martes, 3 de agosto de 2010

De berceni a Floreasca

Despues de un año de vida en el sur de Bucarest, en el barrio de Berceni, cerca de Ferentari y de la salida de Jilava, ha llegado la hora de la mudanza. Ya mi madre me decia de pequeño que era un "culo de mal asiento"; y la verdad es que institucionalizar un lugar de vida, convertirlo en algo con impresión de eternidad, no es lo mio, la verdad. Ademas, sabiendo tambien que solo se puede conocer un lugar cuando se vive en él un tiempo, y despreciando la forma burguesa de turismo que consiste en viajar a una ciudad o un pais durante una semana para volver a casa con la sensacion de conocer mundo, una forma de mantener la mente abierta y luchar contra la resignacion es moverse, cambiar, de casa, de pais, o de ciudad.

El año en Berceni fue muy positivo. Despues de vivir en el centro de la ciudad, tambien un año, junto al rio Dambovita, a dos minutos de Casa Popurului, y a otros dos de Cismigiu, vivir en un barrio mas obrero me permitio conocer mas de cerca la vida de los trabajadores rumanos, sin vivir rodeados de viajeros de paso, u hombres de negocios que jamas se integran en el pais donde viven, se relacionan entre ellos y comen y hacen lo mismo que comerian o harian en su ciudad de origen.

Pero un año es suficiente, y ahora toca vivir en una zona mas tranquila, en un barrio del norte de la ciudad, cerca de los lagos, y rodeado de parques: el barrio de Floreasca.

El barrio de Floreasca fue una antigua zona de campos de boyardos en los alrededores de Bucarest, y cercano a la carretera de Ploiesti, donde los burgueses y otros parasitos bucarestinos se construian sus grandes villas (a costa del sudor de los campesinos rumanos, mas o menos como hoy). En 1955, y despues de haber sido destinado durante unos años a vertedero, se decidio construir aqui un barrio para obreros, siguiendo las patuas del proceso de industrialización y modernizacion de la vivienda del socialismo. Predominan bloques de cuatro pisos, y cuenta, como todos, con su escuela, su liceo, sus parques, su ambulatorio, y su mercado (el socialismo construye los lugares de residencia pensando en todos los servicios necesarios, y no en el beneficio rapido de algunos).

En las cercanias se construyeron muchas de las fabricas de la zona norte de Bucarest, lugares donde trabajarian los habitantes del barrio (por ejemplo, la fabrica llamada "Automatica", que da nombre hoy a uno de los diversos parques de la zona, y cuyo edificio aun permanece en pie, aunque hoy convertido en lugar de alquiler de oficinas.

Se trata de un barrio construido antes de la muerte de Gheorghiu Dej, y de la construcción de grandes bulevares con bloques de siete u ocho alturas de la epoca de Ceausescu. En el barrio se encuentra el estadio del Dinamo de Bucarest, equipo mitico cuyos tiempos de gloria se esfumaron con la llegada del capitalismo (y la necesidad de convertir el futbol en un negocio-espectaculo). Por cierto que el otro dia jugaron el Dinamo contra los croatas del Hakduc Split, otro mitico equipo de los paises socialistas, donde el deporte y el futbol formaban parte de la forma de vida, desde la escuela y en el trabajo, y no se trataba solamente de ocio, y mucho menos de negocio.
Floreasca se encuentra pegado al lago de su mismo nombre, y al barrio de Primaverii, donde se encontraba la residencia del presidente de la republica socialista, Nicolae Ceausescu, y donde hoy tambien se encuentra, en una una vivienda mas grande y con muchos mas lujos, la residencia del actual presidente, Traian Basescu (aunque en este caso la prensa capitalista no hace critica alguna al respecto).

Aun asi, los edificios, las calles, y las infraestructuras sufren del mismo abandono institucional (y privado) que en Berceni, algo típico del capitalismo salvaje (valga la redundancia), aunque aqui, y eso es lo que mas me gusta, hay bastantes mas parques, ademas de estar mucho mas cerca del trabajo y poder ir hasta alli con bicicleta.

8 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Parece un buen cambio. Yo he hecho lo imposible por vivir en el campo, aunque sea un campo domesticado. A pesar de la imagen fantasmal del abandono capitalista creo que vas a vivir en un sitio mejor. Y me encanta lo de ir a currar en bici.
También estoy de acuerdo con tu concepto de conocer mundo.
Suerte con el nuevo barrio.

doom dijo...

Hola;

Los autobuses de la foto son Ikaro,no?

Asier Blas dijo...

Si no recuerdo mal es la zona que tira para la embajadas, ¿no? Y los lagos y demás, ¿por allí estaba también el "pequeño" edificio gótico-estalinista? En fin, ¡mucha suerte en tu nueva localización!

doom dijo...

Ikarus,perdon.

Jose Luis Forneo dijo...

Doom, si, creo que si. Es una foto de los 70. Ahora la base de autobuses Floreasca todavia permanece, junto a casa.

Asier, La zona de las embajadas es Aviatorilor, muy cerca, aunque aun mas cerca de aqui estan las embajadas china y de Corea del Norte. El edificio de Casa Scantei, regalo de la URSS, esta tambien en Herestrau, parque cercano a Floreasca.

Jose Luis Forneo dijo...

Dizdira, si, yo creo que es un sitio mas tranquilo, y mas cerca de parques y las afueras (y a la vez del centro). Y lo de ir en bici a todos lados, una ventaja (a pesar del caos de trafico que hay en Bucarest)..

Emilio L. dijo...

Floreasca es un barrio pijo se mire cómo se mire, por muy cerca que estén las embajadas de China y de Corea del norte...

Jose Luis Forneo dijo...

Bueno pijo pijo. Es mas bien un barrio de gente mayor. Los pijos de Bucarest viven en Pipera, en Aviatii, Baneasa, etc... Eso si, en los tiempos buenos era un buen barrio, y ahora, como digo en la entrada, esta lleno de parques y es tranquilito. Una vueltica por Bucarest (durante unos años) te vendria bien, Emilito.

Por cierto, a mi siempre me ha sorprendido que las embajadas de los paises socialistas esten en los mejores barrios y que los embajadores vivan de lujo. Algo que habria que cambiar, puesto que el embajador de un pais socialista deberia vivir sin excesos y humildemente, como Stalin, Fidel Castro o Ho Chi Ming, Che, etc...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...