jueves, 18 de febrero de 2010

21 años de la salida de Afganistan ( en pleno proceso de traicion al internacionalismo socialista)



A 21 años de la salida del ejercito sovietico de Afganistan, el 17 de febrero de 1989, como anticipo a la traicion que ya se estaba gestando en el Kremlim y la Casa Blanca, conviene recordar este articulo de Dmitri Agranosky, del Partido Comunista de la Federacion Rusa, escrito en 2004.

En este articulo, se describen las lagrimas de la poblacion afgana cuando las tropas de la URSS se retiraban, la realidad de la victoria en combate contra los EEUU, a pesar de que estos la vendieron como una derrota sovietica, y la traicion que supuso la retirada al compromiso internacionalismo propio de la URSS, al ejercito rojo (murieron 15000 soldados defendiendo la soberania afgana) y a la misma poblacion que les llamo en su ayuda.

Recordemos, que fue el gobierno afgano el que llamo en su ayuda al ejercito rojo ante el intervencionismo norteamericano, que ya entonces estaba intentando desestabilizar la zona para hacerse con el control de los recursos economicos de Asia Central (incluyendo la explotacion de la heroina).

Cuando en 1979 el ejecito rojo entro en Afganistan, el pueblo habia recuperado el poder a traves de un partido comunista, la mujer estaba en proceso de emancipacion, habia programas de alfabetizacion popular, y, como siempre, EEUU estaba saboteando el proceso a traves de golpes de estado y grupos terroristas.

21 años despues podemos comprobar en que han convertido Afganistan los rapiñeros de Washington.


Dmitri Agranovsky
Sovietskaya Rossia
Traducido del ruso por Josafat S. Comín

El 17 de febrero es para mí una fecha dura y aciaga. Hace justo 15 años Gorbachov y compañía sacaron a nuestras tropas de Afganistán, traicionando a nuestros hermanos, abandonándolos a una muerte segura, traicionando a los que habían creído en nosotros, nos habían apoyado y nos habían querido. No es secreto que cuando nuestras tropas abandonaron ordenadamente Afganistán, la población local lloró, comprendían lo que les esperaba.

Gorbachov no sólo traicionó a nuestros amigos. Traicionó al ejército, a todos los que habían muerto, a todos los que habían defendido la frontera sur de nuestra patria del terrorismo internacional, de gente salvaje y despiadada, del Imperio del Mal, los EEUU.

Nos traicionó a todos nosotros, infringiendo un durísimo golpe a nuestro país, echando por tierra todos los esfuerzos y todas las pérdidas que sufrió nuestro ejército, al vencer en esa guerra no solo a los dušman (1) , sino a Occidente que los apoyaba, y a todos los radicales musulmanes, que no conocían problemas de dinero, ni de armas ni de efectivos.

Nuestros soldados y oficiales cumplieron con su deber profesional, creando en nuestra frontera meridional un estado estable, prosoviético, prorruso. Nuestros ingenieros, médicos y especialistas levantaron un país moderno donde no había nada. Un país que ya ni siquiera necesitaba a nuestros soldados, solo hacía falta ayudarle con armamento, con dinero y especialistas. Es lo que hacen los EEUU en medio mundo. Pero ni siquiera eso hicieron. Nos traicionó a todos para vivir bien.

Nuestro ejército ganó aquella guerra. Aunque los EEUU se consideren a sí mismos vencedores. Y es cierto. Perdieron en el campo de batalla, igual que antes lo hicieron en Vietnam, en Corea y en cualquier sitio donde han intentado entrar en combate con nosotros. Pero a traicionar, sobornar y en deslealtad sí que nos ganaron. Como siempre recurrieron a la bajeza de la naturaleza humana y a fin de cuentas vencieron. Los lugares sagrados nunca están vacios. De donde nosotros salimos, ellos entran. Nos fuimos de Afganistán y ahora están allí los usamericanos. Nos fuimos de Europa del Este y ahora están allí los usamericanos. Nos fuimos de Georgia y ahora están allí los usamericanos.

Nadie puede dudar de que de habernos ido de Chechenia, como intentaron nuestros enemigos externos e internos, ahora habría allí una base usamericana.
Utilizaron esa guerra para inocularnos el complejo del derrotismo. Recurrieron a todo, desde las películas hasta las canciones melancólicas de Rosenbaum, como “Tulipán negro”. Estoy seguro de que la Gran Guerra Patria no fue menos terrible, pero a nadie le vino a la cabeza convertir en himnos canciones como esa. “Artilleros, Stalin ha dado la orden”, o “Los tanquistas soviéticos están aniquilando al enemigo”, eso sí que eran canciones. Por eso nuestra victoria era incuestionable, sin sombra de duda.

Por supuesto, nadie puede esperar disculpas de los traidores. Están ocupados haciendo publicidad de bolsos de lujo, de marcas de pizza, dando conferencias o recibiendo condecoraciones como “mejor alemán”. Pero me gustaría decir a todos los que cayeron en esa guerra, a todos los que pasaron por ella, que no fue en vano. Estabais defendiendo nuestra Patria y la supisteis defender. Vencisteis al más terrible y peligroso de los enemigos, y ahora cuando ha sacado las garras del todo, es algo que todo el mundo puede ver. Nosotros, todo el país está en deuda con vosotros, no tenemos la culpa de que los dirigentes de entonces, convirtiesen vuestro sacrificio en polvo.

Quisiera pedir perdón a Najibullah (2), ahorcado en las puertas de la embajada italiana. Quisiera pedir perdón a Honecker, al que perseguimos por todo el mundo y no dejamos morir en su país, a Ceausescu, al que no se atrevieron ni a juzgar, y fusilaron, no se sabe quién, en un sótano. Quisiera pedir perdón a todos nuestros amigos en todo el mundo, a los que los entonces dirigentes traicionaron (no me atrevo a llamarlos NUESTROS dirigentes).

No fuimos nosotros los que os traicionamos. Nosotros os recordamos, estamos dolidos, y haremos todo lo posible para que nuestro país vuelva a ocupar un lugar digno en el mundo y nunca olvide ni abandone a sus amigos.

Mucho de eso ya se está haciendo. Hay base para el optimismo. Y mientras, ¡Gloria eterna a los héroes! Ni olvido, ni perdón para los traidores.

Notas:

1. Así es como en lengua darí, las tropas soviéticas y gubernamentales afganas se referían a los muyahidines afganos. (En darí, significa traidor).

2. Cuarto presidente de la República Democrática de Afganistán.


http://pcvcarabobo.blogspot.com/

3 comentarios:

RAFAEL ANTONIO dijo...

Maravilloso, mágico e impresionante texto Jose Luis...en tu extraordinario blog he encontrado multitud de interesantisimas entradas (lo de post no me gusta demasiado)pero lo de esta entrada en concreto ha sido majestuoso...lleno de emoción,ternura y nostalgia por una época desgraciadamente perdida.
Esta es la manera de hablar que me da confianza en una persona (y no con esos insufribles discursos llenos de terminología tecnócrata que desesperarían al mismísimo Santo Job)...y es que debo de reconocer que mi fascinación por el comunismo es mas bien fruto de que soy una persona muy emocional, y no tanto es fruto de mis exiguos conocimientos tecnocráticos.
De verdad te lo digo, estaba teniendo la típica tarde triste y tontorrona y al leer este artículo me ha subido la moral y el entusiasmo de una manera increíble.
Enhorabuena a este comunista soviético por su maravilloso discurso y a ti por la entrada.

Jose Luis Forneo dijo...

Rafael, comprendo perfectamente lo que dices, puesto que es el comunismo es, aunque intente desvestirlo de este componente esencial, principalmente emocional. Como decia el Che, es la indignacion la que hace que los comunistas sean hermanos entre si, es la pasion por la libertad la que hace que millones de soldados rusos entregaran su vida contra el fascismo, es el sentimiento de tristeza y de injusticia el que lleva a la necesidad de solidaridad con los mas debiles, al internacionalismo para que nadie sea explotado.

La caida de la URSS no es solo una tragedia por el genocidio que conllevo, los millones de muertos y la miseria en la que se hundieron los pueblos que la integraban, sino sobre todo una derrota (temporal) de un sueño y a la vez una necesidad, suma de corazon y de razon, de organizacion y de libertad.

Anónimo dijo...

Pues a mi estos Textos,-excelentes-,me provocan indignación y rabia;furor salvaje contra impresentables cínicos y traidores como Kruschev-gorbachov- conviene recordar como dijo el mafiosillo ANDREOTTI, que sin Kruschev, sería impensable gorbachov- y todo el aparataje revisionista de un partido podrido como el PCUS. Ese año de 1989,fue vomitivo:con los traidores gorbachov,Yakolev, gaidar ,Yeltsin, haciendo de las suyas;con las bandas talibanes de la CIA, ASESINANDO A NIÑOS, MUJERES Y MAESTROS EN LOS PUEBLOS AFGANOS, con las tropas usamericanas asesinando en Febrero de ese año, a más de 3000 personas en Panama, etc,......pues esa porquería es la que acaban de celebrar como hienas hediondas los poderosos del mundo en el carnaval de Berlin.
Lo dicho.¡loor y gloria eterna a Lenin, Derzinsky,Stalin,Beria,Kaganovich,molotov,Ligachov,Andreeiva,Mao,enver Hoxha,etc,etc y a todos los millares de camaradas abnegados del partido, del movimiento comunista internacional y de los organos de control obrero como el NKVD, que supieron tratar como se merecen a estas hienas capitalistas y a sus complices ó que no cayeron en su artera propaganda criminal!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...