domingo, 22 de agosto de 2010

Los salarios de los párrocos los paga el estado

En Rumania el nivel de unidad entre estado e iglesia es casi absoluto, a pesar de que la Constitución afirma que las confesiones religiosas seran "autonomas" con respecto al estado. En realidad, la iglesia ortodoxa rumana es casi un tentáculo mas de la Administración, y sus miembros practicamente funcionarios. Tanto que los salarios de los curas ortodoxos salen de las arcas del pueblo.

Solamente ahora, 20 años despues del regreso del capitalismo a Rumania, se ha tomado la decisión de presentar una propuesta de ley para que esta situación a todas luces perversa llegue a su fin. Asi, el diputado independiente Silviu Prigoana ha presentado una propuesta legislativa para que el estado rumano no sea quien pague mas el salario de los clérigos. El diputado cree, muy acertadamente, que la iglesia ortodoxa rumana se puede mantener solita.

Actualmente la Patriarquia rumana esta financiada por el presupuesto nacional, situación que, dice la iglesia, comenzo tras la unidad entre Valaquia y Moldavia, en 1859, cuando el estado se hizo cargo de los bienes de la iglesia. Por ello, dicen, se justifica que el gobierno se hace cargo de salarios y ayudas financieras importantes a la iglesia rumana.

Silviu Prigoana cree que el estado se deberia limitar a lo que legisla la Constitución de Rumania, que dice que debe "facilitar la asistencia religiosa en el ejercito, los hospitales, carceles y orfelinatos" (art.29.5)

La Patriarquia rumana posee en la actualidad decenas de mil de hectareas de terreno agricola y forestal, al igual que acciones de compañias del sector hotelero, energético y de transportes. Mientras los ciudadanos son obligados a reducir su nivel de vida hasta límites que rondan en muchas ocasiones la supervivencia, los curas rumanos siguen recibiendo su salario de los impuestos de todos, ademas de recibir las propinas de los fieles y cobrar sus ejercicios religiosos a los peticionarios (bodas, bautizos, misas de funeral, etc...).

Es decir, que los curas rumanos son de los que menos se enteran de las consecuencias de la crisis de su pueblo. O a lo mejor si, pero les debe afectar bastante poco.

http://www.urbaniulian.ro/2010/08/20/proiect-de-lege-statul-roman-sa-nu-mai-finanteze-salariile-preotilor/

3 comentarios:

raf dijo...

Perdona mi ignorancia, Jose Luis, pero me gustaría saber cómo eran las relaciones entre el Estado y las confesiones religiosas en la etapa socialista rumana. Un abrazo, y gracias de antemano.

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Rafa. En esencia, y aunque la propaganda dice que el socialismo rumano destruia iglesias e incluso se comia a los curas con patatas, la patriarquia ortodoxa rumana tenia un trato preferencial por parte del estado socialista (un gran error, en un estado laico), y las iglesias funcionaban perfectamente, y todo el mundo que queria tenia actividades religiosas habituales.

Solo los miembros del Partido COmunista tenian limitaciones en este sentido, pues la doctrina del partido comunista era atea, y un miembro tenia que respetarla. Solo habia, en su mejor momento, casi 4 millones de afiliados de una poblacion de 24, asi que habia 20 millones que realizaban una vida religiosa normal.

raf dijo...

Te agradezco mucho la información. Es difícil obtener una respuesta seria y objetiva cuando se abordan asuntos como éste, tan intoxicados por la propaganda burguesa. Recibe mis más cordiales saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...