viernes, 24 de diciembre de 2010

La opinion de un rumano seguidor de este blog sobre el significado de la "Revolución rumana"

En uno de los comentarios de una reciente entrada de este blog, en la que se informaba de la reciente encuesta en la que los rumanos afirmaban que si no hubiera tenido lugar la "revolución" hoy vivirian mejor, un ciudadano rumano residente en España nos dejaba el link a su blog donde describe, en resumen, lo que sienten muchos compatriotas suyos a dia de hoy, 21 años despues de los acontecimientos de diciembre de 1989.

Y no se trata de uno de los que forman el 61% de los rumanos que no tienen duda alguna de que durante el Comunismo se vivía rotundamente mejor, sino de los que simplemente, a pesar de señalar algunos errores del comunismo de Ceausescu, creen que el capitalismo ha sido un engañabobos y un fraude.

Mejor que seguir escribiéndo yo, os copio lo que el propio Oblio:

En respuesta a la pregunta de un amigo sobre lo que pensaba sobre el artículo Los rumanos piensan que si no hubiera habido "revolución" hoy vivirian mejor no se me ocurrió otra cosa que responder... y claro, como mi respuesta es un poco larga, tuve que abrir un blog:

Lo irónico es que cuando Ceausescu dijo: "Esto es un ataque perpetrado por fuerzas extranjeras desde el este y el oeste que intenta desestabilizar el país" todos pensamos que el hombre estaba senil. Es triste que veinte años después resulte que llevaba razón, que sabía lo que estaba pasando y que además se nos pudiera engañar...

Cierto es que quizás no hubiera libertad de expresión, no la había, existía el miedo de ser detenido por expresar opiniones en contra del régimen. Es cierto que era muy difícil salir al extranjero. También es cierto que había unas colas enormes para comprar carne y que plátanos o mandarinas sólo podías comprar una vez al año y eso si tenías suerte... Es cierto que la identidad personal se intentaba diluir por los uniformes y los mismos modelos de ropa, muebles, coches y prácticamente cualquier otra cosa que pudieras comprar. Igualmente es cierto que era imposible tener éxito, tal como el éxito es entendido en la sociedad capitalista: por bueno que fueras no ibas a tener jamás ni un mercedes, ni ibas a dejar de trabajar... Quizás por todas estas razones, lo más triste de todo, es que la sociedad rumana del '89, con un nivel de estudios muy superior a la española o a la americana de esa misma época, se dejó engañar y fue engañada de la manera más cruel posible: se le arrebató la lengua, la cultura, la tierra, los valores y el orgullo pensando que en vez de perder algo ganaría libertad.

Cada vez que voy a Rumanía y pongo la tele aún resuenan en mi cabeza un eslogan que repetíamos una y otra vez en la "revolución": "no venderemos nuestro país". Debo ser de los pocos que lo recuerdan porque ahora lo han vendido todo: fábricas, tierras, bosques, cultura, hasta la dignidad y el honor se han vendido... y que baratas se vendieron todas estas cosas... desde las flotas enteras que se vendieron por una centésima parte de su valor, hasta a sus hijas que se llevan prostituyendo por sumas ridículas por todas las esquinas de Europa desde hace quince años.
Los hay espabilados que se han adaptado y son ellos los que roban en sitios como España donde en el poco probable caso de ir a la cárcel están tan bien que lo llaman "El Hotel". También los hay que se han quedado en Rumanía y han sabido adaptarse a los nuevos cambios sociales y políticos que han aprendiendo que teniendo escrúpulos se muere literalmente de hambre y frío y de formas más o menos sencillas de justificar para sus conciencias, aprovechándose del resto de la sociedad ahora son ricos.

Todo esto es cierto... pero lamentablemente nada es gratis y aparentemente cuando de lo que se trata es de cambios sociales el precio lo paga la sociedad:

Ahora en teoría existe libertad de expresión pero da igual porque como todo el mundo tiene una opinión la opinión no importa. Digo en teoría, porque el otro día me dediqué a preguntar a unas veinte o treinta personas diferentes de entre mis amigos y conocidos qué opinaban sobre poner un mirror de Wikileaks, no en Rumanía, sino aquí en España y TODAS las respuestas fueron: "mejor no". De forma que ahora, en España, la gente no sólo es consciente de que opinar sobre algunos temas está prohibido, sino que además lo aceptan...

Salir al extranjero, en fin, como español te puedes ir a cualquier lado y también como rumano, lo malo es que no suele haber dinero para hacerlo...

Comprar carne, plátanos y mandarinas ya no es un problema en Rumanía en cualquier época del año... eso si tienes dinero. Comprar tomates tampoco lo es y ya no se hacen colas, se importan de Australia y de Holanda, porque en Rumanía y en España aparentemente no debe ser rentable... para aquellos que los venden seguro que no lo sería. Pero volviendo a los tomates y a la carne tanto en un lado como en el otro cada vez cuesta más comer un tomate con sabor a tomate y un filete de ternera que al ponerlo sobre una plancha no salga hervido por la cantidad de agua que tiene... Todo sea dicho, a veces es una cuestión de dinero, porque si tienes treinta o cuarenta euros para pagar por el kilo de carne y algo de suerte puedes conseguir carne como la que conseguías haciendo cola una hora en Rumanía hace veinte años.

Identidad personal, personalidad y estilo ya no le faltan a nadie... Ahora la compras, se llama Armani o Versace. Al menos eso es lo que consideran los hijos de aquellos que hace veinte años murieron en la "Revolución", por la "Libertad". El problema es que los conocimientos, y no me refiero a los diplomas, no están a la venta, tampoco las ansias de conocimiento, ni el gusto por las matemáticas ni por las partidas de ajedrez, ni las discusiones filosóficas alrededor de una fogata en las montañas después de un día de caminata por aire limpio. Ahora las discusiones giran en torno a cómo ganar dinero.

El Rumano, la lengua más cercana de las vivas al latín, se castiga y se distorsiona tanto, por analfabetos pedantes que creen saber inglés o español, que resulta grotesco escucharlo.

Los bosques han sido vendidos y talados. Bosques tan densos que entre los árboles no se veía la luz de sol, ahora sólo son troncos a un metro del suelo, junto a las ramas... porque como en Rumanía un árbol es tan barato que no vale la pena ni aprovecharlo entero. Al ver algunos paisajes la única palabra que se te pasa por la cabeza es pillaje.

Pero lo que realmente es dramático no son los árboles talados sino los espíritus. Lo dramático es conocer un niño de catorce años en Madrid que se dedica a robar desde los doce, que conoce las palizas de los vigilantes impotentes antes los hurtos continuados, de este o aquel gran centro comercial, que también conoce muy bien los calabozos de todos los cuarteles de la Guardia Civil de España. Lo dramático es que este niño es un caso perdido, un producto de esta nueva sociedad en la que vivimos, la sociedad por la que algún pariente suyo salió a la calle o murió en el '89, alguien que jamás se integrará, alguien que no aportará nada, alguien cuyo comportamiento alentará expresiones como "rumano de mierda". Lo dramático es que ya no llevo la cuenta de las veces que en estos 20 años me ha dado vergüenza haber nacido en Rumanía o hablar rumano... hace algunas semanas incluso sostuve que yo era español. Que vergüenza sentiría de este yo actual el yo de hace 20 años, que vergüenza.

Y todo esto ¿para qué? para que la en Rumanía pudiera haber gente conduciendo Aston Martins? Para que en España a la pregunta de ¿qué te gustaría hacer antes de morir? la gente respondiera que tirarse en paracaídas o hacer un crucero... en la Rumanía de hace 25 años los niños de 10 años debatían si era viable o no descubrir el "Perpetuum mobile" o sobre como hacer cerebros artificiales, daban charlas en la tele sobre la influencia de las nuevas tecnologías en la vida. En la Rumanía de hace 25 años, había cursos gratuitos de programación, en los que cada alumno del aula tenía un ordenador, había cursos de aeromodelismo en los que las piezas también eran gratuitas o cursos de música en los que el violín o el piano venía también gratis... En esa Rumanía sin libertad todo el mundo tenía trabajo y dinero para un par de semanas de vacaciones en las montañas en invierno y otro par de semanas en verano. En esa Rumanía, dónde desde los 8 años los niños participaban en concursos de matemáticas, física, idiomas, música, programación o deporte cuando terminaba el curso escolar la gente se moría por conseguir el primer premio... es lo que sucede cuando el reconocimiento hay que ganarlo en vez de comprarlo.

¿Fue esto una revolución? Ya lo creo que fue, en el sentido de que se destruyó lo anterior por algo nuevo... pero comparando al niño de catorce años que roba por los supermercados españoles con aquellos que crecían hace veinte o veinticinco años en Rumanía, uno recuerda que existe otra palabra: INVOLUCIÓN.

Una vez más diré que soy español y os lo digo porque cada vez que veo señales de los cambios producidos en Rumanía, aqui en la que ahora es mi casa, España, se mi ponen los pelos de punta y me hierbe la sangre... ¡estad alerta!

http://obliadas.blogspot.com/2010/12/re-los-rumanos-piensan-que-si-no.html

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Lloriquear es lo más fácil, hay que trabajar por el país - el que sea - y dejarse de lamentaciones.

jozko dijo...

Claro hombre, hay que trabajar por el país mientras los ladrones que lo controlan se llenan los bolsillos con el fruto de tu trabajo (políticos, multinacionales, capitalistas, FMI, y demás chupasangres) y tú y tu familia os morís de hambre. A algunos se os ve el plumero a distancia.

Salud

jozko dijo...

Pero sí, debo reconocer que bien mirado, tiene razón el señor Anónimo. Basta de lamentaciones, hay que pasar a la acción, mandar a los que he mencionado antes (gobierno, capitalistas, FMI y demás) al cubo de basura de la historia, hacer una revolución e instaurar el socialismo.

La lamentación es el primer paso, el siguiente será la revolución

Salud

Anónimo dijo...

pues mira, aunque sea esta la realidad y aunque ahora estos rumanos se excusen en el "nos engañaron" yo no siento la mas minima lastima por ellos. QUE OS JODAN.

No solo os engañaron, vosotros os dejasteis engañar. Teniais estudios (que no teneis ahora en vuestro adorado paraiso de libertad capitalista) y teniais conocimientos politicos sobrados para saber quien era EEUU y quien era gorvachov. No vengais con el cuento de que "os engañaron". Vosotros participasteis en ese circo de 1989 y matasteis a muchos buenos comunistas y matasteis el sistema comunista perfectamente conscientes de lo que haciais y de quien os daba ayuda y dinero a vuestros lideres anticomunistas, sacrificasteis CONSCIENTEMENTE todo eso a costa de poder comer macdonalds y tener mercedes, porque creiais que si matabais el comunismo comeriais hamburguesas todos los dias y conduciriais coches lujosos en vuestras doradas mansiones. Y ahora vosotros rebuscáis en la mierda porque no teneis que comer y vuestras hijas se prostituyen debajo de mi casa. Esa es la libertad por la que matasteis en 1989. Llorar ahora y lamentar cuanto os engañaron no sirve de nada. Haber sido mas listos en su momento y no haber participado en todo eso. Ahora a joderse y a buscar mierda en el vertedero. Teneis lo que os mereceis.

Jose Luis Forneo dijo...

El anonimo tiene razon en que no basta con lamentarse. Pero es muy facil pedirlo desde la distancia y la barrera. De hecho los españolitos tenemos hoy una democracia ridicula, recortes contantes, una domesticacion que deja en evidencia el mito del español rebelde, y que en contraste con las luchas en toda Europa nos describe como lo que somos: los culpables de la pervivencia del franquismo en España. Es cierto, aunque quizas el problema es que los ciudadanos estan muy lejos de la libertad que los topicos sistemicos nos dotan, y en realidad todavia somos meros títeres de los medios y la ideologia.

Es cierto, lloriquear es lo mas facil, y sin lucha, es decir esfuerzo, estaremos siempre en manos de los parasitos de la clase capitalista.

Oblio dijo...

No escribí ni para lloriquear ni para lamentarme. Publicar de esta manera mis sentimientos y mis pensamientos sobre el tema es lo más parecido a "hacer algo" que puedo hacer ahora mismo. Pienso que compartiendo las vivencias de uno, aún siendo estas inherentemente subjetivas, puede invitar a la reflexión y quizás ayude para evitar situaciones parecidas en un futuro.

Lo que intenté transmitir fue que en '89 cuando todo empezó no nos dimos cuenta de que aquello en realidad era un circo. Ya lo creo que lo fue... pero nos dimos cuenta de ello meses más tarde... demasiado tarde. No creo que la gente que murió se imaginó en algún momento que no moría por la Libertad, no creo tampoco que murieran por conducir Mercedes ni comer en los McDonalds, lo hicieron porque pensaron que se sacrificaban por un futuro mejor para su país.

Claro que el pueblo rumano tiene lo que se merece, claro que el pueblo español tiene también lo que se merece, incluso el pueblo colombiano tiene lo que se merece o si me apuras el pueblo palestino. Lo que no me parece nada bien es que haya gente que diga o que piense "que os [al pueblo rumano] jodan". Pienso que precisamente esta es la actitud que lleva a la situación actual de prácticamente todos los países donde hay problemas y donde hay corrupción. Es la falta de solidaridad, la falta de comprensión y la falta de empatía la que hace que un político pueda robar a su país y gastarse el dinero en caprichos. Esa actitud, la que hace que alguien se pueda alegrar porque otro tenga que buscar en un cubo de la basura o que una chica tenga que salir a prostituirse, es la que en mi opinión corroe una sociedad y finalmente acaba con todo.

En teoría el socialismo y el comunismo son los regímenes políticos más generosos que existen. Es por lo que seguramente fracasaron. Asumen que el hombre es un ser noble y generoso, que tu irás a trabajar todos los días y rendirás al máximo sin recibir más bonificación por ello que quizás una palmadita en la espalda. Es que yo cambie mi Mercedes, por un par de Seats, uno para ti y otro para mi. Es que mis hijos no tengan un par de zapatos caros para que los tuyos no tengan que ir descalzos. Es que compartas tu casa con las chicas que están debajo o que compartas tu mesa con el que busca en el vertedero. Sobre todo es que te des cuenta que todo cuanto tienes lo tienes por haber tenido de una u otra forma suerte, que por mucho que hayas sudado trabajado para conseguirlo en realidad no lo has conseguido sino que te ha sido dado. Pero claro pedir algo así es pedir demasiado.

¡Aprovechemos las últimas horas de Navidad para hacer como que somos buenos y a partir de mañana volvamos a la jungla y jodámonos los unos a los otros todo lo que podamos!

Oblio dijo...

No escribí ni para lloriquear ni para lamentarme. Publicar de esta manera mis sentimientos y mis pensamientos sobre el tema es lo más parecido a "hacer algo" que puedo hacer ahora mismo. Pienso que compartiendo las vivencias de uno, aún siendo estas inherentemente subjetivas, puede invitar a la reflexión y quizás ayude para evitar situaciones parecidas en un futuro.

Lo que intenté transmitir fue que en '89 cuando todo empezó no nos dimos cuenta de que aquello en realidad era un circo. Ya lo creo que lo fue... pero nos dimos cuenta de ello meses más tarde... demasiado tarde. No creo que la gente que murió se imaginó en algún momento que no moría por la Libertad, no creo tampoco que murieran por conducir Mercedes ni comer en los McDonalds, lo hicieron porque pensaron que se sacrificaban por un futuro mejor para su país.

Oblio dijo...

Claro que el pueblo rumano tiene lo que se merece, claro que el pueblo español tiene también lo que se merece, incluso el pueblo colombiano tiene lo que se merece o si me apuras el pueblo palestino. Lo que no me parece nada bien es que haya gente que diga o que piense "que os [al pueblo rumano] jodan". Pienso que precisamente esta es la actitud que lleva a la situación actual de prácticamente todos los países donde hay problemas y donde hay corrupción. Es la falta de solidaridad, la falta de comprensión y la falta de empatía la que hace que un político pueda robar a su país y gastarse el dinero en caprichos. Esa actitud, la que hace que alguien se pueda alegrar porque otro tenga que buscar en un cubo de la basura o que una chica tenga que salir a prostituirse, es la que en mi opinión corroe una sociedad y finalmente acaba con todo.

En teoría el socialismo y el comunismo son los regímenes políticos más generosos que existen. Es por lo que seguramente fracasaron. Asumen que el hombre es un ser noble y generoso, que tu irás a trabajar todos los días y rendirás al máximo sin recibir más bonificación por ello que quizás una palmadita en la espalda. Es que yo cambie mi Mercedes, por un par de Seats, uno para ti y otro para mi. Es que mis hijos no tengan un par de zapatos caros para que los tuyos no tengan que ir descalzos. Es que compartas tu casa con las chicas que están debajo o que compartas tu mesa con el que busca en el vertedero. Sobre todo es que te des cuenta que todo cuanto tienes lo tienes por haber tenido de una u otra forma suerte, que por mucho que hayas sudado trabajado para conseguirlo en realidad no lo has conseguido sino que te ha sido dado. Pero claro pedir algo así es pedir demasiado.

¡Aprovechemos las últimas horas de Navidad para hacer como que somos buenos y a partir de mañana volvamos a la jungla y jodámonos los unos a los otros todo lo que podamos!

Jose Luis Forneo dijo...

Oblio, por supuesto que una cosa es que cada pueblo tiene lo que se merece, pero otra cosa, como tu dices, es la actitud de que como es asi que les "jodan".

En el fondo la responsabilidad no es total, porque es dificil luchar contra los que manejan la informacion y, por lo tanto, determinan lo bueno y lo malo, lo aceptable y lo no aceptable, y quien es terrorista y quien lucha por la libertad.

En fin, que a pesar de que cada pueblo tiene lo que se merece, solo es posible que la situacion se revierta con la lucha comun, no unos contra otros, sino todos contra los parasitos que viven a costa de los que trabajan y que cuando llegan a casa al final estan empujados a buscar refugio en la television y en las salidas individuales.

Y Oblio tiene razon en otra cosa. Escribir como el lo hizo es a veces la unica forma que hay de intentar romper el monopolio de la informacion en manos de los capitalistas y saqueadores. Hay que crear de modo urgente otras formas de articular la lucha.
Saludos

Anónimo dijo...

Yo no creo que cada pueblo tiene lo que se merece. La mayoría de la gente no participa en circos, la mayoría de la gente intenta no tener problemas y simplemente nos callamos y sólo se oye a los payasos del circo pro-imperialista.
Pauker

Anónimo dijo...

Anonimo2 se ve claramente que no tienes nada que ver con aquel periodo de la revolucion, pues mira era la misma situacion critica que ahora mas la falta de libertad circulatoria y la falta de informacion, y es mas es que el comunismo ha caido en varios paises a la vez ai que.... no se pero alguna fuerza lo ha deribado.
Vosotros sereis capaces de afirmar que si se puede estar de pie delante del huracan (es posible,no lo se) pero cuando se cae el mas fuerte porque cojones estays insultando al mas debil que no se ha quedado de pies,aveces pareceis tontos.
Que se lo merece,que se lo merece ...entonces que los africanos tambien los suramericanos y los haitianos y demas,pero que gente mas mala como si fuera el pueblo responsable de la politica de un estado dictatorial.
Como si han sido responsables los socialistas españoles que no han podido con Franco.Esto no tiene logica,simplemente las cosas han surgido asi.
Por lo que veo aqui los rumanos son los mas culpables del mundo y los demas tienen escusas.
En Rumania hay un dicho que suena asi:
- Rumania ha pierdido mas en 100 años de amistad con Russia que en 1000 años de hostilidad con los turcos.

Con decirte que en aquella epoca era dificil comprar una botella de aceite de girasol..... te has preguntado alguna vez que comida puedes hacer sin aceite,te lo digo yo,solo sopas,bors, cosas herbidas
y un poquito de sal.
Si supongo que me vas a decir que esto es muy sano y estupendo, pero la cosa fea era que las otras cosas para hervir tambien faltaban.
Generalmente las cosas pasan por algo,la cosa es saber porque.Cuando no tienes todos los datos del problema es muy posible que saques otra conclusion totalmente diferente.

Anónimo dijo...

En aquel periodo era muy dura la vida habia trabajo pero no habia comida,calefaccion,agua caliente ,no habia ropa para comprar las tiendas eran vacias, ni calzado de invierno no podias encontrar,ni jabon ni detergente(el cue habia no valia para nada,porque no limpiaba nada de nada )
No te cuento que por suerte me hice con dos revistas Bravo desde Alemania y ya era el rey de la fiesta,aun lo recuerdan mis amigos que de tias estaba yo rodeado,querian ver cosas bonitas de ropa y de peinados. Para mi algunas cosas han sido guay pero no nos engañemos las cosas fueron tristes.
No te digo que un amigo me trajo de contrabando un trozo de tela mas coloreada y le dige a mi hermana que me hiciera unas bermudas que era lo mas de lo mas entonces y no te digo que me paravan por las calles para que me los compre o que les procure otros iguales.
Otro dia os cuento de lo de los visionados de videos clandestinos en pisos privados,de noche con riesgo de carcel.......es que cuando hay solo 2 horas de television al dia y todo son noticias del campo,los fines de semana(osea Domingo)4 horas de mas campo "Viata Satului".

Anónimo dijo...

yo tambien creo que tienen lo que merecen,aunque los niños y jovenes
que hoy tienen que prostituirse y
vivir en la calle no se lo merecen,
ellos no tuvieron la culpa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...