miércoles, 18 de mayo de 2011

Constantin Dobrogeanu-Gherea y la grave situacion del campesinado rumano a principios de siglo XX

Busto de Constantin
Dobregeanu-Gherea en Ploiesti




La Neoiobăgia o Neoservidumbre fue un concepto elaborado por el marxista rumano Constantin Dobrogeanu Gherea en los tiempos convulsos anteriores a la Revolución Soviética. En este ambiente político surgió Constantin Dobrogeanu Gherea, que fue el pensador socialista que mejor supo diseccionar la sociedad rumana de su época. Su pensamiento influirá profundamente en el futuro programa político del Partido Comunista Rumano, que se creará poco despues, en 1921.

Constantin Dobrogeanu-Gherea nacio en Solomon Katz en 1855 en el Imperio Ruso, en la actual Ucrania, y murio en 1920 en Bucharest. Tras la guerra ruso-turca (1877-78) se instalará en la recien nacida Rumania, que se independizo como pais como consecuencia de esta confrontación, tras la union de los principados de Moldavia y Tara Romaneasca en 1859.

Dobrogeanu-Gherea se instalaría tras la independencia rumana en la ciudad de Ploiesti, ciudad de gran crecimiento y agitación por el descubrimiento de grandes yacimientos de petroleo, los primeros de Europa. Fue periodista y crítico literario, labor en la cual fue abriendose camino entre la intelectualidad rumana.

Gherea realizó trabajos de pequeño tamaño dentro del marxismo, y en 1908 después de una famosa revuelta campesina en toda Rumania (entonces solo Tara Romaneasca y la actual Moldavia), acallada sangrientamente con los cañones del ejercito, publicó su volumen más extenso y conocido: “Neoiobăgia (Studiu economico-sociologic al problemei noastre agrare)” -Neoservidumbre (Estudio social económico de nuestra cuestión agraria)- .

La fama de Dobregeanu-Gherea le hará conocido entre los comunistas europeos, y llegará a tener importantes relaciones con Leon Trosky, todavia antes de convertirse en bolchevique, que le acompañara en un miting en 1913 en la ciudad de Bucarest, junto al tambien comunista bulgaro Christian Rakowsky.
El territorio rumano habia estado a lo largo de la historia sometido a diferentes luchas imperialistas, lo que hizo que a mitad del siglo XIX la actual Rumania solo fuera un fragmentado territorio dominado por diferentes potencias (la Tara Romaneasca y Moldavia entre el Imperio Otomano y el Ruso, y Transilvania integrada en el Imperio Austrohungaro, sin contar con la creciente influencia de Francia en toda Europa).

Como hemos dicho antes, en 1877 se establece un estado rumano, nominalmente independiente, pero profundamente dependiente de las potencias “protectoras” de occidente (Alemania-Inglaterra-Francia) que habían hecho mucho para alejar de la zona la tradicional gran influencia otomana y rusa. El estado que se creó a partir de ese momento tomaba la forma de un Estado Monárquico Constitucional, adoptandose una constitución basada en la carta belga de 1831, tratando de crear un estado democrático burgués a la forma de la monarquía británica, se montó toda una estructura liberal burguesa a imagen y semejanza de los países más avanzados de occidente.

La cuestión nacional había posibilitado que la lucha por la independencia fuera una gran causa nacional. En esta cuestión, la oligarquía rumana logró integrar al campesinado, ya que grandes extensiones de tierras se encontraban en manos de los extranjeros y la promesa del reparto de la tierra aglutinó al pueblo en torno a ciertos dirigentes nacionales (Reforma de Cuza, 1864).

Trosky, Gherea y Rakowsky juntos en Bucarest (1913)



Las diferentes guerras en las que participa Rumania desde su independencia logran unificar las zonas de mayoría etnica rumana, y al acabar la I Guerra mundial podemos decir que la cuestión nacional estaba finalizada para los rumanos. Rumania habia conseguido unir la mayor parte de la Bucovina, toda Transilvania, la parte noroeste del Banato y Basarabia (que habia sido anexionada de la URSS aprovechando la Guerra Civil entre bolcheviques y mencheviques, y que los sovieticos recuperarían después). El pacto de Trianon doto a Rumania del doble de su superficie y se zanjo la cuestión nacional rumana.

Otro problema era la cuestion social. A pesar de las promesas para atraerse el apoyo de las masas, las clases oligárquicas rumanas (terratenientes-burguesas) no harían nada para desarrollar la revolución democrático-burguesa. Tenían que pagar, en primer lugar, el peaje a las potencias imperialistas que le habían ayudado a lograr la independencia en las diferentes guerras, y en segundo lugar no podían iniciar el reparto de tierras entre la enorme masa campesina sin ver menguado su poder político y económico.

La realidad estaba clara, Rumania era una economía semifeudal (contratos de semiesclavitud, dependencia personal etc.), ahora convertida además en una semicolonia de occidente (especialmente de Francia). Sobre esta base, era imposible desarrollar las instituciones democráticas. Los intentos de reforma chocaban siempre con las clases terratenientes aglutinadas en los dos partidos (liberal y conservador), la exigua burguesía trató de fomentar alguna industrialización del país y la secularización de los bienes clericales, pero con muy poco éxito.

Por un lado, economía agraria y relaciones de producción semifeudales en el campo. Por otro, la relación económica que los rumanos habían tenido con los Imperios Zaristas y Otomano, dieron paso a unas relaciones de explotación por el imperialismo extranjero mucho más avanzadas.

La inversión en la industria propiamente dicha fue muy reducida hasta 1914. La inversión se destinó hacia diferentes sectores, en el caso de estos países casi todo el capital afluyó hacia préstamos gubernamentales -destinados en la mayoría de los casos a ejército, policía y obras públicas-, a transportes y comunicaciones, el petróleo y a la producción agrícola. Estos criterios de inversión y la importación de productos industriales a bajo precio, impuso a Rumania un tipo de “desarrollo especial”.

La economía preexistente fue destruida, los campesinos que tenían tierras acabaron por perderlas, al igual que los artesanos fueron desapareciendo. El capital de la nación, aunque exiguo, afluyó hacia el comercio y la usura, ya que el desarrollo industrial nacional quedó bloqueado en este proceso.

Por otra parte, se fomentó el desarrollo de la industria de exportación, como consecuencia las mejores tierras pasaban a manos de compañías extranjeras (algo que volvio a suceder de forma identica en 1990, pero esta vez con la potente industria y agricultura socialista que habia resuelto de sobra el problema agrario, que tras el golpe de 1989 vuelve a azotar hoy a Rumania).

La agricultura fue la que más sufrió la colonizacion de Rumania tras 1918, y a la pérdida de tierras y de la tradicional fuente de subsistencia, se sumo la superpoblación campesina, provocada a su vez por la afluencia del artesanado urbano despojado sobre las áreas rurales en busca de subsistencia.

La confluencia de factores que hicieron de la Rumania de posguerra un verdadero hervidero de luchas sociales e inestabilidad política, fueron:

*Por un lado, la cuestión nacional de las minorías húngaras, ucranianas y alemana que serían un foco de inestabilidad constante.

*La Reforma Constitucional y reconstrucción económica.

*Pero sobre todo destacó la Cuestión Agraria.

En este ambiente político surgió Constantin Dobrogeanu Gherea, que fue el pensador socialista que mejor supo diseccionar la sociedad rumana de su época. Gherea realizó trabajos de gran calado dentro del marxismo, y en 1908 después de una revuelta campesina en Rumania, publicó su volumen más extenso y conocido: “Neoiobăgia (Studiu economico-sociologic al problemei noastre agrare)” -Neoservidumbre (Estudio social económico de nuestra cuestión agraria)- .
Monumento a la Rascoala campesina de 1907 que dio
lugar al  concepto de la Neoservidumbre de
Dobregeanu-Gherea


 En definitiva, la llegada de un capitalismo tardío a Rumania había generado un híbrido, una mezcla entre lo viejo y lo nuevo. El resultado era la instalación aparente de todo un aparato liberal burgués con sus leyes e instituciones, mientras que por otra parte el campesinado seguía limitado a un esquema de tierras excesivamente pequeñas que no podía abandonar debido a versiones modernas de las restricciones feudales (tales como contratos de trabajo y leyes sobre la inalienabilidad de la tierra).

El campesino se encontró esclavizado por el peso de una pobreza de la cual no había escapatoria, pues estaba ligado por los viejos lazos de la servidumbre. La condición del campesino era la "neoservidumbre" o "neoibăgia", una palabra que se convirtió en la marca registrada de la escuela de Gherea.

Los intereses de las viejas clases feudales fueron protegidos en Rumania por una estrecha élite burocrática, que utilizó a las instituciones democráticas para mantenerse constantemente en el poder. Así Rumania se encontraba atrapada en un estado de desarrollo capitalista mínimo, que a la vez se aseguraba por medio de la semifeudalidad una explotación del campesinado más fácil. Según Gherea la Reforma Agraria de Cuza (1864) sólo aplazó el dramático resultado.

En este contexto prerrevolucionario, muy similar al que vivian obreros y campesinos rusos antes de 1917 , se fue forjando el Partido Comunista de Rumania, que se encuentra en una situación en la que la incipiente industria, centrada sobre todo en las infraestructuras (especialmente ferrocarril) y el petroleo, esta dedicada enteramente a pagar prestamos y ayuda de las potencias occidentales, y que se basa en contratos leoninos y unas condiciones miserables de la nueva clase obrera.

Dobregeanu-Gherea fue uno de los principales teóricos marxistas de esta Rumania recien nacida, y uno de los padres del nacimiento del Partido Comunista Rumano en 1921, un año despues de su muerte, aunque entre sus fundadores si que estaria su hijo, Alexandru Dobregeanu-Gherea.

Constantin Dobregeanu-Ghera fue muy valorado por Leon Trosky, cuando escribe antes de afiliarse al partido bolchevique, en 1915, sus "Perfiles politicos", donde alaba el pensamiento politico del intelectual rumano. Trosky visitaria Bucarest en 1913, para tomar contacto con los entonces todavia, como él, socialdemocratas rumanos que luego, en su mayor parte, fundarian el Partido Comunista de Rumania, cuatro años despues de la Revolucion Bolchevique y tras la creacion de la Internacional Comunista.

Aunque Dobrogeanu-Gherea no pudo ver realizado su sueño de reforma agraria, si que pudo vivir la euforia que se extenderia por toda Europa como la polvora del triunfo de los trabajadores rusos en 1917. Sin embargo, un año despues de la muerte de Dobrogeanu-Gherea, en 1920, se crearia el Partido Comunista de Rumania, que se uniria inmediatamente a la III Internacional (Komitern) creada tras el triunfo de la Revolución bolchevique, y que en 1945, tras el triunfo del poder sovietico frente al fascismo, empezaria a realizar una reforma agricola que, mediante colectivizaciones, liberaria a los campesinos de la atadura a las pequeñas tierras y de la "neoservidumbre", a la vez que conseguiria convertir al pais en uno de los mayores productores de grano del mundo.

Fuente: El artículo apareció en la web del Grupo de investigación de la universidad de La Laguna (https://viinv.ull.es/grupos/1149/): "El capitalismo burocrático en la explicación del subdesarrollo y el atraso social. GISAS" (http://webpages.ull.es/users/capburoc/), y su autor es Jonathan Hernández Marrero,

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Como definirias tu un gobierno o pais o imperio extranjero que se las da de amigo en su imagen que presenta atraves de su maquinaria de propaganda pero que con los hechos demuestran todo lo contrario.... es decir ... de amigo nada de nada... tu como definirias un tal tipo de relacion???
Cuentanos lo de la revolucion de Madrid.
Porque no participas?

Jose Luis Forneo dijo...

¿Que revolución? No te creas tanto lo que dicen los medios, hay que tener un poco capacidad critica, no ser un papagayo que lo repite todo.

Para todos mis opiniones criticas sobre España, www.cuestionatelotodo.blogspot.com

Salud y Revolucion (de verdad).

Anónimo dijo...

Hola me gustaría que saliera citada la fuente original de este artículo y su autor.
Yo mismo la puedo suministrar en caso de que el administrador del blog no recuerde de donde lo copió.

He buscado un correo del blog para ponerme en contacto con usted pero me ha sido imposible. Así que utilizo este foro abierto.

Anónimo dijo...

Por favor publicar la fuente

Jose Luis Forneo dijo...

Mi email: jlkontra@gmail.com
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...