viernes, 21 de enero de 2011

La justicia rumana vuelve a prohibir el registro de un Partido Comunista (a pesar del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos)

La ola de resurgimiento del fascismo que sufre toda Europa, en especial los paises del este, incluidos Rusia y Rumania, se caracteriza principalmente por la campaña de propaganda anticomunista que intenta criminalizar el comunismo como ideologia (a pesar de que el fascismo no es mas que el fruto de la radicalización del capitalismo o, dicho de otra forma, un capitalismo sin disimulos democráticos).

De Artistic Communism
 Ante la petición ante el Registro de Partidos Politicos del Partido Alianza Socialista, aprobada en su congreso celebrado el 03.07.2010, en la que se aprobo su cambio de denominacion en Partido Comunista de Rumania, la justicia rumana, en sentencia del pasado noviembre, ha dado una nueva muestra de esta pervivencia y radicalizacion de esta ideologia anticomunisma al decidir rechazarla,  argumentando los siguientes motivos:

-El que ya se habia señalado en este blog, segun el cual existe la prohibición de asumir el nombre de un partido que ha existido anteriormente y del que no se es continuador, por lo que el propio representante del Comité de Reorganización del Partido Comunista Rumano, antiguo NPCR, se presento como contraparte en el proceso (Sobre el Congreso del Partido Alianza Socialista y su significado Ver ). Este motivo ha sido secundario, y ni siquiera ha tenido desarrollo en la sentencia.

-Motivos ideologicos que han pesado mas en la decision de la justicia rumana que las decisiones de la Corte de Derechos Humanos de la Union Europea -CEDO-, que ya había dado un toque de antención en procesos anteriores sobre la conculcacion de los derechos politicos en anteriores sentencias que prohibian el registro de partidos que se autodenominaban "comunista". (Sobre los intentos de registro de partidos comunistas y su rechazo por los tribunales rumanos Ver).

Veamos a continuación algun fragmento de la sentencia del  pasado 15.11.2010 en la que se prohibe el cambio de denominación del Partido Alianza Socialista en Partido Comunista Rumano, por un supuesto "peligro para la seguridad nacional", señalado en los articulos incluidos en la Constitucion y la Ley de Seguridad Nacional de 1991 por los que querian que su regreso al poder y su lucrativo saqueo de la riqueza nacional no fuera puesto en peligro durante muchos años

La sentencia dice que: 
 
"Examinando la legalidad del cambio de denominación, el Tribunal observa que es contraria a la constitucion rumana y a La Ley de Seguridad Nacional de Rumania. Segun el articulo 1-3 de la Constitucion, Rumania es un estado de derecho democrático y social en el cual la dignidad del hombre y las libertades y derechos de los ciudadanos, el libre desarrollo de la personalidad humana, la justicia y el pluralismo político representan valores supremos, y el espiritu de tradicion democrática del pueblo rumano y los ideales de la Revolucion de Diciembre de 1989 estan garantizados. Igualmente, segun el articulo 8 (pluralismo y partidos politicos), "el pluralismo en la sociedad rumana es una condición y una garantia de la democracia constitucional; los partidos politicos se constituyen y desarrollan su actividad en las condiciones que marca la ley. Estos contribuiran a la definicion y la expresion de la voluntad politica de los ciudadanos, respetando la soberania nacional, la integridad territorial, el orden del derecho y los principios democráticos (...)"

Como se ve, la Constitución rumana "garantiza" los ambiguos derechos que en la práctica se convierten en humo en todas las constituciones "democráticas" redactadas en el resto de paises con un régimen capitalista, en los cuales en la práctica los intereses economicos de multinacionales y corporaciones siempre son mucho mas importantes que el sacralizado en la teoria "estado de derecho".

"Conforme a lo que prevee el art.3 de la Ley 51/1991 de Seguridad Nacional, "constituye una amenaza a la seguridad nacional de Rumania ... iniciacion, organizacion, ejecucion o apoyo en cualquier modo a acciones totalitarias o extremistas de origen comunista, fascista, legionaria o de cualquier otra naturaleza racista, antisemita, revisionista, separatista que ponga en peligro la unidad e integridad territorial de Rumania como la incitacion a hechos que pongan en peligro el orden del estado de derecho" (...) Frente a las disposiciones constitucionales, el Tribunal aprecia que el cambio de denominación del Partido Alianza Socialista en Partido Comunista Rumano tendria un impacto negativo sobre la sociedad rumana en el contexto democratico y de pluralismo politico, valores consagrados por la constitucion posterior a la Revolucion de Diciembre de 1989"

Es evidente la pretensión de la legislación elaborada en 1991 de garantizar el nuevo orden económico y político basado en la preminencia del gran empresario frente al ciudadano o, mas concretamente, del capital frente al hombre, y el interés en identificar comunismo y fascismo tipica de la propaganda ideológica que prentende borrar la evidente relación sistemica entre el capitalismo y los regímenes fascistas surgidos de su seno y su desarrollo. El objetivo es, claramente, la criminalización del comunismo para evitar por cualquier medio (entre los principales, la mentira) que los privilegios de la minoria capitalista dominante fueran puestos en peligro de nuevo por cualquier intento de reorganizacion de los trabajadores en pos del control de estos de la riqueza que producen.

El tribunal continua y sigue demostrando que la ley tiene, en los regímenes sometidos a la dictadura en la practica del capital, aunque en la teoria se trate de bellas y paradisiacas democracias, una clara intención ideológica, y al contrario no tiene ningun interes en tener en cuenta la opinion del pueblo:

"La aceptacion de la existencia en el espectro político actual de una formación politica que se denomine "Partido Comunista Rumano" contraviene la prohibicion instituida por el art. 3 de la Ley de Seguridad Nacional, representando no solo una accion de origen comunista, sino tambien un recuerdo a los ciudadanos del viejo Partido Comunista Rumano, que entre 1945 a 1989 ha instaurado un regimen totalitario, una dictadura cuya derrocacion fue el principal objetivo de la Revolución de diciembre de 1989. Se debe subrayar que, tras la instauracion de la democracia y la consagracion legal del pluralismo politico, no se puede admitir como que la denominacion de un partido politico de Rumania sea identica a la del antiguo Partido Comunista Rumano que, en la vision de todo el pueblo constituye el maximo exponente de una dictadura y del regimen de terror instaurado en 1945 (en este sentido, segun el art.3 de la Constitucion de la Rep. Socialista de Rumania, "en R.S.R. la fuerza politica directora de toda la sociedad es el Partido Comunista Rumano".

En primer lugar, es remarcable como la "Revolución Rumana" se usa como un sujeto de la ley, que tiene en sí misma un valor jurídico, incluso a pesar de que 20 años despues cada dia es mas evidente su poco caracter revolucionario y su gran componente de "golpe de estado" que, precisamente, estaba dirigido por potencias extranjeras (dejando en ridículo la pretensión enarbolada por la Constitucion de defensa de la soberania nacional en su criminalización del "comunismo", cuando el nuevo orden esta basado en una injerencia contra esa soberania).

Ademas, entre sus débiles y insostenibles argumentos, la sentencia dice que seria un peligro aceptar la denominacion de Partido Comunista en un partido actual porque traeria a la memoria del pueblo la "dictadura " o el "terror", sin dar ninguna importancia (pues en realidad el pueblo solo es un recurso retórico, pero en realidad no tiene importancia alguna) las sucesivas y reiteradas encuestas y diferentes datos que demuestran que el pueblo rumano tiene bien presente en la memoria la Rumania de antes de 1989, y no precisamente por lo que dice el tribunal, sino, mas bien, por el bienestar y los derechos que han perdido con el régimen capitalista capitalismo instaurado por el golpe de estado, o "revolucion de colores", dirigida por la CIA y la KGB de Gorbachov y la perestroika (ver algunas encuestas recientes, como la de IRES  o la de la agencia  CSOP ).

A la vez, la justicia rumana echa mano para justificar su decisión a la antigua sentencia de la Corte Suprema de Justicia en 1994, que rechazo el registro como partido politico del Partido Comunista Rumano por representar una amenaza para la seguridad de Rumania (sin recordar que la Corte de Derechos Humanos de la Union Europea -CEDO- obligo a Rumania a aceptarlo por constituir su rechazo una evidente conculcacion de los derechos politicos de los ciudadanos, aunque se hicieran oidos sordos y se persistiera en la obstaculizacion de cualquier intento de legalización de un partido comunista).

El malabarismo argumental supera todos los límites cuando el Tribunal afirma que,
"El socialismo va a triunfar" pintada reciente en las
calles de Bucarest


 "Aunque el peticionario Partido Alianza Socialista es un partido legal cuyo objetivo conforme a su programa y estatutos no estan en contra de la seguridad nacional, la modificacion de su denominacion en P.C.R. no puede ser admitida  frente al pasado de este pais, marcado por el totalitarismo y la dominacion del viejo Partido Comunista Rumanoa que ha instaurado y mantenido un regimen de terror en Rumania durante 45 años"

Es decir, el Partido Alianza Socialista, legal y que no supone un peligro para Rumania, si que lo es si cambia su nombre, una razón que deja desnudo el verdadero objetivo de la justicia rumana, que demuestra que el supuesto estado de derecho en los paises bajo un régimen capitalista es ideológico, es decir, el de mantener el sistema de dominación vigente de los acumuladores de capital sobre los trabajadores.

En cuanto a la denominación de la Rumania Socialista como "régimen de terror", sin que haya habido sentencia alguna al respecto, demuestra el poco rigor de la justicia rumana cuando se trata de intereses ideológicos, y su servilismo evidente a la nueva clase dominante, por lo que para su argumentación le bastan las investigaciones historicas, a todas luces insuficientes (y esto ya ha sido criticado por las nuevas generaciones de historiadores rumanos -el artículo publicado en Critica Atac  "El anticomunismo, enfermedad del capitalismo senil" , "Anticomunismul, boala capitalismului senin", hace un repaso de la situacion-), realizadas con urgencia para dotar de una base academica y "cientifica" a la Rumania sometida a las leyes del mercado (es decir, a los intereses de quienes lo controlan).

La decisión del Tribunal no es firme, y está en proceso de recurso, pero las imposiciones del nuevo orden político-económico hacen improbable que la sentencia final sea muy diferente (recordemos que la mayoria de los altos funcionarios de las instituciones politicas, administrativas y judiciales de Rumania son antiguos miembros de segunda fila del Partido Comunista Rumano, es decir, oportunistas que se lanzaron a ocupar los puestos de poder o se aprovecharon del cambio de sistema tras el golpe de estado de 1989, sin ningun escrupulo en traicionar sus supuestos principios, por lo que su posicion actual se justifica por la aceptación de las nuevas normas ideológicas, y su cuestionamiento también pondria en duda su situación económica  y social) -algo así como sucede en la España postfranquista, fruto de la gra traición conocida como Transición Democrática-.

Para ver la sentencia completa (en rumano), visitar el blog del Comité de Reorganización del PCR:

http://www.pcr-romania.com/?p=330

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Para que queremos comunismo si tenemos circo televisivo.Que digan lo que digan es la mas potente droga que conozco y la mas extendida y menos condenada....piensalo.

Anónimo dijo...

Una nueva serie española el lunes en la TVE.
LA REPUBLICA que lo sepa todo el mundo a las 22.15 horario de España.

Anónimo dijo...

Que no se alarme nadie porque tambien creo que han ilegalisado a PRM, en relacion con PCR aver si lo hacen mejor,si son mas convincentes, rectifican un poco y se adaptan un poco a las necesidades de las gentes porque en las luchas con el sion se han olvidado de las gentes.
Un saludo

Anónimo dijo...

No te confundas ,como he leido por alli
La inqusicion,o los diversos movimientos criminales catolicos son mucho mas violentos que qualquier manifestacion similar de la iglesia ortodoxa.
Si el sistema comunista ruso ha sido harto sangriento esto no significa que los demas paises lo han imitado(o quisaz,pero no a tan grande escala).Otros paises comunistas han sido mucho mas amables.
Igual pasa con la religion,si los hispanos o italianos han sido barbaros criminales esto no se puede generalizar(no es lo corecto)
Es igual que ahora ay una caceria de rumanos en Italia y Hungria por dos o tres que han obrado mal (y aveces ni tan siquera esto,osea inocentes,igual que hiso la inquisicion)
LA HISTORIA SE REPITE UNA Y OTRA VEZ.

R.A.F.A.E.L. dijo...

Lo que hace el miedo. Creían que definitivamente el socialismo o, como dicen ellos, el comunismo, estaba muerto y enterrado. Pero se han encontrado con la horma de su zapato.¿Quién les iba a decir en los años 90 que el siglo XXI iría siendo testigo de un renacer y un florecimiento de ideas y actividades a las que los de arriba sólo saben combatir con la más injusta de las represiones?

Disidente del Capitalismo dijo...

José Luis: ¿la Constitución Rumana prohíbe expresamente el comunismo?
Porque si no lo hace la ley de Suguridad sería anticonstituconal, pues viola el derecho a asociación, así como el derecho a la libre expresión.
De todas formas la argumentación jurídica dada por el Tribunal es increíble, pues ¡usa un acto de fuerza como la contrarrevolución de 1989 y no la ley para apoyar sus argumentaciones!, además que la argumentación no toma en cuenta que está violando otros derechos y es discriminatoria, tampoco se apoya en el Derecho Internacional de los DD.HH.

Ahora sé que hay Tribunales más jocosos que los chilenos para argumentar en torno a los "Derechos Fundamentales" que dicen defender.

Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

Disidente del Capitalismo: La Constitución no dice nada sobre el comunismo. Es la Ley de Seguridad nacional la única que, en el articulo citado en el texto, prohibe los "regímenes extremistas", citando e igualando a fascismo y comunismo. Es anticonstitucional, pero para que sea declarado como tal hace falta que los jueces dejen de responder a una determinada ideologia (el anticomunismo) y juzguen conforme a la ley nacional y el derecho internacional (la CEDO de la UE ya dio un toque una vez, pero ya sabemos que la ley solo es importante cuando interesa a las clases dominantes).

Saludos

VILLAVERDE COMUNISTA dijo...

Todo esto es muy importante, pero ¿no te parece a tí que lo que tienen por delante los comunistas rumanos es una larga pelea por salir del armario y, sobre todo, sacar de los baules, archivos y museos su historia? Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

Villaverde Comunista: Perdona que haya tardado tanto en responder, pero he estado de viaje. Tienes razón. Lo principal es que los comunistas rumanos "salgan del armario" y se atrevan a contar su historia. Pero para esto también hay que evitar que la ley y la propaganda criminalicen el comunismo.

Un saludo

Stefano dijo...

El gobierno rumano permite la existencia de la "Garda de Fier" y de la "Noua Dreapta"?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...