martes, 5 de enero de 2010

Ilich Ramirez sobre Ceausescu en El Pais

Asi titula el diario El Pais la entrevista realizada a Ilich Ramirez Sanchez, apodado Carlos "el chacal", que fue el hombre mas buscado del mundo por las agencias de seguridad capitalistas en los setenta. Hoy en una carcel de Francia, sigue defendiendo su ideologia y sus acciones, y defendiendo que el no fue nunca un "terrorista", al contrario que algunas agencias de inteligencia del primer mundo o ejercitos que asesinan miles de civiles escondidos bajo la falsa etiqueta de "democratas".

Independientemente de la entrevista, que voy a publicar en mi otro blog, aqui me interesa sobre todo la parte en que el periodista le pregunta por Ceausescu y por su trabajo como "mercenario" para el gobierno socialista rumano.

El fragmento es el siguiente:

"P. Le acusan de trabajar después de vulgar mercenario, sobre todo en Rumania, con Ceausescu.

R. Yo le tenía cariño y respeto a Ceausescu. Era un poco iluminado, un tipo de la montaña, que venía de una familia muy pobre. Gran patriota, muy solidario. Nos recibió de una manera muy calurosa. Estábamos allí con todos los honores: vivienda, medios para viajar, pero no recibimos ni un centavo de esa gente. Se lo digo: todos los atentados contra exiliados rumanos fueron hechos por la policía, estando todavía vivo Ceausescu. Porque, puestos a ser mercenarios, qué coño trabajar para Rumania, ¡habríamos trabajado para EE UU! ¿Tú crees que yo podía decirles a mis compañeros: "Oye, vamos a matar al profesor tal o al periodista cual" porque nos lo manda Ceausescu? Me habrían escupido en la cara. Nosotros no pedíamos dinero: lo exigíamos. Los Estados pagaban en millones de dólares, y yo estoy orgulloso de haber desempeñado en esa cuestión un papel fundamental. Y no solamente a estados "amigos", entre comillas, sino a estados enemigos: y pagaban. Los franceses nos pagaron cinco millones de dólares, sí, estando yo en Argel, en el año 1976, por un avión de Air France que nos llevamos hasta Entebe, el aeropuerto de Uganda. Todo el mundo paga, hermano".


Ceausescu recibio al comunista Ilich Ramirez, porque ambos estaban en el mismo bando. El mismo "Carlos" dice que el presidente rumano no era un brillante hombre politico, pero nunca se le podra acusar de oportunista o vendido, al contrario que a la mayoria de los prohombres del partido que le rodeaban y que hoy pueblan los altos cargos de empresas e instituciones. Hoy se puede decir que pocos rumanos cercanos al poder aman mas a Rumania que a su propio bolsillo, y que tengan mas ideologia o religion que la del beneficio personal y punto. En las pocas palabras de Ilich sobre Ceausescu le define con claridad:

"Gran patriota, muy solidario".

En Rumania la entrevista en El Pais ha provocado también el debate, y, por ejemplo, el diario Adevarul la reproduce añadiendo alguna referencia a las acusaciones de un General de la Securitate, Nicolae Plesita, que afirma que "Carlos" llego a Rumania por una recomendacion de Arafat a Ceausescu, y que este ultimo le utilizo para atentar contra disidentes (algo que niega el activista venezolano, para el que Rumania simplemente fue un refugio, y en ningun caso estuvo al servicio del gobierno de Rumania).

El comunista Ilich Ramirez siempre ha reconocido que ha ejecutado acciones de lucha en cientos de ocasiones, pero rechaza la manoseada definicion de "terrorista", que es hoy una etiqueta del poder para pegar en cualquier enemigo demasiado molesto, sino que se autodefine como militante internacionalista.

Nicolae Ceausescu le acogió porque estaban en el mismo bando y tenian un enemigo comun: el capitalismo parasito. Y segun consta en la entrevista de ayer aparecida en El Pais, hacia el conducator rumano siempre ha tenido "cariño y respeto".

Frente al maniqueismo habitual en los medios de comunicacion, y por lo tanto en las conciencias y en la opinion publica, Ilich Ramirez mantiene su coherencia (la que muchos vendieron al mejor postor hace 20 años cuando el capitalismo golpeo definitivamente los cimientos del socialismo en Europa), y se mantiene firme ante la prostitución del lenguaje: el nunca fue un "terrorista", sobre todo si compara lo que hizo con las acciones criminales masivas y habituales de los ejercitos y mercenarios a sueldo de paises "civilizados" con el unico objetivo del saqueo de los recursos.

El siempre supo a que bando pertenecía en la guerra de clases contra el imperialismo. Por eso en una parte de la entrevista le preguntan y concluye con rotundidad:

"P-¿Usted no se arrepiente de nada?

R. El arrepentimiento es un concepto religioso. Yo no digo que nunca haya pecado. Pero en la lucha militante revolucionaria, no."


http://www.elpais.com/articulo/reportajes/arrepiento/nada/elpepusocdmg/20100103elpdmgrep_9/Tes

1 comentario:

Raúl Torres dijo...

spune anului ce vine, sa-ti aduca numai bine; si mai spune-i sa-ti mai dea, tot ce vrea inima ta... fericire, sanatate si multi bani; la Anu si la multi ani¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...