jueves, 3 de diciembre de 2009

Sobre el muro de Berlin

Excelente articulo de Jorge Insunza Becker, miembro del Partido Comunista de Chile, donde se repasan los motivos de la construccion del muro de Berlin (la agresion imperista), las consecuencias de su caida (el desastre economico mundial), y la renovada actualidad despues de 20 años, a pesar de la histerica propagandan anticomunista (consecuencia evidente del fracaso del capitalismo), de la necesidad del Socialismo en un mundo que, sin el, se acerca cada dia un poco mas a la Barbarie.

El 20º aniversario de la caída del Muro de Berlín ha dado lugar a un intenso operativo de propaganda anticomunista en todo el mundo. El intento de reescribir y deformar la historia, desplegado sistemáticamente desde la derrota del socialismo en Europa, se ha acentuado aún más.

La intensidad que adquiere hoy la campaña se explica, sin duda, por las consecuencias ideológicas que conlleva la grave crisis en curso del capitalismo. Para el imperialismo es urgente agitar el espectro del anticomunismo a fin de bloquear toda aspiración de construir una sociedad distinta. Se trata de imponer la idea que los descalabros que provoca el capitalismo a las grandes masas ciudadanas y, en especial a los trabajadores, deben ser aceptados mansamente porque no hay nada mejor que el capitalismo, este representa el fin de la historia.

EL ORIGEN DEL MURO

La construcción del Muro de Berlín es presentada como una decisión unilateral y odiosa de los enemigos de la libertad, en primer lugar de los comunistas, para someter a los pueblos de los países socialistas y en especial al pueblo alemán. La verdadera historia es muy diversa. El origen del muro de Berlín es la consecuencia de la división de la Alemania vencida en la guerra antifacista. Antes del fin de la guerra, los aliados habían consensuado la permanencia de un solo estado alemán en sus territorios ancestrales. Ese estado que debía garantizar que de su suelo no emergieran agresiones y que el facismo no tendría cabida. No obstante, los gobiernos imperialistas, en especial EE.UU. e Inglaterra, promovieron a poco andar planes para dividir Alemania en varios estados (proyectos Morgenthau y Welles). La Unión Soviética de entonces rechazó tales planes. Un dirigente como Stalin, vilipendiado como es conocido, responsable, sin duda, de muchos errores y crímenes, actuó correcta y responsablemente. Enfrentó esas pretensiones afirmando: «Los Hitlers vienen y se van, el pueblo alemán y el estado alemán permanecen».

Sin embargo, la relación de fuerzas existente determinó la división de Alemania por decisión imperialista. Esa resolución fue la primera piedra de la Guerra Fría. Los tres sectores ocupados por las potencias imperiales decidieron unilateralmente la formación de la República Federal (RFA) en 1949. Ante ello se forzó la formación en el este de la República Democrática Alemana (RDA).

Berlín, dividida también en 4 sectores, estaba enclavada en medio de la RDA. El sector que había sido de ocupación soviética se convirtió en capital de la RDA. Los otros sectores fueron adscritos de hecho a la RFA con un status no reconocido por la ONU. Allí se instaló un foco de extrema tensión de la guerra fría.

Poco tiempo después el militarismo imperialista formó la OTAN bajo la égida de EE.UU e incorporó a la RFA. En respuesta a ello, la RDA ingresó al Pacto de Varsovia, acuerdo militar de los países socialistas creado después de la OTAN

La RFA , que pretendía ser reconocida como única representante de toda Alemania, no reconoció a la RDA como estado y usó Berlín para intentar descomponer el estado socialista. Promovió un embargo, estableció campos especiales para empujar la emigración de ciudadanos de la RDA hacia el Oeste drenando personal calificado, diseñó políticas de erosión económica usando un tipo de cambio especial, facilitó una militarización desaforada de Berlín Occidental donde los servicios de inteligencia realizaban permanentes operaciones de desestabilización del «enemigo». Todo esto se llevaba adelante aprovechando el hecho que en ese sector no había frontera estatal entre los dos estados alemanes. Se generaron así momentos de confrontación con riesgos de convertir la guerra fría en guerra pura y simple.

En 1958, la Unión Soviética propuso que Berlín Occidental se convirtiera en una ciudad libre y desmilitarizada, con un status reconocido internacionalmente, con independencia garantizada por todas las partes. El sentido de esta propuesta era superar ese peligroso foco de conflictos. Se instaló una Conferencia en Ginebra en 1959 pero la propuesta fue dejada caer por las potencias occidentales, la RFA incluida.

En medio de ese desarrollo de crecientes tensiones, en 1961, el Pacto de Varsovia, resolvió el establecimiento formal de la frontera entre los dos estados: la RDA y la RFA.

Ese es el origen del Muro: es la instalación de los límites fronterizos entre dos estados, miembros de dos bloques militares enfrentados a los que condujo la guerra fría.

Un político alemán federal, de reconocidas posiciones reaccionarias, Franz Josef Strauss, escribió años después de los hechos. «Con la construcción del muro la crisis, ciertamente de un modo no positivo para los alemanes, pudo decirse no solo bajo control sino efectivamente cerrada».

(Dicho sea al pasar, cuando se habla del muro de Berlín no se menciona para nada que existen otros muros de frontera. No hablo de la Gran Muralla china,que por cierto ya no es muro de frontera. Hablamos de nuestro tiempo. Israel ha construido y continúa construyendo un muro de frontera para consolidar su ocupación de territorios palestinos. EE.UU. avanza hacia el muro de frontera con México. Ningún medio imperial hace mención de ello.)

Una decisión difícil

Los dirigentes de ese entonces de los países socialistas reconocieron que la construcción del muro fue una decisión difícil. Construir una frontera en medio de una ciudad y en su entorno era de por sí duro. A la vez, era evidente que esa decisión constituía el reconocimiento de la debilidad relativa del Pacto de Varsovia respecto de la OTAN.

Si bien disminuyeron las provocaciones, la matriz de la política de la RFA respecto de la RDA cambió poco. Solo 11 años después de erigido el muro la RFA reconoció la existencia del otro estado alemán y estableció relaciones con él y aún así las acciones dirigidas a debilitar el desarrollo de la sociedad alemana del Este y del socialismo en general persistieron.

La confrontación entre socialismo y capitalismo convertía la guerra fría en guerra caliente en amplios sectores del planeta. El uso de la fuerza por los poderes imperiales era persistente. En 1961 EE.UU. organizó la invasión de Playa Girón, en 1963 el Presidente Kennedy decidió la guerra en Vietnam que duró 12 años hasta que el pueblo vietnamita los expulsó de modo humillante; en 1983 Reagan ocupó Grenada; en 1986 él mismo bombardeó Tripoli y Bengasi, en 1989 Bush invadió Panamá, para mencionar solo los casos más conocidos. La contraparte reaccionaba: hubo el ingreso de tropas en Checoslovaquia y antes en Hungría.

LOS PROCESOS EN EL SOCIALISMO REAL.

Esa debilidad relativa que expresaba el Muro de Berlín estaba sin duda vinculada también a los errores e insuficiencias de la dirección política del país socialista alemán y de otros países socialistas.

Se ha pretendido identificar al socialismo con las deformaciones que existieron en su construcción en las condiciones de asedio que se le impuso. Es lo que se engloba en el concepto de stalinismo. Mirada la historia sin anteojeras se puede afirmar sin ambages que el stalinismo es producto no sólo del accionar de una persona o un grupo dirigente sino sobre todo de la persistente agresión de las fuerzas del capital dirigidas a liquidar el socialismo sin prescindir de ningún recurso por inmoral que fuese.

La agresión permanente, abierta y encubierta, empujó la adopción de medidas y formas de dirección que implicaron limitaciones de la democracia socialista. Esas limitaciones perjudicaron sin duda el desarrollo social limitando la creatividad y participación popular en la construcción de la nueva sociedad como también incidiendo en el retardo en el desarrollo de las fuerzas productivas por la concentración de recursos en el enfrentamiento a las amenazas permanentes. Sin embargo, es un hecho indesmentible que los gobiernos comunistas, más allá de errores o insuficiencias, ponían al centro de su actividad la expansión de los derechos sociales de sus trabajadores y sus logros fueron considerables. Lo realizado es una experiencia que no puede ser desechada tanto para recuperar sus valores humanistas como para sacar lecciones de los errores cometidos.

La guerra fría terminó con la victoria del imperialismo. La caída del muro es el símbolo de la derrota de una forma de socialismo existente en Europa y, en realidad, fue una dura derrota del movimiento obrero y comunista internacional y de los movimientos de emancipación en todo el mundo. No fue una victoria de los pueblos y menos del pueblo alemán.

¿UNIFICACION O SUMISION? EL DESASTRE.

La unificación alemana se llevó adelante por vía de una anexión materializada con extrema brutalidad por los poderes del gran capital. Se trató, en esencia, de una guerra de conquista. El estado occidental creó un ente administrador del patrimonio de propiedad estatal en el Este (Treuhand) con una sola orden: imponer la privatización o decidir la desaparición. Así las empresas fueron vendidas al gran capital a precio vil. Lo que esencialmente compraban los grandes empresarios occidentales eran los portafolios de exportación y, en algunos casos, equipos productivos de alta eficiencia que, en general, trasladaban a sus matrices en Occidente procediendo enseguida al cierre o reducción sustantiva del emprendimiento. Se destruyó todo el sistema de seguridad social que el estado socialista había desarrollado intensivamente en educación, salud, maternidad, protección de la infancia, desarrollo cultural, etc.. El nuevo poder actuó para borrar todo vestigio del socialismo preexistente: una expresión aberrante del odio fue la destrucción del Palacio de República, una inmensa estructura que era un centro de actividad política y sobre todo cultural, calificada como símbolo y que debía desaparecer. Hasta hoy el lugar de su emplazamiento es un sitio eriazo en el centro de Berlín.

Las condiciones de vida que se han impuesto a los «liberados» son mucho peores que las que disponían bajo el socialismo. La infraestructura industrial, técnica y científica de la RDA ha sido destruida. y eso ha significado una precarización extrema de regiones enteras y la cesantía de miles de trabajadores. En las Universidades, los profesores orientales fueron cesados y los occidentales ocuparon todos los lugares (orientales son sólo empleados de servicios y por cierto no todos). Todas las instituciones científicas de la ex-RDA, perfectamente capaces de competir con las del Oeste, fueron eliminadas y con ellas la Academia de Ciencias de la RDA. (Le Monde Diplomatique).

Una expresión emblemática de la nueva situación impuesta en el territorio alemán oriental es que la maffia ha podido sentar reales en territorio alemán: la rama calabresa ha extendido su dominio hacia Leipzig, Erfurt, Eisenach, ciudades de la antigua RDA, como lo ha denunciado el diario Die Zeit en Julio de este año

Los ciudadanos de la RDA conocen hoy la verdadera cara del capitalismo. No es que quieran el retorno puro simple al antiguo sistema, en el que muchos apreciaban defectos e insuficiencias, pero la mayoría (57%) declara que vivían mejor en la RDA que lo que viven hoy día.

La degradación que conlleva el retorno del socialismo al capitalismo no afecta sólo a los habitantes de la antigua RDA. Se reproduce en cada país donde ese proceso resultante de la victoria imperialista tuvo lugar. Se podrían citar infinidad de datos y hechos. Me remito a uno de fuente insospechable. La Universidad de Oxford llevó a cabo un estudio que publicó recientemente la más autorizada revista médica internacional, la inglesa Lancet, que concluye que las políticas de privatización en masa en los países de la ex-URSS y socialistas del este europeo incrementaron la mortalidad en 12,8% en 1989 y 2002, aumento que se concentra casi enteramente en lo hombres en edad de trabajar. Es el resultado de la aplicación frenética de las políticas neoliberales.

LOS VALORES HUMANISTAS DE LA RDA

Los valores humanistas de la RDA los constatamos directamente los chilenos. Miles de perseguidos por los golpistas fuimos acogidos en su suelo, sus familias recibieron todo el apoyo del sistema de seguridad social que la república socialista desarrollaba para su pueblo: trabajo, vivienda, educación, salud. Realizaron operaciones complejas para salvar vidas, entre ellas la de Carlos Altamirano, en riesgo de ser asesinado. En el plano internacional desplegaron iniciativas junto a otros gobiernos para contener la crueldad del régimen y a la vez mantuvieron una representación en Santiago en un proceso que la dictadura debió aceptar. Hoy se puede decir que esa permanencia prestó grandes servicios a la lucha de la resistencia. En ese comportamiento se expresó la consecuencia antifacista de sus convicciones. Es que en la RDA no hubo nunca campos de concentración, sentencias políticas de muerte, detenidos desaparecidos y otras formas de lucha «política» de uso de los imperialistas y sus sirvientes.

LA RENOVADA SED DE DOMINIO DEL IMPERIALISMO
El fin de la guerra fría del siglo 20 culminó con la implosión de los países socialistas de Europa. Esto no puso fin a las agresiones imperiales sino las intensificó. De ahí en adelante los proyectos de dominación que se habían visto frustrados por la existencia del campo socialista y su apoyo a los pueblos para defenderse de las agresiones imperiales, se desataron. La década de los 90 se estrenó con la guerra del Golfo, la ocupación de Irak, luego de Afganistán y el reforzamiento de la OTAN como un ejércirto internacional de salvaguardia de los intereses imperiales a medida que crecía el saqueo del Tercer Mundo, ahora ampliado con buena parte de los ex-países socialistas. Un símbolo dramático fue el desmembramiento de Yugoslavia a costa de una tragedia para todos su pueblos integrantes con intervención directa de fuerzas militares del imperio. En nuestro continente persiste la agresión a Cuba, se mantiene el embargo económico, se promueven golpes de estado, se instalan bases militares anexando de hecho a países como Colombia para disponer de recursos de control y agresión sobre toda América del Sur.

La conmemoración de la caída del muro es la celebración de la restauración del capitalismo en extensos territorios y un paso para tratar de hacer realidad la tesis del «fin de la historia». Las utopías deben morir para siempre, en primer lugar la utopía comunista.

LA NECESIDAD DEL SOCIALISMO SIGUE SIENDO UNA EXIGENCIA

Lamentablemente para los dominadores y sus adeptos las utopías nacen de la realidad y no pueden ser abolidas. Hoy casi la mitad de la humanidad vive por debajo del nivel de miseria. Esto es resultado directo del dominio incontrarrestado del gran capital, de la desigualdad ominosa que le es congénita: el 20% más rico consume el 82,49% de toda la riqueza de la tierra y el 20% más pobre se tiene que sustentar con un 1,6%. Los patrones de consumo que impone esta desigualdad aberrante tiene a nuestro planeta al borde de la catástrofe que significa el cambio climático. ¿Ante estas realidades, se podrá matar el sueño y la lucha por un mundo distinto?

La renuncia a la perspectiva del socialismo sería una tremenda inepcia. Es claro que ese socialismo no consistirá en volver atrás la rueda de la historia. Los que lucharon y sostuvieron el primer empeño por cambiar la sociedad han dejado un legado que no será echado por la borda, son lecciones que se deben recoger para impulsar la construcción de una nueva sociedad y para evitar los errores que permitieron su derrota. Para ver claridad en ese proceso hay que echar a un lado la denigración interesada de los que defienden de manera abierta o encubierta la permanencia del capitalismo y para peor en su forma neoliberal actual que hace hoy más válida que ayer la conclusión de Rosa Luxemburgo: «Socialismo o Barbarie».


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96364

- Jorge Insunza Becker es miembro de la Comisión Política del Partido Comunista de Chile.

20 comentarios:

TRaNSoN dijo...

Uuuh... este texto incluye bastantes informaciones realmente serias.

Interesante... este punto de vista entra en contradicción completa con lo que me habían contado, ahora sí que sí que a lo bestia.

Voy a investigar un poquillo esas afirmaciones que lanza... los dos bloques no pueden tener razón a la vez en el mismo asunto (eso desmembraría la lógica tal y como la conocemos xD).

Normalmente la historia a la que me refiero con "la que me contaron" omite datos acerca de eventos sucedidos entre la derrota de Alemania y la construcción del muro. Y al parecer, el orden de los eventos (y la propia existencia de eventos, ¡qué carajo!) es fundamental.

Habrá que ver. También los neonazis afirman con sugerentes y elaborados argumentos que el Holocausto fue una gran mentira, y no me lo trago sólo por resultarme "una versión interesante" :P

Hora de visitar algunas bibliotecas y soplar el polvo de unos cuantos periódicos...

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Transon,

Si, entra en contradiccion completa, pero mira los libros que dices y veras por que se construyo el muro (que puede que fuera un error, pero que demostraba, como dice el autor, mas bien la debilidad de los paises socialistas contra la agresividad capitalista).

Pero tampoco hace falta que te vayas muy lejos para saber como actuan los ejercitos del sistema. Mira a tu alrededor y comprueba como, tanto a lo largo de la historia como hoy, si hay un ejercito agresivo y criminal es el de EEUU y sus aliados, Israel y la OTAN. Mira la historia de, por ejemplo, Latinoamerica, y observa quien ha dirigido los golpes de estado y el exterminio que les siguio, quien creo los grupos paramilitares mas sangrientos, quien adiostro en la Escuela de las Americas a los torturadores que tiñeron de sangre y dolor odo el continente.

De todos modos, tienes razon.. Compruebalo por ti mismo. Que es lo que hay que hacer, y no creerse lo que dice la tele.

En fin, que en cuanto al holocausto, tambien harias bien en comprobarlo por ti mismo. Evidentemente hubo un holocausto contra judios, gitanos, comunistas y todo tipo de minorias llevado a cabo por los nazis y sus aliados. Lo que no esta tan claro es el numero final, aunque eso en definitiva no importa tanto, como parece para algunos (y no es el unico llevado a cabo por los fascismos en el mundo).

En definitiva, que tienes razon que hay una contradiccion entre unas versiones y otras. Reconocerlas es dar el primer paso para comprobar cual es la verdad. Normalmente lo que se hace es creer una y basta, someterse a la version mayoritaria, en vez de comprobar por uno mismo cual de las versiones es la correcta. Asi que, ya me contaras....

rafael antonio dijo...

...Pero esto de que los Paises Occidentales siempre han sido unos mentirosos y de que tergiversan la historia a su antojo. ya lo sabíamos la minoria de siempre...ahora el problema es como demonios se lo metemos en la cabeza a toda esa amplia mayoría de la humanidad que aún cree que lo del Muro de Berlín fue una abyecta construcción del no menos abyecto régimen comunista de la R.D.A y toda esa clase de zarandajas.
Saludos.

Anónimo dijo...

El texto tiene su interés; con motivo de este nefando aniversario, se han publicado análisis interesantes, por ejemplo, el de STEPHEM GOWANS, en su página web - en inglés- me parece uno de los más informados.

Dicho esto , el autor es un REVISIONISTA , antiestalinista de tomo y lomo, y el problema sigue siendo el mismo que dice el profesor Grover furr,la ignorancia de lo que realmente ocurrió facticamente, en la Urss, en el periodo de stalin, no las chismografías canónicas al uso de la sovietología occidental.

Nadie se ha parado a pensar que algo tendría stalin como dirigente y hombre de estado, que le ha convertido sin la menor duda, en el personaje más odiado de Occiedente.No me parece que sea una mera casualidad.¿Será que nuestros políticos occidentales han sido- es conocido el retraimiento y nerviosismo que el "gran " churchill, experimentaba ante stalin- y son una "mierda" al lado de una figura que solo admite comparación con grandes políticos de la antiguedad como julio cásar,Akhenatón,pisistrato ó alejandro magno?.
¿Será por ese mismo motivo,que nuestra "intelligencia" izquierdista pequeño burguesa prefiere personajes ruines y "liberales" como Krutschev, Gorbachov, Kennedy ,Zapatero,etc, etc y semejante caterva de carreristas burgueses,por delante con una bonita sonrisa de hiena y por detras con un cuchillo para sangrar a la población trabajadora?.

Anónimo dijo...

Y añado como colofón:
¿Será que el gobierno de stalin, con todos los defectos que queramos analizar, fue una de esas anomalías históricas, dado que fue un gobierno proletario y sobre todo antioligarquico, en el que los burócratas,los intelectuales de la inteligentsia, y las clases técnicas tenían que trabajar más que los obreros normales y sólo tenían ese privilegio, el de trabajar duro para la URSS,y no el de explotar ó colaborar en la explotación de la "plebe", del "demos" trabajador, como ocurre habitualamente en Occidente?.

Jose Luis Forneo dijo...

Rafa (anonimo), por supuesto que en la anatemizacion del llamado "estalinismo", que todavia no se sabe muy bien lo que es, y que se usa como comodin difamatorio en cualquier ataque al comunismo, esta detras la propaganda y la manipulacion capitalista.

Como he dicho todavia nadie me ha definido @stalinismo@, que como mucho es el periodo de gobierno de Stalin, que tuvo sus defectos y sus virtudes, aunque solo se senalen los primeros, pero que ni fue un regimen personalista, puesto que era el partido el que dirigia los asuntos del estado, ni mucho menos hay que olvidar que fue quien nos salvo de los nazis, que si no estariamos ahora mas sometidos todavia de lo que estamos con el hermano menor del nazismo, el capitalismo.

En fin, que estos textos, como dices tu, sirven para contrarrestar el bombardeo mediatico que a muchos les impide ver como sucedieron las cosas, y por ello son utiles. En cuanto a la aclaracion de por que el ataque a Stalin, su conversion de ser un salvador y un estadista integro en un mosntruo, es otro tema interesante, y que tiene que ver con la misma propaganda anticomunista que perjudica, aunque no lo acepten muchos, a todo el comunismo, y no solo a esa invencion que nunca existio que se denomina @estalinismo@. De hecho la URSS despues de Stalin fue mucho mas autoritaria y alejada de las bases que durante la direccion de Stalin que, como he dicho, no era un santo, y seguramente tuvo muchos defectos, aunque es extrano que solo se le acuse a el mientras de lo mismo que se le acusa habia ejemplos en paises imperialistas y esos, curiosamente, se han invisibilizado convenientemente.

Sigo pensando que Kruchev fue un oportunista, seguramente bien orientado, y que provoco una division en el comunismo que llevo a la desintegracion del movimiento obrero internacional, y que solo beneficio a los capitalistas (muchos de ellos ya dentro del sistema sovietico entonces).

En fin, este es un debate dificil y largo, pero lo cierto es que ante la campa;a de mentiras que justifican hoy un anticomunismo histerico, hay que recuperar la verdad aunque sea escrita por un @antistalinista@, termino que tampoco tiene mucho sentido si no existio tal @stalinismo@, y este es solo una invencion de la propaganda anticomunista..

Oxandabaratz dijo...

Sobre Stalin sólo diré una cosa: quien da hostias a Stalin, en realidad busca (la mayoría de las veces) joder al comunismo. Lo de encontrar al comunismo "real", "material", "existente" (y su máximo dirigente, que sacó de la pobreza a la atrasada Rusia y le llevó a la victoria) como "Monstruoso" mientras se imagina un comunismo "bueno", "utópico" o "alternativo" que no existió jamás o existió en un corto periodo de tiempo; es más viejo que mear contra la pared.

Por un lado se nos dice "Stalin malo, pero tranquilos que hay otros comunistas por ahí escondidos que son buenos" (ataque por el flanco, utilizando la pretendida "izquierda"), y más tarde, cuando hemos asumido lo de "Stalin malo" (que es lo más fácil, porque a fin de cuentas tuvo que mandar y tomar decisiones dolorosas y difíciles); pasan al "Stalin malo ergo comunismo malo" (ataque frontal, utilizando la derecha pura y dura).

Por supuesto que siempre quedarán "izquierdistas" puros-puros, los ultrarrevolucionarios, los puro-demócratas estilo Kautsky, eurocomunistas, anarquistas y demás que se quedan en la primera etapa, en el ataque antistalinista por la izquierda sin pasar al ataque por la derecha. Grupos marginales, que pese a ello, hacen un gran trabajo (ideológico) para el sistema.

Ejemplos:

1) La caída de la RDA. Muchos que "tiraron el muro" no querían "tirar el socialismo" sólo "mejorarlo". Sin embargo con el tema del "wende" o "giro"; consiguieron desprestigiar al liderazgo del SED (Honecker y demás) para poner a un nuevo liderazgo "properestorika". Al final, concesiones a los "demócratas", "unificación"; el socialismo a tomar por culo, capitalismo, desempleo y hambre. En este caso se utiliza una promesa de utopía ("verdadero socialismo democrático sin Muro") para derribar lo real; la RDA.

2) Checoslovaquia. En teoría el 68 checoslovaco era tambibién para "Mejorar el socialismo" o para instaurar el "socialismo de rostro humano". Ese intentó fracasó por la intervención soviética. Pero en el 89 grupos anticomunistas (y sus acompalantes trotskistas y "reformadores comunistas") volvieron a la carga. Otra vez, la munición inicial era el "socialismo democrático mejorado". Al final, lo de siempre, ni socialismo democrático ni leches, capitalismo puro y duro. Caso igual que el anterior: utilizar una promesa utópica para atacar lo real.

(No entraré a dabetir sobre las intenciones reales de Dubcek ni la intervención soviética, ni si la URSS era revisionista por lo tanto igual que Dubcek ni órdigas. Sólo diré que si las intenciones de Dubcek fuesen realmente buenas y quería de verdad un "socialismo suave" y lo hubiese conseguido, hubiése acabado como "el Dubcek rumano" Ceaucescu).

3) Yugoslavia. Tito era la ostia mientra se oponía al demonio Stalin y su "socialismo autogestionario" el súmmum del socialismo. Sin embargo en el 1991 lo que más o menos quería seguir con ello frente a los contrarrevolucionarios pagados por Occidente (los serbios y su Gobierno) eran una pandilla de genocidas.

En el 99, se atacaba a Milosevic a la vez por "dilapidar la herencia de Tito", "por acabar con el socialismo multiétnico y sustituirlo por una dictadura genocida y etnicista" (ataque por la "izquierda": el Tito muerto se utiliza contra el Milosevic vivo y "estalinista"). Cuando la izquierda asimila eso, viene el ataque por la izquierda: "Milosevic el último dictador comunista de Europa"; "Milosevic el estalinista" y esas paridas.

(Continúa)

Oxandabaratz dijo...

(Viene del anterior)

4) Cuba. Fidel Castro es malo malísimo, en cambio el Che Guevara (elo héroe romántico muerto) es muy bueno. Por elo intentan deslindar al Che de FIdel; "que si Cuba sería difenrente si el Che siguiese vivo", que si "Fidel conspiró para matar al Che", que si "el Che si viviese estaría en contra de Fidel"... De nuevo se idealiza al muerto (en este caso un ejemplo de revolucionario superlativo y digno de admiración con el que es imposible estar en desacuerdo) para atacar a lo vivo y existente.

Una variante de ésto, que ha calado en reducidos circulo comunistas es la de decir que en Cuba sí hay socialismo (lo romántico, lo admirable) pero que en la URSS no porque ésta es "opresiva" y "gris". de nuevo cogemos lo que dice la burguesía y lo asimilamos (sin pararnos a pensar en la alinza Cuba-URSS y la ayuda desiteresada de los soviéticos a los cubanos).

5) Euskal Herria y la izquierda española. Ciertos sectores de la izqueirda española (no todos, hay gente muy digna ahí), "defienden la autodeterminación", y tal (ya que lo ponia Lenin y no se puede estar en contra de ello)... pero a la vez ataque del todo contra Batasuna "porque no es socialista", "porque antepone el nacionalismo al socialismo", "porque es pequeñoburguesa". En un contexto de ataques judiciales, políticos, policiales, propagandísticos cona la izquierda abertzale, esas frases suenan a vacías excusas ("revolucionariamente correctas" eso sí) para escatimar el apoyo a la izquierda abertzale. Y es que es muy jodido que te digan "eres de la ETA", tiene más aceptación social ser un radical de izquierdas pero que no se pringa con los de "la ETA"; pero eso sí con un discurso más radical que el copón. Otra vez; imaginación de una utopía o el deseo noble propio (querer que Batasuna sea mnás así o asá) para cerrar los ojos ante el ataque real (el del Estado conrta la izquierda abertzale).

6) And last but not least... la Revolución Rusa y la Guerra Civil. Cunado el Poder de los Soviets, una vez tomado el poder tras expulsar de çel a los imperialistas burgueses y a sus cómplicas eseristas y mencheviques, se enfrenta a una contrarrevolución inmensa apoyada por 14 Ehjércitos exranjeros; salen como setas grupos que denuncian la "deriva autoritaria de los leninistas", del "socialismo burocrático", que exigen el fin del monopolio soviético sobre el comercio exterior, la libertad de comercio para los campesinos (en plena Guerra civil!!), elecciones multipartitas 8con partidos que se probaron contrarrevolucionarios!!) y motines así, todos bajo un lenguaje izquierdista y con banderas izquierdistas, pero exigiendo el fin de la nacionalización de la tierra, el fin del control estatal proletario sobre la economía, el fin de los Soviets (o "Soviets son comunistas" que para el caso antzeko-parecido)... el fin del socialismo en definitiva. Por ejemplo, el motían anarquista de Kronstadt en 1921, utilizado profusamente en todos los lados para atacar la "maldad de los bolcheviques".

Ya lo dijo el "demócrata-constitucionalista" Pável Miliukov: "en la primera fase de la contrarrevolución, sólo un partido socialista de "izquierda" bajo bandera de la revolución puede movilizar a las masas en la lucha antibolchevique".

Ya me diréis que opináis.

Agurrak

Benito García dijo...

Viva tu blog, ole!!

Desde la agrupación "pecera" de Villaverde.

villaverdecomunista.blogspot.com

Jose Luis Forneo dijo...

Benito Garcia, Gracias por tu comentario. He echado un ojo a tu blog. Lo seguire a partir de ahora.

Gracias

Anónimo dijo...

No puedo menos que suscribir plenamente lo dicho por Jose luis y Otxanda,pero creo que Stalin-aunque no lo llegará a teorizar- fue el que mejor entendió empiricamente la naturaleza del ESTADO y de un estado comunista, es decir de una sociedad organizada políticamnte,que debe garantizar su supervivencia y equilibrio dinámico(eutaxia) en un medio tremendamente hostil , una realidad que algunos socialistas"utópicos" siguen sin entender ó no les interesa entender;el problema es cuando algunos de estos socialistas rodean a gobernantes genuinamente antiimperialistas como hugo chavez.
en este sentido recomiendo leer al propio stalin ó el extraordinario trabajo de Philip panaggio:"Yezhov y stalin:una visión extraparadigmática" en stalinhoy.blogspot .

Jose Luis Forneo dijo...

Oxandabaratz,

Hola, estoy de acuerdo con Rafa y contigo. Los ataques a Stalin solo pretenden destruir el comunismo. Y que conste que no digo que Stalin fuera un dios ni que fuera perfecto. Al contrario, creo que era parte del partido comunista, uno de sus directores, y que simplemente era la imagen de un conjunto de decisiones politicas que, como todas, podrian estar mas o menos acertadas. Lo cierto es que sus objetivos eran el triunfo del socialismo, y el bienestar del pueblo sovietico, eso es indudable.

Tienes razon que la principal victoria del capitalismo es haber penetrado en las "izquierdas", y haber hecho creer que la revolucion puede ser un camino de rosas, especialmente en un contexto en el que cualquier avance revolucionario es contestado con todos los medios posibles a manos de los dominantes (incluidos los bombardeos masivos).

Los ejemplos que ponen me parecen correctos. Por ejemplo, en Colombia, muchos critican a las FARC cuando son los que realmente luchan por cambiar las cosas, mientras que las izquierdas hablan mucho pero participan en las instituciones y celebran todos los mecanismos de impostura democratica.

En la URSS el paso que dieron Kruchev y los suyos, el de acabar con la lucha de clases para crear un "buen rollito" revolucionario fue clave para el final del proceso hacia el socialismo. El Socialismo no es un destino al que se llegue facilmente, sino que hay que luchar por el. Y si no se lucha de verdad, incluyendo todos los metodos que usan los imperialistas contra todos los movimientos que se resisten, entonces la victoria sera imposible.

Volviendo a Stalin. Hay aciertos y fracasos en su gestion, como en todas. Pero nadie ha dicho que el camino correcto sea conocido cuando se busca llegar a un objetivo, y a veces te equivocas y ahi que dar rodeos. Pero el objetivo tiene que estar siempre claro, y en eso creo que el comunismo se ha dispersado demasiado, y ha sido contaminado por la idea de la posible convivencia entre clases, cosa que solo puede llevar a que las clases dominantes, los capitalistas, acaben pisoteando cada vez mas a los obreros y dominados.

Salud

C. Marat dijo...

Seguramente si han visto las discusiones anteriores que he tenido con otro lector de este blog, sabrán cuál es mi posición, así que antes de que el anónimo fanático stalinista empiece a insultarme, le digo a José Luis: ¿cómo se explica la terrible derrota del socialismo científico en el siglo XX, siendo que éste empezó siendo el más esperanzador de la historia humana?

Uds. defienden a Stalin, diciendo que cometió aciertos y errores, pero... ¿desde cuando la guía absoluta del marxismo dependía de un dictador personalista? Y no me digan que el accionar de Stalin era la suma del accionar de los dirigentes del PCUS, pues uds. saben tanto como yo lo que Stalin hacía con los dirigentes notables.

Todos nosotros estamos contra el capitalismo, yo lo odio a muerte, pero la victoria de este régimen ha creado un mundo mediocre en el que la posibilidad de la revolución se ha alejado enormemente comparado con la época anterior. Stalin, como mínimo no estuvo a las alturas de las circunstancias, pues todas sus decisiones internacionales fueron un desastre. En mi opinión, fue simplemente un dictador trastornado cuyas nefastas teorías nacionalistas (que fueron continuadas por sus sucesores, por más que intenten marcar una diferencia que no existe, exceptuando el cese de los campos de concentración) encerraron al marxismo dentro de los Estados socialistas y le impidieron realizar la revolución mundial.

P.D.: si le molesta, José Luis, no comento más. No hay problema.

Jose Luis Forneo dijo...

Marat, no me molesta que opines, por supuesto. Creo que todas las opiniones aportan algo.

Lo que es cierto es que en los momentos actuales hay que intentar zanjar diferencias y no marcarlas, y creo que igualmente hay que hacer un ejercicio de acercamiento a la historia, un ejercicio critico, y estudiar la epoca de Stalin (yo personalmente no creo que fuera un dictador personalista, aunque reconozco en que hubo epocas en que lo crei) sin dejarse despistar por toda la falsa propaganda que ha habido (que ha habido mucha, eso seguro que no lo dudas), y que oculta bastante la realidad. Despues de separar la paja del trigo, seguro que quedan muchas cosas criticables y otras alabables.

Como he dicho antes no creo que Stalin fuera perfecto, aunque lo cierto es que cuando el murio se abandonaron algunos puntos esenciales de la lucha revolucionaria (como la lucha de clases en la URSS, dejando el camino abierto para el asentamiento de la burocracia como elite -que puede que ya estuviera gestandose antes).

Lo cierto es que, aunque aceptemos que en la epoca de Stalin hubo cosas que no nos gustan, tambien hay bastantes positivas ¿o no hay ninguna? Entonces hay que intentar buscar los puntos positivos para acercarnos y no primordiar los negativos para separarnos.

No se, quizas debieramos centrarnos en organizar la lucha ahora, y adaptar el socialismo a la realidad actual, sin olvidar todas las aportaciones previas, y todos los fallos de antiguos dirigentes, mas que seguir enfrentandonos haciendo el juego al capitalismo.

Ah, se me olvidaba. Dices que Stalin era parte de la elite comunista. Yo diria que era miembro de la direccion del partido. Si a aquello lo llamamos elite tendriamos que convenir que despues de el las elites se hicieron mas fuertes, y que, si creemos en la necesidad de un partido de vanguardia, siempre habra elites. El problema es que la direccion y el pueblo tengan canales de comunicacion e intervencion reciproca, y no se conviertan en dos clases separadas, la burocracia y el pueblo, como paso en la URSS y los paises socialistas, llevandoles hacia el fracaso (el fracaso no en cuanto a que la vida fuera peor para los ciudadanos, porque los derechos que tenian entonces eran mucho mas amplios que tras 1989), sino fracaso porque al final se fueron convirtiendo en aspirantes a capitalistas.

Espero que sigas interviniendo y favoreciendo el debate.

Salud y Revolucion

JL

Anónimo dijo...

el problemna que tiene MARAT, es ontológico y epistemólogico,se debe a su visión anarquista de la realidad que en realidad no difiere mucho del individualismo metodologico del liberalismo;por eso es incapaz de INTENTAR COMPRENDER A STALIN COMO HOMBRE DE ESTADO, no como un vulgar psicofante izquierdista que habla sin saber lo que dice de la LIBERTAD, LA DICTADURA, la democracia... Por eso mismo gente como Marat, no tienen ni siquiera la voluntad de conocer critica y empiricamente - através de la investigación historica REVISIONISTA- lo que ocurrió realmente en esos años y se limitan a reproducir como ovejitas lo que dice el discurso dominante al respecto.

Por eso, tengo escepticismo sobre la posibilidad de un acercamiento a estas "izquierdas" anarquistas,trotskistas,etc, etc

Javier dijo...

Yo también lo veo bastante en esa línea, criticar al estalinismo me parece una estrategía para ir contra el comunismo, yo la verdad que no estaba allí cuando Stalin estaba en el poder y lo que se cuenta... ya sabemos como funcionan las manipulaciones. Pero bueno, tampoco pienso que Stalin era un boy scout, y joder con los stalinistas convencidos, esos también dan miedo, como el contertulio anterior, descalifica, acusa y señala, muy propio de lo que nos contaron que era el stalinismo.

Salut

C. Marat dijo...

El señor anónimo-fanático-stalinista a lo mejor cree que ayuda a la Revolución combatiendo a los "revisionistas", pero realmente deja ver que él adhiere al marxismo porque en la TV le han contado que somos "los malos" y a él le gusta ser de los malos. Hay bastantes casos como él en las facciones extremistas (no radicales, que es muy diferente), gente que se proclama marxista o cosa por el estilo sólo para hacer la contra a los que le enseñaron (en la TV y los manuales escolares de historia) qué era el marxismo.

Como el señor anónimo-fanático-stalinista no tiene ninguna idea de lo que realmente estamos hablando, se limita a repartir insultos, propio del ignorante que no sabe defender su posición de otra manera.

Y no le contesto más a este señor anónimo-fanático-stalinista ya que es imposible discutir con fanáticos.

Jose Luis Forneo dijo...

Esta bien que cada cual defienda lo que piensa, sin tener que acusar al otro de fanatismo por apoyar a Stalin, ni a los otros por defender otra cosa. Yo lo que se es que cuando se hace una campaña llena de mentiras que al final solo consiguen que no se pueda ver bien la realidad es por algo... Asi que cuando se acusa a AlQaeda de no se cuantas cosas, de ser el mal malisimo de todos los males, algo me hace sosperchar, lo mismo me sucede con respecto a Stalin.

Pienso que a pesar de todos los errores, voluntarios o involuntarios, de la URSS, antes o despues de Kruchev, fue un ejemplo que hay que intentar recuperar y, por supuesto mejorar, de acuerdo a las circunstancias historicas presentes.

Asi que os animo a todos a seguir opinando para animar a mas gente a la reconstruccion del Socialismo.

Es lo mismo que Chavez o Evo en Latinoamerica. Tienen muchos errores, y aun les queda para liberarse del capitalismo, pero es algo que se esta construyendo y, aunque el metodo no sea el mas facil, y las elecciones al estilo liberal siempre pueden acabar de un plumazo con todo lo conseguido gracias a los medios de comunicacion en manos capitalistas, es lo mejor que tenemos ahora.

Asi que adelante, comandante¡

C. Marat dijo...

No me sorprende lo que dices, José Luis, en el manual que siguen los stalinistas la culpa de todo la tiene Nikita. No obstante, hay cosas innegables, como que aunque burocrático, Jruschov nunca hizo un gobierno tan malo como el de Breznev, donde había una corrupción execrable.

Por otra parte, pretenden los stalinistas reducir los crímenes de Stalin a "errores por la falta de otra experiencia socialista". ¿Cuál es el inocente error de Stalin? ¿Fue solo un error matar a millones de personas porque no aceptaban su dictadura personalista? ¿Fue un inocente error el instaurar un régimen de policía secreta, el inculcar el nacionalismo ruso, el asesinar a todos los viejos bolcheviques, el fomentar las torturas y ejecuciones extrajudiciales? Porque había ocasiones donde en lugar de hacer la farsa de juicio directamente los mataban en las sombras.

¡Defender a Stalin! Tan ridículo como cuando los negacionistas defienden a Hitler.

Saludos.

P.D.: demoré en contestar porque me había desuscripto a los comentarios de este post justo antes de que contestaras.

seo dijo...

ProBizXWeb MarketingWeb SolutionsInternet Marketing ProfessionalsShoppingWeb DirectoryWeb DirectoryQuality Web DirectorySEOSEOTrave guideonline marketingadsvianet shopvianetCasinotraveletourspecialplannerHealth care

sbwebxweb d pets armorvenueesi
g eventEventbeautyparlorseoWebdirectorySEO directory
neshopfinanceshepherdrealestate.6teaffordableorganicseo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...