miércoles, 23 de junio de 2010

Homenaje en Chisinau a las victimas del fascismo en la Gran Guerra Patria

El Partido Comunista de Republica Moldova, junto a veteranos sovieticos de la Gran Guerra Patria, rindieron ayer homenaje a las víctimas del fascismo caidas en la defensa de la Union Sovietica y de la Republica Socialista de Moldavia, tras el inicio el 22 de junio de 1941 de la Operación Barbarroja.

Vladimir Voronin y algunos de los veteranos que aun viven depusieron flores en el Memorial de la Eternidad, en memoria de los Caidos en la Gran Guerra Patria, como se denomina en Rusia la guerra contra la invasión nazi.

Memorial por las victimas del fascismo

Voronin ha declarado que el "22 de junio es un dia trágico, que debe hacer recordar a los hombres y a los politicos sobre la responsabilidad frente al futuro de sus acciones o su falta de ellas".

Con esto se refirio a la responsabilidad de las potencias europeas en el inicio de la Segunda Guerra Mundial, al mirar para otro lado mientras Alemania invadia Checoslovaquia, Austria y, por último, Polonia (algo que la manipulación suele invisibilizar para a continuacion echar la culpa de la guerra al pacto Ribbentrop-Molotov, que aseguraba la paz entre Alemania y la URSS, o al menos, como se comprobo despues, solo la retraso-).

Voronin también recordo que la lucha llevada a cabo por el pueblo sovietico entre el 22 de junio de 1941 y el 9 de mayo de 1945 fue una lucha por la humanidad, contra el fascismo, y en la que se sacrificaron millones de sovieticos, entre ellos moldavos. La consecuencia fue la victoria contra el nazismo y el fascismo, en la que el mayor peso lo llevaron los comunistas sovieticos y los pueblos de la Union.

El gobierno de Republica Moldova, como el de Rumania, no ha recordado este dia fatídico, entre otras cosas por la cada vez mayor identificacion de los gobiernos supuestamente democraticos bajo la dictadura del capital con el fascismo y el anticomunismo (dos términos que, como sabian la mayoria de los antifascistas en la Segunda Guerra Mundial, son practicamente identicos).

En cuanto a las causas del origen de la SGM, es indudable, que Londres y París tenían un gran miedo al poder creciente de Alemania y temían la posibilidad de quedarse con ella cara a cara. Sin embargo, la política de estas potencias se tambaleaba entre dos variantes: -

*cómo no hacerse objeto del golpe de Alemania en solitario, -

*cómo empujar a Hitler a atacar a la URSS.

Por eso una parte de la élite franco-británica intervenía por frenar a Hitler con la ayuda de los esfuerzos colectivos conjuntamente con la URSS. La otra (los ingleses sobre todo) quería ayudar a Hitler a realizar el mentado “Drang nach Osten” (avance hacia el este). Los conservadores británicos tenían en la mente el testamento político de D. Lloyd George, quien declaró aún al comienzo del siglo XX: “Las tradiciones y los intereses vitales de Inglaterra exigen la destrucción del imperio Ruso para asegurar el dominio inglés en la India y plasmar los intereses ingleses en la Transcaucasia y el Asia Central”.

Estas vacilaciones entre dos variantes de la acción condujeron al fin y al cabo a la política de pacificación de Hitler, a los intentos de crearle las condiciones favorables para la canalización de sus aspiraciones al oriente. En septiembre de 1938las cúpulas políticas de Inglaterra y Francia firmaron los acuerdos de Múnich con Hitler y, para contentarlo, le entregaron incondicionalmente Checoslovaquia. El cuarto estado de Europa según su poder económico y militar fue entregado como en sacrificio a Hitler.

La unica potencia que declaro su disposicion a enfrentarse a Alemania para salvar a Checoslovaquia fue la URSS, y ambas tenian un acuerdo de ayuda mutua, firmado el 16 de mayo de 1936. En las declaraciones de la agencia TASS del 2 y el 4 de octubre de 1938 la Unión Soviética condenó también la anexión de la región de Sudetes de Checoslovaquia y refutó los rumores, que aparecieron en los medios de comunicación masiva, de que las partes, que entraron en la transacción de Múnich, habían consultado con los representantes de la URSS. La URSS no tuvo nada que ver con la entrega de Checoslovaquia por parte de Occidente a los nazis.

Al arribar a Londres desde Múnich, N. Chamberlain declaró solemnemente, dirigiéndose a los compatriotas: “Les traje la paz”.

Detrás de este énfasis se ocultaban dos circunstancias, importantísimas para Londres: 1) Se logro dirigir la máquina militar haica el oriente, a las fronteras de la Unión Soviética, 2) con Hitler fue firmada la declaración, en la que se subrayaba el deseo del pueblo alemán y el inglés de “no luchar nunca más uno con el otro”.

El 6 de diciembre de 1938 los ministros de exteriores de Francia y Alemania, J. Bone e I. Ribbentrop, firmaron la análoga declaración franco-alemana.

Semejante desarrollo de los acontecimientos no pudo dejar de preocupar a la dirigencia soviética. Todo lo que estaba ocurriendo, se parecía directamente a un complot no sólo contra Checoslovaquia, sino también contra la URSS. Ademas, Chamberlain ya había hecho una declaración:

“Alemania e Inglaterra son dos pilares de la paz europea y los soportes principales en contra del comunismo, por eso es necesario superar por cualquier medio nuestras dificultades actuales…"

Ante la pregunta de si la SGM pudo evitarse, hay dos momentos clave. El primero, cuando Hitler realizó el Anschluss (la anexión) de Austria. Hasta Mussolini le objetaba a Hitler, pero los anglosajones y los franceses guardaron un silencio unánime. El fuhrer lógicamente lo valoró como una debilidad y el estímulo de su política del nuevo orden mundial.

La segunda vez, cuando Europa apoyo a Hitler en los acuerdos de Munich. El gobierno de Chamberlain aceptó incluso el reforzamiento de Hitler a costa de los recursos del ejército y de la industria militar de Checoslovaquia, sólo para dirigir la expansión alemana al oriente. Incluso parece que Londres intento influir sobre su aliado Polonia, para que le permitiera al Ejército Rojo pasar a través de su territorio a la ayuda de Checoslovaquia.

E incluso en agosto de 1939 se conservaba aún la posibilidad de detener la llegada de la guerra mundial. Se necesitaba sólo la aprobación de Inglaterra y Francia, cuyas delegaciones estaban llevando a cabo negociaciones en Moscú, de crear una coalición antihitleriana. El potencial militar conjunto de los tres países y de sus ejércitos superaba casi dos veces las fuerzas armadas de Alemania e Italia. Pero Londres tenía su lógica, preparando sus propios cálculos.

Monumento a la liberación de Republica Moldova por el Ejercito Rojo

Como se explica en una gran obra sobre la guerra,

"La gran Guerra Patria de la Union Sovietica 1941-45), de V.I. Chuikov y V.S. Riabov, "Hay una verdad indiscutible de que en los años de preguerra la Unión Soviética luchó incansablemente por el mantenimiento y la consolidación de la paz. Con este fin, la URSS planteó en la Liga de las Naciones múltiples proposiciones absolutamente concretas, entre ellas la del desarme general. No obstante, los países capitalistas no apoyaron en aquel entonces estas iniciativas pacíficas, hundiéndolas en interminables y estériles debates. La Unión Soviética exhortó también con insistencia a los gobiernos de Inglaterra y Francia a organizar la defensa colectiva, a adoptar medidas para cerrar el paso a los agresores fascistas, puesto que la agresión de Alemania amenazaba a muchos países de Europa Occidental. En agosto de 1939, en vísperas de la agresión de Alemania a Polonia, en las sesiones de las misiones militares de la URSS, Inglaterra y Francia, los representantes soviéticos presentaron un plan concreto de operaciones militares conjuntas contra Alemania, en caso de que iniciase una guerra contra los países europeos. Durante estas conversaciones tuvo lugar un hecho sin precedentes en la práctica de las relaciones internacionales: las delegaciones de los países occidentales llegaron a Moscú sin recibir de sus gobiernos ninguna clase de poderes. Esta paradoja tiene solamente una explicación: las misiones militares llegaron a la URSS no para sostener conversaciones eficientes, sino para enmascarar la política hipócrita de sus gobiernos, que de palabra luchaban por el mantenimiento de la paz, pero de hecho instigaban activamente a Hitler a agredir a la Unión Soviética. El Gobierno de la URSS se convenció entonces definitivamente de que Inglaterra y Francia no deseaban oponerse a la agresión de la Alemania fascista. Los falsificadores de la historia no quieren recordar estos hechos históricos y fingen que los mismos nunca existieron. Tal es la naturaleza de clase de los falsificadores burgueses de la historia"

EEUU tampoco estaba aparte de los acontecimientos europeos antes de la guerra. Teniendo la experiencia de la Primera guerra mundial, cuando el capital norteamericano recibió grandes ganancias gracias a los suministros a los ejércitos combatientes, EEUU actuaba también de una manera correspondiente en la víspera de la nueva guerra mundial. Alimentaba a Hitler, ayudaba a Bretaña, participaba en la formación de la industria de la URSS.

Además, la guerra era un medio perfecto para debilitar a los competentes europeos tradicionales. Así que EEUU esperaba activamente el comienzo del gran drama, esperando poner bajo su control Europa, ante todo, Bretaña con sus colonias, Japón y Rusia, debilitada por la guerra. La guerra mundial les daba a los norteamericanos la oportunidad de no solamente de enriquecerse, sino de hacerse con el imperio mundial.

En una palabra, en agoto de 1939 el último chance para domar a Hitler fue perdido. En aquella situación a Stalin no le quedaba otro remedio. Era necesario si no liquidarla para siempre, por lo menos, aplazar la amenaza del golpe germano.

A pesar de las afirmaciones de muchos de políticos y politólogos occidentales, el Tratado de no agresión entre Alemania y la URSS, firmado en Moscú el 23 de agosto de 1939, no era y no pudo haber sido la causa de origen de la agresión de Hitler contra Polonia y del desencadenamiento de la Segunda guerra mundial.

En primer lugar, la URSS acepó la firma del tratado sólo después de la renuncia de las delegaciones de Inglaterra y Francia de concluir con la URSS el acuerdo de resistencia conjunta a Hitler. Stalin no podía dejar de tener en cuenta que Londres y París, teniendo acuerdos militares con Berlín, podían acepar la variante de un complot, análoga a la de Múnich, pero esta vez en relación a la URSS.

En segundo lugar, no hay ninguna relación entre el pacto Mólotov-Ribbentrop y la decisión de Hitler de invadir Polonia. El fuhrer firmó el plan de la guerra con Polonia el 3 de abril de 1939, y el 28 de abril del mismo año Alemania anuló el acuerdo germano-polaco de no agresión y de amistad. O sea, la decisión de ocupar Polonia y, de paso, de la preparación del campo de operaciones para el golpe contra la URSS, había sido tomada en Berlín unos meses antes del 23 de agosto.

Como explica Leonid Ivashov en su artículo, "La Segunda guerra mundial la desataron los adeptos de “Drang nach Osten”", la expansion hacia el este, tan ansiado por occidente desde hace tiempo, continua hoy su aplicación, aunque el liderazgo hoy lo ejerza EEUU y no Inglaterra. Asi, vemos como la OTAN o la UE continuan su expansionismo hacia el este, y los ejercitos de la ONU o los particulares continuan sus ansias de controlar los recursos, rutas comerciales y mercados de Asia Central, principal objetivo de las guerras, "revoluciones" y golpes de estado de estos ultimos 20 años.

Como decia al principio, el 22 de junio de 1941 las tropas nazis, junto a los ejercitos aliados, cruzaron la frontera sovietica. El Mariscal Antonescu dio la orden a las tropas rumanas de cruzar el rio Prut y conquistar la Republica Sovietica de Moldavia, avanzando hacia Odessa y hacia Stalingrado. Tanto las tropas rumanas como la del resto de ejercitos fascistas, sembraron de muerte y desolacion las tierras sovieticas, llevaron a cabo el exterminio etnico e ideologico contra judios, gitanos y comunistas, destruyeron ciudades, cooperativas, fabricas y mataron a millones de civiles, aunque al fin fueron derrotados por el pueblo de ls repúblicas sovieticas y su clase trabajadora.

Afortundamente, el pueblo sovietico pudo reponerse rapido del ataque traicionaro, y en un ejemplo de lucha colectiva y esfuerzo comun que jamas se ha repetido en la historia, se vencio a los invasores y, no solo eso, se liberó a Europa de su dominio, colocando las tropas comunistas la bandera roja de la libertad sobre el Reichtag.

Como explican Chuikov y Riabov, "La inquebrantable convicción de nuestro pueblo en la victoria sobre el enemigo se basaba en la consideración profunda de la superioridad política, económica y moral del régimen socialista sobre el capitalista, en la consideración de las posibilidades combativas de las Fuerzas Armadas Soviéticas que defendían los intereses vitales de los trabajadores, la libertad e independencia de la Patria socialista".

Un triunfo de los trabajadores socialistas contra los explotadores fascio-capitalistas, que solo pudieron vencer al Socialismo, rotundamente superior moral y economicamente mientras los trabajadores y el Partido tuvieron los mismos objetivos, la lucha de clases contra la explotacion y el robo de la fuerza de trabajo, mediante la infiltracion de la ideologia burguesa entre sus dirigentes. Al final, los mismos burgueses que llegaron al gobierno sovietico se encargaron de vengar a Hitler, al fascismo, que no es mas que la radicalizacion, o sinceramiento, del capitalismo.

En el siguiente video, algunas imagenes del acto en homenaje a las victimas del fascismo en Chisinau (en ruso):

El libro de Chuikov y Riabov sobre la Gran Guerra Patria podeis encontrarlo aqui, junto a otros muchos: http://accioncomunista.jimdo.com/descargas/libros/

El artículo de Leonid Ivashov: http://es.fondsk.ru/article.php?id=2425

http://www.pcrm.md/main/index_md.php?action=news&id=4404

4 comentarios:

jozko dijo...

Gracias por el artículo José Luis, muy bueno.

Por cierto, mencionar, que Polonia tenía acuerdos con los nazis y que además colaboró en la destrucción de Checoslovaquia (ocupó varias zonas del norte de Chequia de Eslovaquia que para Polonia estaban en discusión, por ejemplo el Teschen, una parte de Órava).

Saludos

Anónimo dijo...

¡ gloria eterna a la nación soviética y a sus abnegados dirigentes como Lenin, derzinsky, stalin, molotov,kirov, etc, etc y deprecación eterna para los traidores que es mejor no nombrar como hacián los antiguos roamnos con la "damnatio memoriae".

jozko dijo...

Por cierto, el parlamento de Gagauzia ha declarado el día 28 de julio como el día de la liberación de la ocupación rumana gracias al ejército soviético. Eso como reacción a las declaraciones del payaso del presidente moldavo sobre "la ocupación soviética". En otro lugar (aunque ahora no recuerdo dónde) he leído que la popularidad de Gimpu esta por los suelos (comparable a la que tenía Yuschenko antes de las elecciones en Ucrania). Sabes algo del asunto?

Saludos!

Jose Luis Forneo dijo...

Jozko, aprovechando tu comentario he escrito una nueva entrada, no tan completa como me gustaria, pero es lo que he podido saber hasta ahora

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...