martes, 1 de septiembre de 2009

31 de agosto, las tropas sovieticas entran en Bucarest

El 31 de agosto de 1944 el Ejercito rojo entraba en Bucarest, despues de derrotar y hacer huir, como si se tratara de una apisonadora, al ejercito aleman (lo que seguira haciendo hasta el final de la guerra) y al rumano. Unos dias antes, el dia 23, el rey Mihai I dio una especie de golpe de Estado contra el dictador, el general Antonescu, cuya direccion habia llevado al fracaso a la joven nacion rumana. Con el fin de pactar con los sovieticos y poner al ejercito rumano a su servicio, detendria a Antonescu y cambiaria, un tanto chapuceramente, las alianzas de su pais. Este dia, el 23 de agosto, seria celebrado como el dia nacional de Rumania hasta el golpe de Estado o Contrarrevolucion de 1989. Veamos como el joven rey Mihai I, que habia consentido la politica fascista de Antonescu hasta entonces, intenta salvar su trono, lo que solo lograra temporalmente, entregando su ejercito a los sovieticos.

A pesar de los primeros pasos exitosos de la campaña del ejercito rumano contra Basarabia y Ucrania, tras la Operacion Barbarroja en la que Hitler atacaria la Union Sovietica, en la que los rumanos participaron llevando al servicio del regimen nazi el genocidio y la destruccion hacia el este (los moldavos de Chisinau y los ucranianos de Odessa, entre otros, los recordaran siempre por su represion cruel contra judios, gitanos y comunistas), tras el desastre de Stalingrado, que afecto especialmente a las tropas rumanas, puso fin a las victorias y dio comienzo a las continuas y humillantes derrotas.

Al comenzar el año 1944 la situación se había convertido en un desastre para Rumania, cuyo gobierno y rey temblaban ante la proximidad del Ejército Rojo en sus fronteras. En enero de ese año una delegación fue enviada por el rey Mihai a El Cairo, Egipto, para negociar un armisticio con los Aliados, sin embargo estos se negaron porque no podían firmar nada sin el visto bueno de la URSS, así que los negociadores tuvieron que marcharse por donde habian venido sin saber que en la Conferencia de Teherán del año 1943, estadounidenses y británicos habian pactado ya que Rumania seria administrada por la URSS.

Por otro lado el Conducator de Rumania, el general Antonescu, tenía también sus contactos con los Aliados en Estocolmo, Suecia, y él también esperaba un armisticio siempre que la integridad territorial del país fuera respestada (a pesar de ser aliado de Hitler que no respeto la integridad territorial rumana, entregando parte de Transilvania a Hungria y consintiendo la recuperacion de Republica Moldova por los sovieticos). Como en las reuniones en Estocolmo y El Cairo no se sacó nada en claro, ya que los Aliados estaban obligados a negociar con Stalin, Antonescu decidió intentar la defensa de su país ante los sovieticos, ya plantados en en la frontera de Besarabia, y defenderla junto a los nazis.

Por otro lado el Partido de los Trabajadores Rumano, que había crecido un poco durante esos años, se asoció al Partido Socialista Rumano en el llamado Frente Patriótico Antihitleriano. Al principio la estrategia de unirse a partidos de derechas no funcionó en Rumania, pero en el verano de 1944, cuando el rey Mihai decidio cambiar de bando, se aglutinaron todos los partidos en el Bloque Nacional Democrático, que llevo al gobierno a Petru Groza hasta la abdicacion del rey y la transformacion del pais en Republica Popular en 1947 (entonces fue nombrado Secretario General Gheorghe Gheorghiu-Dej).

Alemania ayudo a denfender las fronteras rumanas, sobre todo para defenderse a si misma, con la 10ª División Panzergrenadier y la 13ª División Panzer. Sin embargo, cuando la Unión Soviética inició la ofensiva contra Besarabia el 19 de Agosto de 1944el frente se hunde rapidamente, y la confusión que reina en el frente y el caos de la corte, hace que Mihael I vea la oportunidad de salvar sus privilegios como rey pidiendo clemencia a los sovieticos y poniendo a todo el ejercito rumano a su disposicion.

El 23 de Agosto de 1944, el fascista Ion Antonescu, hasta entonces mano derecha del rey Mihai, acudió al Palacio, y nada más llegar los guardias reales lo detuvieron. Mihail I comunicó por radio a la nación entera que Rumania se rendía a los Aliados en un armisticio, aunque de momento nadie habia firmado nada con los sovieticos.

El desconcierto fue tal que cuando los oficiales rumanos en el frente recibieron la orden de rendirse y se dirigieron con banderas blancas a los rusos, los sovieticos, tal y como establecia la Convencion de Ginebra, que indicaba que si un ejercito se rendia sin acuerdo previo no se trataba de armisticio sino de capitulacion, hizo prisioneros a los soldados rumanos. De esta manera, el rey, sin avisar a su ejercito, engaño a su tropa diciendole que habia un armisticio cuando no se habia firmado nada. Mihai entrego a todo su ejercito a los sovieticos con la intencion egoista de salvar su trono. Afortunadamente, muchos rumanos aceptaron la propuesta sovietica de luchar en sus filas en brigadas formadas por rumanos.

Ciertamente, eso fue lo mejor que podia pasarle a Rumania, porque en todo caso el ejercito sovietico iba a llegar a Bucarest y a conquistar Rumania en su camino hacia Berlin causando miles de bajas, por lo que la rendicion, aunque sorprendente para los propios oficiales y soldados rumanos, fue afortunada. Ademas esto provoco el final del regimen fascista y genocida rumano, el de Mihai I y el general Antonescu, y la expulsion de los nazis del pais, que hasta entonces habian hecho y deshecho a su antojo en Rumania junto a su aliado el general Antonescu.

Por otro lado, parece que las intenciones de los rusos, y de algunos transilvanos enrolados en el ejercito rojo e influyentes en el Soviet Supremo, como Walter Roman, era crear un estado Transilvano para evitar el conflicto hungaro-rumano por su control territorial, aunque la rendicion del rey provoco que la union de Rumania con Transilvania, al participar desde entonces el ejercito rumano en la lucha contra los nazis y los hungaros, se respetara.

Furioso y colérico por la traición, Hitler ordenó bombardear el Palacio del Rey Mihail I ese misma tarde para matar a la família real. La aviación alemana Luftwaffe apareció sobre Bucarest y lanzó sus bombas contra la residencia del soberano que destruyó en parte, aunque Mihail I no fue alcanzado.

El dia 23 de Agosto unos 305.000 soldados rumanos pasaron de defender el nazismo a luchar por la liberacion de Rumania junto al ejercito rojo, dirigidos por la 1ª División Rumana de Voluntarios Tudor Vladimirescu, compuesta por comunistas rumanos, como Ana Pauker o Walter Roman (veterano luchador de las Brigadas Internacionales de origen hungaro-transilvano).

Mihail I envió embajadores a Moscú para firmar el armisticio que nunca habia negociado hasta entonces, aunque no fueron recibidos por Stalin. Mientras tanto, el Ejército Rojo y la División Rumana Tudor Vladimirescu entraron en Bucarest el 31 de agosto de 1944, siendo recibidos por el rey. El regimen pseudofeudal en el que habian vivido hasta entonces los trabajadores y campesinos rumanos llegaba a su fin. El gobierno de Petru Groza, de unidad nacional, seria nombrado por el rey Mihai, incluyendo a miembros del Partido de los Trabajadores (luego Partido COmunista) y del Partido Socialista.

Los rumanos vivirian desde entonces un desarrollo industrial y agricola nunca visto hasta entonces, hasta que, en los años 80, la transformacion del regimen comunista en una burocracia pseudocapitalista, sumada a los caprichos del peon de la oligarquia Nicolae Ceausescu, terminaria por hundir al pais en una crisis que aun continua en medio del saqueo capitalista. Por cierto que aquella misma oligarquia que sostenia y dirigia al titere Nicolae continua hoy gobernando Rumania.

En resumen, hace 65 años el Ejercito Rojo y tropas rumanas liberaron a Bucarest de la mano sangrienta del fascismo y del nazismo, en su marcha hacia la liberacion de Europa. La derrotada oligarquia rumana si bien fue neutralizada en la primera fase de la Republica Popular Rumana, nunca dejo de estar presente dentro del estado rumano y en las mismas filas del Partido Comunista, hasta que, pese a los intentos de reaccion y critica de comunistas rumanos como Parvulescu o Apostol, de los pocos que criticaron a Ceausescu desde el propio partido y desde el interior del pais, volvio a campar a sus anchas en Rumania, esta vez bajo la mascara del saqueo neoliberal (todos sabemos que la oligarquia se viste con cualquier traje que le garantice privilegios, incluso, si es necesario, trajes rojos, con los que se vistieron tantos años los oligarcas que hoy han transformado Rumania en un nuevo paraiso para los menos y un desastre para la mayoria).

Fotos:
1) El complice del genocidio, despues aliado de los rusos para intentar mantener el trono, el rey Mihai I
2) Hitler con su colega de crimenes contra la Humanidad, Antonescu
3) El ejercito rojo en las calles de Bucarest
4) Dej y Walter Roman, miembros del Comite Central del Partido de los Trabajadores.

http://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?f=4&t=1849
http://es.wikipedia.org/wiki/Petre_Dumitrescu

7 comentarios:

Pinole dijo...

José Luis, la palabra "conducator" significa conductor? Es que veo que tanto Antonescu como Ceaucescu se autodenominaban así, y es una cosa que francamente me llama la atención.

Jose Luis Forneo dijo...

Si, Conducator es el que dirige los destinos del pueblo, el conductor

jozko dijo...

Hola Jose Luis!

Muy buena entrada. La verdad es que no sabía gran cosa del final de la guerra en Rumanía, ahora me ha quedado bastante claro. Gracias.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Doctrina, doctrina y doctrina

Gracias, Vallekano, Conducator de mentes

Pinole dijo...

!Qué borrego el último comentario¡ no?

Jose Luis Forneo dijo...

Bueno, normalmente los que se ocultan bajo un anonimo es porque no les da la mente para construir argumentos que luego puedan defender. Hay que darles espacio para que aporten lo que puedan, que afortundamente es poco.

ana dijo...

Nada más que agradecerte.He estado en Hungria hace muchos muchos años .De niña visité RUMANIA y algo que recuerdo vividamente eran las colinas pedregosas con pinos pequeños brotando entre las grietas.
Te agradezco el conocimiento de los finales de la II guerra mundial.Mi padre siempre hablaba del PRINCIPE MIGUEL.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...