viernes, 26 de noviembre de 2010

La importancia de la victoria de los comunistas en Moldavia

El Comité Central del Partido Comunista de la Federación Rusa ha hecho pública una nota de apoyo al Partido Comunista de Republica Moldova, ante las elecciones que se celebrarán el próximo dominto día 28.

En ella, se recuerda que sólo la victoria del PCRM asegurará la pervivencia y la independencia del pais, el respeto por la gloriosa historia de mas de 650 años del pueblo moldavo (incluyendo su participación en la derrota del capitalismo fascista en la Segunda Guerra Mundial y los prósperos años en los que el pueblo moldavo fue, como el resto de los pueblos integrados en la URSS, primera potencia en derechos sociales y bienestar colectivo), y evitará que siga en manos de los "seguidores de nuevo cuño de la causa de Hitler y Antonescu", que mientras se reparten la riqueza nacional integrarian a Moldavia en la violenta y criminal OTAN y convertirian a Rep. Moldova en una colonia de los intereses imperialistas.

En este sentido, el PCFR pide respaldar en todo lo posible al Partido de los Comunistas de la República de Moldavia en su lucha por la independencia y soberanía de su país, por el mantenimiento de su neutralidad y para que el pueblo moldavo pueda recuperar poco a poco tpdo lo que le quitaron tras el fin de la Union Sovietica y la vuelta al poder del fascismo con máscara democrática: tanto la riqueza economica que le fue saqueada como los derechos que fueron convertidos en un negocio para el enriquecimiento de unos pocos.

Independientemente de la nota del PCFR, personalmente comparto la idea de que debemos apoyar al comunismo moldavo a pesar de sus pecados socialdemocratas, y su politica muy lejana demasiadas veces al socialismo. En resumen se trata, pues,  de frenar el avance del capitalismo fascista tanto en Rep. Moldova, como en el resto del mundo, y de seguir construyendo el frente antimperialista y antifascista necesario para volver a derrotar algun dia a los parásitos y saqueadores que controlan hoy los medios de producción económica e ideologica, es decir, el producto de nuestro trabajo y, en terminos foucoultianos, la construcción del régimen de verdad con el que nos bombardean y someten sus medios de propaganda.

Ademas de que los moldavos son de los pocos pueblos sovieticos que han resistido a la campaña anticomunista orquestada por el capitalismo y que siguen prefiriendo, mayoritariamente, con la cabeza alta, a un partido con la etiqueta "comunista", criminalizada y anatemizada especialmente en todo el espacio postsovietico, con el fin de garantizar el sistema de dominación de los mas fuertes (o ricos) sobre la mayoria.

Veamos la nota:

Apoyaremos a los comunistas de la República de Moldavia

Presídium del CC del PCFR
Pravda

Camaradas, compañeros, amigos,
El 28 de noviembre tendrán lugar elecciones al parlamento de la República de Moldavia. No creemos exagerar, al afirmar que estas elecciones tienen un carácter decisivo para los destinos de Moldavia, y en gran medida para todo el espacio postsoviético. A lo largo de estos casi dos últimos años, la república se ha visto de hecho en la línea del frente de las batallas geopolíticas. Comenzando desde los dramáticos sucesos de abril de 2009, cuando en Chisinau asistimos a una nueva intentona de poner en práctica otra de esas revoluciones de colores ― golpes de estado en realidad ― , toda la sociedad moldava, toda Moldavia, se ha visto inmersa en un estado de permanente inestabilidad, crisis, caos y degradación en todos los órdenes. En cuanto esa minoría antipopular, antiestatal, llegó al poder, el país se situó al borde del abismo, ante el peligro de perder su soberanía e independencia. Los políticos que se habían hecho con el gobierno comenzaron a hablar abierta y oficialmente de la necesidad de disolver la República de Moldavia como estado independiente, de la necesidad de suprimir a los moldavos como pueblo y al idioma moldavo como lengua independiente. En el país comenzó a marchas forzadas una reescritura de los más de 650 años de historia de Moldavia.

Especial celo y ahínco puso el gobierno provisional en denigrar nuestra historia común de las últimas décadas. Lo que para millones de ciudadanos de las antiguas repúblicas de la URSS son páginas sagradas de nuestra historia: la Victoria sobre el fascismo, la creación de una superpotencia, la construcción de una sociedad con orientación social, se convirtieron en objeto de sus calumnias y ultrajes.

Era lógico que el principal golpe, para estos seguidores de nuevo cuño de la causa de Hitler y Antonescu, estuviese dirigido contra la principal fuerza política alzada en defensa del país y de su pueblo, el Partido de los Comunistas de la República de Moldavia. Era evidente para todo el mundo que esa persecución y acoso contra el PCRM, no es sólo una manifestación de anticomunismo cavernario y de miedo ante el éxito de las políticas del Partido Comunista para la recuperación y desarrollo de la economía en las circunstancias actuales, sino que persigue eliminar al PCRM como principal obstáculo político en su camino hacia la desaparición de Moldavia como estado independiente. Pero a pesar de esa fortísima presión desde el gobierno, puesta en práctica con el silencio cómplice de todas las instancias internacionales, autodenominadas democráticas, a pesar de la persecución e intimidación, el Partido de los Comunistas de la República de Moldavia cuenta con un apoyo creciente entre la población del país.

Sigue reforzando sus posiciones como corresponde al partido más importante, más popular y con más autoridad de la república. El pueblo moldavo ve en el PCRM, al defensor de sus intereses, al defensor de su país, de su futuro.

Camaradas, compañeros y amigos,

Hoy el Partido de los Comunistas de la República de Moldavia no solo está luchando por su país y los intereses del pueblo moldavo. Hoy el PCRM no está luchando solo por nuestros ideales comunes, por la idea comunista. Hoy el PCRM está luchando por nuestro pasado común, por nuestro futuro común.

La perdida por parte de Moldavia de su condición independiente, su absorción por parte de Rumanía, la entrada en la esfera de la OTAN, abriría automáticamente las puertas para la sucesiva propagación de la inestabilidad en la región. Surgiría un serio peligro no solo para Moldavia y Ucrania, sino para todo el antiguo espacio de la Unión Soviética.

En estas circunstancias nuestro deber sagrado es respaldar en todo lo posible al Partido de los Comunistas de la República de Moldavia en su lucha por la independencia y soberanía de su país, por el mantenimiento de su neutralidad y de la estabilidad en la región.


Solamente la victoria del PCRM en las elecciones anticipadas del 28 de noviembre de 2010 garantizaría la pervivencia de la República de Moldavia, la esperanza de ver de nuevo renacer lo que en su día fuera una región floreciente, la esperanza en el mantenimiento y fortalecimiento de los lazos seculares del plurinacional pueblo moldavo con los pueblos hermanos de las antiguas repúblicas soviéticas. Hacemos un llamamiento a todos aquellos que aprecian nuestra historia común, los que comprenden la importancia de la paz y la estabilidad, los que piensan en el futuro de nuestros países y pueblos, para que respalden al Partido de los Comunistas de la República de Moldavia y al pueblo moldavo en estos difíciles días.

Estamos convencidos de que el 28 de noviembre el pueblo de la República de Moldavia elegirá la Victoria.

Fuente:http://gazeta-pravda.ru/content/view/6327/34

4 comentarios:

Redacció Sírius dijo...

Don Jose Luis, tiene vd acceso a los resultados de las votaciones en la Duma sobre lo de Katyn y las declaraciones del PC?

Si los consigue, le agradeceríamos mucho nos los enviara.

Salud y un abrazo!

P.S.: Sus escritos sobre el tema, tan completos, los tenemos ya en archivo... ¡en catalán!

Jose Luis Forneo dijo...

Nada de Don, José Luis a secas. Gracias por las traducciones. Todavia no tengo constancia de que se haya votado en la DUMA el informe sobre la manipulación de los archivos soviéticos. Si me entero, las publicaré sin duda.

Gracias y !Adelante!

JL

Queequeg dijo...

parece que ya se ha votado:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Parlamento/ruso/reconoce/Stalin/ordeno/fusilar/miles/polacos/elpepuint/20101126elpepuint_10/Tes

León Rojo dijo...

Camarada Jose Luis, yo creo que seria conveniente plantearle a los comunistas moldavos de organizar un frente popular antifascista, el cual organice a obreros campesinos,pequeño y mediano burgueses,estudiantes e intelectuales. Un Partido Comunista fuerte que organice al pueblo moldavo en las zonas donde tienen mas apoyo elctoral para comenzar un a Guerra Popular y organizar un Ejercito Popular de Liberación con sus rspectivas milicias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...