lunes, 29 de agosto de 2016

El Ejército Rojo libera Bucarest (29-31 de agosto de 1944)

!Viva el Ejército Rojo libertador!
El 29 de agosto de 1944, ocho días después de que Rumanía volviera las armas contra Hitler y sus tropas
pasaran a luchar del lado de los "Aliados", las tropas soviéticas, encabezadas por unidades de comunistas rumanos que habían luchado integradas en el Ejército Rojo desde junio de 1941, como la famosa "Tudor Vladimirescu", integrada por muchos de los brigadistas internacionales rumanos que sobrevivieron a la Guerra Civil Española y a la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a entrar Bucarest, siendo recibidas por la población como libertadores del yugo fascista, yugo que los rumanos habían sufrido durante casi toda la guerra.

El siguiente video, muestra la llegada de los soldados del ejército de la clase trabajadora a la capital de Rumanía, jaleados con gran alegría y alivio por los trabajadores rumanos, con banderas rojas, retratos de Stalin y pancartas de bienvenida. Antes de dos meses, toda Rumanía habrá sido liberada de toda huella de fascismo, y durante el resto de la guerra las tropas rumanas acompañarían a las soviéticas hasta Berlín.

Al final se pueden ver también las huellas de los bombardeos alemanes sobre la capital rumana durante los anteriores ocho días, como venganza por el paso de Rumania al bando de las Naciones Unidas. Hay que recordar, no obstante, que Bucarest sería bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial tanto por los aviones norteamericanos como también los nazis, compitiendo ambos en saña y crueldad contra la población civil (algo que una de los grandes obras de la literatura socialista rumana cuenta con gran realismo: Soseaua Nordului, la Avenida del Norte, de Eugen Barbu).

Finalmente, el video se acompaña por una serie de fotografías de diferentes momentos de la entrada del Ejército Rojo en la capital rumana y del recibimiento por  los trabajadores de Bucarest.















Neagru Andrei, Emil Popa y Dulbergher

Esperando al Ejército Rojo. Gh. Apostol, Moraru, Postanschi



Miembros de la Guardia roja rumana acompañan a los soldados soviéticos a la entrada de Bucarest
El joven Nicolae Ceausescu recibiendo al ejército libertador soviético y a los rumanos del Ejército Rojo
Ceausescu, Agio, Constantinescu-Iasi y Apostol




Una de las primeras patrullas soviéticas de reconocimiento antes de que el grueso de las tropas entraran en Bucarest 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...