domingo, 4 de marzo de 2012

Nuestro futuro es el mundo nuevo, el comunismo

20 años despues del triunfo de la Conntrarrevolucion, llevada a cabo por los fascistas que como garrapatas habian permanecido agazapados esperando poder volver a vivir de chupar la sangre a los pueblos que conformaban la URSS, y que tanto sufrimiento, hambre y violencia ha provocado en todo el mundo, 19 organizaciones juveniles comunistas han realizado una declaracion conjunta donde, dirigiéndose a la juventud mundial, afiman  que el futuro "es el mundo nuevo, el comunismo".

Para gran parte de la juventud permanece hoy desconocido lo que significó para la libertad y los derechos de la clase trabajadora la construcción del primer estado de los trabajadores de la historia y su conversion en potencia mundial, alternativa al sistema capitalista, por la fuerza e la constante manipulación de la realidad por parte de los medios de propaganda en manos de la misma élite económica que dirige también los gobiernos en los regímenes capitalistas.

Por ello, el comunicado de las organizaciones juveniles hacen hincapié en el estudio de las enormes contribuciones de la construcción del Socialismo en la historia, y su vinculación que existe entre la caida de la URSS y la cada vez mas lamentable situación que viven jóvenes y obreros en todo el mundo, y con el  desastre social y humanitario provocado por la reinstauración del fascismo enmascarado como democracia hace 20 años.

Estudiando la realidad, y dejando de lado las campañas de manipulación de la historia llevadas a cabo por los mismos que ayudaron a destruir el socialismo soviético, se podrá comprobar la relación que tiene aquella caida con la ola actual de resurgimiento de las agresiones contra los derechos de los trabajadores en todo el mundo, y las mentiras que tanto ayudan a asentarlas, como la del Socialismo del siglo XXI, o "democrático", que comparte muchos de los defectos, a pesar de sus buenas intenciones, con los de los regímenes de las tiranias partidocráticas capitalistas.

En definitiva, los jóvenes comunistas concluyen con algo que cada dia que pasa es mas que evidente: que el único futuro para la juventud trabajadora es el Comunismo. Es su única alternativa a la esclavitud y a la barbarie capitalista.

Declaración de 19 organizaciones juveniles comunistas, 20 años después de la contrarrevolución:

Las organizaciones juveniles comunistas que suscriben la presente, anuncian a la juventud de Europa y de todo el mundo, en ocasión del 20º aniversario de la disolución de la URSS y el derrocamiento del socialismo.

Este aniversario, desde el ámbito de los gobiernos y partidos burgueses, desde el ámbito de las fuerzas del capital, es una oportunidad para calumniar el socialismo y su contribución, para proyectar "la eternidad" y "bienestar" del capitalismo. Estas son algunas de sus políticas aplicadas, no han reconocido todos los derechos de los jóvenes, sino que han hecho decenas de guerras imperialistas y están planeando aún más, nos han condenado a la pobreza y el desempleo, que penaliza a la ideología comunista.

Desde nuestro ámbito, el ámbito de los trabajadores, de los pueblos y la juventud del mundo, este aniversario es una oportunidad para recordar y resaltar los logros del socialismo, su contribución a la humanidad, una oportunidad para sacar conclusiones significativas de la derrota en la años 1989-1991.

Nos dirigimos a los jóvenes, para aprender y conocer la verdad sobre el socialismo; Para decirles que nuestro futuro es el mundo nuevo, el socialismo-comunismo.


El siglo XX trajo el éxito de la Revolución Socialista de Octubre, en Rusia en 1917, que fue el punto de partida para uno de los mayores logros de la civilización en la historia de la humanidad, la abolición de la explotación del hombre por el hombre. Después de la Segunda Guerra Mundial, el poder se conquista con la construcción del socialismo como un objetivo en una serie de países de Europa, Asia, y también el continente americano, casi un tercio del mundo.

En 1991 la contrarevolución interrumpió el curso de este primer esfuerzo por construir la nueva sociedad. Que ha sido ganado con el trabajo de la clase obrera y sus aliados tomando el poder y la riqueza que producían con sus manos - a pesar de sus debilidades ya se había derrocado desde arriba y no desde la parte inferior.

El derrocamiento fue una contra-revolución, es decir, un retroceso social, una victoria para el sistema de explotación y opresión de clase contra el intento de construir una sociedad libre de explotación. Esto fue confirmado en el peor camino para el pueblo, durante los últimos 20 años.

Los capitalistas y los exponentes políticos de los monopolios celebraron su victoria de clase, una victoria no sólo contra los países socialistas y de sus pueblos, sino contra los trabajadores de todos los países. Sin embargo, esta victoria es temporal, porque nunca se termina el desarrollo social. La voluntad de los pueblos hará del socialismo una nueva realidad.

Prometieron un desarrollo capitalista «perpetuo» que supuestamente traería prosperidad y paz. Hablaron sobre el «fin de la historia» y la lucha de clases para que los pueblos se reconcilien. Ellos se equivocaron. No sólo la lucha de clases no cesa, sino que está acentuada. Es la fuerza motriz de la historia y tendrá un resultado victorioso de la clase obrera.

La barbarie capitalista no puede ser humanizada, debe ser derrocada.

A principios del siglo XXI y 20 años después de los reveses, se ha demostrado que el capitalismo no sólo no puede satisfacer las necesidades de la clase obrera, sino que condena a los pueblos a la explotación y la pobreza. Todo lo que se dijo por la burguesía y sus apologistas ha demostrado ser una mentira.

La contrarrevolución ha hecho al capital más agresivo, los logros populares que se conquistaron con las luchas y los sacrificios fueron eliminados; desató nuevas guerras imperialistas y la competencia por la invasión y el reparto de los mercados se hizo más rabiosa. Los pueblos de los países socialistas estaban en medio de la restauración del capitalismo, sus condiciones de vida retrocedieron décadas atrás. Los pueblos de otros países capitalistas perdieron su apoyo, el contrapeso a la barbarie capitalista.

La crisis que actualmente azota al mundo capitalista conduce a un estado de pobreza y desempleo masivo y miseria para la clase obrera, el estrato popular y sus hijos. Se demuestra, de la manera más clara posible que el capitalismo es un sistema podrido, obsoleto, que impide el progreso de toda la humanidad. Su intento de mantenerse con vida es chupando la sangre de millones de trabajadores.

Las crisis es una parte integral del capitalismo, porque es un sistema en el que la producción no sirve para el trabajo de las personas, pero si para el beneficio y los intereses de los capitalistas. Con el sudor y la fuerza de las manos y los cerebros de los trabajadores del mundo, se producen los bienes y una riqueza enorme que es suficiente para que ellos y sus hijos puedan vivir bien. Esta riqueza es robada por un puñado de parásitos capitalistas que hoy llaman a los pueblos, de una manera provocadora, a hacer sacrificios para que la plutocracia pueda salvarse.

La crisis capitalista se profundiza en la UE y la eurozona. Se ha comprobado en la práctica que la UE es una transnacional, es la unión imperialista, una "coalición negra" del capital contra los pueblos. Las rivalidades de los grupos monopólicos y los países capitalistas en Europa a nivel internacional se agudizó. Es probable que esta competencia de lugar a las guerras que están en la naturaleza del capitalismo. No elegimos imperialistas antiguos o nuevos, ni sus coaliciones, viejas o nuevas. No nos convertiremos en su "carne de cañón", para que puedan compartir sus mercados. La lucha por el derrocamiento del poder de los monopolios, de la burguesía en cada país y en todos los circunstancias, es una tarea vital para cada hombre y cada mujer joven de la clase obrera. 

El socialismo es más oportuno y necesario que nunca.

20 años después nuestra generación está creciendo en condiciones de distorsión de la verdad histórica, del anticomunismo y la mentira. A través de los libros de texto escolares, a través de periódicos y sus canales, el capital, los Estados burgueses y sus mecanismos están tratando de reescribir la historia. Ellos calumnian la heroica contribución de millones de comunistas y el poder de los trabajadores en los países por la construcción socialista, pero también en el mundo capitalista niegan la liberación de los grilletes y promueven la explotación de clase. Se están llevando a cabo un ataque masivo contra un enemigo que, como ellos dicen, han golpeado. Esto demuestra su miedo. Si el «fin de la historia» había llegado, si el capitalismo era en verdad «invencible», no estaría perdiendo tantas fuerzas para luchar contra un enemigo que ya no existe.

Dicen que la victoria del capitalismo ha demostrado el fracaso del socialismo. La historia ha demostrado que ningún sistema socio-económico se ha establecido de una vez por todas. Esto se muestra por la historia del dominio del capitalismo. El desarrollo de las fuerzas productivas y el carácter social del trabajo son incompatibles con cualquier sistema económico donde las reglas son impuestas por la minoría a la mayoría. El revés, sin embargo, tiene carácter temporal en el carácter del desarrollo social. La rueda de la historia no se detiene. Nuestro período es el período de transición del capitalismo al socialismo, y esto no cambia debido a la victoria temporal de la contrarrevolución, o por la negativa correlación de fuerzas, que está cambiando.

La necesidad del socialismo surge de la agudización de las contradicciones del mismo capitalismo. Se deriva del hecho de que en la fase imperialista del desarrollo capitalista, se caracteriza por el predominio de los monopolios, las condiciones materiales necesarias para hacer la transición de sistema a un nivel socio-económico han madurado completamente.

En el capitalismo la producción se ha socializado en una escala sin precedentes, sin embargo, se ha privatizado los beneficios resultantes de dicha producción. Los medios de producción, los productos del trabajo social son propiedad privada, capitalista. Esta contradicción es la matriz de todos los fenómenos de crisis de las sociedades capitalistas modernas: El desempleo y la pobreza, que explotan cuando se producen las crisis económicas.

Esta contradicción muestra también el camino de salida: La abolición de la propiedad privada de los medios de producción, a partir de los medios concentrados, su socialización y uso previsto en la producción social, para la satisfacción de las necesidades sociales, la planificación central de la economía por los trabajadores revolucionarios socialistas, el poder, el control obrero. 

Lo que estaba escrito con sangre, no se puede borrar por tinta sucia.

La clase obrera, en particular los jóvenes de familias de trabajadores deben estudiar las experiencias de la construcción del socialismo en el siglo XX. Tienen que aprender acerca de su enorme contribución para el pueblo, pero también sacar conclusiones de las razones que condujeron a su derrocamiento.

La verdad es que a pesar de los problemas, las fallas, las desviaciones de los principios de la construcción socialista, el sistema socialista que se formó, ha demostrado su superioridad, las enormes ventajas para la vida de los trabajadores y los jóvenes.

La abolición de las relaciones capitalistas de producción ha liberado al hombre de los grilletes de la esclavitud asalariada, allanó el camino para la producción y el desarrollo de la ciencia con el fin de satisfacer las necesidades de la gente. Por lo tanto, el derecho al trabajo y salud para todos era seguro, público y gratuito y la educación, la provisión de servicios accesibles desde el estado, la vivienda, el acceso a la creación intelectual y cultural.

El tiempo libre fue garantizado a los trabajadores para el descanso y para su participación en el poder y en la gestión de las unidades de producción. Se desarrolló un nivel más alto de la democracia con la representación y la participación de los empleados en el poder y en la gestión de la producción, la oportunidad de elegir y revocar representantes de los trabajadores que se encontraban en los órganos de poder.

La atención a la Seguridad Social fue la primera prioridad del Estado socialista. El poder socialista sentó las bases para la eliminación de la desigualdad de las mujeres. Aseguró, en la práctica, el carácter social de la maternidad, la atención social para el niño.

Estas son las conquistas que fueron asegurados hace décadas en los países socialistas, que ahora parece como un sueño difícil de alcanzar para los trabajadores y los jóvenes en el orden capitalista mundial.

La Unión Soviética y el sistema socialista mundial constituían el único contrapeso real a la agresión imperialista. El papel que la Unión Soviética jugó en la victoria antifascista de los pueblos fue decisivo. Más de 20 millones de ciudadanos dieron su vida por la patria socialista y la Victoria Antifascista, unos 10 millones más fueron discapacitados o heridos, y hubo, por supuesto, enormes destrozos materiales. 

El nuevo ataque será victorioso.

La contrarrevolución en la URSS no llegó de la intervención militar imperialista, sino a partir de "el interior y desde arriba".

En el curso de construcción hubo opciones equivocadas, las leyes del desarrollo del nuevo sistema han sido violadas, las nuevas medidas que se llevaron a cabo eran ajenas a la economía socialista. La contrarrevolución no cambió el carácter de la época.

El siglo XXI es el siglo de un nuevo ascenso del movimiento revolucionario global y una nueva serie de revoluciones sociales. Hay dos caminos abiertos frente a los pueblos: el mantenimiento, con sacrificios del pueblo, del podrido sistema del poder burgués y la propiedad capitalista o la lucha por un derrocamiento revolucionario del capitalismo por el poder de los trabajadores, por el socialismo-comunismo.

Entre el capitalismo y el socialismo-comunismo, no hay ninguna otra formación, ningún otro sistema. El poder será, o bien el de los trabajadores o el de los capitalistas.

La propuesta del llamado "socialismo del siglo XXI" o “Socialismo democrático " niega el poder de los trabajadores, la socialización de los medios de la producción y la planificación central. No tiene nada que ver con el socialismo científico. Es una herramienta del sistema para la manipulación de los pueblos, para la interrupción de la lucha de clases.

¡Los pueblos son los que tendrán la última palabra!

Los hombres jóvenes que trabajan y las mujeres, los jóvenes de los estratos populares no pueden esperar ninguna cosa en el anticuado sistema histórico capitalista, que se encuentra ahora en su fase imperialista. Su futuro para una vida mejor, para la satisfacción de sus necesidades está relacionado con su participación y contribución al desarrollo de la lucha de clase, el derrocamiento de la barbarie capitalista, la construcción del nuevo sistema socialista.

Delante de nosotros están grandes luchas de clase.

Las próximas revoluciones serán las de socialismo. 

Juventudes Comunistas firmantes:

KJO- Juventud Comunista de Austria
COMAC Belgium
Liga de la Juventud Comunista-Inglaterra
KSM- Juventud Comunista Checa
YCL-Liga de la Juventud Comunista de Georgia
SDAJ-Juventud Socialista Obrera de Alemania
KNE- Juventud Comunista de Grecia
Frente de Izquierda-Alianza de la Juventud Comunista de Hungría
Movimiento de la Juventud Conolly-Irlanda
Juventud Comunista de Luxemburgo
Movimiento de la Juvventud Comunista-Holanda
Liga de la Juventud Comunista de Noruega
Juventud Comunista de Polonia
Komsomol (Bolchevique)-Rusia
Liga de la Juventud Comunista de Serbia
Colectivos de Jovenes Comunistas-España
Unión de Juventudes Comunistas de España
Juventud Comunista de Suecia
Juventud del Partido Comunista de Turquía Y-TKP


El Socialismo es la Solucion

9 comentarios:

Estrella roja dijo...

No reconozco a las firmantes extranjeras, pero las dos del estado español, pertenecen unas a un partido eurocomunista, y otras a un partido derechista y electoralista.

Estando el texto acertado o no, dichas organizaciones no podrían ni pronunciar la palabra "socialismo", ya que son totalmente antagónicas al mismo, y sus respectivas versiones, las que acabaron con la URRS, Vietnam, la mayor parte de los partidos comunistas europeos, y próximamente con Cuba.

Saludos, y un gran blog.

Anónimo dijo...

La ideología y el pensamiento social burgués están en completa bancarrota. La burguesía es incapaz de plantear siquiera a la humanidad unos principios o valores donde sustentar la civilización. Prueba de ello es que su pobre sociología no tiene ya más contenido que el anticomunismo cada vez más vulgar. Su mundo carente de humanismo, de ética, de valores conducen irremediblemente a una descomposición tal que ya abiertamente muchos predican la violencia y la guerra como principios de supervivencia de los unos por los otros.
Fernando Quevedo

Kiba Inuzuka dijo...

Estrella Roja hablando sin saber :D

Anónimo dijo...

cjc electoralista y derechista?LOOOOL

Anónimo dijo...

Hola de nuevo, Jose Luis.
Como ya te escribí en otro post, estoy teniendo un debate de lo más cansino con un falangista confeso, devoto de Primo de Rivera. Quisiera pedirte ayuda: Entre una de las cosas que el tipo me ha planteado hasta el hartazgo, es el supuesto de que el comunismo es discriminante y míope cuando llama ''ultraderecha'' al fascismo. Para sostener dicha posición, se basa en que supuestamente el facismo de Rivera, del Duce, y del Fuhrer, no apoya a los grandes capitalistas (ni nacionales ni extranjeros) sino que es Tercerposisionista: supuestamente prioriza al pequeño-mediano empresario (que supuestamente el comunismo frena la iniciativa empresarjal), prioriza los derechos tanto de ellos como de los trabajadores, así como de los sindicatos verticales de trabajadores. Además, sostiene que los sectores estratégicos, principales negocios e industrias del país debieran pertenecer y ser administrados por el Estado. Hasta a mi me cuesta encontrarle parecidos grandes con el capitalismo, por lo que se me ha dificultado bastante debatirle en ése punto.
Ya le he argumentado bastante en contra, defendiendo la ideología Socialista, y el tipo es terco, repetitivo, y dscriminador hasta decir no más...pero no sé si mi posición realmente encuentra su fundamento en la teoría Comunista. Quisera que me dijeras (ya que no tengo demasiado tiempo para investigar)qué dijeron Marx, Engels, y cía sobre los límites de la propiedad privada, si dicho límite llegaba hasta la creación de una pequeña o mediana empresa. Mi segunda pregunta sería más trascendental: porqué consideráis que el capitalismo es un producto/sinónimo total del fascismo, aún dadas las diferencias que el falangista me citó.
Agradeceré mucho una respuesta larga y detallada, compañero. Un saludo y sigue adelante ;)

Jose Luis Forneo dijo...

Deberias preguntarle a tu "amigo" quien financiaba al fuhrer a Franco y a Mussolini. La respuesta es los mismos que controlan el capitalismo, pues el fascismo es una forma de intentar contentar a los trabajadores locales ofreciendoles un falso bienestar (como la socialdemocracia, en definitiva), a costa de que rechacen y criminalicen a otros obreros de otra nacionalidad, en vez de a los que de verdad les estan jodiendo: los capitalistas o, lo que es lo mismo, fascistas.
El objetivo es lograr romper la unidad de clase, que es lo mas peligroso que puede acaecerle a criminales como Rockefeller, Hitler, Obama o Berlusconi.
El fascismo surge gracias o, mejor dicho, como consecuencia, del triunfo del comunismo en la URSS, que provoca tanto miedo a los mafiosos y grandes terroristas economicos que necesitan evitar como sea que los trabajadores sigan el ejemplo de los sovieticos. Si consideras que tu enemigo es el trabajador del pais vecino en vez de tu explotador, ciertamente los que van a sacar ventaja de eso son los que viven a costa de tu trabajo.

El limite o el minimo imprescindible para iniciar cualquier proyecto socialista es la nacionalizacion de todos los medios de producción. Luego, como sucedio en otros paises socialistas, se pueden buscar formulas de propiedad no basada en el robo de la propiedad colectiva, por ejemplo, la vivienda o una cantidad de tierra suficiente para el mantenimiento, no la especulacion, de una familia.

Un saludo

Anónimo dijo...

Agradezco tu pronta respuesta, Joselu. Pero aún tengo interrogantes:
*Cuando le planteé lo de la ayuda de Wall Street y magnates sionistas al fuhrer, él me contestó mostrándome información sobre éste blog: http://quenosocultan.wordpress.com/2013/08/07/la-vida-en-el-tercer-reich-y-la-segunda-guerra-mundial-historias-de-sobrevivientes/

En resumen, la info allí dice que la ayuda Capitalista al Fuhrer sólo fué inicial, que supuestamente Hitler se los quitó de encima en cuanto pudo, para luego seguir con políticas autóctonas.

*Me gustaría mucho que te explayes más en lo de los límites de la propiedad privada que tienes en mente, y por supuesto, las citas específicas del material en las que Marx y cía describían los límites de la propiedad privada, así como la posibilidad de establecer una pequeña/mediana empresa. Como ya te dije, tengo muy poco tiempo para todo (trabajo y estudio), y no tengo demasiado tiempo para investigar demasiado sobre cosas que no entren en mi ámbito de estudio.


Un saludo.

Jose Luis Forneo dijo...

Las multinacionales alemanas y europeas (Citroen, Volkswagen, Lacroix, Phillips, etc...) apoyaron y financiaron a Hitler practicamente hasta el final. Por supuesto, cuando vieron que el Ejercito Rojo lo tenia ya todo ganado, se fueron con el rabo bajo las piernas.
Mira este documental
http://www.24flotilla.com/foro/viewtopic.php?f=63&t=44568
Los norteamericanos lo tenian mas claro. Sabian que la carta de Hitler era beneficiosa para sus cuentas ganara o perdiera (eso, porque los rusos se pararon en Berlin, que podrian haber llegado a Lisboa en un pis pas), y algunos se enriquecieron mucho a costa de los alemanes y los europeos, como Rockefeller o los Bush
http://www.soberania.org/Articulos/articulo_275.htm
En cuatno a la propiedad, el marxismo solo exige la nacionalizacion de los medios de produccion, pero en la mayoria de las constituciones socialistas, incluyendo la rumana, se protege la propiedad personal producto del trabajo (no del robo ni de la especulacion) y en general todos tenian casa propia, coches, bienes de uso, etc..., garantizados por la constitucion (de verdad, no como en las constituciones fasciocapitalistas, donde el derecho a una vivienda digna es teorico, y el derecho al robo esta garantizado para los grandes capitalistas).
Salud y Socialismo

Jose Luis Forneo dijo...

Por cierto, la sanguinaria falange española le debe tambien mucho a los grandes ladrones capitalistas españoles e internacionales. De hecho, Juan March y tantos otros empresarios financiaron a los pistoleros terroristas para acabar con las exigencias obreras o criminalizarlas, y luego llegaron los que desde EEUU y Europa donaban fondos para que en España tambien se cumpliera el guion de la aparicion de un partido fascista que sirviera de obstaculo contra el desarrollo obrero y de trampolin para los intereses capitalistas.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...