martes, 26 de enero de 2010

Craiova, capital de Oltenia, motor historico de Rumania

Craiova es la antigua capital de Oltenia, una de las zonas historicas de Rumania. Junto con Montenia, ambas al sur del pais, fue el nucleo de lo que seria mas tarde la Tara Romaneasca, origen del la idea de Rumania tras la union con el Principado independiente de Moldova en 1859.

Catedral de Sf. Dimitru


Fue lugar de paso de diferentes pueblos migratorios desde el siglo IV hasta el XII, siendo la misma Craiova un toponimo eslavo. A principio del siglo XIII los diferentes Ban de Oltenia (Ban, nombre eslavo para las sedes de los diferentes nobles-boyardos-) rechazan el avance hungaro que habia llegado ya a cruzar los Carpatos, y de los tartaros, que llegaron desde el este.

Oltenia y Montenia (Tara Romaneasca)


Hacia mitad del siglo XIII el país estaba gobernado y unificado por uno de los Ban, Litovoi, quien más tarde dominó Muntenia para formar el estado medieval de Valaquia. Desde entonces hasta 1831, el voivoda (Príncipe de Valaquia) fue representado en Oltenia por un ban (marele ban al Craiovei - "el gran ban de Craiova", después la sede fue trasladada a Targoviste), considerado el cargo más grande en la jerarquía valaca, y que fue ocupado muchas veces por miembros de la familia Craioveşti, entre ellos Mihai Viteazul, -desde finales de 1400 a 1550- que conquisto durante un periodo breve de tiempo Transilvania y Moldavia bajo el yugo valaco. ).

Parcul Romanescu

Durante el siglo XV, Valaquia hubo de aceptar la soberanía del Imperio otomano y pagar un tributo anual para mantener su autonomía. Aun así, muchos gobernantes, incluido Mihai Viteazul, lucharon contra los otomanos, otorgando a Valaquia breves periodos de independencia total. Después de 1716, los otomanos decidieron que los boyardos valacos no escogerían a los voivodas, y establecieron el régimen fanariota (domnitores griegos) .

Prefectura


En 1718 bajo los términos del Tratado de Passarowitz, Oltenia fue separada de Valaquia y anexada por la monarquía de los Habsburgo (de facto, bajo ocupación austríaca en 1716); en 1737, fue devuelta a Valaquia bajo el príncipe Constantino Mavrocordatos (tras la Guerra Austro-Turca de 1716-18 y la Guerra Austro-Turca de 1737-1739), iniciandose el periodo de los domnitores fanariotas de origen griego impuestos por el sultan. Bajo la ocupación austriaca, Oltenia fue la única parte de los Principados del Danubio (con la excepción de la Bucovina) que experimentó el despotismo ilustrado y la administración austríaca, aunque que con una gran oposición de los boyardos conservadores.


Aunque antes aclamados como liberadores, los austríacos pronto decepcionaron a los valacos al imponer una reforma administrativa, fiscal, judicial y política muy rígida que centralizaba e integraba el territorio enervando a ambos extremos del espectro social: eliminando los privilegios de los nobles e imponiendo fuertes tasas a los campesinos).

Ayuntamiento


En 1761, la residencia de los ban fue trasladada a Bucarest, de cara a un mayor centralismo (un kaymakam representaba a los boyardos en Craiova). Se mantuvo asi hasta la muerte del último ban, Barbu Văcărescu, en 1832.

En 1821, Oltenia y el condado de Gorj fueron el centro de la famosa revuelta de Tudor Vladimirescu, que dirigio una revuelta popular revolucionaria de los Ban valacos contra los domnitores fanariotas, llegando hasta la misma capital Bucarest. El asesinato de Tudor Vlademirescu acabo con la revolucion, pero supuso el fin del dominio fanariota y el origen de la idea de Rumania como pais independiente. De hecho las tropas rumanas integradas en las Brigadas Internacionales llevaron su nombre, "Tudor Vlademirescu", igual que los batallones rumanos del ejercito rojo.

Un Ban de Oltenia

Los dos últimos soberanos de Valaquia, antes de la unidad con Moldavia, Gheorghe Bibescu y Barbu Dimitrie Ştirbei, pertenecían a una importante familia boyarda de Craiova, la familia Bibescu.



Biserica de Horezu, en Oltenia


El período que siguió a las luchas por la independencia de Rumania fue un momento de auge y progreso económico y cultural y, de este modo, a finales del siglo XIX la ciudad, que ya había alcanzado los 40.000 habitantes, había desarrollado igualmente algunas pequeñas industrias (relativas a productos químicos, material agrícola y materiales de construcción), así como manufacturas textiles.

Craiova es una de las ciudades rumanas con mayor porcentaje de presencia de la minoria gitana



Tambien existió en la ciudad de Craiova una Academia de Hijos de Militares, en la que estudió el futuro mariscal y dictador de Rumania, el pronazi y genocida Ion Antonescu.

Economicamente, la ciudad de Craiova fue una de las mas industriales de Rumania durante el Socialismo, siendo la sede de la fabrica de coches Oltcit, que construia con licencia rumana vehiculos citroen. Tras la contrarrevolucion de 1989 pasaria a Daewoo y despues a Ford.

Foto de uno de los bulevares de la epoca Socialista

La rica historia de la ciudad, que fue una de las cunas mas importantes de lo que mas tarde será Rumania, hace que su arquitectura urbana tenga restos de gran belleza, dentro de la decandencia producida por estos 20 años de dejadez capitalista. Destaca el parque de Romanescu, con una superficie de 90 hectáreas. La maqueta de este parque, presentada por el arquitecto francés Edgar Redont, obtuvo el Gran Premio de la Exposición Universal de París (1900). Se trata del segundo parque paisajístico urbano en Europa por superficie.


El beso de Brancusi


La Prefectura se encuentra en la plaza central de la ciudad, pudiéndose admirar en esta misma plaza la estatua del hijo de Craiova y domnitor mitico de la historia rumana, Mihai Viteazul.


El Oltcit, coche construido con licencia Citroen en la ciudad de Craiva desde los años 70

El Museo de Arte de Craiova posee varias esculturas de Constantin Brâncuşi, entre ellas El Beso, así como numerosos cuadros de Theodor Pallady, pintor amigo de Henri Matisse. Brâncuşi estuvo vinculado a Craiova desde los inicios de su carrera artística en los últimos años del siglo XIX, efectuando en la misma sus primeros estudios escultóricos.

Universidad de Craiova, una de las mas importantes del pais


Es una ciudad que merece la pena conocer, sobre todo por ser, quizas, la primera capital en el camino hacia lo que mas tarde se vino a llamar Rumania.

5 comentarios:

Razvan dijo...

No me lo puedo creer ... Craiova ?!? Que gran sorpresa !! Mi ciudad natal ...

Jose Luis Forneo dijo...

Ah, que bien Razvan. Una ciudad muy bonita, aunque un poco olvidada ahora que todo va para Bucarest.

Saludos

por cierto, mi profesora de rumano en Madrid era tambien de Craiova.

Anónimo dijo...

Craiova Craiova... además allí llegué yo en 2001 a estudiar con una beca Erasmus, como pasa el tiempo...
A ver si escribes algo sobre la historia de Motru, fue el sitio que mas me impresionó como ciudad abandonada y sin esperanza. No se si habrá cambiado mucho en estos años
Salutari tuturor craiovenilor!!

Hugo

Anónimo dijo...

Voy todos los años a craiova,cada vez me gusta mas ,mi marido es de alli y me encuentro muy arropada pòr la gente del lugar ,,,,,,

Jose Luis Forneo dijo...

No me extraña, es una ciudad muy bonita. Dicen que una de las mas rumanas de Rumania (Bucarest es como decia Rebreanu a traves de sus personajes una ciudad de gran influencia turca, las ciudades transilvanias son centroeuropeas, y en Moldavia huele a influencia rusa). En fin, me alegra que te sientas bien cuando vienes por aqui

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...