jueves, 1 de marzo de 2012

La Stalingrado rumana

Imagen de la Stalingrado rumana, Brasov
Tras la victoria contra Alemania por parte del Ejercito Rojo en la Segunda Guerra Mundial el prestigio de la Union Soviética y de Stalin se extiende por toda Europa. Aunque la propaganda capitalista se encargaría de cambiar las cosas en pocos años, incluso con la colaboración de traidores comoe Krushev, esa imagen del georgiano hizo que muchas ciudades, calles y parques de la Europa liberada del fascismo llevaran su nombre.

Incluso en la Europa Occidental, que tras la máscara democrática continuó la herencia del facismo sustituyendo la esvástica por las barras y las estrellas de allende el mar, hubo calles que llevaron su nombre, en Holanda, Bélgica o Gran Bretaña.

En Paris una estación de metro recibiria el nombre de Stalingrado, y en Canada una region y una cadena montañosa fueron bautizadas Stalin.  En aquellos primeros años de la victoria del Ejercito Rojo contra los nazis alemanes y de paises aliados, la Europa liberada, todavia no dominada del todo por la influencia norteamericana y en unos años en los que la continuidad del fascismo con nuevas formas aun no estaba del todo clara, los liberados no podian menos que agradecer a Stalin y al pueblo sovietico el haber salvado al mundo de los psicopatas nazis.

La region Stalin en el centro del pais, junto a la Region Autónoma Húngara, expresion del respeto
a la autodeterminacion de los pueblos de los gobiernos socialistas
Aunque despues la Europa "democrática" fue cada vez mas claramente dominada por otros psicopatas, como dice el proverbio español, por los mismos perros con otros collares, Stalin era entonces la imagen del pais libertador, que se habia convertido a ojos de todos en primera potencia mundial, tanto militar como economicamente, y cuyos trabajadores eran mirados con envidia y admiración por los de su clase en todo el mundo, y con un creciente miedo por los empresarios y demas parasitos.

Publicacion de la peticion de los trabajadores de Brasov
En la Europa Socialista Stalin también fue admirado como la representación, la imagen, de la Union Sovietica, que tras su victoria parecia hacer posible el sueño de un mundo sin parásitos explotadores. Asi, y como expresion de ello, en muchas ciudades el que era el rostro del Comité Central y del Politburó sovietico fue homenajeado dando su nombre a calles, plazas y otros accidentes geográficos. 

Por ejemplo, la ciudad de Varna en Bulgaria se llamo "Stalin" entre  1949 – 1956, al igual que Katowice, en polonia, que se llamó „Stalinogród” enre 1953 – 1956. En la R.D.A., la parte de Alemania que se salvo de seguir estando en manos de nazis, la ciudad de Eisenhüttenstadt se denominó Stalinstadt” entre 1953 – 1961, y en Checoslovaquia, Karviná-Nové Město se llamaría  „Stalingrad” tambien. La ciudad hungara de , Dunaújváros sería „Sztálinváros” entre 1951 – 1961, y la albana Kuçovë seria conocida como „Qyteti Stalin” (La ciudad de Stalin), entre 1950–1990. 

En Rumanía una region entera recibiría el nombre de Stalin, cuya capital era Brasov, que tambien adoptaria el nombre del lider soviético. La redenominación de Brasov como Orasul Stalin (Stalingrado) se produjo a partir de una peticion firmada por los obreros de las fabricas y talleres de la ciudad al Comité Central del Partido de los Trabajadores (Partido Muncitoresc Roman).

La petición decía lo siguiente:

Del Comité Central del Partido Muncitorest Rumano,
Al Gobierno de la Republica Popular Rumana

Queridos Camaradas,

A iniciativa de los trabajadores ferroviarios, los trabajdores de la ciudad de Brasov hemos decidido proponer el cambio de nombre de nuestra ciudad, dándole el nombre del gran genio de la clase obrera, el amado y apreciado amigo del pueblo trabajador de nuestro pais, nuestro maestro y libertador, el gran Stalin.  
El decreto que otorga el cambio de nombre, firmado por C.I. Parhon


Nuestra ciudad es uno de los grandes centros industriales de Rumania; sus grandes fábricas, como los talleres de tractores „Sovromtractor”, como la empresa metalúrgica „Steagul Roşu” y muchos otros, son bien conocidos por los trabajadores de todo el pais.

En nuestra ciudad conviven como hermanos, trabajando codo a codo, obreros rumanos con obreros hungaros y con trabajadores de otras nacionalidades.

El Plan Quinquenal abre a la ciudad y la region de Brasov nuevas perspectivas de desarrollo enconomico y cultural.

Los trabajadores de Brasov ponen todos sus esfuerzos en cumplir con exito los objetivos previstos en el plan. En el primer semestre del año 1950 las fabricas y centros de trabajo de Brasov lograron los objetivos establecidos en un 114%.

Estamos convencidos de que la direccion del Partido y el gobierno de la R.P.R. va a satisfacer nuestro deseo y va a conceder a nuestra ciudad el alto honor de llevar el nombre de la ciudad de Stalin.
Fabrica de tractores de Ciudad Stalin

Nosotros nos comprometemos frente al Partido, el Gobierno y frente al gran Stalin, a no ahorrar ningun esfuerzo para conseguir nuevos exitos en el fortalecimiento economico y cultural de la patria, en la lucha por la paz, por el Socialismo, y a hacernos dignos de este honor.

!Viva nuestra patria, la Republica Popular Rumana, el pais donde se construye el Socialismo!

!Viva el gran lider del pueblo sovietico, el genial maestro de los trabajadores, el camarada Stalin!

El escrito ha sido adoptado por unanimidad en asamblea de los trabajadores de todas las fabricas y centros de trabajo de la ciudad de Brasov.

En nombre de los trabajadores de la ciudad de Brasov

Sigue a esta solicitud una lista de unas 60 firmas de directores de fábrica, maestros, secretarios y trabajadores. Recordemos que ya entonces Brasov era una de las ciudades mas industrializadas por la nueva Republica Popular Rumana, y sería sede de importantes industrias, que exportarian sus productos a todo el mundo (Tractorul, los camiones Roman, industria aeronaútica, etc...), y estaba por entonces muy contagiada del espiritu transformador hacia una nueva sociedad que venia de la mano de los cambios sociales iniciados por la Republica Popular Rumana.

La respuesta del gobierno y del Partido de los Trabajadores  fue la siguiente:
1951: Estatua de Stalin en Brasov (entonces Ciudad Stalin)

"Respuesta del Comité Central del Partido Muncitoresc Român y del gobierno de la República Popular Rumana a la petición de los trabajadores de la ciudad de Brasov:

Estimados camaradas,

El Comité Central del Partid Muncitoresc Român y el gobierno de la República Popular Rumana saludan calurosamente la iniciativa de los trabajadores ferroviarios de Brasov, a la que se han unido con entusiasmo los trabajadores de las otras fabricas y tallres de la ciudad, para que el nombre de Brasov sea cambiado dándole el nombre del gran genio de la clase obrera, el lider de los pueblos soviéticos, del libertador amado y querido por nuestro pueblo, I.V.Stalin.

El Gobierno de la R.P.R. y el Comité Central del Partid Muncitoresc Român han decidido apoyar vuetra petición y proponer a la Gran Asamblea Nacional de la Republica Popular Rumana que satisfaga el deseo de los trabajadores de Brasov, para que pase a llamarse La Ciudad Stalin (Orasul Stalin).

El Gobierno de la Republica Popular Rumana y el Comité Central del Partid Muncitoresc Român expresan su convicción de que los trabajadores de Brasov van a recibir el alto honor de ser los ciudadanos de una ciudad que porta el nombre del camarada Stalin.

Os deseamos nuevos exitos en la lucha por superar las previsiones del Plan de Estado de 1950, para la preparacion de las condiciones en vistas a la realizacion del plan quinquenal, en la lucha por la paz, el aseguramiento del bienestar de los trabajadores y por la victoria del socialismo en nuestro pais.
Estatua de Stalin en Bucares

El Presidente del Consejo de Ministros del Comité Central de la Republica Popular Rumana.
Secretaro General del Partid Muncitoresc Român

Dr. Petru Groza
Gheorghe Gheorghiu – Dej"

 El 22 de agosto de 1950, el presidente del Presidium de la Gran Asamblea Nacional, el endrocrinólogo C.I. Parhon, junto con Marin Florea Ionescu, vicepresidente, firman el decreto que sanciona el cambio de nombre:

"Para cambiar el nombre de la ciudad de Brasov en ciudad de Stalin:


Desde la fecha de publicación de este decreto, la ciudad de Brasov va a llevar el nombre de ciudad de Stalin, en honor al gran conductor de los trabajadores, lider del pueblo sovietico, libertador y amigo de nuestro pueblo, Iosif Vissarionovici Stalin. Dado en Bucarest a 22 de agosto de 1950,

C.I.Parhon
Marin Florea Ionescu"

La ciudad se llamaría así hasta 1961, cinco años despues de que en 1956 Hruchev lanzara aquel secreto informe contra Stalin del que jamas se mostró prueba alguna, pero del que todo se dio por cierto en el mundo capitalista (no así entre los trabajadores sovieticos, que se rebelarian en diferentes ocasiones contra sus mentiras) y que seria utilizado como importante arma propagandistica contra el comunismo y, en especial, la Union Sovietica.

La Plaza Stalin, hoy Charles de Gaulle
Ademas de la ciudad de Brasov, en la mayoria de las ciudades de la R.P.R. parques, calles o bulevares fueron llamados con el nombre del lider soviético. En Bucarest, por ejemplo, uno de los sectores en los que se dividia la ciudad pasó a llamarse Stalin (al igual que otro se llamaba Lenin). También el Parque Herastrau, en el norte de la ciudad, que antes de 1945 se llamó Parque Carlos II, pasaria a llamarse "Parque de cultura y descanso I.V.Stalin".

La plaza que daba entrada al parque Herastrau cambio su nombre de Piata Jianu (y durante el periodo del genocida Mariscal Antonescu, Plaza Hitler) a Plaza Stalin. A la entrada al parque desde la plaza fue instalada una estatua del continuador de Lenin, el dia 1 de mayo de 1951. Esta estatua seria desmontanda clandestinamente, sin que nadie se enterara, una noche de 1962, como consecuencia del triunfo de la propaganda diseñada en los despachos de las grandes multinacionales norteamericanas y favorecidas por los que se hicieron con el poder en la Union Sovietica, cuya maxima expresion fue Kruschev, contra la amenaza del comunismo sovietico, cuya máxima expresion para los trabajadores de todo el mundo seguia siendo entonces Stalin.

Fuente de los documentos traducidos: ANIC, Fond CC al PCR, Secţia Cancelarie, Dosar nr. 179 / 1950. ff. 1 – 5, y diario "Lupta Ardealului"

8 comentarios:

C. Marat dijo...

Y todos muy decepcionados cuando se revelaron los crímenes de Stalin. También Neruda se decepcionó, tras hacer su oda.

Yo también hubiera querido que Stalin sea todo lo que dices que fue, pero no fue así, fue un asesino y la victoria en la SGM se logró pese a él, no por él. Y hay que ver las cosas como fueron no como uno quisiese que hubieran sido.

Jose Luis Forneo dijo...

Yo no digo cómo me hubiera gustado fuera Stalin. Como marxista, y quizas porque no soy troskista sectario ni stalinista (que es decir los que no son tan listos para ser troskistas), utilizo la dialectica cientifica, es decir, contextualizo, analizo segun las circunstancias, para juzgar y valorar. Si Stalin hubiera sido como yo imagino hubiera acabado con los nazis del todo, y hoy no existiria el capitalismo. Pero el tuvo que adecuarse al mundo en que vivia y afortunada o desafortunadamente, el partido comunista de entonces tenia una direccion colegiada, y ni Stalin ni los que le apoyaban pudieron hacer lo que pensaron (para bien o para mal).

Lo cierto es que entonces Stalin era la imagen exterior de la URSS, y los trabajadores del mundo le adoraban. Despues de las mentiras de los fascistas y otros que le hicieron el trabajo sucio (voluntaria o involuntariamente -ya habia avisado Lenin sobre el elitista Trosky-) el comunismo fue condenado al fracaso, al sectarismo y a la disgregacion. Esa claro, que fuera malo o bueno Stalin (ser tan simple para juzgarlo con un maniqueismo tan cristiano ya dice mucho del juez), lo que vino despues de su muerte ocurrio algo con lo que Hitler, los magnates capitalistas, y los suyos siempre soñaron: el progresivo triunfo de la sociedad tradicional, es decir, elitista, del mas fuerte sobre el mas debil, de los que mas poder acumulan en forma de capital sobre los que no tienen nada, frente a la nueva soñada por Lenin y los bolcheviques (incluso por algunos que se apuntaron a ultima hora, como Trosky y cuya intencion estaba clara cuando Lenin decidio que no era él el elegido).
¿Neruda se decepciono? ¿Donde estan sus versos al respecto? Frida Kahlo si que se decepciono de Trosky, y por eso escribio sus poemas contra el al final de su vida.
Pero eso no es la historia. La historia es que si alguien aplaude a gente que se dedica solamente a criticar a Stalin y a destruir su legado son los capitalistas. No es en base a lo que parece con lo que hay que valorar a alguien, sino en sus consecuencias. Y la prueba evidente de los antistalinistas (los mismos que se inventaron la etiqueta de stalinismo) es que comparten criticas y obsesiones con los fascistas capitalistas. Una pena.

Saludos

Anónimo dijo...

Totalmente deacuerdo contigo Forneo no podría expresarlo yo mejor.
¿Porqué ahora en la URSS las fotos que sacan en manifestaciones son las de Stalin? Stalin está entre las personalidades más importantes de la historia rusa según una encuesta de hace unos años pese a no ser ruso. Grover Furr, ¿es un stalinista? claro que entonces los historiadores norteamericanos anticomunistas si son objetivos con la URSS y Stalin. He conocido a líderes comunistas personalmente y me da asco ver lo que escriben de ellos los burgueses, pero más asco me dan los comunistas que se lo creen porque sí. Yo nunca digo que me crean a mí, que le conozco, sino que no crean, que piensen con cabeza propia, que usen la razón y el método científico, la dialéctica.
Fernando

C. Marat dijo...

Por supuesto, me faltó decir, que has hecho un gran trabajo encontrando esta información, pues habitualmente se dice que todo lo ocurrido en el Este era por el "garrote comunista" y aquí se ve que fue decisión de los mismos trabajadores.

NG dijo...

Puto masoca eres C. Marat
¿No tienes amigos y vienes a mirar blogs de ideologías que no te molan o que?

C. Marat dijo...

Si quisiste insultarme lo hiciste mal, NG. Ni "puto" ni "masoca" pueden calificar de insultos. Por otro lado, yo soy marxista y en general estoy de acuerdo con Forneo, además de que me gustan sus artículos sobre la historia socialista rumana. Nada más opino porque no entiendo cómo puede admirar a un tipo como Stalin, con todo lo que hizo. Por otra parte, la decisión de permitir comentarios es de él y no me voy a privar de comentar o ver lo que me venga en gana.

Soyons dijo...

Recomendar la lectura de:

Stalin, Historia y crítica de una leyenda negra, de Domenico Losurtdo. Ed. El Viejo Topo

Anónimo dijo...

slava stalin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...