domingo, 3 de enero de 2010

El transilvano Brassaï, "el ojo de Paris"

Gyula Halász nació el 9 de septiembre de 1899 en Brasov (Brassó en hungaro, de donde viene su seudonimo), entonces parte de Hungría, hoy perteneciente a Rumania. Su madre era armenia y su padre hungaro, expresion de la diversidad etnica y cultural de Transilvania. Forma parte de aquella generación nacida en Transilvania que se autoconsideraban hungaros aunque su pais habia sido ya anexionado a Rumania.
Autorretrato
Llego a ser uno de los mas importantes fotografos modernos, "el ojo de Paris" para Henry Miller, y el transformardor del graffiti en arte, para Picasso. Frecuento los circulos vanguardistas del Paris de entreguerras y se transformo en un transilvano universal.


A los tres años su familia se trasladó a París durante un año mientras su padre, profesor de literatura hungara, enseñaba en la universidad de La Sorbona. De joven, Gyula Halász estudió pintura y escultura en la Academia de Bellas Artes de Budapest antes de alistarse en el regimiento de caballería de la armada austrohúngara hasta el final de la Primera Guerra Mundial, donde lucho en el frente contra Rumania. En 1920 Halász se estableció en Berlín donde trabajó como periodista y estudió en la Academia de Bellas Artes de Berlín-Charlottenburg.


Graffiti
En 1924 se trasladó a París como periodista y en 1925 entabló relaciones con Eugène Atget, quien se convertiría más tarde en una referencia constante. Primeramente trabaja como periodista, solicitando fotografías para acompañar sus artículos a fotógrafos como André Kertész. Hasta 1930 no se decide a realizar sus propias fotografías. Empezó a aprender francés leyendo la obra de Marcel Proust y, viviendo entre los numerosos artistas del barrio de Montparnasse. Pronto estableció amistad con Henry Miller, Léon-Paul Fargue y el poeta Jacques Prévert.

Picasso en su taller

El trabajo de Gyula Halász y su amor por la ciudad, cuyas calles recorría asiduamente de noche, le llevó a la fotografía. Más tarde escribiría que la fotografía le permitía atrapar la noche de París y la belleza de las calles y jardines, bajo la lluvia y la niebla. Usando el nombre de su lugar de nacimiento, Gyula Halász se hizo conocer con el pseudónimo de "Brassaï", que significa "de Brassó" (de Brasov en rumano). Brassaï capturó la esencia de la ciudad en sus fotografías, publicando su primer libro fotográfico en 1933, "Paris de noche".

El Sena de noche

Sus esfuerzos tuvieron gran éxito, siendo denominado "El ojo de París" en un ensayo por su amigo Henry Miller. Además de fotos del lado sórdido de París, también produjo escenas de la vida social de la ciudad, sus intelectuales, su ballet y grandes óperas. Fotografió a muchos de sus amigos artistas, incluidos Salvador Dalí, Henri Matisse, Alberto Giacometti y a muchos de los prominentes escritores de la época como Jean Genet y Henri Michaux. Igualmente fotografio a Pablo Picasso, del cual era amigo intimo.


Lluvia

Entre 1936 y 1963, ejerció como fotógrafo en la revista Harper’s Bazaar. Brassaï fue además autor de numerosos artículos y de casi una veintena de libros, entre ellos, "Histoire de Marie", novela publicada en 1948, publicada con un prologo de Henry Miller, y "Graffiti", editado en 1960, y en el cual, tras varias investigaciones, atribuía al muro pintado la categoría artística. Brassai fotografia el graffiti convirtiendolo en arte. Sin duda una de sus obras de mayor interés es "Conversaciones con Picasso" (1964), artista al que fotografió en innumerables ocasiones y con el que le unía una especial amistad y una sincera admiración mutua.


Viandas

En 1956, su película Tant qu’il aura des bêtes ganó el premio al film más original en el Festival de Cannes y en 1978, el Gran Premio Nacional de Fotografía de París. Considerado por muchos como uno de los grandes fotógrafos del siglo XX, Gyula Halász murió el 8 de julio de 1984 en Eze, Alpes-Maritimes, al sur de Francia y fue enterrado en el cementerio de Montparnasse de París.


El fotógrafo Edgard Steichen señaló que “si no fuera por Brassaï las manifestaciones del espíritu habrían desaparecido y no las podríamos recuperar”.

Picasso


Picasso

Henry Miller


Taller de Picasso


Graffiti


Graffiti

Graffiti



Sevilla

2 comentarios:

shakuka dijo...

Que interesante!! me alegro mucho por haber descubrido tu blog! enhorabuena!

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Shakuka, me alegro de que te haya parecido interesante. Gracias por tus comentarios y espero que me sigas visitando

Salud

jl

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...