sábado, 7 de julio de 2012

El presidente rumano suspendido de nuevo por el Parlamento

A pesar de estar pasando unos dias en uno de los paraisos rumanos, en el sur de Transilvania, y de estar un tanto desconectado del blog,  no he podido resistir escribir una breve entrada sobre la suspensión del presidente de Rumania, Traian Basecu, por el Parlamento (cuestion por la que me han preguntado tambien algunos camaradas y seguidores).

Basescu saldra por la puerta de atras de la presidencia (pero con los bolsillos llenos)
No se trata de la primera vez que el antiguo comandante de marina mercante, exmiembro del Partido Comunista Rumano y exalto cargo del Ministerio de Transporte de la Rumania Socialista, es suspendido por sobrepasar los limites a sus competencias establecidos en la Constitucion capitalista impuesta por la clase dominante en 1991.

La primera vez, hace cinco años, fue destituido por el Parlamento, pero, tras el referendum establecido para sancionar la decision del Parlamento, recibio el apoyo de los votantes y continuo ocupando el cargo, hasta las elecciones celebradas el año 2008 en las que volvio a ganar por la minima entre contundentes sospechas de fraude electoral.

 Desde aquel entonces, y tras la victoria de su partido, el Partido Democrata Liberal en las elecciones parlamentarias, provoco que Traian Basescu fuera, de hecho, el que gobernara todos los ambitos de la politica rumana, pues los gobiernos que nombraba estaban formados por sus hombres y actuaban a su dictado.

Asi que todos los brutales recortes que han sufrido los rumanos desde aquel año (25% del salario de los funcionarios, subida del IVA, recortes de los presupuestos de la ya maltrechas sanidad y educacion, etc...) fueron decididos en el Palacio de Cotroceni, sede del Presidente de la Republica, y no en el Palacio Victoria, donde se ubica el Gobierno.

El hartazgo de la poblacion despues de 22 años de saqueo economico y social, acentuado por las ultimas decisiones de los gobiernos de Basescu, provocaron que en las ultimas elecciones municipales el PDL tuviera una drastica caida a niveles cercanos al 14%, mientras la coalicion formada por el Partido Social Democrata y el Partido Liberal obtuvo un rotundo exito.

 Las circunstancias forzaron a Basescu a nombrar primer ministro al lider del PSD, Victor Ponta, momento desde el cual los enfrentamientos entre gobierno y presidencia han sido constantes. El principal ejemplo fue el de la presencia en la ultima reunion de los lideres europeos, a la que asitio por primera vez el primer ministro de Rumania, en vez del Presidente, a pesar de los pataleos del antiguo contrabandista Basescu.

Basescu, como ya se ha recordado en diferentes ocasiones en este blog, se jacta de haber hecho una fortuna en epoca comunista aprovechandose de su posicion de capitan de marina mercante con el contrabando de tabaco. Logico que si un delincuente, que lo reconoce abiertamente, ocupa un cargo tan importante, las cosas no pueden salir bien en un pais. Lo peor de todo es que la mayoria de la clase politica de la Rumania actual, como la de todos los paises capitalistas, está formada por criminales del estilo, aunque, por supuesto, ellos mismos se encargan de que sus delitos economicos no sean considerados tan graves.

 La destitucion de Basescu estaba cantada hace tiempo, pues se ha ganado a pulso la enemistad de su pueblo, al que ha empobrecido, humillado y despreciado practicamente desde que llego al poder (nada nuevo, por otra parte, en un pais donde el unico objetivo y valor es la acumulacion de capital), no supone, por otra parte, un cambio evidente en el desastre politico, moral y economico de la Rumania dominada por las mafias capitalistas y sus diferentes encarnaciones como partidos politicos.

 En realidad, y el pacto entre el Partido Social Democrata y el Partido Liberal asi lo demuestran, se trata de una mera lucha por pillar la mejor tajada del filete, y para nada una cuestion de proyectos politicos. El PSD y el PL son, en teoria, los polos mas extremos del panorama politico rumano (al menos de los grandes partidos), y aun no se sabe cual es el programa hibrido que saldra de mezclar una teorica apuesta por politicas sociales y otra basada en el adelgazamiento total del estado.

En realidad el debate es una discusion hueca desde el principio, porque dan igual los programas: el PDL de Basescu es el ejemplo mayusculo de esto, pues se trata de un partido de oportunistas y transfugas en busca de comisiones, prebendas y negocios boyantes, independientemente de la politica que haya que hacer para conseguirlo. En definitiva se trata de medrar y ganar dinero a espuertas a costa de los trabajadores rumanos pues, como en todos los paises sometidos a la tirania del mercado y del capital, se trata de hacer negocios, de medrar, y por eso solo pueden triunfar, incluso participar, en la lucha politica aquellos a los que les importe bien poco el programa, la ideologia, su pueblo, y a los que les de igual si hay que defender el capitalismo, el socialismo o el fascismo para vivir del cuento.

Como sucedia en la Edad Media, por ejemplo en las Españas, los conversos, que habian optado por cambiar de religion para seguir manteniendo sus privilegios, al final se convertian en los mas fanaticos defensores de su nuevo credo (es decir, de su riqueza y su status). Tambien en la Rumania capitalista los mas recalcitrantes defensores de la tirania del mercado (maquillada como democracia) son aquellos que en tiempos socialistas se decian comunistas y que, como ahora, entonces defendian a ultranza el comunismo solamente porque, en el fondo, les otorgaba ciertos privilegios.

Sea quien sea el Presidente, Rumania seguira
estando "atada y bien atada".
Por aquel entonces, eso si, los privilegios eran muy pocos, y por eso aquella elite en ciernes, que era comunista porque habia que serlo y que hoy defienden el capitalismo a muerte por la misma razon, se lanzo euforica a apoyar el golpe de estado contra los trabajadores rumanos en 1989, como ahora, sin importarle un bledo nada mas allá de su bolsillo y sus cuentas corrientes. El triunfo y la imposicion de la dictadura capitalista en Rumania solo favorecio, de hecho, principalmente, a esa elite en formacion nacida al amparo de la decadencia y progresivo abandono de los principios del Socialismo por el Partido Comunista Rumano.

Este no es, sin embargo, de un problema propio de Rumania. Lo mismo sucede en España o en el resto de los paises capitalistas. En España la clase politica actual es la misma practicamente, o sino heredera de esta, de los fascistas que sembraron el pais de fosas comunes durante cuarenta años. Igual que defienden hoy la democracia y a Constitucion como si fueran sagradas, sin duda harian lo mismo con el fascismo o cualquier otro regimen, siempre y cuando, por supuesto, no les obligara a vivir practicamente como el resto de sus conciudadanos como sucedio durante gran parte del periodo Socialista.

La destitucion de Basescu, mas alla de la espectacularidad vendida por los medios de propaganda, cada uno en manos de las mismas mafias que controlan a los diferentes  partidos politicos, es puro teatro, lucha de buitres, carroñeros que se enfrentan ansiosos por aprovechar la supuesta democracia  los votos de los ciudadanos, para aumentar sus privilegios, saciar su avaricia, y acumular capital...

 En todo esta orgia de ambicion y rapiñeria el pueblo rumano, en especial sus trabajadores, son los que menos importan a Basescu, Ponta o Antonescu (los lideres del PDL, PSD y PL), cuya rol es el de poner cara, a cambio eso si de suculentos beneficios, a la pantomima de democracia que en realidad solo persigue mantener el status quo de la desigualdad y la injusticia: es decir, que unos cuantos, los grandes magnates capitalistas, puedan seguir viviendo del trabajo de los demas, y que los trabajadores no se den cuenta de que solo organizandose y tomando de nuevo el poder pueden acabar con oportunistas, ladrones y todo tipo de delincuentes cuyo unico objetivo es vivir de su sudor y de su esfuerzo cotidiano.

A finales del mes de julio se celebrara el Referendum para ratificar la suspension o no del Presidente de Rumania. Todas las encuestas parecen anunciar que esta vez a Basescu le queda bastante poco tiempo en el cargo, y que su lugar sera ocupado por otra marioneta aprovechada al que le importarán bastante poco, como al propio Basescu, el presente y el futuro de su pueblo (posiblemente se tratara de Crin Antonescu, presidente del Partido Liberal, y hoy presidente en funciones por su presidencia del Senado, y que aunque no tenga nada que ver con aquel otro gran criminal que entrego Rumania a las manos de Hitler, seguira haciendo la misma politica al servicio del gran capital que hacia aquel y que ha vendio ejecutando Basescu durante todo su mandato).

3 comentarios:

SADE dijo...

Dices José Luis: "La destitucion de Basescu estaba cantada hace tiempo, pues se ha ganado a pulso la enemistad de su pueblo".

En realidad a Basescu no le ha destituido el pueblo ni muchísimo menos, sin dejar de ser verdad que se ha ganado la enemistad -y el odio- de los rumanos.

A Basescu le ha suspendido del cargo presidencial la canalla política que hasta hace tres o cuatro meses militaba en el propio partido de Basescu y que cuando vio acercarse el hundimiento del PDL en las elecciones locales de 10 de junio se pasó a engrosar sin el menor rubor las filas del PSD-PNL, dando a Ponta "El plagiador" y sus secuaces la mayoría en el parlamento burgués, auténtico nido de corruptos y ladrones.

El pueblo rumano está muy lejos de tener nada que ver en este navajeo entre bandidos. Es de esperar que el 29 de julio el pueblo rumano, con su abstención masiva, demuestre de nuevo su instinto político NO legitimando esta farsa entre cleptómanos.

De hecho, la prueba de que Ponta "El Plagiador" y sus secuaces temen que el pueblo rumano no ponga la guinda en forma de votos en este pastel amasado durante 22 años con el saqueo de Rumanía es que se han apresurado a cambiar la legislación para convalidar el referéndum aunque sea con un solo voto.

No hay otra vía que la Revolución Socialista, por si alguien todavía cree en los referenda y las elecciones organizados por la burguesía.

SADE dijo...

Dices José Luis: "La destitucion de Basescu estaba cantada hace tiempo, pues se ha ganado a pulso la enemistad de su pueblo".

En realidad a Basescu no le ha destituido el pueblo ni muchísimo menos, sin dejar de ser verdad que se ha ganado la enemistad -y el odio- de los rumanos.

A Basescu le ha suspendido del cargo presidencial la canalla política que hasta hace tres o cuatro meses militaba en el propio partido de Basescu y que cuando vio acercarse el hundimiento del PDL en las elecciones locales de 10 de junio se pasó a engrosar sin el menor rubor las filas del PSD-PNL, dando a Ponta "El plagiador" y sus secuaces la mayoría en el parlamento burgués, auténtico nido de corruptos y ladrones.

El pueblo rumano está muy lejos de tener nada que ver en este navajeo entre bandidos. Es de esperar que el 29 de julio el pueblo rumano, con su abstención masiva, demuestre de nuevo su instinto político NO legitimando esta farsa entre cleptómanos.

De hecho, la prueba de que Ponta "El Plagiador" y sus secuaces temen que el pueblo rumano no ponga la guinda en forma de votos en este pastel amasado durante 22 años con el saqueo de Rumanía es que se han apresurado a cambiar la legislación para convalidar el referéndum aunque sea con un solo voto.

No hay otra vía que la Revolución Socialista, por si alguien todavía cree en los referenda y las elecciones organizados por la burguesía.

Jose Luis Forneo dijo...

Sade: es cierto lo que dices, y es lo que pretendo dejar claro en el post. Como tu bien expresas, es "la canalla politica" la que ha destituido a Basescu, y no el pueblo rumano que no cuenta nada ni para unos ni para otros.

La unica responsabilidad que tiene el pueblo rumano es la de seguir votando a esta gentuza en vez de organizarse para gobernarse a si mismos sin que nadie viva chupando de su cuello.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...