domingo, 12 de febrero de 2012

Monsanto en el gobierno de Rumania

Dentro de la Union Europea, España y Rumanía son dos de los estados con mayor porcentaje de cultivos transgenicos, y eso tiene bastante relación con la amplia presencia en los curriculum vitae de algunos de sus ministros de colaboraciones con empresas como Monsanto.

Asi lo ha denunciado la autodenominada Coalición por el Medio Ambiente de Rumania, que ha señalado que el nuevo ministro de agricultura, Stelian Fuia, ha trabajado bastantes años para el mayor productor de organismos modificados geneticamente a nivel mundial, la norteamericana Monsanto.

En el curriculum de Stelian Fuia aparecen los siguientes item: Manager de Ventas– Monsanto Romania SRL (1995-1996); Business Development Manager para Europa Central y del Este– Monsanto Europe SA, Bruselas, Belgica (1996-1999); Director Comercial – Monsanto Rumnaia Ltd. (1999-2002).

El Ministerio de Agricultura de Rumania tiene una larga historia de relaciones con las empresas multinacionales relacionadas con los transgénicos. Al frente de esta institución se encontraba, hasta ahora, Valeriu Tabără (ministro en los periodos 1994-1996 y 2010-2012), y tambien conocido por los conflictos de intereses en este tema.

Stelian Fuia ya se ha pronunciado abiertamente hacia esta tecnologia de modificación genética, en relación con la agricultura, mostrando todo su apoyo para esta biotecnología.

Tambien en España han sido bien conocidas las relaciones entre algunos responsables del gobierno de la agricultura con empresas interesadas en el desarrollo de la agricultura transgénica, como Elena Salgado o Cristina Garmendia, entre otras, situación que provocó que España volviera a ser en 2011 el lider europeo en cultivos de semillas geneticamente modificadas.

Según el ‘Informe Anual sobre la situación mundial de la comercialización de cultivos modificados genéticamente en 2011’ publicado por el International Service for the Acquisition of Agri-Biotech (ISAAA), la Unión Europea alcanzó en 2011 un récord histórico en el cultivo de semillas modificadas genéticamente con 114.624 hectáreas sembradas, lo que supone un incremento del 26 % respecto a 2010 con 23.186 hectáreas más.

Un total de ocho países europeos sembraron semillas modificadas genéticamente. España, República Checa, Portugal, Eslovaquia, Rumanía y Polonia volvieron a apostar por el maíz Bt sembrando 114.607 hectáreas, 23.414 hectáreas más que en 2010. Alemania y Suecia apostaron por segundo año consecutivo por la siembra de la patata modificada genéticamente Amflora con 17 hectáreas.

A pesar de las aparentes trabas impuestas por la UE al cultivo de transgénicos, estos han seguido creciendo hasta ahora, y, sabiendo como funcionan las decisiones políticas en los regímenes capitalistas, la imposición de miembros en los gobiernos nacionales por parte de las multinacionales del sector, es una estrategia clave para romper cualquier rechazo social ante el envenamiento progresivo que las grandes corporaciones alimentarias pretenden llevar a cabo para obtener beneficios.

Recordemos que Monsanto es el mayor productor de organismos modificados geneticamente a nivel mundial, y ya ha sido acusada en diversas ocasiones de manipulación y tráfico de influencia en Estados Unidos, India o diferentes paises de América Latina, paises donde sus cultivos patentados e invasivos hacen que los pequeños agricultores locales se empobrezcan, imposibilitados a cultivar otra cosa que no sea la semilla de Monsanto (ademas de los problemas de salud todavia no estudiados -evidentemente por interes de las mismas corporaciones- generados por estos alimentos transgénicos).

En Rumania las megaproducciones han descendido en los ultimos años debido a las enormes trabas burocráticas de sus gobiernos y al rechazo popular, aunque sigue siendo uno de los paises de Europa con mayor indice porcentual de los cultivos transgénicos en relacion a su numero total de cultivos. Pero los esfuerzos de sus ministros de agricultura siempre han sido signiifcativos, y suponemos lo seguirán siendo, para que Monsanto, Bayer y el resto de farmaceúticas y grandes corporaciones alimentarias, que apuestan por los organismos modificados geneticamente para hacerse con el control del mercado mundial, consigan sus objetivos en Rumania.

Segun los sondeos de opinion, los consumidores rumanos no desean consumir organismos modificados geneticamente, y en un estudio de Omnibus en 2010, el 74% de los rumanos se declararon en contra de su cultivo, y el 81% pedian directamente su prohibición. Pero la opinión de los ciudadanos siempre ha importado bastante poco a los "representantes" políticos que, muy por encima de los de sus votantes, tienen otros intereses mucho mas lucrativos que defender.

Para ilustrar un poco los grandes intereses de estas empresas multinacionales que fomentan el uso de cultivos modificados geneticamente, comparto el conocido documental, "El mundo según Monsanto" (Le monde selon Monsanto), dirigido por Marie-Monique Robin, y donde se explica el negocio que suponen los transgénicos para corporaciones como Monsanto.



Fuente: http://www.criticatac.ro/14189/monsanto-intrat-la-guvernare/

3 comentarios:

aLDO dijo...

Mu wenas! estoy estudiando en la facultad de ciencias politicas de Bucarest..y bueno, ante mi bajo nivel de ingles y la vision "oficial" de los profesores de la universidad he tenido tu blog como fuente de consulta...y na..lo unico que te iba a pedir..si no es molestia y si vives por bucarest es tomarme una cervezita para hablar un poco sobre la situación del pais y tal!. Saludos!

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Aldo
Si, vivo en Bucarest. Mandame un email a jlkontra@gmail.com y hablamos para ver cuando nos podemos tomar esas cañitas.
Saludos

Anónimo dijo...

También es conocida la "generosa" donación de Monsanto a Haití después del terrible terremoto... de semillas que año tras año tendrían que volver a comprar porque no se reproducen.
No sabía nada de lo de C. Garmendia y E. Salgado, interesante dato.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...