viernes, 26 de febrero de 2010

Una campeona en la chabola

Rumania hoy no es lo que era ni en cuanto a su rendimiento deportivo. Todos recuerdan todavia los tiempos en que los deportistas rumanos eran temidos en todo el mundo, especialmente en gimnasia, remo, esgrima, balonmano, y atletismo femenino. Hoy las cosas han cambiado para peor, como tantas otras, y la practica del deporte juvenil de alto nivel ha pasado a ser un lujo que pocos se pueden pagar. Aunque algunos continuan la batalla con mucho esfuerzo personal, y poca ayuda publica.

El caso de Roxana Ciobanu es un ejemplo. Se trata de alumna de octavo curso de Craiova, Oltenia, que ha ganado numerosas medallas de judo y lucha hasta ahora. Sin embargo, vive con su abuela en una chabola de chapa, sin luz y sin condiciones de salud minima. El fomento del deporte es algo que, 20 años despues de la llegada del capitalismo, se ha olvidado por las instituciones, a no ser que se trata de deportes mediaticos como el futbol, donde también se puede, debido al gran movimiento de capitales, blanquear dinero.

Roxana Ciobanu (15 ani) vive en los barrios marginales de Craiova. Abandonada por su madre, y a pesar de las condiciones miserables, entrena cada dia para ganar. Vive con su abuelo, en una camara pequeña y pobre, con dos camas y una estufa de ceramica, sin luz, sin direccion. Su abuela esta en Italia y manda de vez en cuando algo de dinero.

Roxana entrena en lucha y judo, aunque prefiere el segundo. En 2009 consiguio el oro en lucha, en Resita, y plata en el campeonato nacional de cadetes de Baia Mare, que gano en 2008 en Constanza.

Su entrenador dice que tiene una calidad excepcional, y es lamentable que viva en al condiciones que vive, aunque no es la unica. Su forma de vida es compartida por millones de rumanos. Hace 20 años los programas de ayuda para el deporte evitaban cosas como estas, y una niña de la calidad de Ciobanu hubiera sido insertada en un plan deportivo con becas y ayudas.

Para su entrenamiento, Roxana va a recibir pronto una ayuda deportiva, de 100 lei (25 euros). Hasta ahora solo recibe 41 del estado (10 euros), ayuda que se da a todos los menores hasta los 18 años. A Roxana le gustaria tener una habitacion para ella, pero entiende que ahora no se puede.

Quiere formar parte del equipo nacional, y poder pagar a sus abuelos todo lo que han hecho por ella. De momento, no pudo asistir a competiciones internacionales, puesto que necesita la autorizacion materna. Su madre hoy esta en Italia y no tiene relacion con ella. En las ultimos Juegos Balcanicos, de 2009, no pudo asistir, puesto que las autoridades no encontraron a su madre hasta un dia antes de comenzar, y la autorizacion para que participara no llego.

Los tiempos en los que el deporte era fomentado por las autoridades desde la escuela han pasado ya en Rumania. Ahora si no son productivos, no se invierte en los jovenes deportistas. Claro que tampoco antes nadie vivia en las condiciones miserables que viven el abuelo y Roxana, en Craiova.

Los tiempos de Nadia Comaneci, la campeona de gimnasia rumana, y de la gran inversion social en el deporte, algo que nunca se descuido en los paises socialistas, han pasado. A no ser que se trate de futbol y que el futbolista prometa producir dinero a intermediarios, clubes y todas las mafias que surgen cuando no se trata solo de deporte, sino sobre todo de dinero.

http://www.adevarul.ro/actualitate/eveniment/Dolj-_Campioana_care_traieste_in_bordei_0_209379634.html

7 comentarios:

RAFAEL ANTONIO dijo...

El deporte...has tocado una de mis fibras sensibles, Jose Luis...recuerdo aquella mágica época con aquellos maravillosos deportistas Rumanos y de la Europa socialista en general, aquello si que era deporte y no la basura mercantil de hoy en dia. Recuerdo cuando alguno de aquellos deportistas conseguía una gran victoria, se lo tomaba con gran deportividad y humildad,reconociendo los méritos del rival...todo lo contrario que los payasos y arrogantes deportistas del mundo capitalista que armaban todo un show-ególatra al conseguir una victoria...victoria que al contrario de los deportistas comunistas no representaba la victoria de un colectivo(pueblo) sino que meramente representaba la victoria de una mezquina individualidad (¡¡Que se vayan al infierno con su dinero y con sus demoniácos coches de lujo¡¡)
En cuanto a que hoy en dia solo se fomenta el fútbol, yo creo que ni eso, en todo caso se fomentara el enriquecimiento personal de todos los sinverguenzas que se mueven en aquel ámbito...el nivel deportivo de los equipos no se fomentará mucho a tenor de los pobres resultados de los equipos rumanos desdes que cayó el comunismo...¡¡Como recuerdo la alegría que se llevó mi padre (comunista de toda la vida) aquel memorable 7 de Mayo de 1986 cuando el mítico y legendario Steaua de Bucarest de aquella época se coronó campeon de Europa!! ¡¡No nos lo podíamos creer...al fin un equipo de la Europa comunista campeón de Europa!! cortándoles el rollo a los vanidosos, ladrones y multimillonarios equipos occidentales.
Para los despistados aquí va la alineación del Steaua aquel memorable dia:
Ducadan, Iovan, Bumbescu, Belodedicci (que cinco años despues volvería a conquistar la copa de Europa con el fabuloso Estrella Roja de Belgrado), Barbulescu, Balan, Majearu, Boloni (el extraordinario cerebro del equipo), Balint, Lacatus y Victor Piturca...entrenador: Emerich Jenei...desgraciadamente ahora no recuerdo bien las sustituciones.

Jose Luis Forneo dijo...

Te sabes la alineacion del Steaua, que buenooo.. La verdad es que el deporte se ha convertido en un negocio, y si no hay negocio, a nadie le importa. Aquel Steaua demostro que durante el Socialismo, sin inversiones en compras de personas-jugadores, se puede jugar bien. Los miticos Estrella Roja, Dinamo de Bucarest, Dinamo de Kiev, Cska de Moscu, Cska Sofia, Spartak de Praga, Partizan de Belgrado, Honved de Budapest, etc..., que se batian contra los equipos millonarios de igual a igual. Pero no era solo el futbol, sino en el deporte en general. La juventud y el deporte eran asuntos de importancia nacional, al contrario que hoy, donde la juventud se prepara para producir y consumir, y para apenas nada mas.

Entro en la final Anghel Giordanescu, que ademas era segundo entrenador, y le sacaron para darle un premio por su carrera, aunque nunca jugaba ya.

Luego entro Pistol, y ya no recuerdo mas

Salud

Agüará dijo...

Solo los deportes mediáticos que generan grandes sumas de dinero (léase futbol, básquet, tenis, hockey), son los que perduran en el sistema hegemónico capitalista.

RAFAEL ANTONIO dijo...

Si es verdad, ahora recuerdo lo de Giordanescu (que creo que tenia la friolera de 40 años) y lo de Pistol jeje.
Y estos simplones modernuchos de hoy en dia que se creen que el futbol Rumano solo ha sido Hagi...pobres diablos.
Saludos.

Luca dijo...

Bueno, yo de deportes no entiendo pero sí entiendo la importancia propagandística que tiene de cara al pueblo. Solo hay que ver como Esquerra Republicana de Catalunya metio con calzador una petición al PSOE, cuando este volvió al poder, para que las selecciones catalanas pudieran competir contra las españolas en campeonatos mundiales. Solo hay que ver también cómo se tomó el régimen franquista que España ganara a la URSS en un partido de futbol en no se que año. Por descontado queda Argentina, país donde el futbol adquiere niveles de fanatismo realmente talibánicos... solo tienes que ver cómo la dictadura militar utilizó el Mundial de Futbol y a ese icono ingenuo y manipulable que es Maradona, hoy pro-comunista bolivariano, ayer videlista.

Es cierto, no obstante, que los deportistas en cada sociedad dan una imagen de cómo ha de ser el prototipo humano que dicha sociedad quiere promover. Están por un lado los ricachones edonistas analfabetos funcionales que la gente adora en el futbol español (digo español porque es el que ha llegado a mis ojos y oídos), mientras que en los países socialistas se promovían valores de colectividad, esfuerzo, sacrificio y superación. Aún recuerdo cuando vi en una revista antigua una foto del equipo de piragua o algo así de la RDA cuando ganó unas medallas y uno de sus integrantes era enano. En un país como España ese tío no habría podido presentarse como deportista a ningún sitio y solo tendría futuro con las ayuditas a la dependencia o bien vendiéndo su dignidad a algún reality show como Crónicas Marcianas, programa bochornoso donde los hubiera.

Pinole dijo...

Una corrección Luca, cuando se disputó el mundial de futbol en Argentina, en plena dictadura militar, Maradona no jugaba en la selección de futbol, es más, no recuerdo nunca haber oido nunca a Maradona declararse Videlista. El cerebro y corazón de aquel equipo argentino era Kempes, mítico jugador del Valencia.

Jose Luis Forneo dijo...

Yo tampoco recuerdo a Maradona en el mundial de Argentina. En aquella epoca Maradona seria todavia adolescente, como mucho, y estaria jugando en Argentinos Juniors, equipo, por cierto, fundado por trabajadores comunistas de Buenos Aires.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...