lunes, 11 de noviembre de 2013

We want the wall back / Queremos el muro de nuevo

Queremos reconstruir el muro antifascista. Desde que fue derribado, en aquel aciago 9 de noviembre de 1989, la clase trabajadora de ambos lados del antiguo muro no para de sufrir constantes agresiones contra sus derechos y dignidad. No obstante, se trataba del muro de carga que soportaba el peso de las escasas conquistas laborales y sociales que había alcanzado la clase obrera occidental, además de ser el muro de contención que protegía de la amenaza de la barbarie capitalista a los obreros del otro lado.

El muro de Berlín solo debería haber caido para que el Socialismo se extendiera hacia los paises sometidos a la dictadura del capital, y no viceversa. Representaba la garantía contra el fascismo y su derrumbe significó que los delincuentes económicos volvieran a tomar el poder en los paises socialistas y que no tuvieran ya límite alguno para sus tropelias en los paises capitalistas.

Por eso, dos décadas después del final del muro antifascista, no hay duda de que los obreros de toda Europa deberían reconstruirlo, aunque esta vez alrededor de las cárceles donde habría que haber encerrado a todos los fascistas, también a los de la parte occidental, hace mucho tiempo (y cuando digo fascistas, me refiero tanto al sincero, como al que se ha escondido desde la Segunda Guerra Mundial tras el maquillaje democrático: en definitiva, a todos los parásitos capitalistas, sea cual sea su pose o su disfraz).


La foto de la pintada en lo que queda del muro antifascista de Berlín es de  El camino del hierro

1 comentario:

G. Pérez dijo...

Bendito muro que nos protegía a los de un lado y a los del otro de las mismas bestias carroñeras que hoy dominan el mundo. Baluarte de la clase obrera, de uno y otro lado, era ese muro.

Los reformistas, que nos dicen que otro capitalismo es posible, que nos dicen que el capitalismo es el mejor de los mundos posibles, que es que hay unos señores malos que lo estropean, pero que acabando con los malos y corruptos (por ejemplo, mediante una dictadura fascista.. no es que lo digan, pero a eso ha llevado esa demagogia en la historia) el mundo es de color de rosa... El reformismo, puesto que es la "modificación" del capitalismo para hacerlo "más aceptable", implica la defensa de eso que se quiere reformar contra los que queremos destruirlo. El reformismo es pro su esencia reacción pura. Y esa es su razón de ser, la razón de que haya sido mimado por el capitalismo, por el imperialismo, por la CIA en la época de la guerra fría.

Y hablo del reformismo, porque el Estado del bienestar no fue posible gracias al reformismo, sino gracias al comunismo. Las mejoras -mas esperadas que reales en muchos casos- en algunos países, las hicieron los capitalistas porque estaban acojonados de perderlo todo a manos de la clase obrera a raíz de Octubre, y sobre todo a raíz de la victoria sobre el fascismo en 1945... Los reformistas fueron los gestores del capitalismo del bienestar, pero si no hubiera habido comunistas, si sólo hubiera habido reformistas, anarquistas y gente así, nunca habrían cedido nada los capitalistas a los trabajadores. Los capitalistas cedieron por miedo, porque tenían algo, y mucho, y todo que perder.

Caído el muro, debilitadas en extremo las fuerzas comunistas, separada la clase obrera del comunismo gracias a la socialdemocracia, el eurocomunismo, y formas de fascismo disfrazadas de de "rojos" como el trotskismo, y payasadas reaccionarias como el anarquismo, la clase obrera no tienen ninguna fuerza, y el capital recupera todo lo que tuvo que ceder cuando la clase obrera estaba unida al comunismo.

El comunismo, el partido comunista, es la clase obrera organizada como sujeto histórico, como agente social activo luchando por y para sí mismo, por eso el comunismo es la fuerza de la clase obrera.

Eso, desapareció a lo largo de los años y fundamentalmente en los 90. HOy, ya puedes hacer huelgas generales o o que quieras, que como lso capitalistas no tienen nada que perder, esas movilizaciones no les amenazan en nada, se la pasan por el forro, y vamos perdiendo todo,... Sólo el recuperar la revolución, el recuperar la organziación en pos de la revolución como clase social organizada nos puede restaurar la fuerza. Que se vuelvan a cagar por las patas abajo...

EL muro de Berlín, los capitalistas y sus lacayos, era el muro de la vergüenza. Que esa gentuza, esos hijoputas que hoy y ayer nos aplastan y aplastaban, consideren con tanto odio ese muro, demuestra lo justo que era. El muro de la vergüenza, donde esta´es en Melilla o en Ceuta, o en Palestina, o en tantos sitios...

Viva el Muro de Berlín...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...