sábado, 22 de agosto de 2015

Los comunistas rumanos y su protagonismo en la creación del COMECON

Como es bien sabido, el Pacto de Varsovia fue una alianza militar defensiva creada en 1954 por los paises socialistas para frenar la amenaza del imperialismo contra la República Democrática Alemana y el resto de los paises antifascistas (tras la creación de la OTAN en 1949 como amenaza militar contra la Unión Soviética y las recién creadas democracias populares del este de Europa).

La bandera del COMECOM
Ya antes, en 1949, algunos de estos paises antifascistas habian dado el primer paso para la creación de una unión económica para hacer frente al plan de ayuda llevado a cabo por EEUU a los paises que, a través de él, quedarian bajo dominio de su influencia en Europa Occidental, y que pretendia evitar el aumento de la gran influencia del Socialismo entre sus trabajadores: el Plan Marshall. La alianza económica socialista sería el conocido como COMECON (Consejo de Ayuda Mutua Económica)

Según la transcripción de la reunión de la Oficina Politica del Comite Central del PMR del 10 de enero de 1949, (entonces el partido comunista se llamaba Partido de los Trabajadores Rumanos, tras su coalición en 1945 con otros partidos antifascistas), la idea de la constitucion del Consejo de Ayuda Mutua (CAER en rumano, COMECON en español) fue de los comunistas rumanos.

El que se llamo "Plan Stalin", por el cual se constituyó el COMECON, comenzó el día 5 de enero de 1949, cuando representantes de cinco paises comunistas (Bulgaria, Hungria, Checoslovaquia, Polonia y Rumania) se reunen en Moscú bajo la presidencia de Stalin. Cinco días después, en la reunión del Consejo Político del Partido de los Trabajadores de Rumania (PMR) en Bucarest, se debatió el plan acordado y se expuso cómo se gestó. Los testimonios de Gheorghiu- Dej, Secretario General de los comunistas, al igual que la de otros de los principales miembros del partido, como  Vasile Luca y Ana Pauker, la idea de la constitución de este organismo solidario fue de los rumanos.

El punto 1 del orden del día de la citada reunión de la Oficina Política del dia 10 de enero fue la presentación, por Gheorghiu-Dej, del "Informe de la mision de los camaradas Gheorghe Dej y Vasile Luca en relacion con la organizacion de un consejo de asistencia mutua". Dej reportaba, con todo lujo de detalles, los acuerdos logrados para poner en marcha las relaciones económicas con otras democracias populares y con la Unión Soviética, con el fin de lograr un medio de coordinacion de las políticas económicas para evitar la infiltración e injerencia del imperialismo norteamericano, que estaba sometiendo bajo su control toda Europa Occidental.

A la segunda reunión, en Moscú (del 5 al 8 de enero de 1949), habían sido invitados representantes de otros partidos comunistas y de los trabajadores de todas las democracias populares. Por parte de la URSS asisten Ghoerghi Malenkov (Presidente del Consejo de Ministros), Anastas Mikoyan (Vicepresidente del mismo) y Viacheslav Molotov (Ministro de Asuntos Exteriores), y por la de las democracias populares (Rumania, Polonia, Hungria, Checoslovaquia y Bulgaria) participaron dos representantes de cada una.

Parece ser que Dej desde hacía tiempo ya había propuesto la necesidad de crear un "Contraplán Marshall", necesario para contrarrastrar el programa con el que los Estados Unidos habia financiado a los paises que habian permanecido bajo su ámbito de influencia, con la excusa de reconstruirlos pero, en ultima instancia, con el objetivo final de controlarlos y someterlos. Por ello, Dej y Vasile Luca habían hecho dos viajes a Moscú mantenidos en secreto. En el primero, se propuso la creación del Consejo de Asistencia Mutua, idea que es bien recibida por Stalin y el gobierno soviético. En la transcripción de la reunión, Vasile Luca remarca que "es importante que la iniciativa haya partido de nosotros, y que se haya logrado acordar que es posible realizarla".

El propio Stalin recibirá a los delegados, que le entregaron el proyecto. Al final se asumió también la propuesta de Stalin de dejar abierto el Consejo para posibles incorporaciones de otros paises que estuvieran de acuerdo con sus objetivos. Stalin afirmaría que "los trabajadores de Francia, Italia si de todas los paises que estan en la orbita del Plan Marshall deben saber que no a través de este, sino del COMECON, habrá comida, tendrán lo que necesitan para la industria, y verán que Europa puede ayudarse sola, sin necesidad de injerencias".

El objetivo de Stalin y de las democracias populares era que el COMECON sirviera para romper el monopolio de Estados Unidos en el Occidente europeo, apoyándose en los partidos comunistas de estos paises, y poder romper así la continuidad del control del fascismo con formato democrático sobre los trabajadores europeos.

Al final de la reunión, Dej propuso que la operación de creacion del Consejo se llamará "Plan Stalin", en honor a su aportación de la citada idea de dejar la puerta abierta a la clase trabajadora de todo el mundo.

Después de la presentación del plan en la reunión de la Oficina Política del Comité Central de PMR, tomó la palabra Ana Pauker, entonces Ministro de Exteriores (sería la primera mujer en ocupar en ocupar ese cargo de la historia), subrayando la importancia del momento en de la creación del Consejo de Ayuda Economica Mutua, en 1949, en el contexto en el que todas las democracias populares colaboran en la construcción del Socialismo, y animando a estas a emular el desarrollo que había vivido la Unión Soviética, tanto industrial como social: "Nosotros somos el primero de los partidos comunistas que, después de errores cometidos, nos hemos levantado más rápido y nos hemos dado cuenta de que tenemos que mirar a la Unión Soviética, aprender de la Unión Soviética".

El camarada Mihai Moraru, también miembro de la Oficina Política, alabó en la renunión la creación del COMECON, que define como "el segundo momento mas importante de la historia despues de la Revolucion sovietica de 1917".

En la transcripción también se describe el funcionamiento del COMECON, que aparece en el siguiente punto del orden del dia. Así, cada pais tenía que enviar dos representantes al Consejo, que se reuniría una vez cada tres meses, celebrándose el encuentro de forma rotatorio en las capitales de cada uno de los miembros.  En Moscú se constituiría una Oficina Permanente y cada pais tendría allí un representante. Vasile Luca pidió que el partido elijiera a su representante y a otros cinco referentes, con preparación politica y economica. Se propuso a Dej y a Luca para participar en el Consejo (el presidente y el vicepresidente de la Comisión de Planificacion del Partido), y a Alexandru Iacob, cercano a Vasile Luca, para la oficina permanente de Moscú.

Integrantes del COMECOM
Por ultimo, Dej presentó a sus camaradas las ventajas concretas que Rumania obtendria al entrar a formar parte del COMECON. El documento muestra como Dej estaba muy contento con lo conseguido en el reparto de misiones y en lo relacionado al fomento industrial,  además con respecto a que el primer grupo de problemas que iban a ser discutidos serían los relativos a exportacion e importacion entre las democracias populares e, igualmente, en lo referente al intercambio económico con los paises capitalistas, con el objetivo de tener una politica unitaria al respecto.

Rumania, finalmente, había conseguido mucho más de lo previsto en un principio para el desarrollo de la industria metalurgica y siderurgica. Además, la Unión Soviética aportaría maquinaria y técnicos para el desarrollo agrícola, y formaría a especialistas para su mantenimiento y explotación.

En conclusión, la transcripción de aquella reunión nos muestra como Dej y el Comité Central del PMR informaron de los acontecimientos que rodean a la creación del COMECON (como contrapartida a la intervención norteamericana en Europa con el Plan Marshall) y de la importante participación de Rumania en su gestación (hasta el punto de haber propuesto la idea de la necesidad de su constitución).

Lamentablemente, y a diferencia de la participación de Rumania en el COMECON, que supuso un enorme crecimiento industrial y económico para el país, entonces en manos de sus propios trabajadores, su integración en 2007 en la Unión Europea, tras el golpe de estado capitalista de diciembre de 1989, después del saqueo de la riqueza nacional, de su industria, y de millones de puestos de trabajo creados por el Socialismo, solo provocó que millones de rumanos estuvieran obligados a huir de su casa para poder encontrar un empleo, la generalización de la pobreza y la restauración de la dominación de los capitalistas sobre los trabajadores (es decir, que los primeros volvieran a vivir a costa de los segundos).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante como siempre.

Anónimo dijo...

Otra pregunta: hablas de Mao. Hay ppcc's ml hoxista y maoistas qué diferencias reales existen y en España quién es quien. Creo que hay dos CIPOML's?

Jose Luis Forneo dijo...

Hola camarada,

Hay dos CIPOML y una ICOR. Esta ultima dice en sus estatutos que tienen "una clara línea demarcatoria frente al revisionismo, trotskismo y anarquismo, así como a cualquier forma de anticomunismo como los ataques hostiles y la instigación burguesa contra el llamado "estalinismo" o "maoísmo" y la dictadura del proletariado"; esta linea me parece la mas cercana al marxismo-leninismo que practicaban Lenin, Stalin o Mao y que Dimitrov definio bien en la frase siguiente: "En nuestro país hay personas que han aprendido algo de Marx, pero lo han aprendido como papagayos. Aprenden el marxisrno, no de manera creadora, como un guía para la acción, sino dogmáticamente. Nosotros debemos ser marxistas creadores, es decir, debemos ver lo nuevo, lo que después de Marx ha dado Lenin. Aprendiendo inteligentemente lo nuevo en el marxismo, seremos capaces de resolver con acierto el problema del paso del capitalismo al socialismo, de acuerdo con la situación concreta de nuestro país, de acuerdo con sus particularidades económicas, culturales, nacionales e históricas. Si aprendemos lo fundamental de la ciencia marxista-leninista, esta nos servirá como un guía para la acción y no como una receta para todos los países, épocas y condiciones. No existe y no puede existir una tal receta" (Fragmentos de la charla con los miembros de los Comités Regional y Urbano de Sofia de la Unión Juvenil Obrera efectuada el 1ro de marzo de 1946)

La defensa de ese supuesto marxismo-leninimso "papagayico" la hacen los revisionistas, aquellos que se empeñan en considerar el comunismo como una especie de religion, en vez de una ciencia en constante actualizacion con la realidad, y que, por ello, solo pueden tener una visión dogmática y, por tanto, burguesa. Hay maoistas dogmaticos y hoxhistas similares, aunque solo algunos de los primeros aceptan esa dialectica constante entre la ideologia y la acción, la acción y la realidad cambiante, mientras los seguidores de Hoxha en su mayoria se quedaron paralizados como estatuas de sal en 1917 (a pesar de que el Partido Comunista de Albania siguio durante decenios las enseñanzas e influencias del PCCh, hasta que, de repente, tras la muerte de Mao, y de un dia para otro, se consideraron los unicos poseedores de la llama de la verdad. - https://nuevapraxis.wordpress.com/2015/03/15/el-partido-del-trabajo-de-albania-y-la-revolucion-una-mirada-retrospectiva/-). Ambos, el hoshismo y el maoismo, son aportaciones importantes al desarrollo y adaptacion de las teorias m-l a la realidad, pero los primeros tienen una notable (e injustificable para un comunista) obsesión virulenta contra todo lo que no son ellos mismos.

Personalmente pienso que hay que superar los ¨ismos¨ congelados, y seguir avanzando por el camino marcado por Marx, pues, como bien explico Lenin, "Nuestra doctrina -- dijo Engels en su nombre y en el de su ilustre amigo -- no es un dogma, sino una guía para la acción[248]. Esta tesis clásica subraya con notable vigor y fuerza de expresión un aspecto del marxismo que se pierde de vista con mucha frecuencia. Y al perderlo de vista, hacemos del marxismo algo unilateral, deforme, muerta, le arrancamos su alma viva, socavamos sus bases teóricas cardinales: la dialéctica, la doctrina del desarrollo histórico multilateral y pleno de contradicciones; quebrantamos su ligazón con las tareas prácticas determinadas de la época, que pueden cambiar con cada nuevo viraje de la historia" (ACERCA DE ALGUNAS
PARTICULARIDADES DEL DESARROLLO HISTORICO DEL MARXISMO).

Espero haberte aclarado algunas de tus dudas.

Saludos Rojos

JL

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...