viernes, 23 de enero de 2009

El ministro de cultura y la destruccion de edificios

El actual ministro de cultura del gobierno rumano, Theodor Paleologu, ha declarado que le molestan los avisos de demolicion de antiguos edificios para construir otros nuevos, con lo que se esta destruyendo la ciudad. Ha puesto el ejemplo de la futura construccion de un bloque de 7 pisos junto a la Scoala Centrala, edificio de finales del siglo XIX del arquitecto Ion Mincu. Parece ser que una de sus principales prioridades es (veremos si no es simple palableria) la conservacion del patrimonio historico, y su inclusion en el circuito turistico.


El ministro opina que son los ciudadanos, los habitantes de las zonas afectadas, los que deberian movilizarse e impedir que se lleven a efecto estos planes destructivos de la ciudad. Son loables estas palabras invitando a la accion popular y a la accion directa para enfrentarse a las autoridades cuando estas ordenan que se derribe un edificio para elevar otro. Aunque dudo que si esto sucede, el ministro se ponga del lado del pueblo.

Lo que no dice el ministro es que va a hacer su gobierno para evitar que los miles de bellos edificios de la ciudad que, debido a la dejadez de los propietarios (con el fin de que se derrumben y puedan vender el terreno para hacer pisitos), y a la de las autoridades (que algo se llevaran en ese negocio), desaparezcan de la faz de Bucarest para ser sustituido por fuertes inversiones inmobiliarias.



El ministro habla mucho, con palabras combativas y huecas, pero no habla de ninguna iniciativa para exigir a los propietarios actuales que rehabiliten sus propiedades o para prohibir que se especule con los bienes historicos de Rumania. El se escuda en algo en que realmente tiene razon: es el pueblo, el ciudadano, el que tendria que salir a la calle para escarmentar al alcalde, al empresario o al propietario que permiten la ruina y la demolicion de las casas y edificios. Pero esto no es escusa para que el, como responsable del patrimonio historico y cultural, tome medidas para que no sea necesaria la accion desesperada del ciudadano.

En sus declaraciones ha dado un ejemplo (de entre los cientos que podrian darse): la construccion de un edificio de 7 plantas pegado a la Scoala Centrala en la strada Icoanei, una de las zonas de arquitectura mas bella de Bucarest. Pero simplemente ha dicho que es lamentable, no que vaya a hacer algo para evitarlo... Es decir, lo de siempre.

La Scoala Centrala de Fete es un edificio construido en 1880 por el arquitecto Ion Mincu, con estilo decimononico y siguiendo los modelos de antiguos monasterios rumanos del siglo XVII, los de Hurez in Oltenia, y Antim y Vacaresti en Bucarest. En principio se creo como residencia de señoritas, pero su historia ha sido agitada, y ha sido utilizado como hospital, luego fue de nuevo escuela secundaria de chicas, y durante el comunismo tomo el nombre de una comunista rusa, Liceul Zoya Kosmodemianskaya. Actualmente es un instituto publico bilingue, rumano-frances.
En este caso, desde que se edifico no ha sido consolidada nunca desde su construccion, y actualmente presenta algunas muestras de ruina inminente. De no actuarse inmediatamente, probablemente el edificio tendra que abandonarse en unos años... En este caso no se trata de que los propietarios privados antepongan el egoismo personal al bien comun, y que dejen hundirse sus edificios para luego poder construir sobre el solar un enorme bloque de apartamentos. Aqui hablamos de que las autoridades no rehabilitan el Patrimonio artistico y urbano de la capital de Rumania. Hablan mucho, llaman a la protesta de los ciudadanos, pero no actuan para salvar los restos de esa ciudad de la que de palabra estan tan orgullosos, el Micul Paris de entreguerras.

El caso de la Scoala Centrala es uno de los miles que hay en Bucarest. Un paseo por la ciudad es caminar entre ruinas, entre maravillosos edificios que se dejan hundir para sobre sus restos, sobre su historia, sobre su belleza, elevar enormes y feos homenajes a la especulacion.

Aparte de sus bonitas palabras y pedirle al pueblo que patalee, ¿Que propone usted, señor ministro?. Quiza el problema esta en que se deje en sus manos, y en la de politicuchos profesionales como usted, la resolucion de los problemas, en vez de (en eso comparto su opinion) que sea el pueblo el que salga a las calles y entre en los palacios para resolverlos.
........................................................
He ido a dar una vuelta por la ciudad despues de escribir esta entrada y mientras tanto me preguntaba lo siguiente ¿Seguro que el pueblo saldria a la calle a defender los intereses del Patrimonio colectivo antes que su interes individual?

5 comentarios:

antonio dijo...

Si quieres echale un vistazo a este video
http://noledigasamimadrequetrabajoenbolsa.blogspot.com/search/label/video
( copiar y pegar...)
video de Annie Leonard " La historia de las cosas ".
¿ Progreso o proceso ?

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Antonio, el video de Annie Leonard lo conocia. Pero he encontrado un video con la opinion de Iñaki Gabilondo genia, sobre el caso Madoff. En este mismo blog. De todos modos, lo pegare en mi blog www.cuestionatelotodo.blogspot.com

Saludos

ribizlifozelek dijo...

Me temo que este tipo de "modernizacion" que destruye el tejido urbano es una caracteristica comun de las "nuevas democrcias".

Anónimo dijo...

hombre no me jodas, nadioe destruyó más patrimonio que Ceacescu, ah que ese te gustaba... no digo nada.

Jose Luis Forneo dijo...

Bueno, el comentarista anonimo ha vuelto a decir otra pavada que le han mandado repetir en el cole: Ceaucescu destruyo parte de Bucarest para construir algunas cosas, no dejo destruir la ciudad como pasa ahora. Todas ls ciudades se reforman (Madrid por ejemplo vivio grandes cambios a lo largo de su historia (por ejemplo los ensanches).

Ahora Anonimo corre a ver que te dice tu guru para que nos des una respuesta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...