martes, 10 de marzo de 2009

El ultimo brigadista rumano

Miles de voluntarios llegaron a España tras el golpe de Estado fascista y la guerra civil consiguiente para formar parte de las Brigadas Internacionales. Estas fueron formadas tras el llamamiento de la Internacional Comunista para defender el gobierno democratico español, ya que las potencias occidentales miraron hacia otro lado.

Las Brigadas Internacionales tuvieron un papel esencial en los primeros momentos de la guerra, puesto que su apoyo elevo los animos del ejercito republicano y supuso una suma de efectivos esencial para la resistencia ante el avance rebelde. Tras la instauracion de la dictadura genocida franquista, y los cuarenta años de mordaza y pobreza del pueblo español (que como el rumano tuvo que emigrar hacia America o Europa para sobrevivir, como exiliados politicos o como trabajadores baratos), la causa de la democracia fue olvidada en España, y con ella la de todos los que la defendieron.

Incluso tras la llegada del aberrante pacto llamado transicion (en vez de traicion), los partidos antifranquistas tiraron a la basura los ideales de la Republica a cambio de cuotas de poder (incluido el Partido Comunista de España). Ese pacto de silencio condeno al olvido a los millones de republicanos asesinados o exiliados, a la lucha por la autodeterminacion de los pueblos, y a los derechos del regimen legal que fue derrocado por las armas y sin legitimacion democratica.

El Partido Socialista Obrero Español, supongo que avergonzado por su actitud hacia sus compañeros de lucha en la guerra civil, propuso la llamada Ley de la Memoria Historica, que aprobo el Parlamento en 2007. Esta La Ley 52/2007 se hizo, mas para aparentar que para ejecutar, y se quedo en gestos simbolicos sin ningun valor economico ni judicial. No servira nunca para hacer justicia a aquellos genocidas que acabaron con la democracia en España y, tras la muerte de Franco, decidieron cuales eran los limites de nuestra libertad.
Sin embargo, en su artículo 18, reconoce de un modo singularizado la labor de los brigadistas, de todos aquellos que defendieron la Republica democratica en las Brigadas Internacionales, y amplía su derecho a la nacionalidad española eliminando el requisito de tener que renunciar a su anterior nacionalidad.

Hoy en la pagina de la Embajada de España en Rumania leo que se ha producido la adquisición de la nacionalidad española del ex-combatiente en las Brigadas Internacionales, el Sr. Andrei Micu Izsak. El Sr. Micu juró lealtad al rey (hay que joderse que un luchador por la Republica tenga que jurar lealtad al heredero de Franco) y obediencia a la Constitución y a las Leyes españolas ante el Embajador de España en Rumanía, Sr. Pablo García-Berdoy.

Andrei Micu Izsak es el único supervivientes de los combatienes rumanos que lucharon en las Brigadas Internacionales. Gracias Andrei por regalarnos el ejemplo de la solidaridad y la lucha por la libertad.

3 comentarios:

Pereulok dijo...

Para mí la participación rumana en la Guerra Civil española tiene ante todos tintes de Guerra Civil... Rumanos en ambos bandos, y abuelos de uno y otro signo que recuerdan su estancia en España con cariño a pesar de todo, en esa extraña guerra que mantuvo (o se creó un recuerdo) un cierto regusto épico para ambos bandos, aunque sea contemporánea y nada homérica.

Jose Luis Forneo dijo...

Bueno, eso es lo que se pretende: Que se olvide el caracter de golpe de Estado fascista que fue lo que realmente fue.

El profeta Azul dijo...

muy interesante, no lo sabia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...