domingo, 29 de junio de 2014

Más de 80.000 niños viven en Rumanía sin padres a su cuidado porque estos fueron obligados a emigrar

Rumanía logró ser admitida a la Unión Europea en 2007, pero la esperanza con la que la oligarquía vendió la adhesión se transformó rápidamente en decepción. Un equipo de Russia Today cuenta cómo viven los niños rumanos cuyos padres, después de la destrucción de la industria nacional por la terapia de choque neoliberal aplicada en el país tras el golpe de estado de diciembre de 1989, (de los casi 8,5 millones de puestos de trabaje disponibles en aquella época hoy solamente quedan apenas 4, la mitad), trabajan en otros países de la U.E.

La realidad es que los trabajadores rumanos se han transformado en mano de obra barata de las grandes potencias de la institución comunitaria, y que muchos de ellos, entre otras consecuencias, dejan abandonados a sus hijos en su país al cuidado de algún familiar, para poder sacar a su familia adelante.

Actualmente, como se dice en el siguiente reportaje, más de 80.000 niños viven en Rumanía sin padre ni madre a su cuidado, debido a que estos, sin posibilidad de emplearse en su país, tuvieron que huir a Italia, España, Alemania, u otros paises de la U.E. para poder sobrevivir.

8 comentarios:

Albert dijo...

Éstos son los resultados de la criminal política implementada desde el golpe de Estado de diciembre de 1989 (la caída en bloque de los regímenes socialistas de Europa Oriental tras repentinas protestas populares en el otoño de 1989 fueron probablemente las primeras revoluciones de colores), políticas cada vez más acentuada desde la crisis de 2008. Me recuerda a lo que vi en Rusia cuando viví allí durante un tiempo: niños mendigando en la calle, en los pasos subterráneos para peatones, sucios como mineros que acaban de terminar su turno, viviendo en el Metro o las estaciones (los vi cuando iba a tomar el tren para Vologda en la Estación Yaroslavsky, en la Plaza Komsomolskaya, también llamada popularmente plaza de las Tres Estaciones porque allí están también las estaciones Kazansky y Leningradsky). Contaban que había muchos viviendo en las alcantarillas. Vi un documental (subtitulado) sobre esos niños de las estaciones titulado ‘Los Niños de la Estación Leningrado’: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=KLciV07XVwg. Realmente trágico. Los niños víctimas del neoliberalismo salvaje que convierte las relaciones sociales en la ley de la jungla, ya sea en Rumanía, en Rusia o en España.

¡Y que los culpables de todo esto vivan tan tranquilos! ¡Y que la gente no se movilice! Pero sin un partido revolucionario que actúe de vanguardia, cualquier hipotético movimiento ciudadano de protesta (y cuando hablo de protesta no me refiero a salir simplemente a manifestarse y luego a casa a ver el partido) acabaría como la fracasada revolución rusa de 1905.

Un fraternal saludo.

Jose Luis Forneo dijo...

Albert, tienes toda la razon. Sin un partido organizado de vanguardia la clase obrera seguira sometida a los intereses de la clase capitalista. Cualquier revuelta sera puntual y, si no hay un partido comunista que la encauce acabara convirtiendose en humo o controlada por partidos tipo PODEMOS.
Saludos

Albert dijo...

Estimado José Luis Forneo:

Cualquier protesta revolucionaria acabará o como la Comuna de París o como la fracasada revolución rusa de 1905. No se dan las condiciones (la preparación psicológica de la gente y la existencia de un partido de vanguardia realmente revolucionario) que puedan llevar a la victoria una protesta revolucionaria.

Me alegra comprobar que hay más gente que piensa que PODEMOS no es más que demagogia y populismo barato. Parafraseando a Lampedusa sobre la revolución de Garibaldi durante la reunificación italiana: "Que todo cambie para que todo siga igual". Con movimientos así, 'podemos' seguir como estamos ahora.

Un fraternal saludo.

Jose Luis Forneo dijo...

Las condiciones subjetivas no se han desarrollado y, lamentablemente, están muy lejos de hacerlo, aunque las condiciones objetivas sean cada vez más claras y favorables a un estallido social (inutil, de todas todas, sin un partido de vanguardia que las organice y desarrolle).

En Rumania tambien hay niños de las alcantarillas, y adultos que llevan viviendo en el subsuelo veinte años. Aun asi, el sometimiento a la ideologia de la clase dominante es brutal, y hay que trabajar mucho para que la cosa cambie.

http://imbratisare.blogspot.ro/2011/01/los-hombres-de-las-alcantarillas.html

Saludos

Albert dijo...

Estimado José Luis Forneo:

Absolutamente cierto que las condiciones objetivas para un estallido social se dan. El problema es que las condiciones subjetivas, esto es, la preparación psicológica de la gente y la existencia de un partido de vanguardia son nulas. Como dijo Lenin: “Una revolución es imposible sin una situación revolucionaria; sin embargo, no toda situación revolucionaria conduce a una revolución”. Y esto es bien cierto.

Lenin decía que las condiciones para una revolución eran:
1) La imposibilidad para las clases dominantes de mantener inmutable su dominación; tal o cual crisis de las “alturas” crea una crisis en la política de la clase dominante, que origina una grieta por la que irrumpen el descontento y la indignación de las clases oprimidas. Para que estalle la revolución no suele bastar con que “los de abajo quieran”, sino que hace falta además que “los de arriba no puedan” seguir viviendo como hasta entonces.
2) Una agravación, superior a la habitual, de la miseria y los sufrimientos de las clases oprimidas.
3) Una intensificación considerable, por estas causas, de la actividad de las masas, que en tiempos de “paz” se dejan expoliar tranquilamente, pero que en épocas turbulentas son empujadas, tanto por la situación de crisis, como por los mismos “de arriba”, a una acción histórica independiente.

Pero la primera condición, la imposibilidad de las clases dominantes de mantener su poder, no se da debido a que la tercera condición tampoco, no existe movilización real excepto por movimientos caóticos donde tiene cabida de todo como en un cajón de sastre, tipo 15-M, 25-S, Partido X, PODEMOS, etc. que no pueden ni quieren actuar como vanguardia. No niego que entre ellos pueda haber realmente gente de izquierda revolucionaria que quera cambiar de forma radical el sistema imperante, pero no es la tónica general. No existe un partido comunista (o como quiera llamarse, da igual el nombre, lo importante es el programa marxista y la voluntad de cumplirlo) capaz de actuar de vanguardia. Más el hecho de que gente que cobra salarios ínfimos aún cree ser de clase media y no quiere un cambio radical, quiere salir de la crisis para volver a llevar el mismo estilo de vida de clase media aburguesada que llevaban, vacaciones, cambiar de coche cada poco tiempo, etc. Lenin, en relación al proletariado inglés, ya advirtió sobre el progresivo aburguesamiento del proletariado a medida que su situación social mejorase, de modo que acabasen identificados con los intereses de sus opresores y deseosos de acceder al reparto de la tarta, aunque sea de una ración minúscula.

Así, Lenin explicaba que no todas situación revolucionaria conducía a una revolución si a las tres condiciones indicadas no se sumaba una condición subjetiva: “La capacidad de la clase revolucionaria de llevar a cabo acciones revolucionarias de masas suficientemente fuertes para romper (o quebrantar) el viejo gobierno, que nunca, ni siquiera en las épocas de crisis, “caerá” si no se le “hace caer”.” Estás palabras de hace un siglo son absolutamente válidas hoy.

Un fraternal saludo.

Albert dijo...

Estimado José Luis Forneo:

Muchas gracias por el enlace. Realmente ya lo había visto, soy seguidor de tu blog desde hace bastante tiempo, lo que sucede es que hasta ahora no me había atrevido a hacer comentarios, igual que en otro blog donde coincidí con GRACO (que escribió hace unos días un comentario) tampoco me había decidido a escribir nunca hasta que estalló la crisis ucraniana, algo que me conmovió porque yo tuve familia en la URSS y tengo algunos conocidos en Ucrania (en Makeevka, una ciudad muy cerca de Donetsk). Soy de natural introvertido y desde que hace unos años tuve una mala experiencia en un foro del que me tuve que ir porque los trolls hacían la vida imposible (que se puede discrepar, de acuerdo, pero guardando las formas, sin caer en descalificaciones personales), decidí que me limitaría a leer sin comentar. Ahora me arrepiento, porque en más de una ocasión me habría gustado opinar y gracias a tus artículos nos es posible conocer a los lectores información sobre Rumanía y Moldavia (amén de artículos ocasionales sobre otros temas) que en los medios oficiales es imposible encontrar o se encuentra pero distorsionada de modo que favorezca a los intereses económicos que están detrás de esos medios.

Lo triste es que en Rumanía no existe un partido comunista con ese nombre porque tras el golpe de Estado de diciembre del 89 el comunismo como ideología quedó prohibido y ya varias sentencias del Tribunal Constitucional han impedido su reconstitución. Pero lo verdaderamente lamentable de esta situación no es la inexistencia de un partido adjetivado comunista (el adjetivo no significa nada, y aquí tenemos la prueba del PCE y en Europa de la mayoría de los partidos comunistas), sino la inexistencia de un partido que, con otro nombre, logre agrupar en torno suyo a un porcentaje importante de población descontenta con la actual situación de opresión capitalista.

En Moldavia tenemos al Partido de los Comunistas de la República de Moldavia, que se ha ido poco a poco socialdemocratizando (de ahí mi insistencia en que lo importante de las instituciones no es el nombre y los símbolos sino el contenido). Cierto que el PCRM es mejor que los otros partidos que van desde neoliberales hasta fascistas, pero no es menos cierto que algunas acciones del Gobierno del PCRM tras su victoria electoral de 2001 que les llevó a controlar el Parlamento y poder elegir como Presidente a Vladimir Voronin (después de la reforma constitucional de 2000 para que el Parlamento elija al Jefe del Estado), han sido incomprensibles, como el envío de soldados a Irak, un mínimo contingente de 24 soldados, desplegados en septiembre de 2003 y retirados en diciembre de 2008. Cierto que era un contingente exiguo pero estaba avalando la ilegal invasión del país árabe. Quién ha visto y quién ve a Voronin, que en el 98 provocó un escándalo en el Parlamento diciendo que la bandera moldava (los mismos colores que la rumana y un escudo de armas casi idéntico) era la de los invasores del 41, y lo moderado que se hizo después que consiguió la presidencia, incluyendo guiños a la UE para entrar o asociarse. Por desgracia, la casi totalidad de los partidos comunistas, incluso en la ex URSS, se han adaptado al sistema parlamentario burgués sin desarrollar paralelamente una actividad de agitación y propaganda para acercar las masas a su postura, en previsión de las posibilidades que abriría una crisis. Cuántas veces pienso cuán diferente sería el escenario actual si los partidos comunistas hubieran estado preparados cuando estalló la crisis de 2008. Pero parece que les pilló por sorpresa incluso más que al propio gran capital financiero.

Un fraternal saludo.

Anónimo dijo...

No se porque te matas tanto en tu ideologia el comunismo nunca volvera en europa tras el desastre que a producido en todo los paises enrodillados en casi un siglo de existencia,nada mas generando hambre pobreza y muerte,pero por tu alegria aun hay partidarios de la antigua escuela como iliescu y halgunos mas que son fieles seguidores de la estrella roja,los mismos que se hacen culpables por la desaparicion de la industria "casi completa" la flota comercial...son los mismos putos que han estudiado a lenin y stalin en el puto urss y te digo otra cosa,he estado recien por rumania y se vive mucho pero mucho mejor de verdad que en la epoca que tanto te anima y el desarollo economico esta en pleno crecimiento,no llores mas hombreeee

Jose Luis Forneo dijo...

Anonimo, eres tan cobarde que no te atreves ni a decir lo que piensas con tu nombre, algo típico en un tipo que odia a su propia patria, un vendepatrias, como dicen en Latinoamerica. Seguro que eres el tipico que dice que se vive muy bien en la salvaje Rumania capitalista aunque él se fue y dejo tirada a su familia y a su pais para venderse por unas perrillas a un patron extranjero...

Lo raro es que si vives en España, deberias esforzarte mas para aprender el idioma del pais que te da de comer, porque no eres analfabeto por lo que dices y, eso dice mucho de ti, por las patadas que das al idioma español. Seguro que haces lo propio con el idioma del pais sobre el que escupes, Rumania.

Como eres un cobarde que esconde su caracter de poponar inventando la realidad de su pais, no lees los datos sobre como va realmente Rumania y, ni siquiera, hablaras con rumanos, conciudadanos tuyos a los que con seguridad alguien de tu calaña, mercenario, vendido, canalla, desprecia. Por eso no sabe que el salario medio es de 250 euros, cuando los precios son similares a Europa Occidental, que se han destruido 4 millones de puestos de trabajo en dos decadas, que 3 millones de rumanos han tenido que huir o escapar de su pais para poder trabajar, o como tu han preferido enriquecer a otros en vez de luchar por el bienestar de su pais, que los pensionistas ganan, en un 80%, menos de 1000 lei de pension, que Rumania es el mayor exportador de prostitucion de Europa, o que en Bucarest, la capital del pais, ha miles de personas pidiendo o viviendo en las alcantarillas. No lo sabes porque te importa un huevo, porque odias a Rumania, eres un traidor, y te da igual lo que les pase a los rumanos. O sea, lo mismo que los gobernantes de Rumania, unos bandidos capitalistas que, eso si tienes razon, ya lo eran cuando medraban dentro del Partido Comunista (y es que la gentuza como tu se vende por cualquier cosa).
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...