jueves, 22 de enero de 2015

El 20% de los rumanos sobrevive con 170 euros al mes, el salario mínimo en Rumania.

Más de un millón de trabajadores rumanos reciben por su trabajo el salario mínimo establecido, doce veces más que hace tres años. Uno de cada cinco rumanos gana 900 lei brutos al mes (es decir, apenas unos 170 euros netos). Son datos de la Inspección de Trabajo de Rumania sobre el año 2014, que señalan que el 20% del total de los asalariados no reciben más que el salario establecido como mínimo por el gobierno, es decir, 1.060.875, trabajadores.

Una de las principales razones de la multiplicación de esta lamentable cifra es que la legislación laboral rumana se ha hecho más reaccionaria, pues hasta 2011 la ley exigía que los licenciados fueran contratados con un sueldo no menor de dos veces el salario mínimo, pero la reforma laboral ejecutada por el gobierno del derechista Emil Boc eliminó esa obligación. La consecuencia es que los contables, ingenieros, o arquitectos recien salidos de la facultad, o incluso los que tienen años de experiencia, pueden ser contratados ahora por los ambiciosos empresarios por unos tristes 170 euros al mes. 

Una cifra que, no obstante, gana una gran cantidad de trabajadores rumanos, independientemente de su edad, formación o trabajo realizado. Conviene recordar los datos publicados por el Ministerio de Trabajo de Rumanía en agosto del pasado año 2014, hace apenas seis meses, según los cuales:

-El 77 % de los trabajadores rumanos cobraban menos de 360 € al mes
-Un 50% de los trabajadores rumanos combran menos de 230 € al mes
-Un 33% de los trabajadores rumanos cobran menos de 190 € al mes
-Solo un 6% de los trabajadores rumanos cobran más de 1130 € al mes
-Un 0.5% se meten en el bolsillo más de 3400 € al mes

El Código de Trabajo reformado en 2011, con la supervisión principal, !atencíón!, de la Camara de Comercio norteamericana en Rumanía, dio unas contundentes vueltas de tuerca a los derechos de los trabajadores, aprovechando la excusa de la crisis, y dando lugar a la legislación laboral más reaccionaria desde el derrocamiento de los gobiernos fascistas en 1945.

Hay que recordar también que desde 2011 hasta el año pasado la economía rumana perdió más de 2.100 millones de euros de la masa salarial total, según Eurostat. Es decir, que además de la destrucción de trabajo, los salarios han sido recortados brutalmente, para beneficio, por supuesto, de las grandes mafias capitalistas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...