jueves, 14 de enero de 2010

La Casa del Pueblo se convertirá en un centro comercial

Un proyecto del gobierno rumano pretende convertir la Casa del Pueblo construida en la Rumania Socialista, y actual sede del Parlamento y del Senado, en un centro comercial, un complejo de exposiciones y ferias, o incluso en un gran casino.

Tras el referendum celebrado junto a las ultimas elecciones presidenciales, en el que se decidió convertir el parlamento bicameral (congreso y senado) en unicameral, se ha propuesto cambiar la sede a otro edificio construido durante el gobierno de Ceausescu destinado a Biblioteca Nacional, y que tampoco se llegó a terminar.

Así, los parlamentarios podrían no votar más leyes en la histórica Casa Poporului, el edificio mas grande de Europa, y usarlo sólo para ir de compras.

El edificio, construido como símbolo de la Rumanía Socialista por el gobierno Ceausescu, siempre fue incómodo para los políticos de la Rumanía capitalista, no por su falta de funcionalidad, que, al contrario, se ha demostrado hasta hoy con creces, sino porque posiblemente les recuerde cada día que van a trabajar su traición contra el partido al que pertenecían, el PCR. O quizás les traiga a la memoria el ajusticiamiento ilegal, que todavía no ha sido juzgado como crimen contra los derechos humanos, del matrimonio Ceausescu, el día de navidad de 1989 (es curioso como el capitalismo siempre invoca la justicia universal contra los demas pero nunca contra sus propios crímenes).

Por cierto que el Palacio del Parlamento (Casa Poporului) fue usada como sede de la reunión de la criminal OTAN en abril de 2008, y en sus instalaciones los mayores criminales del siglo XXI se reunieron para planificar sus nuevos ataques contra poblaciones indefensas, planificacion de golpes de estado, y otro tipo de lindezas que caracterizan desde su fundación a el brazo armado de Estados Unidos en Europa. Entre ellos, mancharon con su presencia el edificio socialista genocidas como George Bush o Javier Solana.

Un diputado del Partido Demócrata Liberal, Silviu Prigoana, ha anunciado que el nuevo presupuesto anual aprobado hoy contempla los inicios del traslado que tendria que completarse en tres años. Algunos miembros de la oposición han contestado ya diciendo que no les extraña la propuesta, ya que para el partido gobenante el parlamento es una "institucion inutil".

El proyecto de ley se presentará en dos semanas, y contempla, como hemos dicho, el traslado desde la Casa del Pueblo, símbolo hoy también de la ciudad, hasta el edificio destinado por Ceausescu a Biblioteca Nacional y que nunca se llego a terminar (y ha estado vacio durante estos veinte años).

En el nuevo edificio se ha proyectado construir un anfiteatro para los entre trecientos y cuatrocientos diputados del nuevo parlamento unicameal. En el Palacio del Parlamento (Casa Poporului) conviven actualmente diversas instituciones, como el Congreso y el Senado, la Corte Constitucional, el Consejo Legislativo, el Centro Internacional de Conferencias, el SECI (Iniciativa de Cooperacion en Sudeste de Europa), el Museo de Arte Contemporaneo, y los espacios estrategicos de los subterraneos, y en un tiempo breve seran sustituidos por un espacio de ocio-cultural que incluya tiendas, restaurantes, cines, casinos, y otros espacios de conferencias, conciertos o reuniones.

El edificio público mas grande de Europa podria ser en breve el mayor centro comercial del mundo. Es curioso que a la vez que se aprueban medidas de crisis contra el pueblo, echando a la calle a miles de trabajadores y hundiendo aun mas de lo que ya estaban en la pobreza a los pensionistas rumanos, se piense en un edificio destinado al gran consumo, a los bolsillos bien dotados, y al beneficio de las multinacionales.

Parece que tras la Contrarrevolucion de 1989, cuando la Casa del Pueblo todavia estaba construida solo al 60%, también se propuso transformar el edificio en el casino mas grande de Europa. En aquellos tiempos el FMI campaba a sus anchas por Rumania, y gran cantidad de nuevos ricos, surgidos tras el expolio de las propiedades del pueblo rumano tras la caida del Socialismo, vivian en un "paraiso" de sueños lujosos sobre la miseria de la gran mayoria de la población. Es muy curioso que 20 años después, cuando las cosas vuelven por aquellos derroteros, y la institucion internacional vuelve a imponer sus criterios draconianos, y las clases dominantes continuan viviendo en su mundo aparte, y la mayoria de los rumanos son empujados a mas miseria todavia, vuelve a surgir la idea de acabar con el simbólico edificio del socialismo rumano.

La Casa del Pueblo (Casa Poporului) fue construida entre 1984 y 1989, totalmente con materiales y herramientas rumanas, y como edificio estandarte de la Rumania independiente que buscaba Ceausescu tras acabar de pagar toda la deuda externa del pais. Con su construcción se pretendía englobar la mayor parte de las instituciones del estado, y ser visible desde todas las partes de la ciudad.

Los trabajos se han continuado también después de 1990, pero ya sin utilizar únicamente productos y herramientas rumanas, porque los centros de produccion fueron destruidos para convertir al pais en colonia. El edificio, que es centro de toda una zona urbana construida junto a él, es la mayor atracción turistica de la ciudad, tanto por su tamaño como por su simbolismo como representación de la avanzada industria rumana en tiempos socialistas.

El edificio se halla en el libro de los records por ser el segundo edificio administrativo mas grande del mundo, tras el Pentagono de Washington (edificio que, por cierto, nadie crítica por su tamaño mientras que si lo hacen como "obra absurda" en el caso del edificio de Ceausescu); en cuanto al volumen sus 2.550.000 metros cúbicos le convierten en el tercero del mundo.

El arquitecto del edificio fue Anca Petrescu, que luego fue diputada del partido Romania Mare, que condujo un equipo de otros 700 arquitectos. En la construccion participaron mas de 20.000 obreros, que llegaron a Bucarest desde todas las partes del pais. El edificio, construido sobre una colina, podia ser visto desde toda la ciudad, y iba a albegar la residencia del presidente, el Comite Central del PCR y otros ministerios.

Muchos critican su construcción porque se realizó a la vez que el pago acelerado de la deuda externa significaba grandes sacrificios para el pueblo rumano, aunque nadie critica, sin embargo, al menos con la misma indignación, los sacrificios que tiene que adoptar hoy para el beneficio de unos pocos. Ceausescu pretendía que este edificio simbolizara la independencia de Rumania tanto frente a la URSS como a EE.UU., y su inauguracion a la vez que se terminaba de pagar la deuda fue el final de los esfuerzos que, segun el, iban a conseguir una Rumania poderosa y, antes que nada, libre.

Sin embargo, y esto no se dice, la construcción supuso también dar salida a la gran producción industrial del pais, la misma que luego se tiro a la basura para que Rumania tuviera que comprar productos de las metrópolis occidentales, y ofreció miles de puestos de trabajo, cuando el empleo todavia era un derecho, como la vivienda, la sanidad o la educacion, incluso el deporte, y no meras mercancías en manos de especuladores.

Es cierto que el pueblo rumano tuvo ciertas restricciones en la década de los 80, y comparado con la época de bienestar de los años 60-70, fue un condimento poderoso que aprovecharon los capitalistas internos y externos para destruir el Socialismo, aunque en ningún momento la mayoria de los rumanos vivieron peor entonces que después de 1990. La manipulación de la historia hace que todo lo que tenga relación con el Socialismo sea anatemizado, y lo mismo sucede con la Casa Poporului, que aunque como todo tiene argumentos en pro y en contra para defenderla o criticarla, hoy solo se utilizan los segundos (aunque luego el edificio siga siendo el mas representativo de la ciudad).

En definitiva, un símbolo de la historia rumana, de los triunfos del Socialismo, que se pretende que se convierta en uno de los edificios caracteristicos del consumismo y el individualismo, caracteristicas esenciales del sistema capitalista (junto con el saqueo y el expolio de la riqueza de los pueblos).

15 comentarios:

Luca dijo...

NO-ME-JODAS

!!!!!!!!!!!

Lo siento, otras palabras no tengo

Àlex Amaya Quer dijo...

El video es espectacular, ¡muchas gracias!

A pesar de todo yo creo que Casa Poporului merece alguna crítica. Y no es sobre su funcionalidad para los asuntos de Estado, que es claro que la tiene ahora y la pudo haber tenido mucho más de no haber caído el socialismo. Tampoco por eso tan manido de la propaganda occidental, según la cual se destruyó el centro histórico de Bucarest para construirlo, cuando la verdad es que buena parte de esos edificios se habían venido abajo por el terremoto de 1977.

No, mi crítica está dirigida hacia su excesiva suntuosidad y lujo. En un momento complicado para los rumanos (1984-1989) la ética comunista hubiera debido de obligar a moderar el uso de mármoles, lámparas de araña, alfombras de lujo, etcétera. Aunque sean de producto nacional. Es una crítica de tipo moral, que creo que no está de más en nuestra cultura.

Por supuesto, nada que ver con la tristeza y frustración que me producen los planes del actual gobierno rumano. Lo jodido es que ya no me sorprende nada.

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Alex, yo no he dicho que no merezca critica alguna, sino que tiene argumentos a favor y en contra, aunque solo se destacan los segundos.

Claro que me parece que es demasiado lujosa, aunque teniendo en cuenta que los lujos no suponian ninguna importacion, no salio tan caro como parece. En general yo no creo en las obras majestuosas, pero Ceausescu tenia su plan, y era convertir a Rumania en un pais ejemplar, que demostrara que se podia ser independiente y rico a la vez. La Casa Poporului era su simbolo.

Cierto que el acelerado pago de la deuda hizo que la mayoria de la produccion en alimentos se exportara, para tener liquidez. Aun asi, ningun rumano paso hambre, aunque tuviera que esperar colas. Fue un error de calculo de Ceausescu, una apuesta a todo o nada, quizas porque no se esperaba la traicion de Gorbachov tan pronto, y porque en vez de dimitir tras su error de endeudarse abriendose a occidente intento solventarlo haciendo que lo pagaran los todos los rumanos. Lo decente hubiera sido dejar a otro que lo intentara.

Jose Luis Forneo dijo...

Vuelvo a decir que los lujos del edificio no supusieron tanto para los rumanos como se dice, y que al contrario fue un motor de la economia, dando trabajo (que en Rumania nunca falto) y dando salida a parte de la producción, que por otro lado seguia exportandose en las cantidades mas altas de la historia del pais.

El problema fundamental era la exportacion agricola, que dejaba al pais desabastecido, pero esto no influyo en la construccion de la Casa Poporului que, sin embargo, si que es cierto que no era una necesidad socialista, sino mas bien nacionalista (aunque con ceausescu las dos iban bastante unidas).

Salud y gracias por tu aportacion

shakuka dijo...

Mejor una biblioteca nacional, como queria Ceausescu... Malls tenemos un monton, pecado..

Corvus dijo...

Buffff ,que mal está la cosa ,este gobierno no es el que salió elegido hace poco?

Jose Luis Forneo dijo...

Si, Corvus, fue votado en estas navidades por el parlamento

mr_X dijo...

No puede ser, no creo que lleguen a eso.

galafron dijo...

Interesante, pero no convence de la aficiòn de los rumanos por el socialismo, que sobre todo les restaba libertades fundamentales y los aspartaba del mundo con unos resultados economicos nada extraordinarios, con todo pretendiendo liderar la civilizaciòn. Por ejemplo fabricaban escasos coches en los 80 con tecnica de los 50 teniendo que esperar años para recibirlos.
Tampoco era una sociedad
igualitaria , los politicos y la securitate se lo pasaban de feria mientras los que trabajaban de verdad soportaban racionamiento.
Hay que reconocer quel socialismo se desmorono por su propio peso.

Jose Luis Forneo dijo...

m_x, esta gentuza puede llegar hasta cualquier lado que les apetezca. Hace tiempo que el estado de derecho desaparecio de Europa.

Galafron, la aficion se convence solo de lo que le interesa. Los rumanos añoran el socialismo como les sucede a todos los habitantes de los antiguos paises que tuvieron la fortuna de vivir un sistema en camino al comunismo.

En cuanto a las libertades fundamentales, no les restaba mas que el capitalismo, que te convierte en un esclavo que se cree libre, y que si te sales de la linea correcta te acusa de terrorista, peligro social o incluso de "comunista peligroso".

La fabricacion de coches en Rumania dependia de la demanda, y no de la oferta artificial. Claro que ahora se fabrican mas de los que se necesitan, y antes solo cuando se necesitaban. Evidentemente si alguien necesitaba un coche no lo habian fabricado para el antes, sino que dependia de la demanda, eso es socialismo.

No era una sociedad totalmente igualitaria (estaba en camino hacia ella, eso tambien es el SOCIALISMO, un camino hacia el comunismo), pero era mucho mas igualitaria que la sociedad capitalista, donde la desigualdad cada dia es mas indignante.

El racionamiento nunca existio en Europa del Este (al contrario que en el EEUU del siglo XXI). Cada ciudadano rumano tenia su trabajo, su casa y su sueldo, y lo que era problematica era la distribucion, cuando Ceausescu se empeño en pagar la deuda a marchas forzadas. Pero aun asi, en Rumania de entonces nadie moria de hambre (al contrario que en la Rumania capitalista, donde la miseria cada dia es mas lo habitual).

EL Socialismo se desmorono por el peso de la intervencion capitalista, como se suelen desmoronar los gobiernos democraticos en el mundo (Honduras, Chile, Nicaragua, Haiti, España, Vietnan, Colombia, intentos en Venezuela, intentos en Cuba, y podriamos citar mil casos).

Asi que el que no se convence es porque no quiere, o porque no le interesa razonar

Pardal (Emílio) dijo...

Galfrón y José Luis:

Decía hace poco un corresponsal en Berlín que , antes de la caída del muro, no era aconsejable criticar a Honecker, pero que podías decir lo que te viniera en ganan del jefe de tu fábrica o de tu oficina. hoy es exactamente al revés, puedes criticar cuanto quieras a Merkel, pero ni se te ocurra mirarle mal al jefecillo de sección de tu empresa porque te vas a la puta calle.

Jose Luis Forneo dijo...

Emilio, muy buena descripcion de la libertad de expresion hoy. Antes habia algunas cosas no criticables, hoy hay algunas cosas criticables.

ana maria parente dijo...

No entiendo nada ,la muerte de la pareja CESAESCU a mi me aterrò ,me pareciò algo espantoso.
Si tal odio se concebìa en sus propios camaradas y el pueblo permitiò que se cometiera esa CRUELDAD ESPANTOSA ,COMO EL PUEBLO AHORA VUELVE A VOTAR POR EL SOCIALISMO.?
Yo creía que solo los argentinos estábamos locos ,pero veo que el mal es contagioso.

ana maria parente dijo...

Claro este hombre querìa construir el tercermundismo de la parte comunista.
Pero ,siendo yo anticomunista ,lo veo a èl y a la mujer y me da angustia.
No puedo aceptar el horror de esa supuesta venganza filmada y promocionada por TV-

Enmerkar dijo...

Recién leo la noticia, y estoy muy indignado. La Casa Poporului siempre fue el edificio que más me gustó de Rumania, mucho por combinar el estilo socialista con el clásico/latino, y además por sus dimensiones, era espectacular.

Ahora, me entero (tarde) que lo quieren convertir en un shopping, pues mucho asco me da eso. Igual, era previsible: los traidores al socialismo buscarán destruir o disfrazar la obra que dejó el anterior régimen. ¡Y cómo no!.

Saludos socialistas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...