domingo, 28 de diciembre de 2014

Klaus Iohannis empieza su presidencia condecorando a un fascista



El nuevo presidente de Rumanía, el rumano de origen alemán Klaus Iohannis, ganador de las elecciones celebradas el pasado mes de noviembre,  ha comenzado su mandato con una condecoración a un simpatizante de los legionarios fascistas, Octav Bjoza, antiguo presidiario en los años sesenta por pertenecer a un grupo terrorista financiado por Occidente, autodenominado Joven Guardia Rumana. 
Iohannis otorgando la condecoración a Octav Bjoza 

El Centro de Control y Combate al Antisemitismo ha emitido un comunicado por su sorpresa y decepción tras la decisión del nuevo presidente de otorgar la Orden Nacional "Estrella de Rumania" en grado de caballero a "un sostenedor del Movimiento Legionario y del nenazismo".

El condecorado, Octav Bjoza, es el actual presidente de la Asociación de Antiguos Detenidos Políticos de Rumania, muchos de ellos por oponerse a la proclamación de la Rumania Popular en 1948 y formar parte de grupos terroristas y realizar actos de sabotaje financiados por EE.UU. y sus aliados europeos contra el pueblo rumano.

El sello del Grupo Etnico Aleman de Rumania 

Como se afirma el Centro de Control y Combate al Antisemitismo, que el presidente otorgue una medalla oficial a este personaje fascista puede ser interpretado con facilidad como que la Administración Presidencial homenajea al movimiento legionario y, en general, al fascismo.


De hecho, el presidente Klaus Iohannis ha sido acusado por la prensa rumana de presidir el Foro Democrata de Alemanes de Rumania, heredero directo del Grupo Etnico aleman, creado en1938 por los alemanes de Transilvania como apoyo al nacionalsocialismo alemán y a los intereses de Hitler en Rumania. De hecho, el Grupo Etnico Aleman de Rumania fue expropiado e ilegalizado tras el triunfo del pueblo rumano en la Segunda Guerra Mundial contra el fascismo y la proclamación de la República Popular, y sus propiedades nacionalizadas. En 1990, fue refundado tras el golpe de estado "democrático",  poniéndole tambíén a la antigua organización nacionalsocialista la obligada etiqueta "tranquilizadora".
Grupo Etnico Aleman, desfilando en Sibiu, 1940

Tras su refundación, el Foro Demócrata de Alemanes de Rumania ha empezado a reinvindicar las propiedades expropiadas a la organización nazi, lo que parece que ha enriquecido a algunos de sus líderes como el propio Iohannis, profesor de física y, después, alcalde de la ciudad transilvana de Sibiu.

Por todo ello, la condecoración a Octav Bjoza no ha hecho más que provocar más sospechas de las simpatias del nuevo presidente de Rumania por el fascismo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...