lunes, 14 de julio de 2014

Se venden órganos vitales a delincuentes con pasta: cosas que pasan en la Rumanía capitalista

Por 15.000 se puede comprar un hígado en Rumanía. La extrema pobreza que cada vez hunde más a los rumanos en la miseria hace que el mercado de los órganos humanos se haya convertido en un recurso fácil para conseguir dinero.

Mientras tanto, la desigualdad creciente y vergonzante hace que, a la vez que unos tengan que recurrir a vender su cuerpo a pedazos, otros se crean con derecho a comprarlo todo. 

Los reporteros de la televisión rumana Realitatea TV han desvelado los entresijos de una industria construida sobre el desastre producido en Rumania durante las últimas dos décadas desde la imposición por la fuerza de un golpe de estado de la tiranía capitalista. 

Mientras tanto las autoridades, al servicio de los grandes mafiosos que se han hecho con el país tras la caída del comunismo y el consiguiente saqueo brutal de la riqueza de los rumanos por una minoría de mangantes y criminales, simplemente levantan los hombros, más preocupados por cómo seguir enriqueciéndose utilizando para ello las arcas públicas que por los problemas del pueblo.

Los periodistas han encontrado una gran cantidad de anuncios en internet o por palabras de personas dispuestas a vender alguno de sus órganos, un hígado, un riñón o una parte del pulmón, para escapar de deudas o para poder alimentar a sus hijos, A la vez que unos cuantos recurren a lo anterior y unos pocos están dispuestos a comprarlos porque disponen de dinero para ello, cientos de enfermos inscritos en listas de espera, y sin dinero, esperan un donante, desesperados por la caida libre de financiación pública de la sanidad desde el golpe de estado capitalista contra los rumanos, en diciembre de 1989.

Por supuesto, la ley persigue a los donantes por dinero, castigándose en teoría con cárcel de hasta cinco años. Pero en la práctica, ni el gobierno organiza un servicio de donaciones correcto ni, lucha contra la desigualdad, y los grandes delincuentes económicos, que son los que toman realmente las decisiones, no parecen ver mal que unos se vean obligados a vender partes de su cuerpo para que los pocos que pueden permitírselo los compren (como tampoco que más de 3 millones de rumanos se hayan visto obligados a huir del pais para buscar un trabajo, que miles de mujeres se vean obligadas a prostituirse en Alemania, Francia o España, o que se sigan privatizando industrias y recursos naturales para que el desastre continue ahondándose). 

Como suele suceder en los estados fascistas (por mucho que vayan disfrazados de democracias), a la oligarquía incluso le parece normal que unos pocos, los ricos, accedan a todo con el dinero acumulado en el botín de sus veinte años de saqueo, mientras otros estén condenados a la pobreza, la prostitución, la emigración o a poner en venta sus órganos vitales.

3 comentarios:

Ricardo J. dijo...

En América Latina pasa similar. En España pasará pronto esto. Es toda una industria. Hay países que exportan sangre al norte, a los bancos de sangre al Primer Mundo. "Un siglo de terror en Amércia Latina" explica todo esto, y las cosas horribles que se practican en las colonias de los centros imperialistas.

Anónimo dijo...

En el estado espanol probablemente pasa o ha pasado y no nos hemos enterado. Esto es un monarquia bananera...
Esta claro que el reformismo y/o el revisionismo nos han vendido al capitalismo. La socialdemocracia y/o el capitalismo de estado, solo han sido un medio para imponer un capitalismo con cada vez mas agresivo.
A los que aun se creen las mentiras de la socialdemocracia, la relidad les muestra, que es imposible un capitalismo con rostro humano. Ya que, capitalismo y humanidad son terminos antogonicos. Son incompatibles.

Matei dijo...

Donde puedo encontrar un 'dealer"?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...