viernes, 24 de junio de 2011

La abdicación del último rey rumano


La abdicacion del rey Mihai
En la historia de Rumania como estado independiente, lograda en 1877 tras la entonces reciente union (1859) de Valaquia y Moldavia como los Principados Danubianos y la ayuda del Imperio Ruso para obtenerla a cambio de la lucha rumana en la Guerra Ruso Turca), afortunadamente los rumanos solo han tenido cuatro reyes: Carlos I, Ferdinand I, Carlos II y Mihai I (todos de la familia alemana llamada a ocupar el trono de los Hohenzollern).

En 1948 sucedió algo que todo ciudadano debería vivir con una enorme alegria, como primer paso para dejar de ser subdito y convertirse en ciudadano: la abdicación de un rey, en ese caso el último rey rumano, Mihai I.

Recordemos que durante el corto reinado de Mihai I (tras la abdicación de su padre Carlos II), junto al Mariscal Antonescu, su primer ministro, Rumania fue una importante aliada de los nazis. Estos dias el actual presidente de la Republica rumana, Traian Basescu, ha declarado en la televisión algo que es normalmente tabu en la Rumania capitalista: ha hablado sobre el genocidio llevado a cabo por el fascismo rumano de la mano de los nazis y ha recordado la responsabilidad del entonces jefe de estado del pais, Mihai I, que nunca fue juzgado ni, por supuesto, condenado por ello, y sigue viviendo hoy "a cuerpo de rey" a pesar de haber abdicado a finales de 1944.

En una entrevista en el canal de television B1, el miercoles pasado, Băsescu declaro que el rey Mihai, como jefe de estado durante el gobierno del facista Ion Antonescu, primer ministro "del rey" de 1940 a 1944, es responsable de la muerte de 280.000 judios y "mas de 11.000 gitanos" (seguramente las cifras se quedan cortas).

El escandalo que se ha montado ha sido kafkiano, con toda la oposición, incluyendo la "izquierda" del Partido Social Democrata, rasgandose las vestiduras y clamando al cielo, por la "herejia" del presidente (que por una vez dice algo coherente en su vida, aunque convendria tambien que asumiera la responsabilidad, como la de anteriores jefes de estado desde la reinstauración del capitalismo en 1990, en el genocidio social sufrido por los rumanos).

En definitiva, el rey Mihai I, que nombro al Mariscal Antonescu como primer ministro conociendo perfectamente su ideologia y objetivos, el 23 de agosto de 1944, con el ejercito rojo en la frontera de Rumania, intento salvar el trono y privilegios dando un "golpe de estado" echando manos del partido comunista y ordenando al ejercito que volvieran las armas contra los alemanes. Al final su maniobra final no le sirvio para mantenerse en el poder, aunque al menos le salvo de ser juzgado. Asi que, poco despues, en diciembre de 1947, y en consecuencia de la instauración de un régimen sin clases sociales, el Socialismo, el rey Mihai I tuvo que abdicar, aunque se marchara con gran parte del tesoro que la familia real consideraba suyo aunque fuera, y sea, realmente del pueblo rumano.

Aquella abdicación, como todas las de los descendientes de antiguas familias de piratas y bandidos que enriqueciendose a costa del saqueo se conviertieron en familias "nobles", y que hoy son, todavia en bastantes casos, las familias reales, fue un acto que merece la pena ser recordado en la lucha de la humanidad por la igualdad economica y la liberacion de los pueblos (a ver cuando vivimos de nuevo otro inolvidable momento como este en España (como o el de la huida de Alfonso XIII que dio lugar a la II Republica):

"En la vida del pueblo rumano se han producido en los últimos años profundos cambios politicos, economicos y sociales, que han creado nuevas relaciones entre las principales formas de vida del estado.

Estas nuevas relaciones no corresponden ya con las condiciones establecidas por el pacto fundamental -Constitucion del pais- y exigen que se produzcan importantes cambios.

Frente a esta situación, en pleno entendimiento de la situación del pais y con la responsabilidad que me corresponde, considero que la institución monarquica no tiene sentido en las condiciones de vida actuales de nuestro estado, representando ella un obstaculo seria en el camino del desarrollo de Rumania.

En consecuencia, y con plena consciencia de la importancia del acto que hago en interes del pueblo rumano, ABDICO, por mi y por mis sucesores en el trono, renunciando a todas las prerrogativas que me corresponden y he ejercitado como Rey de Rumania.

Dejo al pueblo rumano la libertad de elegir una nueva forma de estado.

En Bucarest, hoy 30 de diciembre de 1947"

Dias despues, tuvo lugar la historica Gran Asamblea Nacional, presidida por el escritor comunista Mihai Sadoveanu, que proclamó la Republica Popular Rumana, el 2 de enero de 1948.

4 comentarios:

Àlex Amaya Quer dijo...

Gracias por incluir el acta de abdicación, es un documento fundamental en la historia rumana contemporánea. Mi opinión sobre lo de Băsescu es que ha sido un ataque hacia el punto de disensión que no es negociable entre los dos miembros de la coalición opositora USL: la monarquía. Ni PNL renunciará nunca a la reinstauración de los parásitos Hohenzollern, ni PSD aceptaría jamás alterar el carácter republicano del Estado. De este modo Băsescu pone a ambos en un brete (sobre todo al PSD, forzado a salir en defensa del ex-monarca senil), además de hacer un guiño al electorado fascista y neo-legionario, al "exculpar" de facto a Ion Antonescu.

Supongo que en Bucarest no lo verás tanto, pero aquí en Transilvania estoy ya harto de intentar convencer de la inutilidad, estupidez y anti-democratismo de la monarquía a esa gran cantidad de rumanos, muchos jóvenes, que ven en ella una especie de solución al panorama triste de la política del país.

¡Saludos!

doom dijo...

Alex (perdon por no poner acentos pero tengo un virus);

Algunos rumanos,al ver que el pais esta como esta (quien diria que es del primer mundo,UE y OTAN) vuelven en el tiempo,cuando Rumania tenia una cierto poder de decidir su destino.Algunos,los abuelos y la gente que trabajo durante el comunismo,piensan en la epoca socialista...pero los jovenes y la gente que nacio en los años 80,como que hoy en dia las cadenas de television estan manipuladas por masones y judios (Basescu,Iliescu,Mugur Isarescu y un largo etc...) piensan en la monarquia (I GM y II GM),cuando Rumania gano la guerra y cuando Rumania pudo ser una potencia europea.Hablan muy mal del comunismo,pero por otro lado es inevitable hablar de Antonescu o del rey...el problema es ese.El rey NO fue un traidor,porque era muy joven (16 años),y como era de esperar se fue con muchas riquezas pensando en vivir...en ningun momento hizo ningun plan de vender el pais a los "malos" ni nada parecido.Fue un cobarde,no tenia ganas ni capacidad de gobernar (me recuerda al ultimo rey frances).Los jovenes tienen que entender que el rey no ha hecho NADA por el pais,no se puede comparar con ningun otro lider.Es increible como despues de 21 años,poco a poco,se empieza a restaurar la monarquia (para poder robar mejor).Y como dice mi padre,ni Francia ni Alemania tienen rey,por lo tanto eso de las relaciones politicas entre los reyes de europa y Rumania es falsa.

Jose Luis Forneo dijo...

Doom, Mihai I nacio en 1921, asi que en 1939 tenia 18 años, y en 1944, 22. Si un trabajador en su fábrica comete algún delito (roba) o no rinde bien, no se le perdona por ser jovencito. Igual un ladron de 18 años que roba un coche o participa en una red mafiosa no se le irresponsabiliza por su edad. Va a la carcel igual.

No entiendo porque un rey tiene que ser excusado por que era joven, mientras al resto de la gente su juventud no le sirve de justificacion a la hora de ser despedido o encarcelados.

Mihai I era un jefe de estado mayor de edad, y como tal, era el maximo responsable de lo que pasaba en Rumania. Si no estaba de acuerdo con el genocidio y la politica fascista, deberia haber abdicado antes o echado a Antonescu desde el principio.

Saludos

Anónimo dijo...

Doom tienes blog?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...