lunes, 11 de julio de 2011

Basescu se quita la careta y alaba el ataque nazi contra la URSS

Genocidas
70 años despues de que el fascista Mariscal Antonescu diera la orden a las tropas rumanas de acompañar a los ejercitos nazis en su agresión contra los pueblos soviéticos (a pesar de que Hitler habia "robado" Transilvania del norte para entregarsela a los hungaros), Traian Basescu ha afirmado que la le hubiera gustado que los ejercitos nazis y rumanos hubieran tomado Moscu.

El hoy presidente de Rumania, antiguo contrabandista de tabaco, y posiblemente de otras cosas, durante el periodo comunista, en el cual se aprovecho de su carnet de miembro del partido para trepar por la administración rumana (ambas cosas según su propio testimonio), y uno de los que corrió a formar parte del Frente de Salvacion Nacional tras el golpe de estado de diciembre de 1989, y se dispuso a colaborar en el saqueo capitalista del pais, aprovechándose de su situación, con un extraño y demasiado habitual concepto del falso patriotismo, ha afirmado que él hubiera hecho lo mismo que el genocida rumano, el entonces primer ministro de Rumania, Ion Antonescu.

En una nueva muestra del cada vez mas evidente renacimiento del fascismo en Europa (o mas bien del desenmascaramiento del capitalismo), Basescu ha jaleado el genocidio llevado a cabo por la clase dirigente rumana durante la SGM, empezando por el entonces jefe de estado, el rey Mihai I, que todavia no ha sido juzgado por aquello y sigue disfrutando aun hoy de los privilegios inalcanzables para sus compatriotas, como si ser rey no tuviera aparejado al cargo una responsabilidad politica, y pasando por el primer ministro, el Mariscal Antonescu, máximo responsable de los miles de crímenes cometidos dentro y fuera del territorio por la Guardia de Hierro, el ejercito, la policia y los defensores y sostenedores del nazismo y el fascismo en este pais (en este caso fue debidamente juzgado y, quizas equivocadamente, fusilado, en vez de enviarle a un campo de trabajo a que aprendiera a producir para su pueblo).

Basescu ha recordado el 70 aniversario de aquel dia, 22 de junio de 1941, en que las tropas rumanas cruzaron el rio Prut para invadir Basarabia y cometer allí uno de los mayores progroms contra la poblacion judia (como tambien sucedio en Odessa, en la Republica Socialista de Ucrania), y para acompañar a Hitler, el lider del partido financiado por las familias que hoy dominan las multinacionales capitalistas en Estados Unidos y el mundo (los Bush, los Rockefeller, etc...), el nazi, en su intento, tan ansiado por los parásitos capitalistas, de acabar con el dolor de cabeza que amenazaba el dominio de su clase desde 1917: el comunismo y la Union Sovietica.

El gobierno ruso actual (que defiende hoy  los mismos privilegios que el rumano, es decir, la dominacion de la minoria capitalista sobre la mayoria trabajadora) ha declarado, ante las vergonzosas afirmaciones del Presidente de la Republica de Rumania, que "es absolutamente evidente que la justificacion de la agresion fascista profana la memoria de las millones de victimas del nazismo, y es inadmisible, y deberia ser apreciada adecuadamente de parte de Europa". Claro que lo que olvida (o finge) Rusia es que la Union Europea, que es hoy uno de las instituciones que trabajan incansablemente para la reivindicacion del fascismo aunque no declare nada publicamente, en el fondo compartira la idea de Basescu.

Las palabras del antiguo miembro del Partido Comunista Rumano, que ya entonces ya respetaba la ley bastante poco, demuestran que tanto en la propia Rumania comunista, paises socialistas o como en el resto del mundo, la pervivencia del nazismo, de manera mas o menos abierta o clandestina, estuvo siempre presente. Como garrapatas, los nazis y fascistas que no fueron encerrados tras la SGM aguardaron el momento adecuado para robar y saquear el pais tanto, algunos, como miembros del mismo Partido Comunista Rumano, progresivamente convertido en una elite alejada del propio pueblo en el inexorable camino hacia la restauracion fascista-capitalista, esperando a poder terminar con un sistema que, a pesar de muchos miembros de la misma élite del partido, no permitia que unos pocos fueran multimillonarios mientras la mayoria sufrian para sobrevivir. El propio PCR se fue convirtiendo en el nido de las sabandijas que despues reinstauraron el capitalismo.

Antonescu y el resto de poderes capitalistas rumanos (iglesia,
 burguesia, y la aristocracia)


Las palabras de Basescu muestran, con total sinceridad, lo que piensan los defensores del capitalismo actual, pues ya sabemos que este sistema criminal fue tanto el origen del que nacio la serpiente nazi y en el cual, al no ser destruido del todo, se mantuvo vivo el fascismo tras la Segunda Guerra Mundial, esperando que llegara su nueva oportunidad.

Recordemos que desde 1917 la clase capitalista intentó por todos los medios (en primer lugar con una invasion de todas las potencias a la recien nacida Union Sovietica, en la que participaron tambien las tropas rumanas apoyando a la burguesia moldava frente a los trabajadores) acabar con el Poder Sovietico y reistaurar la dictadura capitalista en el antiguo Imperio Ruso (aunque las tecnicas de manipulacion del lenguaje, refinadas por el maestro Goebbles, la convirtieran en democracia). Tras la demostración de que los pueblos sovieticos no podian ser derrotados tan facilmente, y que la libertad de los trabajadores hacia que estos fueran una fuerza indestructible, y tras la atraccion que produjo la democracia sovietica en todos los trabajadores del mundo, las tergiversacion de la historia y la mentira fue la estrategia elegida para frenar la influencia comunista.

Tanto en la Guerra Civil Española, donde las potencias "democraticas" abandonaron al gobierno legítimo republicano ante la agresión nazi-italiana, que apoyaron a los terroristas del General Franco, y a cuya ayuda solo acudieron la Union Sovietica y Mexico de Lazaro Cardenas, como después en la invasion de Checoslovaquia, donde fueron la Inglaterra y Francia los que firmaron con Hitler el Pacto de Munich, con el que se entrego el pais a manos alemanas, a pesar de la oposicion de Moscu, la intencion era que Alemania acabara viendose abocada a atacar la Union Sovietica (momento en el que, posiblemente, los aliados ideologicos se hubieran apoyado mutuamente -Inglaterra, EEUU, Francia, Alemania-).

Los sovieticos se adelantaron y estropearon los planes de los capitalistas, firmando el pacto de no agresión con los alemanes, que atraso la guerra lo suficiente para que el rearme del Ejercito Rojo evitara los planes de invasión conjunta contra el comunismo.

La caida de la Union Sovietica en 1991 y la reinstauración del poder de la clase capitalista en los paises de su "órbita" provocó que los planes que tuvieron que tragarse capitalistas y fascistas al finalizar la SGM, con la demoledora victoria de los pueblos sovieticos contra ambos, volvieran a renacer libremente. Por lo tanto, y parafraseando al refran castellano, de aquellos barros fascistas de entonces estos lodos de hoy (y la ofensiva contra derechos, salarios y conquistas de los trabajadores por parte de la clase dominante).

Los tiempos no han cambiado tanto
Y en este contexto las palabras de Traian Basescu no son mas que una nueva expresion del que algunos llaman resurgir del fascismo de estos ultimos 20 años, aunque en realidad el fascismo nunca murió, y simplemente estuvo bien camuflado bajo las etiquetas de "democracia" o "liberalismo", o bien escondido en las filas de los partidos comunistas donde, y no se trata para nada de una excepcion, sino mas bien de lo contrario, como el caso del actual presidente de Rumania, muchos se agazaparon como garrapatas esperando su oportunidad de volver a vivir como parásitos a costa de sus compatriotas.

Como ya avisaron Lenin o Stalin, y olvidaron demasiado pronto Trosky y los seguidores de Kruchev, el peligro de la restauración capitalista en la URSS nunca desapareción del todo, y la alerta contra esta dramática posibilidad debía ser continua. Desafortunadamente, la linea iniciada en la URSS tras la muerte de Stalin fue la de que pensar que el capitalismo nunca seria instalado en los paises socialistas, renunciando a la lucha de clases, y dejando que personajes de la calaña de Basescu (y la mayoria de los que se han aprovechado de la riqueza rumana y de la del resto de paises socialistas estos 20 últimos años) pudieran llegar a puestos importantes en el Partido Comunista y, llevados por su ambición personal, apoyar la instauración de un sistema que solo beneficia a las elites, es decir, el sistema mas criminal que ha existido en la historia: el capitalismo (a veces bajo la etiqueta de "democracia" u otras bajo la mas sincera de "fascismo").

6 comentarios:

C. Marat dijo...

Será hijo de puta este iletrado de Basescu...

Como bien dices, ya estaba todo podrido desde mucho antes en Rumania. El odio antirruso de Ceausescu y su camarilla y el oportunismo y clientelismo con el que se designaban a los candidatos a diputados (fijate que casi todos después se volvieron de derecha, hasta un actual líder fascista rumano era diputado en esa época) fue la primera fase del feroz anticomunismo que luego se desató.

Quibian Gaytan dijo...

Muy buena denuncia contra estas "garrapatas" y "sabandijas" que han engordado a costa de los trabajadores desde dentro de los regímenes democrático-populares y socialistas de Europa Oriental y la ex-URSS. ¡Felicidades, compañero José Luis!
Justo vio el ojo del camarada Mao: "¿Dónde está la burguesía? Está en el seno del mismo Partido Comunista?".

SADE dijo...

Los comunistas, en nuestro batallar por una nueva sociedad, debemos tener siempre presente la experiencia de la caída de los regímenes socialistas. Especialmente, el carácter eminentemente interno que tuvo aquel proceso. Fue desde dentro de los partidos comunistas de donde procedió la onda destructora. Es muy importante leer a Mao y estudiar la experiencia de la Revolución Cultural. Pero sigue siendo un terreno en que se debe avanzar teóricamente y, desde luego, en la práctica.

El socialismo que existió creo a sus propios enterradores. Esta realidad debe ser una permanente advertencia para el futuro.

Anónimo dijo...

Marat, no fue tan malo y tan torpe Ceausescu.

Quibian Gaytan, lee a Peter Franssen y su detallado estudio de la historia china. No seas tan inconscientemente severo con Deng Xiao Ping y otros posteriores a él.

Sade, recuerda a Fidel cuando dijo que la Revolución Cubana tal vez no fuera irreversible. Pero poco tiempo después el mundo pudo escuchar: "¡A Cuba no la tendrán jamás!" Y es que es razonable pensar que sin conciencia revolucionaria, el mundo socialista no va "de lui même".

Anónimo dijo...

Ceausescu se entrevistó con Nixon que además de "capitalista" era un ladrón y un conservador a ultranza...

Tengo la sospecha, después de ver varios vídeos, que Ceausescu no hablaba otra cosa que rumano. ¿Es así?. ¿Era igual de apto para las lenguas que Rajoy o me equivoco?.

Saludos.

La Caserna de Lenin dijo...

Perro fascista¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...