domingo, 24 de febrero de 2013

Se prepara un nuevo proyecto de ley para prohibir las organizaciones y símbolos comunistas

Andrei Muraru, presidente del denominado Instituto de Investigación de los Crímenes del Comunismo y de la Memoria del Exilio Rumano, rimbombante nombre que esconde solamente un agujero de dinero publico directo al bolsillo de sus altos cargos, ha anunciado que se prepara un nuevo proyecto de ley para intentar prohibir las organizaciones y los simbolos comunistas en Rumania, asi como la promoción de las personas culpables de lo que llaman "actos de represión del periodo comprendido entre 1945 y 1989". Según la fuente, se pretende presentarlo en el Parlamento el próximo mes de marzo o, como mucho, en abril.

El comunismo, la gran pesadilla de los
parásitos capitalistas
Como hemos dicho, el tal IICCMER es un organismo oficial creado poco después del golpe de estado contra los trabajadores rumanos de diciembre de 1989, con el fin de criminalizar el pasado comunista, manipular y esconder sus logros sociales y económicos, y transformar la lucha contra los delincuentes económicos y los restos de fascismo en el país de "represión" y "dictadura".

En realidad, la institución es un agujero negro de dinero público y un puesto muy codiciado por los amigos de los gobiernos de turno para llenar sus cuentas bancarias con los impuestos de los rumanos. Mientras tanto, sirve de vanguardia ideologica para sostener la dictadura capitalista a través de la manipulación y criminalización del pasado comunista, sobre todo en momentos como el actual en el que los trabajadores rumanos lamentan cada vez más su pasividad ante la toma del poder de la clase capitalista hace 22 años, que les ha sometido a dos décadas de miseria económica y, lo que es peor, perdida constante de bienestar y de derechos sociales.

En 2007 se presentó por el entonces presidente del IICCMER, Vladimir Tismaneanu, (por cierto, hijo de un importante lider comunista del periodo interbélico e importante personaje durante los años de Socialismo en Rumania), un informe denominado "Resultado final de la Comisión Presidencial para los análisis de la dictadura comunista en Rumanía", en el cual se señalaban toda una retahila de "crímenes" pero muy pocos con algún tipo de prueba demostrativa. Además, en muchos casos, lo que llamaban "crimen" era, simplemente, encerrar en la carcel a un "fascista" o a un grupo terrorista encargado de hacer boicots a las fabricas o a la producción económica de Rumanía.

De hecho, el informe, aprobado después por el Parlamento, lo que llevó al presidente Traian Basescu (también hijo de un importante cargo comunista) a hacer una condena publica y oficial del comunismo, ha sido criticado incluso por algunos medios de prensa rumana menos radical, en general y unánimemente todos son anticomunistas, como hueco y superficial (ver la declaración de muchos intelectuales del régimen capitalista rumano, Anticomunismo, la enfermedad del capitalismo senil).

Vladimir Tismaneanu fue miembro del que él mismo denomina "clan de los Ceausescu", amigo íntimo de Nicu, el hijo mayor, y miembro de esa élite procapitalista que se fue forjando en Rumania conforme se fue abandonando la lucha de clases, y uno de los primeros que, tras huir a Estados Unidos directamente a unas bien pagadas plazas como profesor universitario e ideologo anticeausescu, se unió al triunfo de aquellas elites que en los años 90 se hicieron con el poder y se repartieron la riqueza antaño propiedad de todos los trabajadores. Precisamente en los ultimos meses se descubrió que durante su mandato en el IICCMER había chupado bien del bote y gastado cantidades millonarias de dinero publico en asuntillos personales, llamadas telefonicas, viajes, etc... (es decir, lo que hace un politico capitalista con el dinero de los trabajadores, robarselo).

El jorobado de la derecha es el antiguo comunista,
y hoy anticomunista fanatico, Tismaneanu
El objetivo del IICCMER, Tismaneanu, y los que detentan todo el poder hoy en Rumania, es decir, las grandes fortunas y grandes corporaciones capitalistas, enriquecidas en estas ultimas dos décadas mediante el expolio, saqueo y aprovechamiento en beneficio propio de la riqueza de los rumanos y de las leyes que ellos mismos hacen, es mantener alejada la posibilidad, la gran pesadilla de los grandes mafiosos capitalistas en todo el mundo, y mas en los paises donde un dia esta se convirtió realidad: la de que los trabajadores vuelvan a organizarse para tomar el poder y se les acabe el chollo de vivir del trabajo y la riqueza producida por la clase trabajadora.

Por eso lo intentan una y otra vez, en Polonia, en Hungria, en Chequia, en Republica Moldova, etc... El objetivo es impedir sea como sea el resurgimiento de los movimientos obreros, de las organizaciones comunistas y de cualquier conato de lucha social que pueda plantear la mera posibilidad de que los grandes parasitos economicos, la clase capitalista, pierda sus privilegios economícos, deje de vivir entre lujos a costa de la miseria obrera, e incluso, sea  obligada a trabajar para el beneficio colectivo.

Y así pasará no solo bajo los regímenes de la tirania capitalista, donde es esa clase la que obstenta con mano de hierro, y lo mantiene con todo tipo de violencia y represión, sino también, y ese fue el gran error de la mayoria de los estados comunistas del mundo, dentro de las propias sociedades socialistas, en las que un dia se bajó el nivel de alerta sin tener en cuenta que los capitalistas son como garrapatas, y que esperarán, siempre preparados, siempre dispuestos a todo, para pisotear al vecino, al compañero o al camarada, el momento oportuno para volver a chupar la sangre a los trabajadores y a vivir de su pueblo (y si se puede, también de otros).

Os dejo con un video donde se muestran imágenes de la pobreza extrema en la Rumania actual (la noticia es de la televisión Antena3 en diciembre de 2012, hace 2 meses), imágenes que antes de 1989 eran de ciencia ficción y nadie hubiera creido si un viajero del futuro lo hubiese contado (para comprobar como ha cambiado Rumania desde el golpe de estado, se puede leer la entrada de este blog ¿Qué significó la "revolución"? ).

El video nos muestra cuál es la Rumanía que el Instituto de Investigación de los Crímenes Anticomunistas tanto defiende y sobre la que se sostienen los extraordinarios privilegios y el ostentoso nivel de vida, tanto de sus altos cargos, como de toda la clase política del régimen, por no decir de los que la controlan, los grandes multimillonarios y los propietarios de las grandes corporaciones locales e internacionales.

Está en rumano, pero las imágenes hablan por sí mismas;

5 comentarios:

Carlos A mesa dijo...

Esa manera de desperdiciar recursos yo creo que ese organismo es totalmente inputil y que los rumanos solo piensan en otras cosas. ¿Como está el partido comunista por allá Jose Luis?

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Carlos,
El Partido Comunista por aqui no existe. Hay una serie de pequeños movimientos fragmentados sin apenas organización. El problema es que la gente, los propios militantes, tienen miedo, y ninguno quiere convertirse en la cara del movimiento obrero por miedo a las represalias.
En Rumania el fascismo acabó en los noventa totalmente con el movimiento obrero, asesinando a lideres, prohibiendo partidos, encarcelando sindicalistas, y creando la sensacion de que ser comunista es un delito. Veinte años despues, todavia continua esa sensacion en el aire, y no ha habido ningun partido que haya dado un paso adelante.

Saludos

Lara H.J. dijo...

Buenas, vallekano en Rumanía. Estoy alucinando con tu blog. Es genial. He llegado hasta aquí porque junto a unos compañeros (del máster de edición de la UAM) estoy editando un libro de Panait Istrati y cada vez que hago una búsqueda relacionada (aunque no necesariamente sobre Istrati), como ahora, que estaba mirando pinturas de Nicolae Tonitza, acabo en tu blog. Un saludo desde Madrid de una paisana. Salud! ;)

Te dejo nuestro blog, aunque aún está un poquito soso.

https://codinlibrosdelaballena.wordpress.com/

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Lara,
Enhorabuena por haber elegido a Istrati. Se trata, sin duda, de la personalidad literaria más completa y profunda de toda Rumanía, y su obra, como su vida, es de una densidad humana extraordinaria. Sus libros "autobiograficos" son un canto a la libertad y a la diversidad, y de hecho siempre fue un ferviente antinacionalista y luchador por la defensa de lo libres que podemos llegar a ser.

Si tienes alguna pregunta o duda, o necesitas algo de mi o Rumania, no dudes en lanzarte por aquí o por mi email, jlkontra@gmail.com

Salud!

Lara H.J. dijo...

¡Me apunto tu e-mail! De hecho estoy preparando un texto para el blog sobre por qué Istrati es uno de los grandes "olvidados" de la literatura universal, que creo tiene que ver precisamente con esa defensa de la libertad y la diversidad. He de decir que de todos yo soy la más entusiasta, tanto con el libro (Codin) como con Istrati. De hecho se ha convertido en uno de mis grandes referentes. Ah, por cierto, ya he visto que escribes en Rebelión (no te tenía "fichado").

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...