sábado, 24 de abril de 2010

"Ya no hay bandas de perros en Bucarest", según El País

Mientras leo el artículo publicado por El País con ese título sobre la capital rumana, escucho desde mi terraza a una banda de perros ladrando por las calles, un sonido habitual en los barrios populares de Bucarest. Claro que el periodista del grupo PRISA no tenía seguramente como objetivo describir los grandes problemas que tiene la ciudad hoy, sino darse una vuelta por el centro y criticar, de paso, aunque sea manipulando sobre su que su pasado comunista.

"En las calles de Bucarest ya no se ven las famosas bandas independientes de perros cojos, sólo algún can suelto, sin pretensiones. La capital rumana es una ciudad con nervio, moderna y vieja, divertida, que despega deprisa".

Así comienza el artículo, mientras me quedo boquiabierto sin saber de qué ciudad está hablando el autor ¿Habrá visitado esta ciudad realmente, o sólo se habrá dado una vueltecita por Google Earth?

El resto del artículo es otra muestra mas de la "objetividad" habitual de los medios al servicio de la ideologia vigente.

"Míster Stalin se llevó todo. Y ahora no lo quiere devolver", parece que les comentó el taxista que les recogió del aeropuerto. Muy apropiado para el objetivo pretendido: hay que dignificar el desastre provocado por el capitalismo en Rumania, especialmente en Bucarest, y aprovechar para vender la imagen de que los rumanos y los bucarestinos viven hoy mejor. Algo bastante poco ajustado al código deontológico periodistico de informar sobre la realidad, y mas cercano a la mercenarización actual, según la cual quien paga es el que define lo que se escribe.

Mientras, como digo, contemplo las calles del barrio donde vivo, y veo alguno de los miles de perros que vaganbundean por la capital de Rumania (algo que no pasaba ni mucho menos hace 20 años), hago un repaso al artículo, que a mi me parece estar escrito por alguien que, o no ha venido realmente a Bucarest, o se ha esforzado muy poco por conocerla. O, mas bien, cuyo objetivo real no era describir la realidad de la ciudad, sino hacer un ejercicio de manipulación ideológica, habitual en los medios de desinformación masiva al servicio del capital.

Es cierto que el primer edificio espectacular que se ve viniendo desde el aeropuerto es la Casa Scanteii, sede del periódico oficial del Partido Comunista Rumano, un regalo de Moscu emulando a la Universidad Lomonosov de la capital rusa. Aunque el artículo afirma que es el edificio "mas alto de la ciudad", no es así, ya que desde hace bastantes años, incluyendo la "época de Ceausescu", le superan edificios como el Hotel Intercontinental, en el mismisimo centro de la capital. Parece que el periodista no miró demasiado a los edificios bucarestinos, o los mirò a través de la idea preconcebida desde la redacción del periódico. Además, y con mucho cinismo, define al antiguo periodico Scanteia (La Chispa) como "el periódico de propaganda comunista", algo que podría ser aceptable si no viniera de parte de uno de los periódicos de propaganda capitalista, que no duda en manipular con fines politicos (en definitiva económicos) las cosas mas evidentes.

Lo cierto es que Mario, el supuesto taxista, hizo la carrera del dia, puesto que de Otopeni a Bucarest un taxi (a precio de contador) sale por unos 35 lei, aunque lo que si es cierto es que si "regateas" con un rumano, el va a ser mucho mas listo que tu. Pero esta novatada la pagamos todos, es normal. Asi que cuando vengáis a Bucarest en vez de intentar engañar vosotros al taxista, mejor pagar el precio oficial, que no es demasiado caro (como digo, 35 o 40 lei -unos 10 euros-).

Siguiendo con el artículo, veo que pemanentemente repite las consignas por las que se paga hoy en periódicos como El Pais:

Refiriendose a la Plaza Victoria, donde se encuentra el palacio del gobierno, dice:

"La rodean bulevares anchos con aire europeo, bizantino y soviético. Bucarest aún está despegando, tiene Zara, Mango y democracia, pero el cableado de las calles en más bien vietnamita. De vez en cuando pasa el tranvía y los tubos de cables se menean".

La identificación entre democracia, esta "democracia", con Zara y Mango no es, por ser en verdad cierta, vomitiva. Sin embargo, tenemos que reconocer que aquí el autor ha sido realista y casi sincero: hoy la democracia se identifica con tener Zara, Mango y similares en las calles, aunque solo unos pocos puedan acceder a ellas. Que los ciudadanos esten en la miseria o que solo participen en la gestión de su futuro cuando "toca", cada cuatro años, mientras el resto del tiempo otros se reparten el pastel por ellos, "nu conteaza" como diria un rumano (no es importante).

Además el autor ni siquiera se ha informado como era Bucarest antes de 1990. Los cables que identifica como "vietnamitas", como si en Vietnan hubiera algo así, no existian antes de 1990. Bucarest hoy es "la ciudad de los cables" debido a que el Ayuntamiento no ha intervenido para nada en el desarrollo de los canales privados de televisión, que aqui es totalmente por cable, y de los suministradores de internet. Es decir, cada uno pone su propio cable, y teniendo en cuenta la cantidad de canales y suministradores privados es lógico que en los lugares mas habitados una multitud de cables oscurezcan el cielo de la ciudad. Pero el señor periodista obvia interesadamente que esto es producto de su amado capitalismo, no del comunismo, y ademas miente al hacer creer que algo similar existe en Vietnan, lamentablemente para él un pais comunista.

Otro ejemplo de la poca profesionalidad, aunque seguro bien pagada, del artículo es que ni siquiera se informa de qué es lo que ve. Por ejemplo, enfrente de la banca CEC, ciertamente la unica banca de la Rumania comunista, una banca del estado, no privada, esta el Museo Nacional de Historia, y no, como dice, el Museo de Historia Natural ¿Otra vez sin prestar atención? Quizas es que identificar este tipo de edificios no importaba tanto como mentir sobre el presente de la ciudad, o mas bien, sobre sus ultimos 20 años desastrosos, y por supuesto sobre la responsabilidad de la situación del comunismo (por cierto añorada por el 60% de los rumanos).

"Ya en la calle Victoria asoma un Bucarest más cercano a Viena o París. El Palatul CEC es un elegante palacete neoclásico de 1900 que albergaba la única banca de tiempos de Ceausescu. Casi enfrente, el inmenso Museo de Historia Natural", dice.

Para terminar, aunque podriamos analizar el caracter ideologico del articulo durante horas, en este ejercicio de propaganda no han podido dejar pasar hablar de la Casa del Pueblo, el edificio construido en los años 80 por el gobierno de Ceausescu y que es el segundo mas grande del mundo, tras el Pentagono. Para el periodista es "una construcción inquietante levantada en los 80". Desde mi punto de vista, mucho mas "inquietante" es el Pentagono, sede donde se deciden los mayores crimenes y genocidios del planeta.

Sin embargo, esta "construccion inquietante", la Casa Poporului, es el edificio mas visitado de Bucarest, y fue construido, esto no se dice habitualmente, integramente con productos rumanos, tanto materiales de construcción (marmol, ladrillo, cemento, lamparas, cristales) como en las herramientas (gruas, camiones, destornilladores, carretillas). Es decir, no se utilizo ningún material importado, y su objetivo fue mostrar algo que nunca le perdonaron a Rumania las potencias capitalistas: Rumania habia alcanzado practicamente la autosuficiencia, no tenia deuda externa, y podia producir casi todo lo que necesitaba. Lamentablemente, tras 1990, toda la capacidad industrial y productiva de Rumania se destruyo, para convertirla en un pais totalmente importador (y pasando de tener pleno empleo a que mas de un millon de rumanos huyeran del pais para poder comer).

En definitiva, y vosotros podeis leer el artículo a continuación, al terminar de leerlo en mi terraza, mientras escuchaba ladrar a los perros abandonados de la ciudad, pensaba que el periodista deberia haberse dado una vuelta por los barrios de la capital, donde podria haber visto quizas menos cables capitalistas, tomarse menos cervezas en sitios turisticos, y comprobar como se vive realmente en la Bucarest que "despierta al capitalismo". Quizás al ver calles sin asfaltar, niños mal vestidos, gente viviendo en casas ruinosas, hogares que no tienen calefacción, o pensionistas pidiendo por las calles, le habria costado mas escribir lo que le mandan sus pagadores y hubiera escrito el articulo como un periodista, es decir, denunciando la cruda y desilusionante realidad.

http://elviajero.elpais.com/articulo/viajero/hay/bandas/perros/Bucarest/elpviadst/20091105elpepuvia_1/Tes

Por cierto, también se incluye en El País digital un video donde se repiten las manipulaciones y donde se entiende por qué el periodista vió tan poco de Bucarest: dice que la Plaza Unirii es el sur de la ciudad, cuando es uno de los lugares mas céntricos posibles, enfrente mismo de la Casa Poporului y sobre el rio Dambovita, lugar donde en el Bucarest histórico se celebraba el mercado popular. Hacia el sur queda prácticamente, la mitad de la capital.

Eso si, al menos se ven algunas imágenes interesantes del centro:

video

http://elviajero.elpais.com/video/bucarest-paris.html?video=20091105elpviavje_1.Ves

9 comentarios:

siginutz dijo...

oye tío te han prestado los de bucarest esa actitud crítica? :) es verdad que todavía hay un problema con los perros allí, lo que tenía ese que decir era que no hay tantos como antes, pero los hay. En Cluj si que ya no los hay, tal vez se confundió de ciudad, jeje. Es verdad que dices tu aquí, pero eres malo de verdad jeje :)

RAFAEL ANTONIO dijo...

Toda esta propaganda de "EL PAIS" es una muestra mas, por si faltara poco, de que el PSOE es de derechas, por mucho que en España hagan el paripé de que se lleve a matar con el PP...es curioso que llevandose supuestamente a matar con el PP en España por representar este partido a la derechona,luego, sin embargo, los plumíferos socioslistos canten las alabanzas del gobierno de Rumania que es todavia mas de derechas que el PP.

Anónimo dijo...

excelente artículo JOSE LUIS, y a los idiotas, fascistas y borregos que a veces se cuelan por aquí, ¡ ni caso!.

Anónimo dijo...

Acabo de venir de Vietnam y se a que se refiere el tio ese con el cableado Vietnamita, jejeje, de hecho me llamo la atencion como para sacar fotos de los cables, y vi otros turistas haciendo lo mismo. Pero bueno, la cosa es que haya luz, ¿o no?

En Rumania no he estado nunca, asi que no comento.

El Éxodo dijo...

No me quito el sombrero porque se me vería la calva.

Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Pues en Vietnan no hay cientos de proveedores de internet ni televisiones privadas por cable por doquier, asi que la razón no será la misma, en todo caso.

El cableado vietnamita, si te fijas bien la proxima vez que vayas, es igual que el que habia en Madrid, en España, en los años 80, con postes de luz y de telefono, pero no eran ni mucho menos lo que hay en Bucarest. Solo tienes que mirar en internet, una ciudad muy especial en este sentido.

Escribe "cabluri din Bucuresti"

Pardal (Emílio) dijo...

Hoy me acordé de tí al escuchar RNE 3. Hablaban del cerro Testigo o Almodóvar, lugar que ha recibido la calificación de hito geológico, por lo que goza de cierta protección.

Parece que ha habido una iniciativa para reconstruir una escultura perdida de Alberto Sánchez, escultor medio toledano y medio vallecano, amigo de Miguel Hernández, de José Bergamín, Pablo Neruda, de Rafael Alberti y de muchos otros. Quieren poner la obra, que se llamaba Monumento a los pájaros, en ese cerro rodeado de “inquietantes” urbanizaciones capitalistas.

Buscando en internet encontré este vínculo: http://www.vallecastodocultura.org/cabecera/HISTORIA/Escuela/A_SANCHEZ/A_Sanchez.htm

Impresionante el Museo de la Aldea, una maravilla. El edificio de la prensa y la “Casa del Pueblo” están bien en su contexto de amplias avenidas, creo que a una le llamaban del “Triunfo del Socialismo” (la que se abre a los pies del actual parlamento). Noté que los bucarestinos se sentían orgullosos de ese edificio y te lo decían sin ambajes, eso sí, añadiedo a continuación la manida consigna sobre la maldad intrínseca del comunismo, que es obligatoria cada 15 palabras. La Caru cu Bere es un lugar muy especial, aunque el servicio rumano de hostelería, en general, es lamentable. En cuanto al cableado, te comento que pasa exactamente lo mismo en Buenos Aires, la París del sur.

Lo de que Bucarest despega, según dice el comentarista de El País, deber referirse a los 3 millones de emigrantes que han salido por sus aeropuertos.

No es casualidad que El País sea el periódico de cabecera del “progresismo” español de hoy. Tristemente, el contenido del medio refleja la ideología y los intereses materiales de una mayoría amplia de la población española. Es mejor no hacerse muchas ilusiones sobre el potencial revolucionario, más bien creo que deberíamos estar prevenidos sobre posibles derivas fascistas, y cuando hablo de fascismo-imperialismo-racismo, también hablo del PSOE y, por supuesto, del periódico “global” en español.

Un saludo.

Pardal (Emílio) dijo...

http://www.rtve.es/mediateca/audios/20100425/monumento-a-pajaros-escribano-palustre/754112.shtml

Aquí está el programa de RNE 3.

Jose Luis Forneo dijo...

Emilio, muchas gracias por los links sobre vallekas. El cerro Almodovar restos neoliticos y ademas un torreon arabe en ruinas, una atalaya de las que cubrian todo el territorio para las comunicaciones.

En cuanto a Alberto Sanchez, es considerado un escultor vallekano, aunque nacio en extremadura, y por supuesto, no solo amigo de Garcia Lorca, sino republicano y comunista hasta la medula. El centro cultural en su honor esta al lado del estadio del Rayo, y merece la pena ser visitado.

En cuanto a la descripcion de El Pais sobre Bucarest, tienes razon que debe referirse a los millones de rumanos que todavia no han podido o no quieren regresar a su pais debido a que lo que obligo a su huida, el desastre capitalista, sigue haciendo de las suyas en Rumania y Bucarest

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...