domingo, 2 de octubre de 2016

Syriza y la privatización de Grecia

El Parlamento griego ha aprobado estos días, con 152 votos a favor y 141 en contra, la nueva ley conocida con el nombre de "Ley Ómnibus’. Se trata de una ley que aprueba la privatización de la Compañía de Aguas de Atenas y Tesalónica, de la Corporación pública de Electricidad, de la industria de vehículos helena y del Metro de Atenas. Estas compañías públicas pasarán a formar parte del “superfondo de privatizaciones”, que como su nombreindica, aglutina toda compañía pública susceptible a ser privatizada. De esta forma, esos sectores se unirán a los aeropuertos, autopistas y puertos ya presentes en él.

El Ejecutivo de Alexis Tsipras, del partido Syriza, ha aprobado este paquete de medidas gracias al

El ministro griego de Economía, Euclides Tsakalotos, considera que este superfondo es una oportunidad para reestructurar una gran parte de la economía griega: Las empresas públicas. Según el ministro, ha habido una “campaña de mentiras” hacia ese fondo y que en realidad las acciones políticas dirigidas por el gobierno de Tsipras respecto a él están vinculadas al crecimiento.

Curiosamente, esta deriva de Syriza, que se autodecía de izquierdas, contrasta con los tiempos cuando en su día Nueva Democracia y el PASOK estuvieron cerca de privatizar el agua, cuando el partido que hoy gobierna Grecia comparó aquella Ejecutiva con la dictadura de Pinochet.

Hace muy poco tiempo el primer ministro griego culminó el proceso de privatización de los ferrocarriles griegos, la empresa Trainosé, por 45 millones de euros, generando una gran polémica por el bajo precio de la operación, prácticamente a precio de superoferta. La concesión de los trenes griegos termina así en manos de la empresa de trenes pública italiana Ferrovie dello Stato Italiane SpA, la única que se presentó a la última licitación.

El Gobierno griego ya había aprobado la concesión de 14 aeropuertos regionales a la empresa alemana Fraport, que fue, hace ya un año (agosto 2015) el primero de los muchos procesos de privatización que ha iniciado el Gobierno formado por el partido izquierdista Syriza y su socio de coalición, la formación nacionalista conservadora Griegos Independientes.

apoyo del partido liberal ANEL. Tsipras, en las campañas electorales en las que se presentaba como enemigo de las privatizaciones y adalid de la izquierda anticapitalista, había jurado y perjurado que no privatizaría los principales sectores públicos del país. Sin embargo, siguiendo con su línea continua de traiciones (recordemos el acuerdo con la troika a pesar del referencum convocado por él mismo, en el que el pueblo griego lo había rechazado) Tsipras y Syriza han terminado aprobando este paquete de medidas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...