domingo, 16 de mayo de 2010

Fascistas en la Plaza Roja

El pasado 9 de mayo, dia en el cual se conmemora la victoria del pueblo sovietico sobre la Alemania Nazi en la Gran Guerra Patria (la Segunda Guerra Mundial termino en septiembre de 1945 con el lanzamiento de dos bombas nucleares de los fascistas norteamericanos sobre Japon, en un genocidio aun no juzgado), los actuales presidentes de Rusia invitaron a tropas de los paises derrotados por Hitler a desfilar por las calles de Moscu.

Ante la indignacion de los excombatientes, militares de EE.UU. o Inglaterra, pasearon sus sangrientas banderas ante los ojos del pueblo ruso, el mismo al que no dudaron en invadir y asesinar en 1917 tras la Revolucion Rusa, o al que tras su victoria en la SGM no dejaron de hostigar con el fin de que su soberania pasara de nuevo a las manos de los fascistas locales.

Es conocido que tras la derrota de Hitler Francia, Inglaterra y su nuevo amo, EE.UU., decidieron mantener la lucha contra el pueblo sovietico que les liberó, ademas de salvar del juicio por delitos contra la humanidad a miles de nazis que, desde entonces, pasaron a formar parte de la elite politica e investigadora de estos paises que se autodenominaron "defensores de la libertad", a pesar de que fueron los claros herederos de los regimenes fascistas derrotados. En la operacion Paperclip mas de 10000 altos cargos y cientificos nazis fueron protegidos por los gobiernos "aliados" para desarrollar programas de desarrollo cientifico o de estrategia politico-militar, principalmente motivados por la lucha contra el enemigo comun: la URSS (y estas operacion fue una de las muchas en la que los nazis participaron tras la victoria sovietica y el apoyo recibido a los derrotados por Washington, Londres y Paris).

Pero no es solo eso: antes de la SGM los principales financiadores del ejercito y la industria nazi fueron grandes capitalistas norteamericanos, como Rockefeller, Hearths o, la familia Bush, de la que dos de sus miembros llegaron a ser presidentes del IV Reich con sede en Washington.

65 años despues de la victoria del pueblo sovietico contra capitalistas y nazis, y tras el agrupamiento de fuerzas de estos tras la SGM, que llevo a la destrucción de la URSS en un lento proceso que culmino a principios de los 90, las tropas herederas del fascismo mostraron su bandera asesina por las calles de Moscu, ante la indignacion de excombatientes rusos conscientes de quien es su verdadero enemigo. Quizas porque los fascistas rusos son los que hoy se reparten las riquezas de este pueblo ruso que un dia humillo a los saqueadores como ellos y supo controlar su propio destino, y porque en el fondo fascistas rusos y fascistas europeos o norteamericanos antepondran siempre sus intereses propios a los de sus pueblos, sea cual sea el nombre de estos.

En resumen, la humillación a los vencedores de Hitler, el pueblo sovietico, haciendo desfilar a sus herederos por las calles de Moscu solo es una muestra mas de la victoria temporal del fascismo en Rusia, ante el creciente e imparable crecimiento de la dignidad de los trabajadores rusos, que cada dia son mas conscientes de su papel en la victoria contra el nazismo en la Gran Guerra Patria, y su derrota temporal ante el mismo enemigo en los años 90.

A continuacion, dos cartas, de entre las miles recibidas en la prensa rusa, de dos veteranos combatientes contra el nazismo indignados ante la presencia de las banderas enemigas en el homenaje a la victoria del pueblo sovietico hace 65 años.

Los participantes de la Gran Guerra Patria y trabajadores en la retaguardia de la guerra, residentes en Moscú, de la Calle Dmitri Ulyánov, nos dirigimos a Usted con una protesta contra los planes de invitación de las tropas de la OTAN, en la Parada del 9 de Mayo.

El Día de la Victoria sobre Alemania fascista es una fiesta sagrada para todo nuestro pueblo que soportó la principal carga de la II Guerra Mundial, entregó por aquella Victoria decenas de millones de vidas y puso al enemigo al borde de la tumba. Sí, la Gran Bretaña, los EEUU y Francia tomaron la participación en el remate del fascismo, y nos alegrará ver sus veteranos en las tribunas de los invitados de la Plaza Roja. Pero las tropas de hoy día de estos y otros países de la OTAN, se han cubierto de una infamia imborrable llevando a cabo unos crímenes sangrientos por todo el planeta, por la hegemonía mundial de los EEUU, lo mismo que deseaba Hitler para Alemania.


Los miembros de la OTAN, anteayer, destruyeron a Yugoslavia, el país cuya sublevación, en 1941, detuvo casi durante un mes y medio el ataque de los hitlerianos a la URSS, con lo que ayudó en su medida, a nuestra Victoria. Ayer la OTAN destruyó a Irak, donde no hubo ningún arma de destrucción masiva, y que ellos sabían de sobra. Hoy ellos están matando a los afganos y para mañana están haciendo planes de atacar a Irán y a Corea del Norte.

Para nosotros, la bota cubierta de sangre de la OTAN sobre la calzada de la Plaza Roja es un símbolo de la capitulación de Rusia ante aquellos que en la “guerra fría” supieron derrumbar sin combate a la URSS, y ahora está desarmando a Rusia y la está subyugando, no con las armas sino con los dólares.

¡La OTAN fuera de Rusia!

Anule sus desfiles.

M.E.Dziuba, K.G.Kovyzhenko, S.G.Kruglova, A.F.Tiótkina, M,V.Lisok, V.P.Pustoválov,Z.B.Sochílova, A.S. Yanóvskaya, V.G. Frolov y otros; total: 17 firmas


Estimados señores generales, almirantes que se encuentran en el servicio militar de Estado:

Se dirige a ustedes el cabo de guardia, ex batidor de ejército del cuerpo 34º de tiradores de Guardia, teniente-general Baklánov. ¡Me da vergüenza! Me averguenzo, señores, por ustedes, que tienen estudios superiores, pero… Ustedes saben mal la historia de Rusia. ¡Ustedes, señores generales, almirantes, tienen bien asentado en su alma el servilismo! Ello se manifiesta en dos palabras: “usted mande…”

Y ya se ha cumplido: el 9 de Mayo de 2010, los de OTAN de los EEUU, Francia, Inglaterra, van a desfilar por la sagrada tierra rusa. ¡Sean infames, señores callados!

V.P. VOROPÁYEV
de Vyropáyevka


3 comentarios:

Luca dijo...

Bueno, esta entrada daría para profundizar mucho. La verdad es que a mi ver las tropas de los, entonces, aliados occidentales desfilando por la Plaza Roja en conmemoración de la derrota del nazismo me parece algo equiparable al desfile de la victoria soviética al que asistió Eisenhower tras ser condecorado por el mismo Stalin ya que juntos derrotaron al nazismo.

No creo que deba caerse en el vicio de llamar fascistas a todos, desgraciadamente la dominación de un Estado sobre otro es mucho más antiguo que el fascismo y si el capitalismo invade países no es porque sea fascista sino justo por lo contrario, porque el fascismo es capitalista.

Como dije antes los honores y condecoraciones entre los participantes en la II Guerra Mundial iban de un país a otro y en aquel entonces la URSS no se paró a pensar si los EEUU habían estado invadiendo países desde el siglo XIX, tan solo se fijaron en que eran aliados en ese periodo de la Historia.

Luca dijo...

...y se me olvidaba, no quiero contradecir a los firmantes de esa carta, pero la Federación Rusa con Yeltsin a la cabeza y con la notable ausencia de críticas por parte de esas personas, también participó en la rapiña contra Yugoslavia.

Jose Luis Forneo dijo...

LLamar fascistas a los capitalistas no es un vicio... El fascismo es, como dices, capitalista, y por lo tanto, son sinonimos.

En cuanto a la participacion de Yeltsin en la rapiña de Yugoslavia responde a lo mismo: los capitalistas-fascistas llegaron al poder en Rusia y como tal se unieron al resto de saqueadores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...