado, teniendo como objetivo el desarrollo moral y material del pueblo rumano.

3. El señor General Ion Antonescu es el conductor del Estado Legionario y jefe del Régimen Legionario.

4. El señor Horia Sima es el conductor del Movimiento Legionario.

5. Comenzando desde la fecha de este Alto Decreto, cualquier lucha entre hermanos llega a su fin.

Dado en Bucarest, 14 de septiembre de 1940

MIHAI I
Conductor del Estado Rumano
y
Presidente del Consejo de Ministros, el
general Ion Antonescu

martes, 22 de abril de 2014

Alboradas rumanas

Rafael Alberti, el universal poeta comunista español, visitó Rumanía y el resto de los paises socialistas en diferentes viajes a lo largo de su vida, tanto durante la Segunda Republica Española y la Guerra Civil, tanto como representante del colectivo de escritores antifascistas, como durante su exilio durante el franquismo.

Alberti y Maria Teresa Léon en uno de sus viajes por la Europa
Socialista
En concreto, a Bucarest llegó en 1957, junto con Pablo Neruda, otro escritor militante del partido, entraria en contacto con la literatura de los brillantes escritores socialistas rumanos, como Arghezi o Benuic, entre otros, y empezaría a traducir la obra del conocido como poeta nacional rumano, Mihai Eminescu junto con su mujer María Teresa León.
donde

En 1961, como regalo a su amigo Pablo Picasso, también destacado comunista, publicará "La primavera de los pueblos", una coleccion de poemas dedicados a los países socialistas del este europeo, entre ellos Rumanía.

En su poema "Alboradas rumanas", canta al pueblo socialista rumano, a su sufrimiento y a su triunfo final sobre los que le hicieron sufrir un largo sometimiento, a su fortalecimiento y sus tractores, a la edificación de su propio futuro.

Con el poema, Alberti celebra el florecimiento del pueblo rumano, en lucha por su emancipación y por su desarrollo soberano a traves del Socialismo, lo que fue, y esa es la idea central de su obra, una verdadera y bella primavera rumana...

En 1961 nadie podía imaginar que décadas después, tras el golpe de estado de 1989, aquellas flores se secarían de nuevo para volver a dejar paso al desierto, y que tras la primavera, que parecia iba a ser eterna (y a cuyo final contribuyó especialmente el abandono progresivo de los principios marxista-leninistas por sus dirigentes), volvería a imponérsele al pueblo rumano un cruel, y parece que largo, invierno.


ALBORADAS RUMANAS

I
Pueblo: Has llorado, has sufrido,
mordido el polvo y mordido
a los que te han dominado.

Hoy subes fortificado.

Tus flautas, ayer heridas,
hoy ya no lloran perdidas
por los prados.

Canta de nuevo el amor.
Y en tus campos el tractor
deja en sombra a los arados.

Hoy subes fortificado.

Todo de luz se engalana.
La primavera rumana
ha llegado.


II

Llegaron los labradores
!Qué jubilo de colores!
!Qué albas camisas de flores!

Me cantaron

En la tierra amanecía.
En paz el trigo subía.
Era la mar quien crecía.

Me cantaron.

Yo no reía, lloraba.
El campor era quien cantaba.
El mundo quien despertaba.

Me cantaron.

!Ay, qué soles me trajeron!
!Ay, qué estrellas me dejaron
cuando se fueron!

III

Aunque la bruma hoy te ponga
un fanal de espesa plata
y yo no pueda mirarte,
campo de Rumanía,
oigo en medio de la bruma
las flautas de tu alborada.

Oigo tus carros de avena,
tus ovejas y tus vacas;
de tus frutales, el grito
redondo de tus manzanas.
Oigo tus bosques, escucho
los secretos de sus ramas,
el son de tus leñadores
y sus hachas,
la voz del petróleo, el sueño
de su vida subterránea.

Oigo la voz de tu tierra,
camino de tus montañas.

IV

En la montaña el sol ardía.
Libre, la nieve descendía.
El petróleo al cielo subía.

Las ciudades encaramadas
eran banderas derramadas.
!Todo era albor, todo alboradas!

V

No era el infierno, no era
ya el fuego que consumía
antes la sangre del hombre.

Es el fuego que a la patria
va a darle nuevas raices.
El fuego
que labra las nuevas formas
de las máquinas
que han de partir las entrañas
de tu tierra
y te harán más grande un día
y te harán más rica un día,
rica y plena.

Más grande, más rica y plena.


El texto es de: Rafael Alberti - "Signos del día, La primavera de los pueblos" Editorial Seix Barral, S.A. Primera edición: 1978

sábado, 19 de abril de 2014

La Unión Europea: el sueño de Hitler

En la tienda digital Amazon Kindle se ha puesto a la venta un polémico libro titulado 'La Unión Europea: la verdad sobre el Cuarto Reich. Cómo ganó Hitler la Segunda Guerra Mundial'. Los autores, Daniel J. Beddowes y Falvio Cipollini., presentan en la obra sus innovadoras opiniones (aunque ya veremos que lo que dicen ya había sido analizado y  demostrado en profundidad por, entre otros, el PCE-r, Partido Comunista de España-reconstituido )sobre los orígenes de la UE y su función.

Los escritores se preguntan "¿Qué es la UE, a quién beneficia realmente? La respuesta es, sin duda alguna, a Alemania".

Analizando el resultado de la Segunda Guerra Mundial, aseguran que "aunque creemos que la ganamos, en realidad perdimos" y afirman que  " es obvio que actualmente vivimos en el Cuarto Reich."

La realidad es que, tras el triunfo de la Unión Soviética contra el fascismo, los paises capitalistas se apresuraron, quizás gracias la demasiada confianza otorgada por Stalin y el Ejército Rojo, a desarrollar las ideas forjadas por el ideal nacionalsocialista alemán que, no hay que olvidarlo, fue financiado por las grandes corporaciones europeas y norteamericanas. En definitiva, y muy pronto, Europa Occidental bajo la dirección de Estados Unidos se convirtió muy pronto en la continuadora de los proyectos nazis para el viejo continente.

Los autores demuestran, con su obra, que "los que apoyan la idea de la UE apoyan la política de los nazis". En el capítulo titulado 'La UE fue creada por los nazis', afirman que Walther Funk, presidente del Reichsbank y ministro de Economía del Reich, predijo y empezó a diseñar la aparición de una unión económica europea. Hay que destacar que Funk fue uno de los principales consejeros de Hitler.

Según este libro, "los nazis querían eliminar la confusión que suponía una Europa compuesta de pequeñas naciones y su plan era muy simple, el sueño de Hitler era la UE". Beddowes y Cipollini subrayan que "los aliados adoptaron la principal idea de Hitler", que incluía planes económicos para la creación de una unión basada en la federación.

Destacan que el primer ministro conservador británico, Edward Heath, en 1973 recibió 35.000 libras cuando el Reino Unido entró en la Comunidad Económica Europea y el ministro de propaganda de la Alemania nacionalsocialista, Joseph Goebbels, estaría orgulloso de que la cadena BBC apoyara la idea de la UE.

"No podemos encontrar ninguna diferencia entre el proyecto de Hitler de unos Estados Unidos de Europa con Alemania al timón y la Unión Europea actual", concluyen los autores.

Por supuesto, la idea no es nueva, y ya un artículo publicado en Antorcha, la revista del PCE-R, titulado "La Unión Europea: un sueño nazi hecho realidad ", se analiza con mas contundencia y se demuestra con mucha más claridad que "El europeísmo es, pues, un invento nazi; ellos fueron los primeros en elaborar planes (económicos y políticos) de integración europea. Si extractáramos algunos discursos de la época de Hitler, Goebbels, Ribbentrop y otros dirigentes nazis sin mencionar la fuente, muchos pensarían que son actuales y que se trata de parlamentarios de la eurocámara".

En este artículo se analiza en profundidad las bases nazis de la Unión Europea, y como sus concreciones políticas y económicas están tomadas de la ideologia fascista, como, por ejemplo, por citar uno,  "el Tratado Europeo contra el terrorismo de 1977, que está literalmente extraído del Pacto entre Hitler y Mussolini, el llamado Pacto Antikomintern, el acuerdo contra los comunistas".

jueves, 17 de abril de 2014

Odessa también se proclama República Popular independiente

Los fascistas ucranianos que han tomado el poder en Kiev no saben ya lo que hacer ante la constante fragmentación del país de las regiones que no aceptan al gobierno neonazi apoyado por la Union Europea y Estados Unidos.

Transnistria, Odessa y Gagausia: territorios  que quieren ser Rusia
Mientras los banderistas (seguidores del sanguinario nazi Stepan Bandear) intentan mandar al ejército contra las regiones del este, con cada vez más deserciones en sus filas, los ciudadanos de Odessa, en el suroeste del país, han proclamado hoy una nueva República Popular independiente.

Según consigna la agencia EFE  , los prorrusos y antifascistas de la ciudad del Potemkim señalaron en la página web de la ciudad del Potemkim que “a partir del día de hoy la región de Odessa se declara república popular, donde todo el poder es sólo del pueblo que vive en su territorio”.

Anunciaron esta decisión tras señalar que en Ucrania ha estallado una guerra civil y llamaron a la población a bloquear el transporte y los pasos subterráneos en la ciudad a partir de las 16.00 horas del jueves, hora local.

“Si no quieren una guerra que convierta a nuestro país en una ruina como Siria y Libia, que siegue miles de vidas, entonces hay que actuar. Odessa ya está rodeada de puestos de control enemigos. En el país ya se ha declarado el estado de guerra“, señalaron.

Monumento a los revolucionarios del Potemkim, en
Odessa
El llamado a la rebeldía se propone impedir la posible entrada de militares ucranianos en Odessa y que toda
la ciudad se sume al movimiento de liberación popular, que exige la celebración de un referéndum federalista en cada región.

“Somos un pueblo que decide por si mismo en qué país vivir, con quien llevarse bien, a qué Dios rezar y en qué idioma hablar”, apuntaron.

Odessa fue la capital temporal de la Republica Autonomă Sovietică Socialistă Moldovenească, creada por la Unión Soviética tras la invasión de la República Soviética de Moldova en 1919 por las tropas rumanas. La RASSM incluía la región de Odessa como la actual región de Transnistria, y su creación se debió a la necesidad de dotar una entidad administrativa propia a los miles de refugiados moldavos huidos del régimen impuesto por el ejército rumano y la anexión del territorio a la conocida como Gran Rumanía.

Quizás sería una buena solución al actual problema de Transnistria, que es ahora tamibién el de Odessa, es decir, en esencia la negación de su derecho a la autodeterminación y su rechazo a pertenecer a un país que asume la ideología impuesta por el imperio norteamericano, al que los rusos y resto de los pueblos soviéticos identifican, muy acertadamente, con los herederos del nazismo, que ambas regiones se unieran en su lucha contra los golpistas pronazis que han tomado el poder en Kiev, y que volvieran a formar una nueva entidad semejante a la que se creo en 1924 precisamente para acoger a todos aquellos que huían, como sucede hoy en gran parte de Ucrania, del fascismo.

miércoles, 16 de abril de 2014

Parte del ejercito ucraniano se pasa a los rebeldes contra el gobieno fascista

La solución de problema ucraniano vendrá, probablemente, del propio ejército ucraniano y de los ciudadanos del oeste, que ni mucho menos está de acuerdo en su mayoría con el golpe fascista del pasado mes de marzo. De hecho, en todas las regiones del este de Ucrania el ejército ha apoyado mayoritariamente a los que se han levantado contra el golpe, y ahora está pasando lo mismo con las fuerzas enviadas por los neonazis del gobierno de Kiev para intentar acallar las protestas.

Tanques ucranianos se pasan al lado prorruso (Foto: Público)
Así, una columna de seis blindados ucranianos se pasó hoy a los prorrusos y entraron en la ciudad de Sláviansk, el foco de la sublevación contra el Gobierno de Kiev en el sureste de Ucrania.  Los carros blindados, que enarbolan banderas rusas, avanzaron desde la ciudad de Kramatorsk, a unos 15 kilómetros al sur de Sláviansk, donde hoy entraron otras dos columnas acorazadas. "Se trata de carros de combate y transportes blindados", precisó un representantes de la milicias prorrusas de Kramatorsk a la agencia rusa Interfax.

Los primeros combates entre las fuerzas ucranianas y los activistas se produjeron ayer precisamente junto a Kramatorsk, en su aeródromo. El choque armado se cobró varios heridos, aunque los antigolpistas denunciaron bajas mortales en sus filas, extremo que no ha podido ser confirmado con otras fuentes.

Recordemos que antes del golpe de estado diseñado por Estados Unidos y la UE y ejecutado por fuerzas paramilitares neonazis, en las últimas elecciones democráticas el presidente legítimo, Yanukovich, ganó por mayoria de votos, y aunque en el este del país arrasara, en el oeste también consiguió elevados porcentajes de apoyo. Esa gran cantidad de ucranianos que en el oeste han sufrido el golpe de estado, pueden ser la clave que resuelva el conflicto, puesto que, como sucede en el ejército, cada vez se ven más muestras de apoyo a los rebeldes del este y de rechazo a la transformación de Ucrania en un país profascista.

Mientras tanto, y en otro orden de cosas, aunque los medios de propaganda occidental no digan nada sobre el grave asunto, China y Rusia han pactado recientemente, como también lo hicirean Brasil y China,  abandonar el dolar como moneda de intercambio comercial , lo que supone un duro golpe al imperio norteamericano, en acelerada decadencia, y a sus cortesanos de la Unión Europea. Todo ello en el marco de un conflicto interimperialista de mayor amplitud del que se enmarca en Ucrania, que es simplemente una chispa más del gran reajuste interimperialista que se está produciendo a nivel mundial.

martes, 15 de abril de 2014

El gobierno golpista de Kiev reconoce que ha perdido totalmente el control sobre el este de Ucrania

El gobierno golpista de Kiev está desbordado por la rebeldía de las regiones del este de Ucrania que, ni más ni menos, han seguido el ejemplo impuesto por ellos anteriormente de tomar el poder violentamente. Y es que no hay nada como que los alumnos te emulen.

Ayer, el presidente impuesto por Washington y Bruselas, Alexandr Turchínov admitió por primera vez la
posibilidad de un referéndum sobre la federalización del país, lo cual evidencia los crecientes problemas de Kiev para llevar a cabo una operación de fuerza en toda regla.

Ultimatum tras ultimatum, el ejército ucraniano sigue paralizado sin saber qué hacer al otro lado de las fronteras de las nuevas repúblicas, con las fuerzas militares y policiales locales del lado de los rebeldes y con una situación ambigua en la población todavía sometida a la autoridad del gobierno golpista.

Al anunciar su disposición para celebrar la consulta popular, el Gobierno central intenta eliminar el principal argumento de sus detractores en el este del país. Sin embargo, nada más triunfar el golpe de estado que obligó a abandonar el poder al presidente legítimo, votado en las últimas elecciones, Victor Yanukovich, los golpistas prohibieron a las regiones utilizar sus lenguas nacionales en las instituciones, y los neonazis seguidores de Bandera impusieron una ideologia antiminoria y, en especial, antirrusa, algo que es dificil de que los habitantes del este de Ucrania olviden facilmente. De hecho, también ha habido ciudades en el oeste en las que se han ocupado edificios administrativos como protesta contra el gobierno golpista de Kiev, como es el caso de Lvov.

En cuanto a las elecciones que se pretendían celebrar el próximo 25 de mayo, para intentar legitimar el golpe de estado, cada vez es más difícil que se lleven a cabo, en especial en el este del país, donde los ucranianos de etnia rusa no olvidan que los que han tomado el poder en Kiev llevaron a cabo el exterminio de la población rusa durante la SGM y, como han vuelto a demostrar en sus proclamas, incluso en voz de la delincuente Yulia Timoshenko, liberada por los golpistas tras tomar el poder, que afirmara literalmente al principio de las protestas en Donestk y Jarkov, que ,"habría que tomar las armas y asesinar a los rusos".
Otro indicio de lo mal que están las cosas para el Gobierno ucraniano es la conversación telefónica de ayer entre Turchínov y Ban Ki-moon, en la que el presidente interino abogó por una operación de paz conjunta con la ONU en el este de Ucrania. O, en otras palabras, propuso al organismo internacional el papel de árbitro supremo en la disputa con las regiones rebeldes, reconociendo así que ya no tiene el control de la situación.

Un destructor norteamericano ancla en el puerto de Constanza

Un destructor norteamericano ancla en el puerto de Constanza  (y el presidente rumano se apresura a hacerle las genuflexiones de rigor al amo imperial)

El destructor  Donald Cook de la marina norteamericana ha anclado estos días en el puerto de Constanza, la costa rumana del Mar Negro. El motivo, si es que hay que dar alguno para justificar la presencia de estos matones del imperio cuyo objetivo principal es cuidar de los intereses de los grandes mafiosos de las corporaciones norteamericanas en cualquier parte del mundo, es el caos provocado en Ucrania tras la preparación del golpe estado fascista en Kiev, precisamente desde los despachos de Washington y Bruselas, con el rechazo de gran parte de la población ucraniana, en especial en el este del país.

Sea como fuere, los sicarios del imperio, dispuestos a poner orden, someter pueblos y ayudar a saquear recursos, han traido su destructor al puerto rumano, mientras los medios de propaganda de la oligarquía capitalista no dejan de loar su imponente apariencia y su capacidad militar que, dicen, va a defender a los rumanos del ogro ruso, malo malisimo (en este caso, el enemigo es Moscú, pero podría ser cualquier otro que conviniera a los intereses de las multinacionales con capital mayoritario norteamericano).


Tanto es así que el propio presidente del país, Traian Basescu, el antiguo alto cargo comunista que hoy no  deja de multiplicar su fortuna a la vez que ride pleitesia y obedece fielmente a sus emperadores de Washington, más aún que a los de Bruselas, que solo son intermediarios (y que, por cierto, ya fue acusado de hacer contrabando en tiempos en los que era militante de importancia en el partido comunista comandante de navio mercante), ha corrido raudo y veloz a visitar el destructor y a hacer las convenientes genuflexiones ante al amo imperial que, al fin y al cabo, es quien mantiene la contiunidad del sistema en el que los parásitos de su estilo pueden vivir a costa de la riqueza que producen los trabajadores rumanos.

El presidente, que está siendo investigado actualmente por otro de su larga lista de presuntos delitos cometidos, en este caso blanqueo de dinero al hacerse con una enorme finca agrícola en el pasado que quiere legalizar ahora como una compra en nombre de su hija (es decir, los habituales chanchullos de los políticos de las democracias burguesas, siempre al servicio de su propio bolsillo), ha pedido recientemente a EE.UU que mande más tropas a Rumanía para, en teoría, proteger a este pais del peligro ruso, afirmando incluso que no se fia de la capacidad y decisión militar de la Unión Europea.

Total, ese fue el principal objetivo de la integración de Rumania y Bulgaria, como antes de Polonia, en la U.E., impuesta por EE.UU. y la OTAN: que esta institución tuviera en su interior fieles servidores al imperio para que estos fueran una especie de caballo de Troya, en caso de que las principales potencias europeas, Alemania y Francia especialmente, sacaran los pies del tiesto y quisieran, en un momento dado, liberarse de la invasión de marines y otros sicarios.


En todo caso, ver como se ha apresurado Basescu en visitar el poderoso destructor y hacer unas cuantas genuflexiones al emperador, aunque sea por poderes, dice mucho de la clase política rastrera y miserable que gobierna Rumania, unos vendepatrias típicos de colonias sometidas y sin soberanía alguna y en las cuales, incluso sus grandes jefes de estado, se arrastran sin tapujo alguno ante cualquier oficial enviado por el emperador, aunque este en realidad no necesite confirmación alguna, pues se trata de una sumisión continua, el pan nuestro de cada día de Rumanía, de la disposición de estos de seguir sirviendo a otros intereses ajenos a los de su propio pais a cambio de privilegios y fortuna.


Por cierto que el destructor yankee ha llegado desde su habitual base de Morón de la Frontera, en España, otro país sometido y sin soberanía, prácticamente una colonia, para el que vale casi todo lo que hemos dicho sobre Rumanía.

domingo, 13 de abril de 2014

La estrella roja sobre la estación de Hunedoara

Hunedoara es una provincia rumana, al sur de Transilvania, en el oeste de Rumania, y a los pies de la vertiente septentrional de los Cárpatos. Región minera, durante los años del socialismo se convirtió en símbolo de prosperidad y modelo industrial, aprovechando de la enorme riqueza minera, tanto de carbon como de oro,  de la zona.

Hoy poco queda de aquella vida y de aquella constante creación de riqueza por la clase trabajadora rumana. La provincia es, muy al contrario, prácticamente un desierto, donde el trabajo escasea y en la cual la mayoria de los jóvenes han escapado del desastre hacia otros paises donde enriquecen ahora los bolsillos de las corporaciones o empresas extranjeras.

En la antigua región cuyo nombre procede de los hunos del famoso Atila, y en la cual surgió aquella familia húngara de los Hunyadi que daría uno de los grandes emperadores de Hungria, Matei Corvin Hunyadi, además de otros tantos príncipes de Transilvania, no queda apenas recuerdo alguno de aquellos tiempos de esplendor y de producción de riqueza que vendrían con la llegada del Socialismo tras la Segunda Guerra Mundial, después de que se han sufrido más de dos décadas de destrucción metódica de todo lo que los trabajadores rumanos construyeron durante los años de la Rumanía Popular (1948-1965) o de la República Socialista (1965-1989).

Sin embargo, en la hoy abandonada estación de ferrocarril de Hunedoara, un edificio levantado hace cincuenta años como puerta principal de llegada a la ciudad, la estrella roja del comunismo sigue irguiéndose sobre su tejado, desafiando a los que destruyen el país y como recuerdo de que el sometimiento de la mayoria que produce por la minoria parásita no es una necesidad inevitable, sino una circunstancia histórica e injusta, propia de un sistema bárbaro y criminal, el capitalismo, que se puede y debemos cambiar.

La estación fue construida en 1950, y como todo el arte de los primeros años del socialismo rumano fue realizada al estilo de los edificios similares de la patria de los trabajadores, la URSS, y al servicio principal de estos. Por eso, en su sala principal se realizaron dos frescos que representan escenas del trabajo y del ocio de la clase entonces dominante, la obrera, y el edificio se coronó con el símbolo del socialismo internacional, una estrella roja.

En 1962 a la estación llegaría un tren del que descenderían el entonces Primer Secretario del Partido Comunista de la Unión Soviética  y Presidente del Consejo de Ministros,  Nikita Jrushchov, acompañado del  Secretario General del Partido de los Trabajadores de Rumanía y presidente de la República Popular Rumana, Gheorghiu-Dej, y del que sería su sucesor en 1965, Nicolae Ceausescu.

Curiosamente, lo que entonces se consideraba un hito en la historia de la ciudad y de la estación podría encarnar, como bien sabemos, (recordemos que Kruschev daría un golpe mortal al socialismo y a la Union Soviética en 1956, al criminalizar a Stalin y, con él, los logros de los trabajadores soviéticos tras la Revolución de Octubre hasta el triunfo en la Segunda Guerra Mundial y la liberación de Europa del fascismo) , el punto de inflexión que daría lugar al principio del fin del socialismo revolucionario y el triunfo de un socialismo burocrático que, poco a poco, acabaría condenando a la clase trabajadora de los paises socialistas a volver a caer en las ávidas garras de empresarios y corporaciones capitalistas, como sucedería finalmente en diciembre de 1989 en Rumania y en 1991 en la Unión Soviética.
Gara Hunedoarei a fost construită în anii 1950, iar arhitectura monumentului are influenţe sovietice.

Citeste mai mult: adev.ro/n3e9tv
Gara Hunedoarei a fost construită în anii 1950, iar arhitectura monumentului are influenţe sovieti

Citeste mai mult: adev.ro/n3e9tv
Gara Hunedoarei a fost construită în anii 1950, iar arhitectura monumentului are influenţe sovieti

Citeste mai mult: adev.ro/n3e9tv
Gara Hunedoarei a fost construită în anii 1950, iar arhitectura monumentului are influenţe sovietice.

Citeste mai mult: adev.ro/n3e9tEn 1962 el lider soviético Nikita Kruchov, acompañado por el entonces presidente de la República Popular Rumana,  Gheorghiu Dej, y por el que sería su sucesor, Nicolae Ceausescu, llegaron a la ciudad, entonces llena de trabajadores.
„En aquellos tiempos, la estación, siempre hasta arriba de trabajadores que subían y bajaban de los trenes, era un símbolo de la prosperidad de la ciudad. Los pasillos, el restaurante y las salas de espera estaban permanentemente aglomeradas, y el ajetreo de los alrededores era indescriptible", recuerda el anciano Vasile Teodoran  , un viejo obrero del complejo siderúrgico que, nostálgico, suele pasear por la estación de vez en cuando.
Kruchev, Dej y Ceauescu en la estación de Hunedoara

En el paisaje ya no queda apenas nada del entramado de fábricas de la época, pero permanecen, además de la estrella roja que preside el edificio de la estación, dos frescos que adornan la sala principal del edificio y en los que se glorifica al que es el protagonista principal y único de toda sociedad socialista: el trabajador.

En uno de ellos están representados los acereros y otros proletarios del complejo siderúrgico y del resto de fábricas de la ciudad, incluyendo los ferroviarios, con los rostros manchados y en plena actividad; en el segundo, se puede ver una escena en el que los obreros se relajan sobre la hierba, en los alrededores de la ciudad, con el perfil de chimeneas de la rica industria local.

Los años han estropeado un poco los frescos dejados de la mano del tiempo, como casi todo en la Rumania capitalista en la que el lema es el triste "salvese quien pueda". Los frescos están hoy afectados por la humedad y han perdido color, pero nadie ha hecho, por supuesto, la menor intención de restaurarlos.
Actualmente, en la estación solo funciona un tren de una compañía privada. La compañía estatal dejó a su suerte el edificio y, teniendo en cuenta que está controlada por los mafiosos que, en realidad, están al mando de todas las instituciones públicas, hermanados con el capital privado y preocupados únicamente por seguir llenando sus bolsillos a costa del dinero de todos los rumanos, no parece que se pueda hacer nada por salvar el monumento.

Sin embargo, la estrella roja de la estación de Hunedoara permanece elevada sobre el edificio a pesar de la destrucción metódica, intencionada y general de la poderosa y rica industria rumana de los años ochenta, para convertir Rumanía en una colonia. Orgullosa, sigue mostrando el único camino posible para que los trabajadores vuelvan a ser dueños de su propio destino (esta vez sin dejar que ninguna élite capitalista se desarrolle dentro del socialismo para acabar minándolo por dentro), y para que la barbarie capitalista sea erradicada de la faz de la tierra y transformada, de una vez por todas, en una peste del pasado que la humanidad jamás volverá a padecer.

A continuación, podeis disfrutar de algunas fotos y de un video reciente de la estación de Hunedoara en el que se puede apreciar, como un ejemplo representativo de lo que es Rumania después de dos décadas barbarie capitalista, el abandono y decadencia de lo que un día fue un hervidero de vida, producción y crecimiento, o en las palabras citadas más arriba del pensionista Vasile Teodoran, de lo que un día fue un "símbolo de prosperidad" para la clase trabajadora rumana.

















viernes, 11 de abril de 2014

Viviendo con las ratas: los habitantes del subsuelo de Bucarest

Hace dos años, la canadiense Jen Tse llegó a Bucarest y se atrevió a entrar con su cámara en las alcantarillas de la capital de Rumanía donde, empujados por la miseria provocada por la instauración del régimen capitalista hace dos décadas, existe una verdadera ciudad de excluídos y marginados del mundo de la superficie.

Allí realizó una serie de fotografías a los habitantes de la oscuridad, además de escuchar sus historias sobre violencia, drogas, frio, enfermedad y soledad.

Una de ellas es la de Mihaela Iordan, de 31 años de edad, que hace tiempo dejó de sentir el hedor de los canales subterráneos y a la que ya apenas le molesta convivir con las ratas, las pulgas, los desperdicios y las aguas fecales. Lleva viviendo más de una década en las alcantarillas. Junto a ella, vive su novio, Marius, que llegó a ser un habitante del subsuelo de la capital empujado por la pobreza hiperbólica causada por la terapia de choque neoliberal aplicada contra los rumanos en los noventa y, junto a ella la adicción a la droga, el sálvese quien pueda y la inhumana insolidaridad individual inculcada como ideología.

Junto a ellos, una oculta realidad de cientos de niños de familias pobres que viven en las calles o debajo de ellas en la capital de la Rumania capitalista. Muchos todavía recuerdan los tiempos en los que el desempleo era una increible idea que parecía ciencia ficción y que llegaba como rumor desde occidente, o cuando las calles eran un lugar para el trabajo o el ocio, y no para el sufrimiento y la delincuencia.


En el crudo invierno de Bucarest, las tuberias que traen a los hogares de arriba el agua caliente desde las centrales térmicas de la periferia son el mejor lugar para que los desposeídos y miserables se calienten, aunque también en verano sea mejor refugiarse en tantas ocasiones del gélido mundo en el que da la luz.

Para muchos de estos habitantes de las alcantarillas nunca ha habido otro hogar que el que comparten con las ratas y, salvo improbable cambio de régimen, probablemente jamás conocerán otro.





















 Jen Tse es una fotografa de Toronto, Canada. Actualmente vive en Copenhage, Dinamarca. Se pueden ver otras obras suyas en este link..

jueves, 10 de abril de 2014

El 69% de los rumanos reconoce que vivían mejor en la Rumanía Socialista

Un nuevo estudio realizado por el Instituto Rumano de Evaluación y Estrategia (IRES) a principios de este mes de abril concluye que más del 66% de los rumanos votaría hoy a Nicolae Ceausescu si este se presentara a las elecciones. Solamente el 26% afirmo que no le votarían.

Y es que la evidencia de la realidad miserable provocada por la dictadura del capital, y a pesar de la brutal propaganda anticomunista que intenta venderla como un paraiso, hace que casi el 70% de los rumanos reconozca que se vivía bastante mejor cuando Rumania era país socialista que en la actualidad

No solo eso, sino que otro 35% piensa que "probablemente vivirían mejor si los acontecimientos de 1989 (es decir el golpe de estado que instauró la barbarie capitalista en Rumania) no se hubieran producido".

La mayoría de los preguntados respondieron que lo que más echaban de menos de la vida anterior a la reinstauración del capitalismo era el "trabajo" y el "vivir bien". Esto en condiciones de que en Rumanía la tasa de paro no llega al 7%, pero gracias a que 3 millones de rumanos han sido obligados a huir de su país para poder dar de comer a sus familias.

Por último, el 70% de los encuestados consideran que la situación en Rumania va a peor, y consideran que hay que dar un golpe de timón importante.

Más datos en Digi24

miércoles, 9 de abril de 2014

Spania Republica (así contaba la prensa rumana la proclamación de la II República Española).

En el periódico rumano Dimineata (La Mañana), del día 22 de abril de 1931, se contaba así la llegada de la democracia (por primera y única vez en la historia de España) el 14 de abril de aquel año, con la proclamación de la II República.

Una noticia muy simplificada pero que daba cuenta de lo que pasó en España aquel 14 de abril de 1931: el cambio de un régimen tradicionalista y oligárquico a uno en que los obreros y los campesinos y los trabajadores iban a protagonizar, por primera y única vez, un intento real de democracia.

Aparte de otras noticias interesantes, como el comienzo de actividades del gobierno de Nicolae Iorga en Rumanía, o como las pruebas exitosas de Alemania en el lanzamiento de misiles, el accidente aeronáutico del príncipe Bibescu (una familia noble rumana), la capitulación de los rebeldes de Punta Delgada en Portugal, y un ataque comunista en Grecia contra un puesto de policía, la noticia sobre la proclamación de la República a España fue, sin duda, la que más emociones provocan en alguien que piensa, tal y como la historia ratifica con cada vez más contundencia, que solo son posibles la libertad y la democracia si se avanza hacia un mundo donde los explotadores y sanguijuelas capitalistas sean eliminados de una vez por todas de la faz de la tierra, y siempre y cuando sean los trabajadores, los que crean la riqueza y solo ellos, los que tomen, dirijan y ejecuten el poder político, económico y cultural.

El texto dice así:.


"SPANIA REPUBLICA

Hace cuatro días que el rey Alfonso XIII ha abandonado España, donde se ha proclamado la República. La marcha precipitada del rey ha sido determinada por el resultado de las elecciones municipales, en las cuales los partidos republicanos han obtenido un éxito contundente contra los dos partidos monárquicos. Estas elecciones han tenido el carácter de un verdadero plebiscito. Los electores han votado en realidad por el rey o contra el rey.

Para que entendamos la situación actual de España y la evolución del sentimiento publico hasta obligar al rey a abandonar el país, debemos resumir los acontecimientos políticos de España sucedidos en los últimos diez años.

Tambien España, como todos los paises del mundo, ha tenido que sufrir por causa de las alteraciones economicas provocadas por la guerra mundial. Se han sentido tambien alli dificultades bastante serias que han sido agravadas por la guerra que ha mantenido España en Marruecos. Según una logica totalmente especial, que se ha manifestado después de la guerra en algunos países europeos, se han hecho responsables de la graves situacion a los partidos politicos y al regimen parlamentario. Los hombres del rey han tomado la responsabilidad de popularizar esta mentalidad hasta que en 1923, el general Primo de Rivera, ha dado un golpe de estado, y ha echado al régimen constitucional, instalando la dictadura. Las circunstancias de este golpe de estado han despertado desde el principio la sospecha de que toda esta accion fue organizada y aprobada por el rey. El regimen dictatorial ha gobernado durante siete años y los asuntos publicos han ido de mal en peor. La situacion financiera se ha agravado de manera catastrófica, la moneda nacional ha llegado a la quiebra, y la tranquilidad interna ha desaparecido por el régimen de terror instaurado por la dictadura. La convicción del pueblo español ha sido que el general Primo de Rivera no era en realidad otra cosa que un parapeto para el rey.

L.P. Nasta"

Dimineata Anul XXVII / nº 8737

martes, 8 de abril de 2014

A los fascistas de Kiev les crecen los enanos: Donetsk y Jarkov se declaran independientes

A los fascistas del gobierno golpista de Kiev le crecen le siguen creciendo los enanos. Así, las regiones de Donetsk y Jarkov han decidido declararse independientes tras la toma violenta del poder en Ucrania por los grupos criminales financiados y apoyados por Estados Unidos y la Unión Europea.

En la ciudad de Donetsk manifestantes contrarios al nuevo Gobierno de Kiev han proclamado la República
Popular de Donetsk. En una reunión celebrada en la sede de la Administración regional de Donetsk la proclamación fue aprobada unánimemente.

"En nombre de la República Popular de Donetsk puede intervenir únicamente el Consejo Supremo de la República. Las cuestiones más importantes de interés público relacionadas con el desarrollo de la República y con sus relaciones con otros Estados serán discutidas en la consulta popular o referendo", reza la declaración del Consejo. Según los diputados, el referendo se celebrará antes del 11 de mayo. "La República Popular de Donetsk se crea dentro de los límites administrativos de la región de Donetsk. Esta decisión entrará en vigor inmediatamente después del referendo", reza la declaración de los diputados.

Asimismo, el Consejo Popular de Donetsk ha pedido al presidente de Rusia que despliegue en esta región ucraniana un contingente temporal de paz. Los manifestantes decidieron crear un Consejo Popular después de que el Consejo Regional de Donetsk se negara a celebrar una sesión extraordinaria sobre la convocatoria de un referendo que defina el estatus administrativo de la región de Donetsk.

Lo mismo ha sucedido en Jarkov donde, como en Donestk, la república se convertirá en un Estado soberano, que “establecerá relaciones con otros Estados de acuerdo con el derecho internacional”. La decisión sobre el establecimiento de la República Popular entrará en vigor tras su aprobación en un referendo.

Queman la imagen de Stepan Bandera, criminal
nazi ucraniano, ídolo y modelo del gobierno golpista de Kiev
Los manifestantes se han dirigido al presidente depuesto ilegalmente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, al que todavía consideran presidente legítimo del país, según la legislación internacional, para que legalice esta iniciativa. Además, los manifestantes han resuelto dirigirse a Rusia para que actúe de intermediaria y garante del referendo en la región de Járkov.

También han establecido un cuerpo alternativo de diputados compuesto de 136 voluntarios, que se registraron cerca de la sede de la Administración. Los diputados alternativos no pudieron entrar en el edificio puesto que fue bloqueado por la Policía, según los medios locales.

Lo que sucede en Járkov, Donetsk y también en regiones como Lugansk es el resultado de la falta de diálogo de las actuales autoridades ucranianas con la población de estas regiones, según el candidato presidencial del Partido de las Regiones y exjefe de la Administración Regional de Járkov, Mijaíl Dobkin.

Parece que al intento de hacerse con Ucrania diseñado desde Washington y Bruselas le están saliendo los tiros por la culata, y probablemente (!o quizás es lo que realmente pretendían) la antigua República Soviética se convertirá en un territorio de constante conflicto en la nueva "guerra fría" que se está gestando tras la crisis y decadencia del intento de imperio norteamericano unipolar.

De momento, Crimea ya es parte de Rusia, y probablemente, todo el este de Ucrania se convertirá en uno o varios estados de facto, similares a Trasnsnistria, protegidos por Rusia ante la amenaza del imperialismo fascista de la Unión Europea y Estados Unidos.

A continuación, imágenes de la proclamación de la República Popular de Donetsk

lunes, 7 de abril de 2014

Bajo el cielo de España: Capítulo V (6ª Parte)

Continuamos con la siguiente entrega del Capítulo V de nuestra traducción del libro del comunista rumano,  miembro de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil Española, en el que se cuentan los momentos finales de la Batalla de Guadalajara, en 1937

Se puede acceder a las partes anteriores en los siguientes enlaces:


  
COLECTIVO VALAKIA ROJA (VKR)


***

Como consecuencia de la victoria obtenida sobre las tropas fascistas, el mando republicano decidió iniciar una contraofensiva general contra las cuatro divisiones italianas que había en la meseta de la Alcarria, donde se estaba desarrollando aquella batalla histórica. En honor del aniversario de la Comuna de París, de cuya proclamación se cumplían 66 años, el día de la contraofensiva republicana quedó fijado para el 18 de marzo.

La tarea encomendada al batallón rumano de artillería en aquella contraofensiva era múltiple. Debía apoyar directamente tanto a las unidades de Líster, que iban a avanzar a lo largo de la carretera principal, como a los batallones de la XI brigada internacional que, a su vez, debían apoyar desde el flanco, por medio de un vigoroso ataque, el avance de las tropas españolas para, inmediatamente después, avanzar ellos mismos en paralelo a la carretera. Tras un poderoso bombardeo de la aviación (80 aviones) y el fuego intenso que abrió toda la artillería, las tropas republicanas, acompañadas de un número considerable de tanques, desencadenaron un ataque impetuoso contra las líneas fascistas, que consiguieron romper. Empezó un avance tempestuoso en persecución de los fascistas, que se retiraban en desorden.
Soldados republicanos celebrando la victoria contra los fascistas
en Guadalajara

En un punto, sin embargo, los fascistas italianos resistieron enconadamente: en Casa del Cobo. La localidad fue atacada con energía por el batallón “Comuna de París”, pero sin resultado. El grupo rumano recibió la orden de concentrar todo su poder de fuego sobre este villorrio en apoyo del batallón francés. A extraordinaria velocidad, las baterías del batallón rumano de artillería se concentraron en la carretera, a medio camino más o menos entre Torija y Brihuega, por detrás del batallón español “Apoyo”, del francés “Comuna de París” y del “Edgar André”. El bombardeo se dirigía desde el campanario de la iglesia del pueblo de Trijueque, desde donde se veían perfectamente las posiciones fascistas en Casa del Cobo.

Me encaminé del estado mayor de la brigada al punto de observación del batallón y allí me encontré con un oficial que dirigía el fuego de otra unidad internacional de artillería. Era el capitán yugoslavo Koča Popovic[1]. Establecimos de inmediato un plan de colaboración, por si fuera necesario.

Entre tanto, los fascistas, que se dieron cuenta del lugar en que se encontraba el punto de observación y mando de la artillería republicana, concentraron su fuego sobre el campanario de Trijueque. No obstante, los oficiales del batallón rumano, a pesar del tiro intenso del enemigo, no se movieron de sus puestos, dirigiendo sin interrupción el fuego del grupo sobre la localidad de Casa del Cobo.

En el transcurso de las operaciones, en más de una ocasión coordinamos los fuegos de ambas unidades de artillería, en perfecta y fructífera colaboración con el capitán Koča Popovic.

Las tropas republicanas atacaron con energía. El pánico se apoderó del frente fascista. Al sentirse aislados en Casa del Cobo e incapaces de resistir el fuego terrible de la artillería republicana, los fascistas comenzaron a abandonar la localidad. El batallón “Comuna de París” pasó al ataque a la bayoneta, cortando la retirada a los fascistas italianos y haciéndolos prisioneros.

También en esta acción destacó la contribución del batallón rumano de artillería. En un número de la revista Reconquista, órgano de la 35ª división internacional, dedicado a las Brigadas Internacionales, se podía leer en relación con dicha contribución que “nuestro grupo –se trataba del grupo rumano-[2] hizo posible que el batallón “Comuna de París” tomara Casa del Cobo”[3].

Con esta acción terminó para los voluntarios rumanos, franceses y de otras 12 nacionalidades que luchaban en el seno del grupo rumano de artillería, su participación en la histórica batalla de Guadalajara.

Como recompensa por la bravura y abnegación de que dio muestras en combate, al batallón rumano de artillería se le entregó, por orden del día firmada por el comandante del frente, una parte de los cañones italianos capturados (de 65 mm.), así como gran número de proyectiles. Al mismo tiempo, nuestros artilleros recibieron también algunas tanquetas italianas, lo que hizo que creciera considerablemente el grado de mecanización del grupo.

En el artículo “Sobre la historia del regimiento rumano de artillería”, aparecido en la revista “La Reconquista”, que ya he citado más arriba, la participación de los artilleros rumanos en la batalla de Guadalajara se reproduce en los siguientes términos:

“(…) Al poco de ésta –es decir, tras la batalla del Jarama-[4], cuatro divisiones italianas, equipadas y motorizadas siguiendo los requerimientos técnicos más modernos y con catorce años de preparación militar, se lanzaron sobre Guadalajara. El 11 de marzo conquistaron Trijueque, en la carretera nacional de Aragón. Doscientos cañones fascistas para hacer frente a nuestras cinco baterías compuestas por piezas anticuadas y desgastadas. A pesar de ello, batieron Trijueque y la carretera nacional de Aragón de tal modo que los italianos ni pudieron levantar fortificaciones ni recibir refuerzos. El día 13, la bandera republicana ondeaba de nuevo sobre la localidad. Bajo un fuego intenso de artillería, con lluvia y viento, los oficiales del grupo, apoyados por unos cuantos tanques, recuperaron los pertrechos abandonados por los invasores en su huida desordenada, entre los cuales había ocho tractores tipo Fiat 1936. El comandante de la división, con la aprobación del general Rojo, por entonces coronel, repartió este material entre los artilleros del sector, de resultas de lo cual nuestro batallón recibió dos cañones. Los fascistas continuaron huyendo hasta el 20 de marzo. El 18 iniciamos la contraofensiva de Brihuega (…)

Entraron en acción 60 de nuestros tanques, 80 aviones de la “Gloriosa”[5] bombardearon durante 20 minutos las líneas enemigas. Nuestra artillería batía con precisión los puntos de resistencia de los fascistas. El día 19 todas nuestras tropas avanzaban empujando la totalidad del frente a lo largo de la carretera nacional de Aragón. Nuestro grupo hizo posible que el batallón “Comuna de París” tomara Casa del Cobo, último reducto fascista, garantizando de este modo la segunda gran victoria del Ejército Popular.”[6]

En lucha en los frentes de España, el pensamiento de los voluntarios rumanos se volvía hacia la patria, a la lucha que se desarrollaba tanto allí como en el resto del mundo contra las fuerzas de la reacción. En el manifiesto enviado a Rumanía desde el frente de Guadalajara, fechado el 15 de marzo de 1937, los voluntarios del grupo rumano de artillería escribían:

“Nuestra voz se levanta desde España, donde el pueblo lucha con energía y valor contra los generales traidores, contra Hitler y Mussolini que invaden España con el afán de incendiar el mundo entero.

Nosotros, los trabajadores e intelectuales rumanos, demócratas, socialistas, comunistas y sin partido, estamos unidos bajo una sola bandera: bajo la bandera de la justicia y la democracia. Nuestra lucha aquí, en España, no es otra que la lucha del pueblo español por la libertad y la paz.

Estamos orgullosos de levantar junto al pueblo español la bandera de nuestros antepasados Avram Iancu, Horia, Cloșca, Crișan, Tudor Vladimirescu[7] y de todos aquellos que cayeron en el combate contra la opresión social y nacional y por el libre desarrollo de todos los pueblos del mundo (…)

Nuestra lucha aquí, en la avanzada de la democracia mundial, debe completarse con vuestra lucha de todos los días. La consigna de los mineros asturianos ¡Unios, hermanos proletarios! debe ser una brújula también para la clase trabajadora rumana (…)

La victoria del pueblo español será también nuestra victoria.

A todos aquellos que pretenden destruir los más elementales derechos de los hombres, nosotros, los rumanos, les gritamos desde las trincheras de la libertad: ¡No pasarán![8]

NICOLAE TITULESCU FELICITA A LOS VOLUNTARIOS RUMANOS DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

Un momento interesante y emocionante en la vida de nuestra unidad de artillería se produjo cuando recibimos, en el frente, un telegrama de Nicolae Titulescu en respuesta al que le habíamos enviado los voluntarios rumanos.

Así fue como sucedieron las cosas.

Nicolae Titulescu
Nosotros conocíamos la actividad de Titulescu como diplomático al igual que la posición de nuestro partido respecto a esa actividad.

El Partido Comunista Rumano, que apreciaba la lucidez y el realismo de su pensamiento reflejados en muchas de las acciones diplomáticas que había emprendido, manifestó, en especial en los últimos años de actividad de Titulescu, su conformidad con la orientación que éste se había esforzado en dar a la política exterior de Rumanía, imponiendo con frecuencia su punto de vista frente al resto de miembros de los gabinetes de que formó parte. La prensa legal e ilegal del Partido Comunista Rumano apoyó la posición activa de Titulescu en favor de unas relaciones internacionales basadas en los principios de soberanía e igualdad de los Estados, de seguridad colectiva frente a la política de agresión de los países fascistas que amenazaba la independencia nacional y la integridad territorial de muchos países de Europa, entre ellos Rumanía, en favor de la creación de un clima de buena vecindad en la zona geográfica en que está enclavada Rumanía, a favor del establecimiento de relaciones diplomáticas y de la conclusión de un tratado de asistencia mutua con la URSS. La salida de Titulescu del gobierno fue condenada como un acto contrario a los intereses de nuestro país y a la causa de la paz.

Su separación del cargo de ministro de Exteriores, que había ocupado durante mucho tiempo, no le impidió a Nicolae Titulescu continuar su obra de propagandista de las ideas por las que había luchado como diplomático. Se puede incluso decir que ante el curso que habían tomado los acontecimientos internacionales se aferró aún más a sus propias convicciones y que –a pesar de la amargura que sentía por la situación en que le habían puesto, a pesar de su mal estado de salud y, especialmente, de los distintos intentos de la reacción interna e internacional por comprometerle y destruirle moral e incluso físicamente- continuó manifestándose de manera activa y expresando con mayor energía si cabe sus concepciones sobre el modo de organizar las relaciones internacionales al objeto de salvaguardar la paz.

La guerra de España estaba por entonces en pleno apogeo. Al poco de la rebelión de julio de 1936, por iniciativa de Francia e Inglaterra, se había acordado un convenio internacional sobre la no intervención en la guerra de España cuyo pretexto fue la necesidad de que el conflicto quedara localizado. Rumanía se había adherido al convenio, pero Titulescu había formulado la reserva de que dicha adhesión “constituye un caso particular que no puede crear un precedente y que no implica para el gobierno rumano la obligación de reconocer el principio de que un gobierno legal no pueda obtener, a petición propia, una ayuda de otro gobierno en contra de una rebelión.”

Pero la posición de Titulescu, para quien la víctima de una agresión está legitimada a pedir y obtener ayuda de otros gobiernos, se perfiló de manera más marcada una vez se hubo convencido de la bancarrota de la política de “no intervención”, pisoteada no sólo por los países fascistas sino también por Francia e Inglaterra, sus promotores. En el frente, nos había llegado la noticia según la cual Nicolae Titulescu, entonces ministro de Exteriores, estaba tratando de facilitar que una partida de armamento, inicialmente destinada a Rumanía, se pusiera a disposición del gobierno del Frente Popular.

Es interesante, desde este punto de vista, la siguiente información obtenida de un documento que se encuentra en los archivos del Ministerio del Interior, documento en que se muestran las causas de la separación de Titulescu de la dirección del Ministerio de Exteriores[9]:  

“Antes del 10 de septiembre de 1936 se esperaba la llegada a Rumanía de 100 cañones y 3 escuadrillas de aviones que el gobierno rumano había encargado a diversas fábricas francesas. A principios del mes de septiembre de 1936, visitó aquellas fábricas el Sr. Caranfil, subsecretario de estado, que constató con sorpresa que los cañones y aviones encargados por Rumanía estaban preparados desde hacía tiempo, pero que el Sr. Titulescu, que había estado en persona en dichas fábricas, había dicho que Rumanía no necesitaba aquel armamento y aquellos aviones y que se podían enviar a España, que también había solicitado un material semejante. Aquellos cañones y aviones, como se desprende de los informes elaborados por las agencias de espionaje de Alemania e Inglaterra, habrían sido desembarcados una parte en Barcelona y el resto en Bilbao, y llevados al frente comunista de España. Este hecho, que se añade a los detallados en los puntos nº 1, 2 y 3 de más arriba –que se refieren a la posición de Titulescu en la cuestión de la agresión italiana contra Etiopía y a la Conferencia de Montreux-[10] fue puesto en conocimiento de Su Majestad el Rey Carol II y motivó la destitución del Sr. Nicolae Titulescu del Ministerio de Relaciones Exteriores, sin que se consultara a los otros miembros del gobierno.”

No olvidemos que todo esto sucedió, por las mismas fechas en que, en París, Álvarez del Vayo trató infructuosamente de obtener la anuencia del gobierno Blum para adquirir y enviar a España las armas de que tanta necesidad tenía la República.

Nos habíamos enterado, igualmente, de que Titulescu, después de su separación del gobierno, había manifestado de diversas formas sus simpatías hacia el gobierno legal español, víctima de una intervención extranjera. De gran significación, aunque de un alcance mucho más amplio, nos pareció entonces el discurso que pronunció en abril de 1937 con ocasión de la inauguración del Congreso de la Sociedad Médica de los Países Ribereños del Mar Mediterráneo[11], que presidía.

Al exponer su punto de vista sobre el modo en que se deberían entender los principios que constituían la base del Pacto de la Sociedad de Naciones así como las modificaciones que se requerían para transformarlo en un instrumento eficaz para el mantenimiento de la paz, tenía in mente, con certeza, la situación concreta de España. “Son los hombre y no el pacto –decía- quienes han fracasado… La experiencia nos ha enseñado que las sanciones económicas que no se acompañan de sanciones militares son ineficaces… Si, por lo tanto, desde el punto de vista de la seguridad, en caso de agresión, las potencias legítimamente interesadas de la región concreta se comprometieran a prestar asistencia a la víctima, una concepción más modesta vendría a sustituir a la concepción grandiosa del pacto actual, pero nos encontraríamos sobre un terreno más sólido.

Sanciones económicas universales, sanciones militares regionales y la aplicación simultánea de ambos tipos de sanciones: éstos son los tres factores que transformarían en poco tiempo Ginebra en una realidad política efectiva.”

El eco de estas consideraciones y, en especial, de la posición sobre la ayuda prestada a la víctima de la agresión, fruto de una concepción profundamente humanista, íbamos a volver a encontrarlas en otras circunstancias, de las que me voy a referir a una.

Sabiendo que se encontraba en el sur de Francia, enfermo y decepcionado por la actitud claudicante de un gobierno cobarde, pensamos en ese momento en enviarle una señal de nuestro aprecio. Fue tras la batalla de Guadalajara, a finales de marzo de 1937, batalla en que el ejército republicano había conseguido una brillante victoria sobre las fuerzas militares del fascismo italiano, netamente superiores en número y armamento. La primera unidad rumana constituida por aquellas fechas, el batallón rumano de artillería, encuadrado en la primera brigada internacional (la XI) y que, poco después, iba a transformarse en un regimiento motorizado de artillería, había cumplido con honor las misiones de combate que se le habían encomendado en las acciones militares desarrolladas en el frente de Guadalajara y, en general, en los combates previos por la defensa de Madrid. Era, por lo tanto, una buena ocasión para enviarle un saludo y expresarle nuestra simpatía y admiración. A esa conclusión había llegado unánimemente el grupo de voluntarios del batallón rumano de artillería. El telegrama remitido a finales del mes de marzo rezaba así:

“A su Excelencia el Señor Nicolae Titulescu, antiguo presidente de la Sociedad de Naciones, antiguo ministro de Relaciones Exteriores de Rumanía.

Excelencia,

El grupo rumano de artillería del ejército republicano español, que lucha en suelo extranjero por la causa de la justicia social, de la libertad y la paz mundiales, le envía a Usted, al gran hombre de Estado, su saludo y la expresión de su sincero reconocimiento.

En el espíritu de la paz indivisible y de la seguridad colectiva que Usted representa con tanta firmeza y autoridad, hemos venido nosotros, hijos auténticos del pueblo rumano, a la España del Frente Popular, a defender con las armas en la mano el bien de nuestra patria y el futuro de nuestro pueblo.

La resistencia férrea del joven ejército popular español en el frente del Jarama y el contraataque victorioso de Guadalajara, en que tuvimos el honor de participar también nosotros, han sido dos victorias en pos de la seguridad de nuestro país y de la independencia nacional rumana.

Los esfuerzos de Usted y la sangre rumana derramada en tierra española por el mantenimiento de la paz mundial deben convertirse en garantía de victoria para el pueblo rumano en su lucha por la libertad y la paz.

Comandante Valter Roman”.

Poco después de esto, a mediados de abril, recibimos como respuesta el siguiente telegrama, en el que se aprecian las resonancias de unos acentos presentes ya en el discurso citado más arriba:

“Al Señor Valter Roman, comandante de artillería de la XI brigada internacional.

Mis sinceros agradecimientos por su atención llena afecto. Cuando no se respetan los Pactos y los hombres de Estado fracasan, me produce enorme placer poder felicitar a soldados rumanos que, imbuidos del espíritu de equidad y justicia, hacen renacer, lejos de la patria, las virtudes de nuestros ancestros.

N. Titulescu”.

***

Deseo relatar, a continuación, aunque no tenga relación directa con la guerra de España, un episodio referido igualmente a Titulescu. La relación sería tan sólo la posición de Titulescu sobre la España republicana.

En marzo de 1941, Titulescu dejó de vivir, aislado y decepcionado, lejos de la patria, en una Francia invadida por los nazis. No obstante, todos los esfuerzos de los círculos reaccionarios por destruirlo como hombre político no consiguieron reducirlo al anonimato, y el tiempo, el más imparcial juez de las notabilidades, no lo ha envuelto en el manto del olvido. A los tres años de la muerte de Titulescu, oí por boca de un hombre cuya actividad confería a sus palabras un peso extraordinario, un brillante elogio del desaparecido: Maxim Litvinov, pues de él se trataba, que era por aquel tiempo vicecomisario del pueblo para Asuntos Exteriores de la URSS. La conversación en el curso de la cual expresó sus opiniones sobre el antiguo diplomático rumano, y que voy a contar a continuación, tuvo lugar a principios del mes de agosto de 1944. Era una charla no protocolaria en que se abordaron diferentes aspectos de la ofensiva soviética en pleno desarrollo en esos momentos, la futura configuración de Europa, las perspectivas de desarrollo de los acontecimientos en distintos países, el problema de Transilvania. En un momento dado Litvinov se interesó por la situación en Rumanía. Así salió el tema de Titulescu.

“Fue un gran diplomático –comenzó diciendo Litivinov- uno de los más ilustres del periodo de entreguerras.”

Ya fuera porque el ministro soviético viera en mi rostro un cierto asombro ante opinión tan categórica y elogiosa, ya porque le rondara otra idea la cabeza, lo cierto es que a día de hoy sigo sin saberlo. El hecho es que empezó a explicar metódica y minuciosamente en qué se basaba su parecer.

En esencia estimaba que:

- Titulescu, diplomático dotado de una gran perspicacia política, tenía muy claros los medios y vías con que podía asegurarse la seguridad colectiva europea, la integridad y la soberanía de los Estados pequeños.  

- Había sido de los pocos diplomáticos que se había dado cuenta, en las condiciones que existían cuando Hitler llegó al poder en Alemania, que sólo por medio de medidas colectivas de todos los Estados europeos, basadas en un entendimiento entre la Unión Soviética, Francia e Inglaterra, se habría podido cortar el paso a la guerra.

- Titulescu no sólo fue un publicista sino también un hombre de acción que luchó con pasión en defensa de sus ideas.

“En lo que a mí respecta –decía Litvinov- no puedo olvidar el hecho de que en toda una serie de cuestiones ante las que los representantes de los países occidentales no se mostraron receptivos, encontré en la persona de Titulescu un activo sostenedor. Así sucedió en la Sociedad de Naciones, así sucedió con ocasión de las discusiones que tuvieron lugar sobre el problema de la definición de agresor, así fue en Montreux, con el problema del estatuto de los estrechos. Conozco también la posición justa que mantuvo Titulescu ante la cuestión de la “no intervención” en la guerra de España.

En lo que hace a las relaciones entre Rumanía y la URSS, Titulescu entendió la necesidad de mantener unas relaciones normales no sólo desde el punto de vista diplomático, que es el único que podía conducir a la solución de todas las cuestiones litigiosas en provecho de los intereses nacionales de ambos países. Abogó con toda seriedad –estoy convencido de ello- por un pacto de asistencia mutua entre nuestros dos países.”

Litvinov añadió más tarde: “Estamos trabajando en un diccionario diplomático en la URSS y puedo asegurarle que la valoración sobre Titulescu será positiva.”

Recordé estas palabras al leer, tras la publicación del diccionario diplomático soviético, el artículo consagrado a nuestro diplomático, escrito en el sentido de las opiniones que había oído.


[1] Koča Popovic fue durante años Ministro de Asuntos Exteriores de Yugoslavia tras la victoria de la revolución socialista en aquel país. [N. del A.]
[2] La explicación entre guiones es del autor, no del artículo que cita. [N. de los t.]
[3] Retraducción a partir del rumano. [N. de los t.]
[4] La explicación entre guiones es del autor, no del artículo que cita. [N. de los t.]

[5] Aviación republicana. [N del A.]
[6] Retraducción a partir del rumano. [N. de los t.]
[7] Horia, Cloșca y Crișan son los sobrenombres de tres campesinos valacos que dirigieron la gran rebelión campesina de 1784 contra la nobleza húngara de Transilvania. Tudor Vladimirescu (1780-1821) fue el héroe de la revolución valaca de 1821, enfrentada al poder fanariota otomano y a los boyardos rumanos locales. Avram Iancu (1824-1872) fue uno de los revolucionarios más destacados del 48 rumano. [N. de los t.]
[8] En rumano en el original: “Pe aicea nu se trece”. [N. de los t.]
[9] Archivo del Ministerio del Interior, Boletines Informativos, octubre de 1936, vol. III, nota nº 2988 de 9 de octubre de 1936. [N. del A.]
[10] La explicación entre guiones es del autor, no del informe que cita. [N. de los t.]
[11] No hemos encontrado la denominación exacta de dicho Congreso, con lo que nuestra traducción podría diferir de la que en realidad se le dio en español en su momento. [N. de los t.]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...