lunes, 8 de abril de 2013

Reportaje sobre los mineros del Valle del Jiu en Deutche Welle

Hace dos décadas, en la Rumanía Socialista, existían mas de 200.000 mineros en el Valle del Jiu, una de las principales cuencas carboníferas de toda Europa Centro-Oriental.

La televisión alemana Deutche Welle ha realizado recientemente un reportaje sobre la situación actual de este valle minero, después de dos décadas de reconversión y de cierre de minas que han convertido la aquella antaño rica zona de Rumanía, una de las mas poderosas economicamente del pais y con mayor fuerza de las organizaciónes obreras, en un triste desierto donde los pocos habitantes que no han huido del pais para poder sobrevivir, se mantienen gracias a las ayudas y a otras actividades, como el robo de carbón.

Por supuesto que el documental manipula la realidad cuando se refiere a la relación entre los mineros rumanos (los trabajadores en general) y los gobiernos existentes en las dos décadas en las que ocupó la jefatura de estado de Nicolae Ceausescu. Los reporteros dicen (por supuesto, no podía decir otra cosa si queria mantener su trabajo) que los mineros del Jiu eran los "únicos que se atrevían a protestar contra él" (es decir, contra Ceausescu, al que siguiendo el manual de estilo de la prensa mercenaria, denominana "dictador").

No obstante, no dicen nada de que en aquellos tiempos los obreros organizados y, por lo tanto, también los mineros, tenían poder de decisión sobre la producción de la fábrica o la mina y, por lo tanto, no es que fueran temidos por los gobiernos, sino que eran la base, el principio y el fin, de toda la economía nacional y, por lo tanto, de todas las decisiones de los ejecutivos. Si bien es cierto que el empoderamiento obrero fue debilitandose conforme se asentaba la nueva visión de los gobiernos comunistas sobre la sociedad sin clases surgida tras los años 60, y la consiguiente relajacion de la alerta contra los restos y el acecho permanente del peligro del resurgimiento de la clase parasitaria, en el Valle del Jiu el compromiso con los principios socialistas pervivieron firmes incluso tras la reinstauración del la dictadura del capital en diciembre de 1990.

Después el golpe de estado de diciembre de 1989, los mineros si que fueron los unicos trabajadores que se enfrentaron a las imposiciones de las potencias capitalistas y al saqueo metódico de la oligarquia local y multinacional de toda la riqueza que la clase obrera rumana habia construido desde 1948.

En las conocidas como "mineriadas" fueron los unicos capaces en frenar temporalmente la destrucción de la industria rumana, incluso tomando el Palacio de Gobierno en Bucarest y obligando a dimitir al primer ministro Petre Roman, uno de los principales ejecutores del plan de choque neoliberal diseñado en Washington para convertir Rumania en una colonia.  En la última de estas "mineriadas", la tercera, en 1999, la revuelta obrera fue bañada en sangre, y los mineros fueron masacrados por la policia y el ejercito salvajemente, porque la clase que se habia apropiado de la riqueza de todos los rumanos no podia permitir que los trabajadores volvieran a poner en riesgo la existencia de una clase privilegiada que viviera a costa del trabajo de la mayoria.

Las consecuencias de aquella violencia contra los mineros, silenciada por los medios de propaganda de toda Europa, fue la destrucción  de la mitad de los puestos de trabajo en Rumania (de mas de 8 millones a a penas 4 millones), entre ellos los 200.000 puestos de la mineria existentes en el Valle del Jiu en los años 80, de los que hoy apenas quedan unos pocos.

2 comentarios:

Javi dijo...

No es verdad que solo los mineros protestaron, los trabajadores de Steagu Rosu también protestaron y en los dos casos han habido consecuencias. También se hablo en aquel tiempo de Galati pero fue un secreto a voces entre miembros del partido y no se ha sabido nada, al menos yo no me he enterado después de alguna noticia sobre eso.
Pero ya que tratas el tema de los mineros podrías hablar también de Daradisc Petru, Ioja Sortan y muchos mas que fueron condenados por las protestas del 77, es verdad que Ceaucescu dejo sus vacaciones y se presento en el Valle de Jiu, lo es, tanto como que luego se persiguió a los protestantes.

Que conste que no lo digo para ensuciar el comunismo, lo digo porque me parece correcto contarlo todo, lo que se y lo que se me ha hecho saber, y como me gusta contarlo todo quiero añadir que dentro de lo malo han habido "cosas buenas" como que estas personas cumplieron su condena en el puesto de trabajo aunque tuvieron que abandonar la ciudad.

En el tema de la industria actual en Rumania no entro básicamente porque no la tiene. Tenia razón Nicu Ceaucescu "Nici în 20 de ani nu veți reuși să zugrăviți ceea ce a construit tata"

Jose Luis Forneo dijo...

Protestas ha habido, pero que hayan puesto en jaque todo el sistema construido por el capital solo ha habido una: la de los mineros.

En el 77 también hubo protestas, y Ceausescu fue obligado por las protestas a visitar a los mineros y negociar con ellos. Solo cumplieron condena los que habian cometido delitos y, como dices, la cumplieron trabajando y no encerrados en prision.

La frase de Nicu Ceausescu era evidente. Tambien otra de un famoso escultor (precisamente del que diseño la nueva estatua de Carol I) que afirmo con toda la razon que "en el momento en el que Nicolae Ceausescu se montó en el helicoptero Rumania desapareció como pais" (soberano, queria decir). De hecho, el no se subio voluntariamente, sino que fue el general Stanculescu el que le recomendó ponerse a salvo y, con ello, haciendole subir en el aparato que ya estaba destinado a llevarle a una prisión. Ahí fue el momento del triunfo del golpe fascista, y se selló lo que se llamo el triunfo de la "revolucion", es decir, el de los parasitos que llevaban años esperando a poder hincarle el diente a la riqueza que los trabajadores rumanos producian.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...