miércoles, 22 de febrero de 2012

Marea roja en Chisinau contra el gobierno

Los ciudadanos moldavos están que echan chispas porque su gobierno se pasa las decisiones del Tribunal Constitucional por el arco del triunfo, nunca mejor dicho, pues precisamente junto a este monumento en el centro de Chisinau, capital de la plurinacional Republica Moldova se concentraron miles de moldavos para pedir que el gobierno fascista que está literalmente usurpando el poder desde hace un tiempo se marche a su casa.

La juventud moldava en la calle
Con el lema de "jos Alianta" (Abajo la Alianza), casi 20.000 personas llenaron la plaza del Parlamento en Chisinau, tiñendo del rojo de la bandera de los trabajadores la nieve que cubre la ciudad. Algunas pancartas pedían también derrocar la dictadura del capital, y, en general, que vuelva la democracia que dejó de existir tras la llegada al poder de la alianza de los partidos opositores contra el mayoritario, el Partido Comunista, con el único fin de evitar que las medidas que esté tomaba en el gobierno dejaran de beneficiar a los que producen y de perjudicar a los parásitos que viven de ellos. Por esta causa, han sido capaces de provocar la mayor crisis institucional del pais en su historia, y una de las mayores de toda Europa.

Desde que la Alianza pactó contra el Partido Comunista para que, aunque fuera mayoria, no gobernara, no se ha podido elegir Presidente del Pais, el único capaz de nombrar gobierno estable. Así que, gracias al empeño de los representantes del capital de evitar que los comunistas formen gobierno, tal y como quieren la mayoria de los moldavos, desde el verano de 2009, despues de que en abril del mismo año montarán un intento de "Revolución de colores" para derrocar por la fuerza al gobierno de Voronin.

Voronin
La distribución parlamentaria es la siguiente, tras los resultados de las últimas elecciones de finales de 2010.  Los comunistas moldavos reunieron obtuvieron 42 escaños, mientras el Partido Liberal Democratico, El Partido Democratico y el Partido Liberal (interesante juego de intercambio de etiquetas huecas), lograron respectivamente 32,15 y 12 (59).

El actual presidente interino, Marian Lupu, tiene dos oportunidades de ser elegido presidente según la Constitucion, y ya ha perdido las dos. De acuerdo a la Constitucion Moldava, al presidente del país lo elige el parlamento en votación con 61 votos de los 101 diputados que forman el Parlamento, un número que no alcanza ninguno de los partidos ni de las alianzas preelectorales.La Constitución también da un tiempo para que, si no se consigue elegir presidente, el gobierno en funciones convoque nuevas elecciones (1 año máximo tras las últimas)

Despues de haberse superado con creces el tiempo límite, y que el Tribunal Constitucional haya ordenado al gobierno la convocatoria de elecciones, este ha hecho oidos sordos y sigue aferrándose al poder por encima de la ley y como si la cosa no fuera con ellos, provocando la indignación de la mayoria de los moldavos (los que votan al Partido Comunista), que estan viendo claramente que aunque a los fascistas se les llene la boca de democracia, siempre serán fascistas.

Asi que el pasado domingo, como hemos dicho, los moldavos salieron a la calle contra lo que ya es, sin duda alguna, y sin ninguna intencion de guardar siquiera las apariencias, una tiranía (es decir, es igual que las democracias occidentales, una dictadura del capital, pero sin siquiera disimular). Los moldavos, por cierto, que han llenado las calles en una marea de indignacion popular, estan constituyendo organos locales de democracia directa, siguiendo el modelo de los soviets, para convocar el II Congreso Cívico de Moldavia, donde se intentará desbloquear la situación a través de la participación ciudadana, ya que el Parlamento esta bloqueado para garantizar las intenciones de los fascistas de Lupu, Ghimpu, y Vilat (los lideres de la oposicion capitalista).

Recientemente un miembro del PCRM, Ion Dodon, abandonó el partido sin dejar su escaño, y se dice que los miembros de los partidos usurpadores podrian haberle ofrecido dádivas suculentas para que, con su voto, se pueda elegir un presidente definitivo, aunque sea, utilizando un término futbolístico, ya fuera de juego, pues hace meses que terminó el plazo legal para no convocar elecciones, y desde entonces, y eso es lo que reivindican los moldavos en la calle, el Parlamento es anticonstitucional, ilegal, y por lo tanto, antidemocrático.
!Abajo la dictadura del capital!

A pesar de todo esto, la U.E. no dice ni pio de la situación. Parece que mientras los sistemas politicos de los paises que no se arrodillan ante los intereses de los grandes magnates que controlan la propia Europa de los 27 se convierten en dictaduras por el arte de birlibirloque de la propaganda, a pesar de que sean bastantes mas democráticos que cualquiera de sus gobiernos, los descarados abusos y la humillante usurpación sufrida por los moldavos por los representantes de la derecha fascista moldava pasan desapercibidos a los observadores de Bruselas.

Al fin y al cabo, como hemos dicho antes, lo que pasa en Moldova es lo mismo que lo que pasa en todos los paises de la UE (y en todos sometidos a la dictadura de los mercados), aunque aquí la situación haya provocado que las ovejas liberales se despojen de su lana democratica para dejar ver su verdadero caracter de voraz lobo fascista.

video



Fotos de la página oficial del PCRM (www.pcrm.md)



1 comentario:

Fabio dijo...

“De acuerdo a la Constitucion Moldava, al presidente del país lo elige el parlamento”

Vemos como es “demócrata” la república fascista de Moldavia. Aun bíen que el pueblo Moldavo no son títeres del gobierno como vemos en muchos otros países de Europa. La unión popular es muy importante para la revolución, así los cerdos capitalistas “moldavos” en el poder no van tener salida.

JOS ALIANŢĂ!!!

¡Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...