sábado, 30 de enero de 2010

El Domingo Negro de Iasi y otros crimenes de guerra

La complicidad de Rumania con el regimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, bajo el régimen legionario-militar de Antonescu, sera imborrable en la memoria de comunistas, judios, homosexuales y gitanos del pais. No solo de aquellos que vivian en Rumania, sino que el genocidio del ejercito rumano fue extendiendose por aquellos territorios que iban conquistando en su avance hacia el interior de Rusia, tanto en Republica Moldova como en Ucrania.

Hay que tener en cuenta que aunque el caso mas estudiado sea el genocidio contra los judios, en Rumania el genocidio gitano fue tambien importante, debido a la gran tradicion racista, que aun continua, hacia esta minoria etnica que, recordemos, eran considerados esclavos todavia hasta bien entrado el siglo XX. Sin embargo, en el caso que nos ocupa en la entrada, el "domingo negro" de Iasi, casi todas las victimas fueron judios.

Rumania fue aliada durante la guerra con Alemania a partir de noviembre1940. Antes de la misma vivían en el país 757.000 judíos. El antisemitismo rumano se caracterizó por su virulencia y extremismo que se agudizaron en la época de entreguerras.

En septiembre de 1940, y tras la cesion del rey Carol al ultimatum de la Union Sovietica para que le fuera devuelta la Republica Moldova (anexionada en 1918 por Rumania) y a las de Hitler, que cedio parte de Transilvania a Hungria, la Guardia de Hierro, grupo fascista que habia ido tomando fuerza en el periodo de entreguerras, decidió tomar el control del país, Carol II fue obligado a abdicar a favor de su hijo Miguel y se colocó al frente del gobierno al Mariscal Ion Antonescu, un militar opositor del rey que había estado encarcelado por ello.

Con el nuevo rey y el nuevo gobierno militar el 23 de noviembre de 1940 Rumanía entró a formar parte del Pacto Tripartito junto con Alemania e Italia. El 6 de abril de 1941 la Wehrmacht invadió Yugoslavia partiendo entre otros sitios de Rumanía, y en junio el Ejército Rumano acompañó a los alemanes en la conquista de Rusia.

El antisemitismo siempre habia tenido gran presencia en Rumania, y los legionarios de la Guardia de Hierro lo radicalizaron. En los años 20 y 30 se dieron en el país no pocos pogromos y en enero de 1938 (esto antes de la subida al poder de los fascistas) se privó a los judíos de la ciudadanía rumana.

En enero de 1941 la Guardia de Hierro entró en el barrio judío de Bucarest y se dedicó quemar casas, tiendas y sinagogas; miles de judíos fueron apaleados y torturados. 120 fueron conducidos a un matadero y asesinados allí siguiendo las prácticas rituales hebreas para el sacrifico de animales, y después sus cuerpos fueron colgados de ganchos de carne y exhibidos con etiquetas en las que estaba escrito “Carne Kosher”.

Al producirse la invasión de la URSS lo primero que hicieron los rumanos fue intentar recuperar Besarabia y Bucovina, que habian vuelto a ser parte de Rusia en 1940. En ambos territorios fueron asesinados entonces más de 250.000 judíos bien por ejecuciones masivas con armas de fuego, bien por ahogamiento en el río Dniester cuando se les deportaba a pie a Transnistria, o bien por hambre, enfermedades o agotamiento en los campos de trabajo y guetos.

Cuando cayó la ciudad de Odessa en octubre de 1941 Antonescu ordenó ejecutar allí a más de 35.000 judíos. Incluso los alemanes y ucranianos de las SS se llegaron A quejar de los excesos asesinos que mostraban los soldados rumanos y de la costumbre que tenían de no enterrar los cadáveres de sus víctimas. En febrero de 1942 Odessa se declaró “libre de judíos”.

Posteriormente, cuando el gobierno comprendió que la guerra estaría perdida, y después de recibir advertencias inequívocas de parte de los Aliados, Rumania puso fin a las matanzas de judíos. En total fueron asesinados en las zonas bajo dominio rumano alrededor de 400.000 judíos, incluidos los de Transnistria

En cuanto al genocidio que se derivo de la Operacion Barbarroja y del gobierno de Ion Antonescu, este regimen persiguio a la poblacion judia y gitana, y a otras minorias, en el mismo nivel de implicacion que Alemania, aunque hacia 1942 las deportaciones se frenaron y se sustituyeron por otro tipo de trabajos forzados dentro del pais.

Sin embargo, los mayores crimenes del ejercito rumano sucedieron en las zonas conquistadas por este en la Operacion Barbarroja, que aunque comenzo de manera exitosa a la estela de los triunfos del poderoso ejercito aleman, suposo la destruccion de toda su fuerza militar.

La Comisión Wiesel, que investigo los crimenes genocidas del gobierno rumano durante la SGM, resume de este modo una situación: " De entre todos los aliados de la Alemania nazi, Rumania carga con la responsabilidad de la muerte de más judíos que cualquier otro país excepto la propia Alemania...Iasi, Odessa, Bogdanovka, Domanovka y Peciora, por ejemplo, se cuentan entre las masacres más odiosas cometidas contra los judíos durante la Shoah (holocausto). Rumania cometió un genocidio contra los judíos. El hecho de que algunos judíos hayan sobrevivido en ciertas zonas de Rumania no debe enmascarar dicha realidad."

De momento, los manuales de historia y la "verdad" oficial sobre la historia de Rumania no hace mucha incidencia sobre estos oscuros episodios de la historia del pais.

EL DOMINGO NEGRO DE IASI

Durante el ataque alemán a la Unión Soviética en el verano de 1941 fueron masacrados mas de 10.000 judíos de la ciudad de Iasi por soldados, policías y civiles rumanos. Aunque el numero no es tan elevado como en otros episodios similares, la cruedad y la saña con la que fueron ejecutados hace que el conocido como "Domingo Negro" de Iasi sea uno de los mas horribles episodios de la guerra.

En la ciudad de Iasi, al noreste de RUmania, se reunieron todas las tropas aliadas con Hitler para iniciar la invasion de la Union Sovietica por el sur. Alli se empezaron a aplicar las ordenes del Mariscal Antonescu de deportar y acabar con los judios de Basarabia.

Los judíos sobrevivientes serian deportados a la región de Transnistria, comprendida entre los ríos Dniéster y Bug, que Hitler había cedido a Rumania. Allí continuaron las matanzas, que junto a las privaciones, el frío y las enfermedades causaron la muerte de unos 150.000 judíos.

Como hemos dicho, uno de los episodios mas violentos fue el conocido como Progromo de Iasi, o "Domingo Negro", que tuvo lugar entre el 27 y el 29 de junio de 1941. Conforme a los datos presentados por las propias autoridades rumanas, al menos fueron asesinados 13.226 personas.

Como hemos dicho mas arriba, Ion Antonescu llegó al poder en Rumania en 1940 apoyado por el movimiento fascista y antisemita conocido como Guardia de Hierro. Durante su gobierno, los judíos sufrieron persecuciones tales como arrestos sin causa, chantaje, tortura y confiscación de sus propiedades y comercios. En noviembre dos sinagogas fueron destruidas. Los líderes de la comunidad judía sobornaron a la Guardia de Hierro para que detuvieran las persecuciones y, por unos meses, los judíos no fueron molestados.

La situación cambió cuando los alemanes invadieron la Unión Soviética en junio de 1941. Iasi fue el punto de reunión de las tropas alemanas y rumanas que se dirigían al frente de batalla. Parece que el viernes 27 de 1941 el mariscal Ion Antonescu telefoneo al comandante militar de Iasi, Constantin Lupu, y le ordeno literalmente limpiar Iasi de judios.

Las dependencias gubernamentales alemanas y rumanas acusaron a los judíos de enviar señales a los aviones soviéticos, lo que desencadenó pogromos que comenzaron el 27 de junio de 1941. . Miles fueron asesinados en las calles y en sus hogares, y otros miles fueron arrestados. El 29 de junio, llamado por la comunidad el “Domingo Negro”, se reunió a una multitud de judíos en el patio de la sede central de la policía. Las tropas rumanas asesinaron a la mayoría y 4.330 sobrevivientes, junto con los judíos de otras partes de Iasi, fueron arreados y hacinados en vagones de ganado herméticamente cerrados. De ellos, 2650 murieron sofocados o de sed. En total, más de 10.000 fueron asesinados en Iasi.

Lazar Rozin, que tenia 14 años entonces, relata lo siguiente:

„Entraron en nuestra casa, gritandonos y robando todos nuestros bienes. Nos han ordenado salir a todos de casa, incluyendo a mi madre y mis hermanas. Hemos llegado a la seccion de policia y por el camino hemos visto como hombres eran pegados y algunos cadaveres eran arrastrados por la calle".

En los siguientes dias, el "domingo negro", los soldados rumanos dispararon a miles de hebreos que habian sido encarcelados en las comisarias. Aproximadamente 4000 judios, de todas las partes de la ciudad, fueron montados en vagones y camiones de mercancias. En cada vagon iban cientos de personas amontonadas, mientras los trenes se movian sin abrir las puertas de una a otra estacion de Moldavia. Los trenes eran vigilados por tropas alemanas, de las SS. Nadie se acercaba en las estaciones a los trenes, a darles agua o a abrir las puertas para que entrara el aire.

Aproximadamente murieron 2650 por causa del sofoco o de la sed, entre el olor de los cadaveres y la miseria resultante de las condiciones inhumanas en las que eran transportados. Una parte de ellos fueron salvados en la estacion de la ciudad de Roman, gracias a la intervencion del presidente de Cruz Roja de la ciudad, Viorica Agarici.



Lazăr Rozin lo cuenta asi:

„Nos han encerrado en los trenes...no sabiamos que iba a pasar... creiamos que los vagones iban a ser quemados. Por tiempo de cinco dias nos hemos sofocado en trenes superaglomerados. La mayoria de los hombres han muerto en el vagon...dormiamos sobre cadaveres."

El 30 august 1941, los 980 supervivientes a la tortura han sido llevados de nuevo a Iasi, de donde serian deportados, muchos de ellos tambien para morir en su nuevo destino, a Transnistria. El tribunal de guerra que juzgo en 1946 a los criminales de guerra rumanos establecio que el numero de asesinados en Iasi llego a casi 14.000.

Durante el proceso, celebrado en Bucarest, Ion Antonescu no se acordaba de ninguna llamada realizada al coronel Lupu, ninguna orden emitiada al general Steflea, dirigida a deportar a los judios de Iasi. A pesar de sus "olvidos y mentiras", fue condenado a muerte con otros miembros de su gobierno, no solamente como responsable de los trenes donde miles de judios murieron como ganado, sino por todas las muertes que bajo su responsabilidad habian acaecido en Rumania o en las zonas conquistadas por su ejercito, incluyendo minorias politicas o disidentes politicos.

La liberacion de Rumania y el juicio de sus horribles crimenes fascistas llego de la mano del Ejercito Rojo. Una liberacion que hoy se intenta invisibilizar mientras se rehabilita la historia de los grandes criminales de la Rumania de la injusticia y el genocidio.

Al que no se juzgo nunca por su responsabilidad en las matanzas fue al propio rey Mihai I, que al fin y al cabo era el jefe de estado de pais, y al que simplemente se le dejo escapar del pais con otros trenes, pero esta vez llenos de riquezas pertenecientes al pueblo rumano.

Hoy Mihai I ha regresado a Rumania y vive como un rey, aunque no ejerza como tal.

En el siguiente video podemos imaginar el horror que tuvo lugar en nombre de Rumania en las calles de Iasi y en los trenes de la muerte (todas las fotos de la entrada son de esta matanza rumana de los judios de Iasi). No entendemos como hoy todavia en Rumania hay gente que considera a Antonescu un heroe, y que las instituciones reivindiquen a algunos de los supuestos "heroes" que un dia formaron parte de este ejercito y aquellos gobiernos genocidas.

video

http://es.wikipedia.org/wiki/Rumania_durante_la_Segunda_Guerra_Mundial
http://www1.yadvashem.org/es/chapter_4/romania.asp
http://www1.yadvashem.org/es/education/popup/6327.html
http://casa-regala.blogspot.com/

1 comentario:

Anónimo dijo...

ahora quieren a hacer de antonescu un heroe, no quieren dejar a veer todo los niños que vienen detras de nosotros la verdadera hidtoria de su pueblo,ne pone a besar el culo de los americanos y olvidar todo lo que paso,con organizaciones como "nueva derechea" y otras mas quieren seguir con la obra que empezo en el tiempo de antonescu,el rey mihai 1 tiene que coger el mano del rey juan carlos y irse juntos a cazar elefantes y si tenemos suerte se van a matar uno a otro.sois unos siin verguenza que ve interesa solo vuestro bolsillo cuando el pueblo no tine que comer,sanidad o educacion......por culpa de vosotros soy fuera,pero de aqui de fuera a lado de castilla voy a luchar y no voy a parar nunca,no por mi, si por mi pueblo,mis hjos y por una rumania antifascista,libre y sin hijos de puta que estan matando cada dia mas sueños de libertad. gracias vallekano. un rumano en vallekas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...