lunes, 26 de abril de 2010

El último cerdo de Bazna

El cerdo de Bazna, localidad de la provincia de Sibiu, cercana a la bella ciudad de Medias, está a punto de desaparecer. Actualmente solo queda un ejemplar de la no hace tantos años mas apreciada especie de Rumania

Parece que su origen se ubica en torno a 1872, cuando una firma inglesa está construyendo el ferrocarril desde Sibiu a Medias, en la Transilvania todavia perteneciente al Imperio Austrohungaro, y cuando,  al sur, Rumania aun no había conquistado su independencia total del Imperio Otomano.

En el pueblo de Bazna, la nueva raza, que da mayor cantidad de grasa que las demás, aunque menos carne, se extiende por las ciudades del entorno, en el corazon de la Transilvania de mayor influencia sasii (como llaman a los habitantes de origen germano de la zona): Mediaş, Sighişoara, Făgăraş, llegando hasta zonas de mayor presencia magiar, como Cluj o Banat.

Sin embargo, no será hasta 1948 cuando se reconozca oficialmente la raza como autóctona, el cerdo de Bazna. Recordemos que Bazna es una localidad-balneario en las suaves colinas de Transilvania Sur, con una bella ciudad fortificada de origen sasesc, y muy cerca de la capital alemana de la zona, Medias, que, entre otras maravillas, tiene una de las diez torres inclinadas mas altas del mundo, en su ciudad fortificada: la Torre de las Trompetas.

Como reconocen los diarios que hoy dan la noticia, si hasta 1989 se imponia una atención especial a los animales autóctonos (cerdo de Bazna, las ovejas Turcana o Tigaie, etc...), tras 1990, una vez abandonadas los centros zootécnicos y las colectividades agrícolas, se han repartido los animales entre los ganaderos y se han ido prefiriendo las razas mas productivas y las imposiciones del mercado internacional.

El cerdo de Bazna tenía como característica particular su color blanquinegro y su mayor porcentaje de grasa frente a la carne, que le daba un valor especial para los amantes de la "slanina" (tocino), muy apreciado en Transilvania. En los años 60-70 había verdaderas "competiciones" festivas en la zona para conseguir el cerdo que diera mas cantidad de grasa. Hoy, sin embargo, y teniendo en cuenta que el único objetivo perseguido es el mayor beneficio económico, se ha abandonado la producción de razas autóctonas por la del cerdo mas industrial, que da mas porcentaje de carne.

Los ganaderos se quejan de que hoy no tienen ningun apoyo del estado para potenciar lo autóctono, y que se fomenta mas, al contrario, la explotación de razas estandarizadas, importadas. Los ganaderos, por lo tanto, tienen que seguir la inercia económica y acaban prefiriendo la especie que mas dinero produce, abandonándose las particularidades que tienen un extraordinario valor histórico o local, pero que sin embargo no permiten la competencia en el mercado.

El final del cerdo de Bazna es una muestra mas de la desaparición de especies vegetales y animales en la explotaciónes agrícolas cada vez mas uniformadas, siguiendo los intereses de la produccion industrial (la uniformizacion favorece la maximizacion de beneficios).

Algo no tan extraño si observamos que el capitalismo, como estudió brillantemente Michel Foucault en sus estudios spbre los orígenes de este sistema de explotación, necesita maximizar esfuerzos y beneficios, y por ello tiende a la uniformización de individuos y de los productos, para una mejor administración de estos. Y la consecuencia es, como anunció tambien brillantemente el presidente Evo Morales en su discurso en la Conferencia de la Madre Tierra en Cochabamba, que tenemos solo dos opciones "O muere el capitalismo, o muere la madre tierra".

De momento, hemos elegido la segunda.

http://www.adevarul.ro/actualitate/eveniment/Porcul_de_Bazna-ultimul_exemplar_0_249575458.html

2 comentarios:

ribizlifozelek dijo...

Yo no buscaria razones ideologicas en la estupidez humana y burocratica.

En Hungria razas autoctonas, como los cerdos peludos mangalica, res gris y oveja racka casi desaparecieron alrededor de 1950, cuando el paias mas fielmente segia las doctrinas estalinistas.

Las razones para dejar de criar estos animales eran los mismos que Jose Luis ha enumerado.
Habia casos cuando campesinos que querian continuar criar estos cerdos fueron citados al tribunal.

Pura estupidez, nada de ideologia.

saludos
r

Jose Luis Forneo dijo...

El favorecimiento de unas razas mas productivas y el abandono del apoyo a otras tradicionales no es nada neutral, es puramente ideologico, ademas de una estupidez. Lo ideologico es todo aquello que se hace persiguiendo una finalidad sistemica, y en este caso lo es (y la ideologia comunista tambien tuvo sus estupideces)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...