lunes, 20 de julio de 2015

Craiova: Solidaridad con el pueblo griego

El camarada Silviu Somocu, uno de los pocos comunistas rumanos que no han dejado de ser activos en los últimos 25 años, nos ha enviado desde Craiova, ciudad al sudoeste de Rumanía, capital de la provincia de Dolj, la siguiente información.

El día 15 de julio, tras el golpe de estado ejecutado por la troika en Grecia, a pesar de la votación masiva en contra de sus imposiciones económicas en el referendum del pasado 5 del mismo mes, se llevó a cabo en esta ciudad una acción en solidaridad con el pueblo griego.

La acción, organizada por el Partido Socialista Rumano (antiguo Partido Alianza Socialista), la Asociación por la Emancipación de los Trabajadores y el Grupo Crítica Social, participando también otros movimientos como el Grupo Diy Craiova.

Simultaneamente a las protestas efectuadas en todo el mundo, frente a la prefectura de la ciudad, un grupo de manifestantes mostraron pancartas en las que se podía leer cosas como "OXI significa NO", "El capitalsmo es la crisis", "!Grecia, stop U.E.!", "Grecia Resistencia, no capitulación" o "Austeridad es lucha de clases".

Al mismo tiempo, en el salón de actos del Partido Socialista Rumano de Craiova tuvo lugar un debate sobre la actual crisis capitalista y sus efectos en Grecia. Los participantes remarcaron que el capitalismo es ya un sistema podrido y que es imposible solución alguna en su marco, siendo necesario escapar de él: a través del control popular del poder, la neutralización del poder de la oligarquía a través de la nacionalización de los bancos y los grandes monopolios, la anulación de la deuda externa, etc... En concreto, en el caso griego, la única solución posible es la resistencia a las imposiciones de la dictadura encarnada en la troika (FMI, BM, UE), y no, en ningún caso, la negociación para salvar el sistema.

El nuevo memorandum, actualmente ya aprobado por el gobierno de Syriza y el Parlamento griego, pero que en el momento de la manifestación aún no lo había sido, tiene como fin salvar los intereses de la minoría que controla y se beneficia de la U.E., y está en contra, evidentemente, de la voluntad popular.

Además de expresarse la solidaridad con el pueblo griego frente a la troika, se condenó también a los políticos rumanos que sostienen los planes de austeridad y las estructuras de la oligarquía europea e internacionales como también a la prensa corrupta que manipula a la opinión pública en favor del terrorismo financiero.

La protesta de Craiova no tiene importancia por la cantidad de asistentes, ni por su efecto mediático entre la población (por supuesto, los medios de propaganda han silenciado en Rumania todo lo que supone apoyo al pueblo griego contra el ataque sufrido por la U.E. y los organismos internacionales), sino porque supone una muestra del lento despertar de los rumanos del profundo sopor en el que han estado sumidos durante estos últimos 25 años, desde el golpe de estado de diciembre de 1989.

Es, por lo tanto, una buena noticia que, aunque ese despertar sea lento, cada vez haya más jóvenes rumanos, tanto en el interior del país como fuera de él (algo bueno tenía que tener la emigración forzada de más de tres millones de trabajadores), que van comprendiendo cual es el verdadero enemigo de todo trabajador, y zafándose de la hipnosis mediática impuesta, a la par que la terapia de choque neoliberal, desde los años 90: mientras la segunda destruyó toda la economía del país convirtiéndole en una colonia totalmente dependiente de las potencias capitalistas extranjeras, la propaganda mediática forzó el sometimiento de sus víctimas para que aceptaran su dominación. 
Es inevitable que, mientras el capitalismo siga dando vueltas de tuerca a la brutalidad de su explotación, la clase trabajadora, todavia hoy en su mayoría con la venda en los ojos y la zanahoria en el hocico, vaya abriendo los ojos a la realidad de la tiranía de una minoria sobre la mayoría y de la falsedad de la democracia burguesa diseñada, dirigida y controlada por la oligarquía económica, y que solo a ella beneficia. 

Igualmente, es importante que los pequeños partidos que van surgiendo, muchos de ellos todavía convencidos de la posibilidad de cambiar desde dentro la U.E., vayan dándose cuenta poco a poco, y eso sucederá conforme vayan empeorando las condiciones objetivas y cambiando las subjetivas,  de que la única forma de evitar la barbarie capitalista es destruyéndola, no contemporaneizando con ella.


3 comentarios:

Anónimo 44 dijo...

todo tiene un inicio y es necesario el despertar socialista-comunista en Rumania. Gracias por la información. Muy valientes son los compañeros.

Anónimo dijo...

JL existen en Rumania grupoa libertarios, sindicatos anarcosindicalistas? Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

Hola
Muy pocos y muy divididos y, ademas, apenas se hacen notar. Si me entero de algo, te cuento. Yo conocia esta pagina, pero hace mucho que no se mueven.

https://iasromania.wordpress.com/

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...