lunes, 1 de febrero de 2010

La desarticulacion del movimiento obrero en Rumania (2)

Como ya anunciamos en la primera entrada de esta serie, en esta segunda vamos a describir que hay detras de una palabra que apuesto a que solo existe en el idioma rumano: "mineriada". En esencia, mineriada significa, simplemente, movilizacion de mineros. En cualquier lugar del mundo las movilizaciones de mineros, o de cualquier obrero, no reciben un nombre especifico que, en el caso rumano, etiqueta un producto que se ha vendido a traves de los medios como indignante, antirumano, salvaje y criminal.

En realidad, las mineriadas son solo eso, la movilizacion de los mineros rumanos en el contexto convulso que tiene lugar tras la Contrarrevolucion de 1989, y de la insuperable e injustificable privatizacion masiva que sufre la clase obrera a manos de la nueva clase politica y sus verdaderos representados, las grandes corporaciones occidentales. Son los herederos de los boyardos de entreguerras, a los que el PCR habia apartado del poder (algunos se habian mantenido dentro, como una garrapata, esperando la oportunidad pacientemente para chupar de nuevo la sangre del pueblo rumano), los que se encargan de llevar a cabo las exigencias de Occidente.

En la primera parte dijimos que, para un mejor acercamiento, se pueden separa las mineriadas en dos grandes grupos,

1)Las primeras mineriadas (1990), que se enmarcan en la resistencia de estos grupos obreros que empieza a sufrir los efectos de la terapia de choque, a la vez que son utilizados por el presidente Iliescu para que su llegada a Bucarest sirva para desactivar el movimiento de los que no aceptaban el resultado de las primeras elecciones "democraticas" en las que el pueblo rumano voto masivamente a los que, para muchos, representaban el mantenimiento de ciertas politicas comunistas.

2)Las segundas mineriadas (en torno al año 2000), cuando la terapia de choque impuesta por el FMI esta convirtiendo la industria rumana en un desierto productivo, y la mineria en concreto esta sufriendo un proceso de reconversion que esta dejando en la calle a miles de familias. En este caso, nadie se aprovecha de los mineros.. estos van por decision propia a enfrentarse al gobierno de Constantinescu que, para satisfacer las aspiraciones de sus financistas occidentales, ataja la revuelta obrera de la manera salvaje con la que acostumbraban hacerlo los miembros de los partidos liberales y Nacional Taranesco antes de la llegada de los sovieticos.

Vamos a cambiar un poco la estructura que planificamos entonces, y vamos a dedicarnos en esta segunda parte solamente a las que denominaremos Primeras Mineriadas, para tratar en la tercera parte las segundas, junto a otros dos casos señalados en la desarticulacion del movimiento obrero rumano: el encarcelamiento de Miron Cozma, lider de los mineros, y el asesinato del sindicalista Virgil Sahleanu.

LAS PRIMERAS MINERIADAS

Fueron cuatro las marchas a Bucarest de los mineros del Valle del Jiu, en el judet de Huneadoara, en el oeste de Rumania. En esta zona, alrededor de las ciudades de Petrosani, Lupeni, Petrila y otras, se extraia la mayor parte del carbon rumano. Esta industria fue esencial bajo el regimen de Ceausescu, aunque hubo ya huelgas y protestas violentas en 1977, y despues en 1985.

Se dice que la Securitate infiltro agentes suyos entre los mineros para anticipar sus movimientos protestatarios. Aunque las condiciones de trabajo eran duras, habia trabajo y se necesitaba el producto, y ademas habia ciertas compesaciones salariales.

Sin embargo, tras 1989 el FMI decidio que las minas rumanas no eran competitivas, y que era mucho mejor para Rumania comprar su suministro energetico de los paises occidentales (es decir, como con la industria rumana en general, se decidio hacer de Rumania un pais dependiente de la Europa capitalista).Las presiones del FMI fueron un poco frenadas por el presidente Iliescu, que no aceptaba un cambio tan radical hacia el capitalismo como se le exigia desde el exterior y como le pedian los nuevos partidos politicos formados tras la caida de Ceausescu: principalmente el Partido Nacional Liberal y el Partido Taranesco (que fueron los principales partidos antes de la llegada del Comunismo).

En este contexto es cuando tienen lugar las primeras cuatro mineriadas (enero, febrero, junio y septiembre de 1991). No existen cifras oficiales de las victimas de las movilizaciones. Tampoco se entiende porque Iliescu y el gobierno de entonces recurrio a los mineros para poner orden en la capital, Bucarest. Pero intentaremos repasar los datos para lograr acercarnos a alguna posible respuesta.

Lo cierto es que algunos rumanos, que exigian mas velocidad hacia el capitalismo, no aceptaron los resultados de las elecciones rumanas, donde el Frente de Salvacion Nacional de Iliescu y Petre Roman arraso. Esta victoria apabullante significaba, simplemente, que la mayoria de los rumanos veian con preocupacion el paso al Capitalismo, y preferian que, si habia que darlo obligatoriamente, como se les hizo creer, que se hiciera con calma.

Ya antes de estas elecciones, el 28 de enero de 1990 se organiza una marcha en contra de la decision de Iliescu y del FSN de participar en ellas. La multitud se concentra frente al Palacio Victoria, la sede del gobierno, y hay intentos de entrar en el. Como replica, el FSN organiza otra contramanifestacion llamando a miles de trabajadores de las fabricas de Bucarest. Entonces Iliescu hace una llamada a la colaboracion de los mineros del valle del Jiu, que en numero de unos 5000 llegan armados con palos a la capital.

Los trabajadores de las fabricas de Bucarest se unen a los mineros recien llegados. Parece que bajo el mando de Petre Roman multitud de manifestantes llegaron a la sede del Partido Nacional Taranesc, de Corneliu Coposu, y que este animo a las masas subiendo el puño con un gesto proletario a desenmascarar a los lideres de este partido tradicional (Petre Roman es hoy miembro del Partido Nacional Liberal). En aqui donde se dice que los trabajadores gritaban los famosos gritos (hechos famosos por los liberales) de "Noi muntim, nu gandim" (nosotros trabajamos, no pensamos)y "jos intelectuali" (abajo los intelectuales). Virgil Zbaganu escribio que el jamas escucho estos gritos y que estos fueron diseñados mas alla de las fronteras rumanas. Esta se considera la primera de las mineriadas.

En la misma linea el 18 de febrero de 1990 tiene lugar una manifestacion anticomunista frente al palacio del gobierno, con una duracion de dos dias. De nuevo se recurre a los mineros del Valle del Jiu que, junto a la policia y a otros obreros, logran disolver la manifestacion. Es la segunda mineriada. Como se ve, todavia el movimiento obrero y el gobierno son aliados frente a los intentos de transformar la sociedad rumana y su tejido social y productivo.

La tercera mineriada, en junio de 1990, es la mas violenta de este primer grupo. Tiene lugar entre el 13-15 de junio, cuando las fuerzas del orden, apoyados por los mineros llegados a Bucarest, intervienen para disolver la manifestacion que durante varias semanas se habia concentrado en Piata Universitate. El motivo era que no aceptaban el triunfo en las primeras elecciones de la "democracia" del Frente de Salvacion Nacional de Iliescu. Como dijo Virgil Zbaganu, los mismos que pedian democracia a gritos no aceptaban el resultado que no les gustaba (el pueblo rumano no queria capitalismo).

Los enfrentamientos entre fuerzas del orden y manifestantes empezaron el 13 de junio, y el 14 llegaron los mineros de Petrosani, que fueron llamados para apoyar a la policia y al ejercito. Los mineros fueron conducidos a puntos neuralgicos de la ciudad, principalmente a Universitate, donde se concentraba la mayor cantidad de manifestatantes. El enfrentamiento fue el mas violento de todos, y por eso esta mineriada es la mas recordada en Bucarest. Los mineros con herramientas y bates llevan a cabo funciones policiales, destrozan sedes de partidos politicos, y reprimen a estudiantes y paseantes acompañados de la policia rumana. Los manifestantes tampoco se quedaron atras en sus acciones violentas, quemando autobuses, destrozando mobiliario urbano y edificios oficiales (Por ejemplo el edificio de Politia Capitala), y empeñandose en no aceptar el resultado de las elecciones.



Como se ve, las marchas mineras en este periodo tiene como causa principal la llamada de Iliescu a los mineros para que estos apoyaran a las fuerzas del orden frente a los manifestantes que, impacientes, exigian acelerar las reformas economicas y, en consecuencia, los despidos, la destruccion de las industrias nacionales, y la conversion de Rumania en una colonia, totalmente dependiente de multinacionales extranjeras.

Los motivos de los mineros para aceptar el llamamiento de Iliescu y Roman estan claros: esta era entonces la unica opcion para evitar que sus puestos de trabajo se convirtieran en un recuerdo nostalgico (como luego sucedio). Lo que no esta tan claro es porque el gobierno tuvo que recurrir a los mineros para mantener el orden... De hecho no recurrio solamente a ellos, pues como se ha visto tambien pidio ayuda a miles de obreros de las fabricas de los suburbios de Bucarest.

Posiblemente Iliescu queria obtener el respaldo de la clase obrera (recordemos que el FSN estaba conformado por excomunistas del anterior regimen) para afianzar su imagen de enlace entre los tiempos viejos y los nuevos, frente a los valedores de la transformacion radical. Igualmente, puede que tambien deseara poner el peso de la represion en los mineros para evitar relacionar la represion de las autoridades con la represion durante los dias de diciembre de 1989, cuando en principio el ejercito y la Securitate disparan contra la poblacion, y despues, cuando el golpe ha triunfado, algunos desconocidos continuan disparando.

Sin embargo, La cuarta mineriada, en septiembre de este mismo año, es diferente. Las tres anteriores son movilizaciones a favor del gobierno de Iliescu, es decir, a favor de que el proceso de privatizaciones salvajes que esta empezando, se frene. Ahora, esta cuarta mineriada es una revuelta obrera contra las decisiones del gobierno nacional que, lamentablemente, esta aplicando ya los dictados del Fondo Monetario Internacional sin freno alguno. De hecho entre sus exigencias estaria la dimision del primer ministro Petre Roman.(aquel que levanto el puño ante los obreros en una mineriada anterior y ahora es el principal valedor de la terapia de choque liberal).

Esta cuarta mineriada es un gran exito del movimiento obrero rumano, porque se consigue un triunfo excelente en su lucha contra las privatizaciones que el gobierno Roman habia empezado a enarbolar por bandera. Dada la cantidad de proyectos de cierre de industrias y de despidos planificados, Miron Cozma amenaza al presidente Iliescu y al primer ministro Petre Roman con que “Si no se solucionan en el menor tiempo posible las reivindicaciones de los mineros, iremos a Bucarest y los derrocaremos”. Las reivindicaciones son, entre otras, aumentos salariles y cese de los continuos cierres de fabricas y minas.

Miron Cozma, el lider sindical de los obreros


Ante la falta de soluciones, el 24 de septiembre los mineros toman el Ayuntamiento de Petrosani. Miron Cozma lee desde el balcón la última oferta del gobierno, que es abucheada por los mineros. Cozma rompe entonces el papel y grita “¡¡¡Nos vamos a Bucarest!!!”. Los mineros rechazan la desesperada oferta de Roman de desplazarse él mismo a Petrosani, y se dirigen a la estación de tren. El jefe de estación les anuncia que no es posible desplazarlos a Bucarest; los mineros toman entonces la estación por la fuerza y secuestran el “tren acelerado 244″.

Una vez en Bucarest, los mineros se dirigen a la Plaza de la Victoria, frente al edificio del gobierno. Una delegación liderada por Miron Cozma entra a negociar con el premier Petre Roman. Mientras tanto, grupos de civiles bucarestinos se unen a los mineros. Al parecer éstos, que eran más radicales que los propios mineros, son los que provocan el estallido de los incidentes: a las 15:20 la multitud ataca el palacio con piedras; una hora más tarde comienzan a arrojar cócteles molotov. Los funcionarios y autoridades, primer ministro incluido, son evacuados.

Ion Iliescu convoca a Cozma en el Palacio Presidencial de Cotroceni. Los mineros abandonan mientras tanto la Plaza de la Victoria y se dirigen hacia la Televisión y hacia la Plaza de la Universidad. Cozma le ofrece al presidente la retirada de los mineros a cambio, entre otras cosas, de la dimisión de Petre Roman. Iliescu acepta, pero no lo anuncia publicamente.

Al día siguiente Cozma amenaza: “Si no se anuncia oficialmente la destitución del primer ministro antes de las 12:00, se nos unirán 40.000 sindicalistas de Pipera”. A las 12:00 en punto el presidente del Senado, anuncia en televisión la dimisión del gobierno Roman. Se han cumplido todas las reivindicaciones de los mineros.

Roman: de "puño en alto" a cicerone del FMI


El movimiento minero, que como se ve estuvo apoyado por trabajadores de otros , fue la cabeza visible del movimiento social y sindical que se resistio a los primeros coletazos del saqueo de la riqueza productiva rumana y a los inicios del proceso de conversion de Rumania en una economia colonial. La fuerza del movimiento era aplastante, y por ello fue utilizada por el gobierno en los primeros momentos y despues tuvo que ceder ante sus reivindicaciones.Hacia apenas dos años que habia caido el regimen comunista y el movimiento obrero (que como vimos en la entrada anterior en las descripciones de Zbaganu nunca fue anticomunista) era aun peligroso.

El triunfo obrero de esta cuarta mineriada fue lo que provoco el miedo atroz de los nuevos gobernantes y de las depredadores que no querian perder el bocado que creian tener bien asido. A partir de aqui se acentuo la manipulacion mediatica contra este ejemplo: los mineros fueron convertidos por los medios de comunicacion en unos salvajes, a la vez que se desestabilizaba la lucha por otros medios (desaparicion sospechosa de Zbaganu, prohibicion del PCR para evitar nuevos intentos de reconstruccio, etc...).

En casi 10 años que duro la paciencia de los obreros (las siguientes mineriadas seran ya en 1999) se preparo el camino para que la opinion publica rumana considerara estos movimientos, las mineriadas y cualquier movilizacion obrera similar, como actos de vandalismo o demostraciones antinacionales, en vez de una lucha por conservar el trabajo y la sociedad que los canibales (me gusta este termino que usa Marx para definir a los capitalistas) estaban saqueando.

El gobierno de Iliescu duro hasta 1996, y durante este el saqueo fue, digamos, de baja intensidad comparado con lo que estaba por llegar. Sin embargo, el descontento de la poblacion con las situacion economica les empujo a fiarse de las promesas de mas riqueza del Partido Taranesco, encabezado por Constantinescu. Con el llego el periodo mas humillante para el pueblo de la "democracia rumana". De hecho el fracaso de su gestion (un fracaso intencionado, sin lugar a dudas) hizo que el señor Constantinescu, suponemos avergonzado, desapareciera de la vida politica en cuanto fue desalojado a la primera oportunidad del sillon desde donde dirigio o simplemente contemplo como Rumania era repartida a pedazos sin miramiento alguno.

Asi que, en cuanto Constantinescu gano las elecciones presidenciales en 1996, las presiones del FMI y la complaciencia servil de sus gobiernos aceleraron de nuevo las privatizaciones y cierres de minas. Entre 1997 y 2000 se despidieron mas de 90.000 mineros en Rumania, por no hablar del resto de los sectores productivos. Fue un verdadero desastre para la poblacion, que obligo a millones de rumanos a huir de su pais para poder sobrevivir.

En este contexto es el el cual se dan las siguientes mineriadas (dos), la detencion del lider sindical Miron Cozma, y el asesinato sin aclarar de otro lider sindical que amenazaba con continuar con el testigo del movimiento obrero contra las privatizaciones: Virgil Sahleanu. Esto lo contaremos en el proximo capitulo.


http://ro.wikipedia.org/wiki/Mineriad%C4%83

http://www.alanier.at/Rumania.html

http://rumania.wordpress.com/2007/01/09/sindicalistas-rumanos-ii-miron-cozma-y-las-mineriadas/

http://www.romanialibera.ro/a99520/totul-despre-mineriade.html

http://www.avmr.ro/mineriade/index.phpoption=com_content&view=section&layout=blog&id=17&Itemid=65

2 comentarios:

Iosu Bisarionea 1960 dijo...

Muchísimas gracias Forneo por tu blog y este precioso artículo. Precioso porque es una muestra más de que los trabajadores del Este no permanecieron pasivos ante el desmantelamiento del Estado socialista.

Solo una pequeña objeción: No hay que caer en los tópicos semánticos de la burguesía otánica: "...bajo el regimen de Ceausescu..."

Chao.

Jose Luis Forneo dijo...

Acepto la objeción. Tienes razón.

Por cierto, os escribi un email para ponerme en contacto con vosotros, pero no he recibido respuesta. Si no llego por alguna razon, decidmelo por favor.

Un saludo

JL

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...