martes, 22 de marzo de 2011

Siempre existió la izquierda imperialista

Las revoluciones ciudadanas tienen un enemigo
comun con el imperialismo
La participación de la izquierda en las agresiones imperialistas ha existido desde que los movimientos comunistas se convirtieron en un verdadero enemigo del capitalismo: tras el triunfo de la Revolución Bolchevique en 1917. Desde ese momento, cuando se demostró que la izquierda, el comunismo, podia no limitarse a su papel teórico y protestatario para convertirse en una alternativa sistemica, en la cual la clase obrera arrebatara violentamente los privilegios de las clases explotadoras, la burguesia supo atraerse a parte de esa misma izquierda para sus propios fines.

Tal y como Trosky y sus seguidores no dudaron en confiar en la intervención imperialista en Rusia para acabar con el sistema sovietico, teoricamente para poder construir a partir de ahí el verdadero socialismo, otros supuestos comunistas también hicieron un gran servicio al capitalismo criticando desde las subvenciones y participacion de determinadas migajas de poder en las dictaduras del capital a la Union Sovietica, para continuar colaborando en la destruccion de sus logros tras su caida.

Las revoluciones arabes parece que han conseguido tambien la colaboracion de esa izquierda colaboracionista que no ha dudado en, desde el primer momento hasta el inicio de la agresion militar contra Libia, hacer la labor de zapa necesaria para justificar la acción. En un primer momento las revoluciones de Tunez y Egipto podian dar lugar a la duda, al cuestionamiento y valoracion de si realmente habia un alto componente obrero y revolucionario en su acción o si se trataban de tipicas "revoluciones de colores", la formula habitual de injerencia en los paises discolos por parte del imperialismo como justificaciones de golpes de estado o, al menos, sondeos de en qué medida triunfaria un intento de cambio violento de gobierno.

A dia de hoy la cosa está mas que clara, y nos recuerdan a aquellos que lanzaron la proclama de "Solidaridad con la revolución que comienza al Este...", cuando los paises socialistas sufrieron la agresión imperialista para destruirlos desde dentro (Martens, Ludo, El Troskismo al servicio de la CIA, Rood, n° 24, 26 décembre 1989, p.1.).

Si bien es cierto que especialmente en Egipto el componente obrero ha sido importante en las "revoluciones ciudadanas" (termino que ya implica un alto componente de teledirección occidental), al final el objetivo logrado fue, a costa del precio de saldo de cambiar la cara del peon gobernante, dar la imagen en el mundo de que los "pobrecitos" arabes tenian hambre de "democracia". Claro que se trataba, lógicamente, del tipo de democracia que tenemos en los paises de la dictadura del capital, limitada a votar cada cuatro años y punto, el tipo de democracia que apoyan los eurocomunistas y otros tipos de izquierdistas agrupados bajo el amorfo concepto de "anticapitalismo" (donde todo cabe), y fuera de esa etiqueta diseñada en los despachos de los medios de propaganda no cabia nada mas. Para un complice del imperialismo eurocentrista es inimaginable que un pueblo arabe pueda construir su propia democracia, sin que cumpla las reglas de las que él, de forma cobarde, acepta.

Es decir, mientras esos "izquierdistas imperialistas" (esta etiqueta les queda que ni pintada despues de su vergonzosa actitud ante el nuevo genocidio contra los libios), se someten sumisamente a las reglas impuestas por el capitalismo para las "democracias" permitidas, y que no ponen en cuestion el orden social salvo en los detalles asumibles, no pueden aceptar que otros pueblos, adaptando la democracia a su propia cultura y costumbres, creen otros tipos de concreciones de formas de autogobierno, ciertamente, como todo, criticables, pero mucho menos que las democracias a los que en el "mundo civilizado" (el que destruye a cualquier pueblo que se ponga en su camino si se trata de petroleo o beneficios) estamos sometidos.

En el fondo podemos decir que la "izquierda imperialista" esa que apoyo hasta el final la agresion criminal contra Libia, es tambien racista, eurocentrica, y no puede entender ni aceptar que un pueblo se organice a su manera, y menos si se trata de esos arabes sometidos a dictaduras y que, como no puede ser de otra manera, ansian con locura una democracia como la nuestra (solo como la nuestra -que no lo es). Por eso ha cundido tan facilmente la consigna entre sus filas de que Gadaffi es un dictador (aunque no tenga ningun cargo en el gobierno), que hayan despreciado como si no tuvieran ninguna importancia a los Consejos Revolucionarios y a las milicias libias, y que hayan cacareado como automatas, como hicieron desde el principio en su labor esencial de criminalizacion y anatemizacion de las experiencias socialistas de todo tipo, que Gadaffi mata a su propio pueblo (sin por supuesto preguntar al propio pueblo, como suele hacer el imperialismo).

Esto anterior, volviendo al ejemplo del apoyo de la izquierda europea al derrumbamiento del Socialismo en el este, nos recuerda a las campañas lanzadas desde septiembre de 1989 por la burguesía de la República Federal Alemana y su apoyó con grandes medios económicos, con su radio y televisión, a la agitación anticomunista en la RDA. En aquel entonces el conocido grupo de Mandel, ejemplo de la actitud de esa "izquierda imperialista" de la que hablamos, asegura que  "una verdadera revolución política empieza" ( Ibid., Inprecor, n° 296, 30 octobre - 12 novembre 1989, p.4)., aunque hoy vemos de qué se trataba realmente y cuales eran los verdaderos fines de aquella "revolución".
Los que se enfrentan a constantes agresiones
imperialistas tienen claro que significa defender
al pueblo y la soberania de Libia

Asi que si de algo ha servido esta crisis de Libia ha sido seguramente para identificar a este tipo de izquierda, hoy tan vigente en toda Europa, con gran papel en todas las campañas y estrategias contra el socialismo y las experiencias revolucionarias reales, y que no han cesado de trabajar desde su comoda Europa en pro de las revoluciones ajenas y lejanas, a pesar de que nadie conocida demasiado bien que pretendia esa revolucion mas alla del mero cambio de peon en los paises en los que EEUU y la UE estaban interesados en la continuidad, y que tambien han aplaudido y fomentado sin verguenza alguna la criminalizacion en el caso de los paises donde el imperialismo estaba interesado en intervenir.

De hecho esa izquierda tan vieja como el triunfo de la clase obrera en 1917, despues de que se ha destapado la caja de Pandora que ha demostrado cual era la finalidad de todas las manipulaciones mediaticas (aplicadas sobre Libia para justificar un crimen pero que sobre Israel, por ejemplo, no tienen ningun efecto), sigue aplaudiendo desde sus salones burgueses la sangre derramada en nombre de esa "democracia" en la que ellos creen y que intentan, como hace el imperialismo en otros paises como Afganistan o Irak, imponer a los pueblos arabes por medio de cualquier fórmula: las revoluciones de diseño, la transformacion de mercenarios en rebeldes o de grupos de antiguos terroristas islamicos en sinonimo de "pueblo libio", o incluso la destruccion de un pais y las matanzas sobre la poblacion civil a la que ellos jamas preguntaron (ni preguntaran) que piensan al respecto.

En el fondo el desenmascaramiento acaecido tras el proceso que ha llevado a la nueva agresion criminal del fascismo capitalista, esta vez contra Libia, ha venido bien para refrescarnos un poco la memoria historica. y recordarnos quien en el lado de la" izquierda", (un concepto demasiado amplio y amorfo, como los de "revolucion popular", "revolucion ciudadana" o "anticapitalismo", en los cuales cabe cualquier cosa), está contra el imperialismo y quienes a su servicio.

10 comentarios:

Corvus dijo...

Realmente cierto, y estos días lo hemos podido notar ,por desgracia la izquierda no esta unida,y michos de nosotros somos conspitanoicos ,que apoyamos dictadores,solo por pedir que razonen un poco.

casimiro dijo...

"Tal y como Trosky y sus seguidores no dudaron en confiar en la intervención imperialista en Rusia para acabar con el sistema sovietico, teoricamente para poder construir a partir de ahí el verdadero socialismo"

Esta afirmación creo que requiere alguna fuente

Anónimo dijo...

leete los propios textos de trotski y los que reproduce Ludo martens en su libro sobre stalin.ó el reciente artículo de Grover furr- en inglés-

Jose Luis Forneo dijo...

No es una cita, es una afirmación personal, basada en la historia de la Union Sovietica y la colaboración de bastantes "disidentes" con el imperialismo para acabar con lo que para ellos era una "dictadura". Si quieres fuentes sobre la colaboracion del troskismo con el imperialismo a lo largo de su historia lee a Martens (El troskismo al servicio de la CIA), a Grover Furr o simplemente las acusaciones de Fidel Castro contra el Troskysmo como agente del imperialismo en 1966.

Saludos

casimiro dijo...

Basándome en lo que yo sé de la Historia mi apreciación es que Trotski jamás alentó ninguna invasión militar ni de otro tipo contra la URSS por parte de ninguna potencia imperialista o capitalista (antes al contrario), ¡¡y mucho menos para implantar el socialismo!! Del mismo modo que no es cierto que Trotski (como decía la propaganda de Stalin durante la segunda guerra mundial) se aliara con Hitler defendiendo una invasión del Tercer Reich para implantar el capitalismo. Si alguien que se ha definido seguidor de Trotski o de cualquier corriente crítica con la deriva de la URSS con Stalin ha colaborado con el imperialismo eso es posible, del mismo modo que ha habido mucha otra gente que se ha definido como comunista que han hecho auténticas barbaridades o han actuado contradictoriamente en nombre del ideal comunista en nombre de Marx.
Si Trotski fue un hombre crítico con lo que llamó deriva burocrática en la URSS esto no quiere decir que no creyese en que toda lucha opositora contra Stalin no debiera realizarse por parte de la propia clase obrera y ganándose progresivamente al propio PCUS (por ejemplo, cuando más renombrado era dentro del Ejército Rojo y cuanto más le insistieron en utilizar este prestigio para ganar la batalla contra Stalin durante la lucha por la sucesión tras la muerte de Lenin, él siempre rehusó esto como rehusó cualquier medio armado en este sentido. Otros no fueron tan exquisitos) Hay que recordar que para Trotski la URSS era un "estado obrero degenerado", expresión más suave que aquel célebre "estado zarista pintarrajeado de rojo" del primero en detectar el cáncer de la burocracia: Lenin. El que Trotski definiera a la URSS aún como "estado obrero" con lo que había llovido le granjeó ciertas enemistades entre algunos de sus seguidores, que preferían remitirse a este simplemente como capitalismo de estado etc etc (seguidores de Trotski habia muchos y no componían una balsa de aceite, y algunos hubieron que interpretaron lo que se da en llamar "trostkismo" de una manera dogmática y religiosa, tal como hacen aquellos que criticaban)
Saludos

felix.philipe dijo...

Antes de escribir burradas sobre Trotsky hay que leerlo:

"El proletariado tiene razones suficientes para derrocar y expulsar a la burocracia stalinista corrompida hasta los huesos. Pero precisamente por eso no puede dejarle directa o indirectamente esa tarea a Hitler o al Mikado. Stalin derrocado por los trabajadores: he aquí un gran paso hacia el socialismo. Stalin aplastado por los imperialistas: es la contrarrevolución triunfante. ¡Ese es el sentido preciso de nuestra defensa de la Unión Soviética a escala mundial, análoga, desde este punto de vista, a la defensa de la democracia a escala nacional!"

Jose Luis Forneo dijo...

Esta bien que los troskistas nos ayuden a desvelar la maldad y colaboracionismo de su lider sagrado. Derrocar a Stalin, pero con la ayuda de Hitler... Lo que ya habiamos dicho en la entrada, puntualizado por uno de sus fanaticos seguidores..

el parado enmascarado dijo...

No, Trosky no conspiró con Hitler para invadir la URSS entre otras cosas porque Trosky para Hitler no sería mas que un judío de mierda y un comunista de ídem pero no porque lo fuera (lo segundo) sino por que para Hitler y para los Hitlers del mundo hasta Santiago Carrillo sería comunista, como te crees que se iba a tratar con él, un poquito de seriedad, y no porque a Trosky no le fuese a seducir la idea, sino por que además de eso Trosky murió con un piolet clavado en la cabeza en México en 1940 un año antes de la operación Barbarroja ¿Ya estamos a vueltas con lo de la sucesión?; que manía, manía muy monárquica, que horror te imaginas a Lenin allí decidiendo el solito quien le iba a suceder en la jefatura del partido, que edificante esa es la típica lección de historia del Troskismo. No hombre que Trosky ni era comunista a la muerte de Lenin ni antes ni después, oportunista si, comunista no. Tal vez menchevique aprovechado eso si. “Comunista” posterior a Mayo de 1917, vamos cuando la cosa estaba madura. Trosky esa mosca cojonera contraria al comunismo hasta la médula que cuando se aproximaba la hora del inicio de la revolución, cuando vio que la revolución comunista o golpe de Estado como dicen en la gilipedia (vivir para ver) tenía visos de triunfar, fue y se afilió al partido contra el que tanto había luchado durante tantos años se subió al carro y desde ese mismo momento fue como el paradigma del buen comunista, de toda la vida, pero eso si sin serlo sin saber muy bien de que iba eso pero el mas que nadie por su puesto dando lecciones a los camaradas que si que habían estado allí toda la vida trabajando y jugandose su libertad y su integridad física. Y el hombre que era listo eso si, pues a tratar de escalar puestos en el escalafón que para eso se había metido. Pero no cuela y no colaba para Lenín ni para nadie con un poco de vista. Y luego eso de la sucesión, hombre que no era la España de Franco (por desgracia para él) que elegía a su sucesor a dedo según le saliera de la polla, y ya esta. Pero como se cree nadie que le iban a elegir a él que era un saltimbanqui político, pero que ocurrencia. Pero esa gilipollez les gusta a el y a sus amigos democratafascistas de la Gran Bretaña y de lo EEUU y sobre esa bobada hay toneladas de papel y tinta malgastados, que en suma es de lo que se trata de tratar de liarle al personal
Habría que haberle visto al tal Trosky como Secretario General del PCUS y Solzhenitsyn de segundo a bordo, la monda ni el dúo sacapuntas en sus mejores años.

Anónimo dijo...

hay pruebas de goebbels con radio pro trotskista hitler dijo haber aprendido de trotsky ,hay pruebas de su colaboraiocn con el FBI EN la pag web pueden verlo los troskos ,comunistas siempre han vendido lo dijo fidel q no era amigo de stalin haganse cargo

Anónimo dijo...

para los ignorante “Esta verborrea verdaderamente incontenible no es mas que la “sombra ideológica” del liberalismo. Tanto Martov como Trotsky meten en el mismo saco períodos históricos de naturaleza diferente, comparando a Rusia, que está realizando su revolución burguesa, con Europa que la ha terminado hace mucho”Los razonamientos de Martov acerca de la revolución rusa y los de Trotsky sobre la situación actual de la socialdemocracia rusa ofrecen confirmaciones concretas de la inexactitud de sus opiniones fundamentales”Trotsky dice a los camaradas alemanes que él representa la tendencia general del partido, yo debo declarar que Trotsky solo representa a su fracción y goza de cierta confianza exclusivamente entre los otzovistas y los liquidadores”.Lenin dirigió su conocida Carta al Colegio del CC. del PSDR en Rusia, en la que hace referencias a TrotskyEn nuestros tiempos de confusión, disgregación y vacilaciones, Trotsky puede convertirse fácilmente en el “héroe del día” que agrupe a su alrededor todo lo trivial. Pero cuanto más descarada sea esta tentativa, tanto más grandioso será su fracasoEstá claro que Potrésov ( y los de Golos) y los de Vperiod no han abjurado ni de lo uno ni de lo otro. Trotsky los agrupa y, por medio de fullerías, se engaña a sí mismo, engaña al partido y engaña al proletariado. Lo único que conseguirá en la práctica, es fortalecer los grupos antipartido de Potrésov y Maxímov. El fracaso de esta aventura es inevitableTrotsky intenta una y otra vez salir del paso recurriendo al silencio o a frases hueras, pues necesita ocultar a los lectores y al partido la verdad, a saber: que los grupos del señor Potresov, de los 16, etc.… se han constituido en fracciones completamente separadasEl bloque de Trotsky con Potresov y los de Vperiod es una aventura precisamente desde el aumentaron su fuerza los de Vperiod: consiguieron dinero. Se fortalecieron los liquidadores…escupieron a la cara del partido ilegal… El Judas echó de Pravda al representante del C.C. y empezó a publicar artículos liquidacionistas.. Y este Judas se da golpes de pecho y grita que es fiel a los principios del partido, asegurando que no se ha arrastrado, ni mucho menos, ante los de Vperiod y los liquidadores… Tal es el rubor de la vergüenza del Judas Trotsky.De quí se desprende claramente que Trotsky y sus semejantes” trotskistas conciliadores” son más nocivos que cualquier liquidador…Trotski engaña a los obreros, encubre el mal y hace imposible desenmascararlo y curarse de él”En diciembre de 1911, en su artículo titulado “Acerca de la diplomacia de Trotski y de una Plataforma de los defensores del Partido”, Lenin se refiere a Trotski La tarea de Trotski, consiste en encubrir el liqudacionismo, arrojando arena a los ojos de los obreros.Con Trotski no se puede discutir a fondo, pues carece de toda opinión. Se puede y se debe discutir con los liquidadores y los otzovistas convencidos; pero con un hombre que juega a ocultar los errores de unos y otros no se discute: se le desenmascara como… diplomático de la más baja calidad.“Desmoronamiento del Bloque de Agosto”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...