viernes, 13 de mayo de 2016

Se inaugura el escudo antimisiles de EE.UU. en la antigua base soviética de Deveselu


Estados Unidos teme cada vez más el desarrollo del capitalismo ruso y no está dispuesto a dejar que otra potencia imperialista dispute su hegemonía sobre el control de los recursos tan necesarios para las potencias económicas. El conflicto interimperialista, consecuencia inevitable del propio desarrollo del sistema, como ya demostrarón los estudios de Marx y Engels y confirmaron los de Lenin, se ahonda, y ambos bandos siguen afilando las espadas para un posible, aunque no deseado realmente por ninguna de las partes, enfrentamiento directo. Posiblemente, preferirán seguir chocando en escenarios secundarios mientras permiten que una indeterminada estabilidad interior deje que sigan llenando sus bolsillos a costa de la clase obrera local los parásitos de la clase dominante, la burguesía.

En todo caso, la tensión sigue aumentando con la inauguración definitiva, ya empezó a funcionar parcialmente hace tiempo, de la base de la OTAN de Deveselu, en el suroeste de Rumania, que forma parte del "super" escudo antimisiles diseñado por el Pentágono para, supuestamente, defender a los europeos de una potencial amenaza, (aunque se sabe que su objetivo principal es Rusia).

En la apertura oficial de ese "baluarte defensivo, como lo ha llamado el capo de la Organización Militar dirigida por Estados Unidos, el mequetrefe M. Stoltenberg, como si todo su auditorio fuera imbécil, han estado presentes también el presidente del gobierno de Rumania, Dan Ciolos, designado recientemente por la propia Unión Europea sin pasar por elección "democrática" alguna, y el Secretario de Defensa Adjunto de Estados Unidos, Robert O. Work
Foto de los MIG-21 de Deveselu

El comandante de la Base 99 de Deveselu, Răzvan Brătulescu, ha especificado que el sistema inaugurado hoy esta compuesto en su totalidad por la base de la OTAN rumana, y dos en Polonia y Turquía respectivamente, además de un radar en este último país y las naves de la marina  norteamericana ancladas en Rota, España.

También ha recordado que la base de Deveselu es una antigua base militar construída por los soviéticos en Rumania en 1952 para albergar unas escuadrillas de Mig-21. Se trata de una paradoja curiosa, sobre todo teniendo en cuenta el enfado de las autoridades rusas por su apertura definitiva. Resulta que fueron delincuentes como Gorbachov o Yeltsin, este último el padre político de Vladimir Putin, que fue su delfín (y primer ministro), es decir, de la pléyade de sinverguenzas que acabaron con la URSS y siguen saqueando hoy día los recursos naturales que fueran  antaño de los pueblos soviéticos y, por supuesto, a su clase trabajadora, los que permitieron y facilitaron que paises como Rumania sean hoy una colonia de potencias capitalistas extranjeras. Es más, lo son también en gran parte de que las antiguas bases del Ejército Rojo o del Ejército Popular Rumano estén hoy infestadas de soldados norteamericanos y de la OTAN y del poderoso armamento de Lockheed Martin, General Dynamics, Boeing o Northrop Grumman, y que desde aquellas se amenace hoy al pueblo ruso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...