miércoles, 25 de septiembre de 2013

La prensa española intenta "explicar" porque los rumanos creen que vivían mejor con el Socialismo

La Agencia española de noticias, EFE, ha publicado estos días pasados un artículo al hilo del estreno de una película rumana titulada "Soy una anciana comunista", una tragicomedia, por supuesto muy crítica con los "nostálgicos del comunismo"  (en caso contrario nunca podría haber sido estrenada), sobre una abuela que añora aquellos años en los que el socialismo la garantizaba una vida digna.

"Rumania muere de hambre" (la protesta se refiere a la Rumania capitalista)
Los autores del artículo, cómo no, meten en el texto algunos tópicos y manipulaciones propagandísticas pues, como es habitual, tienen que defender al régimen que sostiene los privilegios y la riqueza de sus propietarios, la dictadura capitalista, como, por ejemplo, cuando nada más empezar deja caer la estupidez, convertida por aquella norma goebblesiana del una mentira repetida mil veces acaba convirtiéndose en verdad, de que a Ceausescu le gustara que le llamaran "el genio de los Cárpatos", o, después,  la definición del presidente del país como "sátrapa".

Sin embargo, la agencia, al servicio de los grandes delincuentes económicos, no puede evitar reconocer, porque así lo declara el entrevistado, que en Rumania mas del 60% de los rumanos reconocen que se vivía mejor antes del golpe de estado capitalista, y que si Ceausescu  hubiera vivido hoy seguramente sería el presidente del país.

Claro que para enturbiar esa al contrario clara realidad, el periodista y un pseudo historiador miembro del órgano propagandístico del régimen actual, el Instituto de Investigación de los Crímenes Comunistas, precisa "que los nostálgicos no son sólo un grupo minoritario de jerifaltes del régimen", sino que la miseria hace que muchos echen de menos la dictadura. Lo que no dice el tal Burcea ni el diario español es que precisamente los antiguos "jerifaltes del régimen" son los principales sostenedores del capitalismo actual, pues también son sus principales beneficiarios (sino que se lo digan a Basescu, actual presidente del país, y alto cargo comunista en el momento del golpe de diciembre de 1989). Al contrario, los que echan de menos el trabajo digno, la vivienda accesible y la comida barata, aparte de la sanidad y la educación universales, son, precisamente, los trabajadores rumanos y, especialmente, aquellos que pudieron disfrutar de los logros del Socialismo.

¿Cómo es posible que los antiguos "comunistas" rumanos o sus herederos estén hoy al cargo de la actual dictadura rumana (a la que siguen intentando dibujar como democracia)? En realidad, desde 1965, especialmente con la llegada de Ceausescu a la presidencia del país, una década después de la muerte de Stalin y la toma del poder en la Unión Soviética por los oportunistas y revisionistas de Jruschov y, después, Brevnev, el marxismo-leninismo dejó de tener vigencia en Rumania, salvo como modelo teórico, y una elite de miembros del partido se transformaron en una clase burocrática que pronto se sintió limitada en el sistema igualitario comunista y anhelaba el paso a un sistema en el que pudieran enriquecerse a costa de sus compatriotas: el capitalismo. Eso si, al menos Ceausescu fue fusilado por negarse a traicionar a su pueblo y a lo que él creia que era el socialismo, y murió cantando La internacional ante el pelotón de ejecución, frente a los que ordenaron su asesinato frotandose las manos por el botín que esperaban repartirse

De hecho, la mayoría de las críticas que los rumanos de hoy hacen a su pasado socialista son por lo que iba surgiendo en él de anticipos de capitalismo: la existencia de una capa privilegiada de altos cargos e intelectuales, los fallos en la distribución de alimentos por el surgimiento de capa de listillos que hacían negocio con la escasez, en la mayoría de los casos miembros del partido bien relacionados políticamente, o, en resumen, las muestras de creciente desigualdad que, sin embargo, no pueden compararse con la aberración actual, donde mientras la mayoría sufre para poder llegar a fin de mes con apenas 200 euros al mes algunos atesoran botines de millones y millones de euros a costa del sufrimiento de su pueblo.

A pesar de los defectos que fueron surgiendo con la extensión y profundización de la lucha de clases y de la renuncia a la dictadura del proletariado, las virtudes del socialismo siguieron asegurando, mientras esa elite iba minando el sistema, los derechos y logros que los trabajadores rumanos habían conquistado tras la Segunda Guerra Mundial y durante la República Popular Rumana (1948-1965). Algo que después de 1990 se convirtió en un simple recuerdo del pasado, pues el capitalismo aplicó un metódico plan de destrucción de la riqueza industrial de Rumania y, por lo tanto, de la mayoría de los puestos de trabajo y de todas las conquistas de la clase obrera, y aquella elite reconvertida en los nuevos capitalistas "democráticos" se dispusieron a saquear y a vivir de los suyos ya sin límite alguno.

De hecho, el tal Burcea, intenta hacer creer que ese recuerdo del comunismo es una falsa idealización, motivada solamente por la pobreza y la falta de perspectivas debido a la crisis, pero, sin embargo, no se trata de tal idealización, sino de una comparación entre lo que fue y lo que es, tan evidente que hasta los jóvenes reconocen que sus abuelos vivían en un sistema más justo.

Una plantilla cada vez más habitual en las calles de Bucarest
Para terminar, no podía faltar el recurso a la prostituida palabra "libertad", sacándose de la manga a una mujer de 63 años, afirma el artículo literalmente, "vivió su infancia y su juventud bajo la dictadura" (¿una dictadura con trabajo asegurado, servicios sociales para todos, educación gratuita y universal, vacaciones accesibles y disfrutadas por todos, etc...? Si el artículo afirmara que actualmente Rumania es una dictadura insoportable, podríamos aceptar que los defectos del antiguo socialismo rumano podrían hacerle encuadrarse en una especie de dictadura, pero si se considera que actualmente hay libertad, entonces... la Rumania Socialista, incluso la de los últimos años, !era el paraíso!).

 La entrevistada, la señora Popa, dice que no había entonces libertad porque "ella misma fue obligada a trasladarse a trabajar a una pequeña localidad de Transilvania dentro del programa gubernamental de colocar a personal cualificado en los pueblos" ¿Qué te den trabajo en un pueblo es sinónimo de falta de libertad? Si los millones de rumanos huidos del país desde la instauración de la dictadura capitalista hubieran tenido un trabajo cualificado en un pueblo de su país probablemente jamás hubieran tenido que trabajar recogiendo fresas o cuidando abuelos en Italia, España o Alemania, algo que parece que para los periodistas de La Vanguardia, el tal Burcea, y la señora Popa si que significa una gran libertad.

En fin. El artículo de EFE se puede leer completo a continuación. A pesar de su esfuerzo habitual (y obligado si sus periodistas "libres" no quieren perder su trabajo) por criminalizar y ocultar los logros del pasado socialista, es sorprendente comprobar que hasta los medios de propaganda del capitalismo tienen que reconocer que los trabajadores de los países del este, en este caso de Rumania, reconocen, cada vez en mayor número, la superioridad del Socialismo.

En fin, el artículo completo, que ha sido publicado en gran parte de la prensa española, se puede leer en el siguiente link. Como se puede comprobar, ya en su título se aprecia los esfuerzos que tienen que hacer los medios de propaganda para justificar el fracaso de la barbarie capitalista e intentar hacer creer que el pasado añorado por, en este caso, los rumanos, parezca aún peor que el desastre provocado por dos décadas de saqueo del país por una minoría de delincuentes (a lo que, por supuesto, no definen, pues al fin y al cabo el que paga, manda, ni mucho menos, aunque en este caso sea más que evidente, como una "dictadura capitalista":

"La pobreza en Rumanía despierta la nostalgia por la dictadura comunista"

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo más novedoso y que más me sorprendió del último rumano que he conocido(En España), es que al final de nuestro intercambio de opiniones terminó su conversación dándome la mano y diciéndome que el socialismo volverá. Sus palabras me convencioron y me emocionaron porque esto ya no es reconocer el pasado sino prever un futuro luminoso con el resurgir del socialismo.
Me lo dijo mi abuelo combatiente republicano y comunista, que las aguas volverían, pero los noventa fueron muy duros y lo veía muy lejos.
Fernando Quevedo KFA España

Carlos A mesa dijo...

Jose Luis..muy buenos tus artículos pero deberías comentar acerca del problema de los perros callejeros en Bucarest que es el tema de Rumania más notable actualmente.

saludos

Anónimo dijo...

Siempre "oigo" a los liberales decir que la "deuda externa de la Rumanía socialista era insostenible" etc etc
Pues bien: http://i.imgur.com/h7JMJsu.jpg

Oxandabaratz dijo...

Ayer me acordé de tí, en el periódico bilbaino "El Correo Español" (pro-establishment, del grupo Vocento), un tal Paco Soto decía que "los rumanos temían que la ley del Gobierno para castigar a antiiguos servidores de la dictadura sea una cortina de humo". Sí, claro, seguro que lo que temn es eso y no que les recorten aún más sus pensiones de miseria, no te jode.

SADE dijo...

Lo patético de esta propaganda procapitalista es que, además, está redactada por explotados por el propio sistema.

¡Es el esclavo alabando las cadenas!

Jose Luis Forneo dijo...

Jon, lo que los rumanos temen, como tu mismo dices, es pasar hambre, pues el caso se da cada vez en mayor porcentaje. El tipo del grupo Vocento seguro que jamás ha trabajado en su puta vida, a no ser para servir a un amo, es decir de animal doméstico (lo unico que puenden ser los periodistas en la dictadura del capital).
Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

Fernando: el rumano tenia razón. El Socialismo volverá. La única incognita es cuanto tendrán que sufrir los trabajadores y los pueblos hasta que vuelvan a tomar el poder.
Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

Sade.Ese es el mayor triunfo del capitalismo actual: haber hecho creer a sus víctimas que son libres, e incluso que estas defiendan las inexistentes bondades del régimen.
Saludos

David Lorca dijo...

Hola, he caído por casualidad en tu blog buscando cosas de arqueología.
Me gustaría decirte que es, como poco, interesante. Pero también te deberías plantearte si en un régimen comunista tu podrías tener un blog como este en el que escribir sin ningún tipo de censura.De verdad no entiendo como una ideología tan genocída como el socialismo/comunismo todavía tenga alguien que la defienda.
Confundes capitalismo con corrupción, algo de lo que en la Europa del este postcomunista conocen muy bien.
Pudo haber logros en su momento en el mundo socialista, sobre todo en la industria, pero sin libertad y con exterminio de individuos, y grupos étnicos enteros no valían para nada. La historia asesina de esta ideología da para mucho, y sobre todo no olvides, que el fascismo y el nacionalsocialismo vienen de ella. Por favor estudia la historia del siglo XX.

Jose Luis Forneo dijo...

Hola David,
Gracias por tus primeras palabras. Sobre las segundas, se nota que no tienes ni idea de la historia ni de la actualidad, como mucho, eso no lo dudo, de la prehistoria sobre la que solo hablan las piedras y otros restos.
Claro que hay gente que defiende el socialismo y el comunismo, porque ambos sistemos son la esencia misma de la humanidad (de hecho, como sabrías si avanzaras un poco en tus investigaciones, los primeros hombres, hasta la aparicion de la propiedad privada, vivian en sociedades comunistas), y porque la máxima aspiracion del ser humano, como consecuencia de su uso, todavia escaso (por eso la confusion de muchos) de la razón, es vivir en una sociedad sin explotacion de unos sobre otros.
En cuanto a tu confusion sobre la corrupcion en los paises socialistas, tu confundes pequeña corrupcion con corrupcion capitalista, a gran escala. En Rumania y otros paises socialistas lo que existia es la corrupción de algunos delincuentes que no aceptaban vivir bien y querian vivir como millonarios, y para ello hacian lo que fuera, incluso robar a sus conciudadanos (aunque la cantidad robada nunca fuera enorme). En el capitalismo se roba a gran escala, porque el robo, de la tierra, de los recursos, o del producto del trabajo, es la esencia misma del sistema.
En cuanto a las tonterias que repites como un papagayo sobre genocidios comunistas y otras pamplinas, quizas deberias preocuparte mas por el genocidio que hay a tu alrededor bajo la dictadura del capital en vez de meter la cabeza como un avestruz bajo la tierra (en tu caso parece que bajo las piedras).
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...