martes, 26 de mayo de 2009

Muzeul Satului de Bucarest

El Museo de la Aldea (en rumano: Muzeul Satului), es un museo etnográfico al aire libre, que se sitúa dentro del precioso Parque Herăstrău de Bucarest. Merece la pena darse un paseo por el parque y por el museo,que cuesta solamente 6 lei (un euro y medio).

El museo etnográfico fue creado en 1936 por Dimitrie Gusti, sociólogo, filósofo y político rumano (fue Ministro de Educación en 1932.33). Gusti realizó desde 1925 hasta 1948 el más profundo análisis sociológico respecto al modo de vida del campesinado rumano del periodo entreguerras; durante su realización constató su precaria (a veces miserable) forma de vida, a la vez que recopiló datos y muestras sobre su riquísimo patrimonio cultural. Respecto a dicho análisis teórico, cabría resaltar el hecho de que sus informes sirvieron como base para las leyes sociales promulgadas en 1939 (que aunque fueron un fracaso y poco profundas, al menos fue un intento de mejorar las lamentables condiciones de vida del pueblo rumano hasta entonces).

El profesor Gusti y su equipo tenían dos referentes en los que basarse: el Museo Skansen de Estocolmo (fundado en 1891) y el Museo Etnográfico de Transilvania de Cluj (fundado en 1929).

A lo largo de sus aproximadamente 100.000 metros cuadrados el museo presenta diferentes ejemplos de la arquitectura popular rumana, procedentes de diferentes regiones del país. Se trata de ejemplares de viviendas tradicionales trasladados desde su lugar de origen, no son copias. La diversidad no es solo geográfica, sino temporal, pues es posible visitar edificios desde la Edad Media hasta el Siglo XIX.

El Museo de la Aldea dispone en la actualidad de 340 construcciones populares y más de 54.000 objetos (trajes, ropa de faena, cruces, aperos de labranza, manuscritos y estudios realizados, películas, fotografías…). Podemos encontrar casas, granjas, iglesias, molinos y hasta antiguas norias. La cifra está en constante ampliación, pues se trata de uno de los museos más emblemáticos del país y la conservación de cada edificio expuesto en él -y por tanto la conservación de un estilo constructivo autóctono- está garantizada.

De hecho, este tipo de museos gozan de gran aceptación en Rumanía. Por ejemplo, en la localidad de Sibiu se encuentra el ASTRA, otra especie de "museo de la aldea". Tambien destaca el museo etnografico de Transilvania, en Cluj.

La mayoria de la gente que visita Bucarest reconoce el Muzeu Satului como una de los lugares mas interesantes de la ciudad, ya que permite acercarse a las tradiciones del pais concentradas en el centro del precioso parque de Herastrau, junto al lago natural del mismo nombre.

Es una visita, pues, muy recomendable. Veamos algunas fotografias:







4 comentarios:

Pinole dijo...

¡Qué preciosidad de fotos!, el museo tiene que ser estupendo.

Me ha llamado la atención un edificio de las fotos que están situados en la mitad.
Es como una especie de casa con 6 pilares, y digo que me llama la atención porque aquí en Asturies hay una cosa parecida que se llama horru o panera (el horru tiene 4 patas y la panera tiene 6). Aquí se usa para guardar las cosechas (maíz, fabes, etc...), ¿ esa construcción es para algo similar en Rumanía?

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Pinole: tienes razon, el edificio que dices es similar a los horreos (horru) asturianos, y a los gallegos. Se llaman porumbar o hambar, y servian para guardar el maiz a resguardo de la humedad de la tierra.

antonio dijo...

Es tan bonito cómo lo describes o más. Solo una cosa , no ir con prisas , dejarse llevar por el tiempoy disfrutar de la vista. la ubucación tambien ayuda y el estado de conservación, como tu dices, es bueno. Muy Recomendable.

jozko dijo...

!Hola José Luis!

Qué maravilla de museo. A decir verdad me encantan este tipo de museos etnográficos al aire libre. He estado en varios en Hungría, Eslovaquia o Ucrania, pero este no lo conocía.

Muchas gracias por la información y las fotos. Otra razón más para ir cuanto antes a Bucarest :)

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...