lunes, 18 de enero de 2010

Ion Ramaru, "el vampiro de Bucarest" y la pena de muerte en la Rumania Socialista

El caso de Ion Ramaru fue uno de los pocos casos criminales sentenciados a la pena capital en la Rumania comunista, y el único ejecutado durante la presidencia de Ceausescu (1967-89).

De hecho, y a pesar de la propaganda anticomunista que acusa de crimenes inimaginables a los gobiernos socialistar rumanos (como del resto de los paises comunistas) e Rumania desde 1945 hasta 1989 solo hubo 11 ejecuciones (algo que comparado con la España franquista, o con las miles de ejecuciones durante el mismo periodo en la patria de la libertad, EEUU, convierte a los lideres rumanos en corderitos).

Los primeros ejecutados en Rumania fueron los aliados de Hitler y gestores del holocausto rumano contra judios, homosexuales, comunistas y gitanos, acusados de crimenes de guerra: el general Ion Antonescu, Gheorghe Alexianu, Constantin Z. Vasiliu y Mihai Antonescu, ejecutados en 1947.

En 1951 fue ejecutado Ion Stancu por el tribunal militar de Bucarest, y en 1959 lo fueron cinco de los seis delincuentes -pertenecientes a la elite cultural y politica de entonces- que asaltaron un blindado del Banco Nacional de Rumania, Alexandru Ioanid, Paul Ioanid, Igor Sevianu, Saşa Muşat y Haralambrie Obedeanu (Monica Sevianu la unica mujer fue condenada a muerte pero su pena fue conmutada a cadena perpetua).

Ion Ramaru fue el último de 11 ejecutados por los gobiernos socialistas en Rumania, en 1971, y el unico del periodo en el que Ceausescu fue conducator. Perdon, los ultimos ejecutados en Rumania, esta vez sin un juicio legal y sin derecho a la defensa, fueron Nicolae y Elena Ceausescu, en 1989, ya por parte de un gobierno entregado al capitalismo.

Este fin de semana charlando sobre asesinos en serie (al hilo de la ultima película de Robert Downie Jr, Sherlock Holmes) me contaron sobre el único caso de asesinatos en serie acaecidos durante la Rumania Socialista, el caso de Ion Ramaru. Que solo hubiera un caso es algo normal en un pais comunista, donde los delitos son exponencialmente menores que en las sociedades capitalistas, debido sobre todo a la redistribución que tiene lugar en las primeras y en el permanente saqueo de los poderosos hacia los mas débiles en las segundas. Lo cierto es que la delincuencia en el antiguo bloque del este era anecdotica y tras la llegada del capitalismo se ha convertido en algo habitual (y no solo me refiero a la delincuencia menor, sino a la que se ejerce desde las instituciones y las empresas).

Ion Ramaru cometio al menos cuatro asesinatos, seis tentativas de asesinato, cinco violaciones, una tentativa de violacion, un robo con violencia y tres robos. El criminal actuo en Bucarest entre 1970-71. El comisario Traian Tandin escribio un libro sobre los crimenes y las investigaciones al respecto de este asesino rumano. Ramaru fue apodado como "el vampiro de Bucarest", que ha permanecido hasta hoy con la reputación del mas conocido criminal rumano de la historia.

Nacio en la ciudad de Corabia, el 12 de octubre de 1946. A los 18 años ya es condenado por primera vez por robo. Fue también protagonista de un escandalo publico en su ciudad, siendo sorprendio teniendo relaciones sexuales con una menor, hija de un profesor suyo. A pesar de todo, ha sido un alumno ejemplar obteniendo la nota máxima en comportamiento.

Entra en la facultad veterinaria en 1966. Alli sus notas son malas y su permanente ausencia de las clases hace que los profesores se planteen su expulsion. Uno de sus profesores le describe como un estudiante timido, con un lenguaje pobre y unos horizontes muy limitados. Fue un chico solitario, al que sus compañeros de residencia evitaban. En momentos de furia era autoagresivo, y cuando fue detenido tenia el cuerpo lleno de heridas.

En cuanto a su vida sexual, parece que tenia pocas inhibiciones. Un compañero de facultad conto a los jueces que durante una noche no dormio nada dando vueltas permanentemente alrededor de una habitacion donde sabia dormia una chica que habia venido de visita a un amigo.

En la segunda mitad del año 1970 y primeros meses del 71 tienen lugar una serie de crímenes, cometidos con gran crueldad que han impactado a la capital de Rumania. Un individuo desconocido ataca por las noches a chicas solas, las golpeaba con un martillo o con un hacha. Otro elemento comun en sus crímenes era que solo actuaba de noche y con fenomenos meteorologicos concretos: lluvia torrencial, nieve, tormenta o viento fuerte.

Despues de unos cuantos crimenes cometidos en circunstancias similares ha quedado claro a la policia que se trataba de un asesino en serie. Despues de un año de investigacion, y con la ayuda de las victimas que han sobrevivido, el 27 de mayo de 1971 la policia logra detenerle, y durante los interrogatorios Ramaru se reconoce autor de mas de 23 crimenes graves.

Ha intentado convencer a los investigadores que es un enfermo psiquico, y que no tenia conciencia real de sus actos. A la vez intentaba demostrar que el habia sido el asesino, e insistia en visitar el lugar del crimen.

Ramaru creia que habia logrado convencer a los jueces de su enfermedad mental, y que por tanto no respondia de sus actos y ha sufrido un fuerte trauma cuando ha leido las conclusiones de la investigacion. En el libro " El caso Ramaru", del comisario Traian Tandin, decribe este momento: "Ramaru ha leido con gran atencion y viendo que los expertos no le consideraban como el esperaba, irresponsable, ha cambiado bruscamente su actitud y ha dicho que el no reconoce sus declaraciones anteriores. En adelante no ha respondido mas a los abogados"

Ramaru fue condenado a muerte. En el momento en que se dicto la sentencia los asistentes a la sala aplaudieron. El abogado de Ramaru recurrio la sentencia, aunque el Tribunal Supremo confirmo la pena de muerte.

"El vampiro de Bucarest" fue ejecutado, fusilado, el 23 de octubre de 1971. Antesd e la ejecucion, tal y como preveia la ley, el criminal tenia derecho a un ultimo deseo: "quiero vivir", fueron sus ultimas palabras.

Despues de la ejecución se hallaron algunas revelaciones sorprendentes. Por ejemplo, que el padre de Ion Ramaru fue tambien un asesino en serie. Florea Ramaru asesino a muchas jovenes a finals de la Segunda Guerra Mundial, aunque no se supo que fue el el criminal hasta despues de la ejecucion de su hijo.

En el verano de 1944 en Bucarest un criminal entraba en casa donde habia mujeres jovenes solas, las golpeaba hasta matarlas con un objeto contundente. En cada ocasion que actuaba, el tiempo era tormentoso. Todas las victimas han sido asesinadas en el sotano del edificio. En cada ocasion los policias encontraban huellas de botas militares, talla 42/43.

El misterio de los crimenes de 1944 fue resuelto solo el mismo 23 de octubre de 1972, un año despues de la ejecucion de Ion Ramaru. Entonces llega al Instituto Medico Legal un cadaver, el de Florea Ramaru. El hombre habia muerto a los 53 años, como consecuencia de una caida del tren. Llama la atención de que tiene una altura de 1,74 cms y una talla de pie de 42. Inmediatamente son comparadas sus huellas digitales con las de los crimenes de 1944, que se determina que coinciden.

Asi que el hijo de Florea Ramaru por alguna razon desconocida siguio los pasos de su padre, y se convirtio en "el vampiro de Bucarest". No sabremos nunca que pensaria el padre de su hijo mientras era ejecutado por los mismos crímenes que el habia cometido hace años, y que de alguna forma, habia transmitido a su hijo.

11 comentarios:

Àlex Amaya Quer dijo...

Interesante entrada. Un apunte de tocahuevos: pones que la presidencia de Ceauşescu va de 1969a 1989, cuando él fue Secretario General del PCR desde 1965. Como Jefe de Estado, fue nombrado en 1967 Presidente del Consejo de Estado, cargo que pasó a llamarse Presidente de la República en 1974. Saludos.

Àlex Amaya Quer dijo...

Por cierto, si lo crees adecuado, aquí está el link a la ejecución de los dos Antonescu, Vasiliu y Alexianu:

http://video.google.com/videoplay?docid=-8093664066671587742#

RAFAEL ANTONIO dijo...

Aunque pueda parecer una barbaridad, no dejo de sentir cierta lastima y compasión por estos criminales que son tambien, en cierto modo, victimas de sus propias alteraciones mentales...por favor que no se enfaden las familias de las víctimas de estos asesinos en serie y por supuesto que comparto con ellos todo su dolor y espero que me entiendan lo que quiero decir.
Por el contrario por los que no siento ninguna pena ni compasión son por los delincuentes avariciosos de dinero y poder los cuales incluso en muchas ocasiones son aplaudidos por la sociedad "bien pensante" por imponer un pretendido modelo "standar" de exito y reconocimiento social.

Anónimo dijo...

Es totalmente cierto la delincuencia era anecdótica en los paises del este,es cierto que especialmente desde los años 60 era más frecuente el robo de bienes de las empresas, pero se exagera un montón al respecto, sobre todo si se compara con la apabullante delincuencia y corrupción empresarial en los paises capitalistas que ya está institucionalizada; de hecho la rusia actual es un calco de la rusia zarista, que era uno de los paises más mafiosos del mundo,DESDE 1917 el NKVD y otros organismos estatales lucharon inplacablemente contra estas organizaciones criminales, despareciendo completamente hasta la epoca gorbachiana.por cierto, que los eseristas ó socialistas revolucionarios, asi como la "intelligetsia" proccidental, jugaron un papel nada desdeñable en estas mafias criminales cooptadas por el estado zarista(vease,Antonio Fernández ortiz:"Chechenia versus rusia.El caos como tecnología de la contrarevolución", barcelona, el viejo topo, 2003).

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Alex, cambie las fechas (esto de escribir con prisas tiene esas cosas). Gracias por el apunte y por el link

Rafael Antonio, por supuesto que son mucho peores los ladrones del capital, sin ninguna duda

Rafa, gracias por la recomendacion de Fernandez Ortiz. Buscare a ver si la encuentro.

Anónimo dijo...

a los interesados , os comunico que GROVER FURR,acaba de poner en su web , en traducción inglesa , un artículo sobre la supuesta nota de bujarin implorando por su vida a stalin.su cita es de obligada referencia en todos los libros anticomunistas y anti-stalin al estilo del patético MARTIN AMIS y su engendro "koba el temible",, a pesar que se trata de una falsificación grotesca.Como dice el propio FURR, gran parte de la historai de la URSS y especialmente del periodo de stalin , es un gaiagantesco montaje de falsificaciones , sin que exista el menor interés `por conocer la verdad histórica entre nustros "liberales " historiadores.

Pinole dijo...

Vaya historia, daba para hacer una película!

Aquí en esta entrada, salen a descubrir todas mis contradicciones, no debería de apoyar la pena de muerte, porque me parece repugnante, pero sin embargo, cuando leo noticias de muertes por violencia doméstica, violaciones de niños, asesinatos fascistas, me entran unas ganas tremendas de que esa pandilla de h.p se mueran.

Soy el único al que le pasa?

Jose Luis Forneo dijo...

Pinole, por mi parte no creo que la pena de muerte sea la solucion en ningun caso. Prefiero la idea de un campo de reeducación, sobre todo para los saqueadores capitalistas.

ana maria parente dijo...

Te aviso que soy anticomunista.
Pero la muerte de la pareja y la televisaciòn de sus ùltimas horas para mì fuè espantosa.Mi marido ordenò a mis hijos pequeños-en esos momentos-cerrar el televisor.
Como pudieron aguantar tantos años a gente a quienes odiaban tanto?.
Pero parece que los que hicieron el juicio sumario era gente que habìa estado con èl.

galafron dijo...

No Forneo, ahì tenia razòn el Ceaucescu, a los criminales tan espantosos hay que castigarlos con todo el peso de la justicia. Por algo permaneciò 24 años en el poder, se hacìa respetar.
Nuestra Europa serìa mas segura si sentenciara asì a los asesinos.

Añado que no consideras la delincuencia politica, o sea las personas metidas en la carcel por opinar diferentemente, que fueron millones a lo largo de la RSR, me refiero a la epoca de la colectivizaciòn de las tierras y del gulag rumano, las carceles de Sighet, Gherla, Piteşti y Aiud entre centenares de lugares de represiòn.
Es verdad en el periodo de Ceaucescu se cuentaba los presos politicos solo por centenares y no centenares de milles cuando dirigìa Gheorghiu-Dej. Es que ya el terror se habìa interiorizado y se transmitìa geneticamente.
Evidentemente si uno podìa ser arestado por lo que pensaba, todavìa menos se atrevìa a comitir delitos verdaderos. Vaya logro!

Jose Luis Forneo dijo...

No me refiero a delincuentes politicos, sino a delincuentes que intentaban derribar la sociedad socialista y, por lo tanto, el bienestar de todos los ciudadanos. Ya, ya se que a vosotros os han enseşado a recitar el catecismo de que boicotear y sabotear el socialismo es bueno, y sin embargo hacer lo mismo en el capitalismo lleva a la carcel y no hay contradiccion.

En cuanto a la pena de muerte, yo no creo que nadie se la merezca, ni siquiera los genocidas de hoy dia, jefes de la OTAN o presidentes de los machotes marines sanguinarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...