viernes, 7 de mayo de 2010

"Lo peor que puede hacer un gitano es otro gitano"

El racismo contra la comunidad gitana en Rumania, independientemente de sus razones e intereses, permea en todos los estratos de la sociedad, e incluso, como demuestra esta noticia, afecta a las mismas asociaciones civiles e instituciones encargadas de proteger sus intereses y representar sus derechos.

En una mesa redonda organizada en el Ayuntamiento de Bucarest, donde se debatia la integración del pueblo gitano, uno de los participantes se quedó tan pancho tras soltar las palabras que titulan esta entrada, y ante la pasividad y ningun tipo de reacción del resto de los miembros del debate.

El tema concreto del acto era debatir como hacer para que los gitanos aprendan a cuidar la casa donde viven (un tema que ya lleva implícito un gran componente racista en su propio enunciado), y participaron tanto el consejero del ayuntamiento para el problema gitano como representantes de las principales agencias sociales relacionadas con esta minoria etnica en Bucarest.

La discusion comenzo cuando una joven participante, la que luego soltaria las palabras citadas, se quejaba de que cualquier accion planteada se encontraba siempre con pretensiones y peticiones exageradas, del tipo, literalmente, "¿Por qué no me haceis también un W.C.? A la chica, que curiosamente se dedica a trabajar con gitanos en la ciudad, le sorprende que unos ciudadanos, que normalmente en sus casas simplemente tienen un pozo negro donde hacer sus necesidades, pidan que el ayuntamiento les garantice la salubridad de su casa, algo que en un pais desarrollado deberia ser una obligación de las instituciones y no un capricho, como parece que es considerado, del ciudadano.

El consejero del Ayto. defendio la posibilidad de subvencionar o ayudar a que los gitanos construyeran W.C. en sus casas, y la joven, por algun motivo, se enfado, soltando la siguiente frase: "Lo peor que puede hacer al mundo un gitano es otro gitano", es decir, tener hijos.

Lo curioso es que la chica es también de origen gitano, y ademas, madre, por lo que no sabemos si en su aseveración estaba aportando alguna experiencia traumática personal.

Como sabemos, a veces el peor enemigo de una minoria, un colectivo inmigrante, o una clase social dominada, son algunos de sus miembros, que avergonzados de su origen, huyen de su realidad, intentando atacar a sus propios compañeros para asi sentirse parte de la mayoria, y evitar que esta no la identifique con el colectivo "inferior".

La discusion has sido grabada por un equipo de la agencia Discuţia Şoim Press, iar y el periodista Mihai Cruşoveanu,presente cuando la chica dijo esto, afirmo que fue muy chocante, sobre todo cuando esta chica reconocio su origen, que evidentemente estaba muy bien integrada en la sociedad normalizada, y que no parecia para nada gitana.

Ninguno de los presentes critico, por otro lado, sus palabras, a pesar de que la mayoria de ellos se ganan el pan como representantes de la comunidad gitana ante las instituciones locales, lo mismo que Oana Marina Parnica, la protagonista de estas palabras racistas graves, que tambien se gana la vida como asistente de los miembros de la comunidad gitana de Bucarest. Evidentemente, las instituciones no tomaran medidas contra ella aunque la ley defina como delito claro su actitud.

En el fondo en Rumania, salvo pocas excepciones, no hay ningun interes en resolver la discriminación que sufre la minoria gitana, y parece que el conjunto de asociaciones surgidas alrededor del problema, junto a las instituciones que canalizan los fondos venidos de Europa supuestamente para mejorar la situacion, no tienen mayor interés que en vivir de ello, y seguramente muy bien, sin hacer muchos esfuerzos por entender, comprometerse y luchar porque las cosas cambien.



http://www.jurnalul.ro/stire-special/cel-mai-mare-rau-pe-lume-care-il-face-un-tigan-este-un-tigan-542772.html

5 comentarios:

May dijo...

¡Un W.C.! Madre mía, se nos están yendo de las manos con sus exageradas peticiones...

El problema del racismo contra los gitanos en Europa es espeluznante, son el colectivo que más lo sufre, pero en Rumanía es, sencillamente, una vergüenza. Y lo peor es que lo muestran sin tapujos, te lo dicen tal cual y a la cara. Por ejemplo, en un tren, me echaron una bronca mortal por darle una galleta a una niña rromi de unos dos o tres años porque... ¡podría haberme robado! Claro, con sus 15 kilos de peso y 1 metro de altura era un enemigo al que no podría haberme enfrentado...

"Me dan miedo los gitanos", dice la señora encargada de trabajar para mejorar su condición, y la mayoría de los rumanos estarán muy de acuerdo con esta afirmación. Por ejemplo, en un tren, me echaron una bronca mortal por darle una galleta a una niña rromi de unos dos o tres años porque... ¡podría haberme robado! Claro, con sus 15 kilos de peso y 1 metro de altura era un enemigo al que no podría haberme enfrentado...

Lo que debería darnos miedo es el miedo, porque no nos deja ver con claridad y nos hace cometer estupideces.

Respecto a la desvinculación del colectivo, no hay más que echar un ojo a las estadísticas y censos rumanos, que recuentan un número de gitanos muchíiiiisimo menor del que existe en realidad. Y, en cierto modo, es comprensible: para poder vivir en paz en Rumanía siendo gitano, lo mejor es que no se te note.

Lo más sangrante, es que Rumanía se beneficia de los fondos Phare europeos para implementar una campaña contra la discriminación (S.P.E.R. - Stop Prejudecăţilor despre Etnia Romă), y seguro que muchas de estas asociaciones gitanas obtienen jugosos beneficios mediante subvenciones. Mientras, esta señora suelta esas perlitas y el señor Basescu se permite insultar utilizando las palabras "ţigancă împuţită".

Cele dijo...

He visto el video y tengo que decir que a mí sí que me da miedo: me da miedo no ser gitano, me da miedo que trabajando para la integración y la promoción del pueblo gitano me encuentre cualquier día sentado en la misma mesa que gente así, como buitres volando en círculo alrededor de la comunidad rrom de Rumanía. Porque este salvaje tardocapitalismo al que se ha subido en marcha este país está empeorando su situación (si eso era posible)y condenándoles al estaticismo en su estado de SEGREGACIÓN RACIAL.
Nu sunt plin de acord cu gândul comunism care tu prezinţi în blog-ul acest (Regimene dicatoriale nu sunt bune iar şi în timpul Cauşescului comunitatea rrom a suferit un proces de asimilare şi dispariţie foarte puternic) Iar Camarad Vallekan în România fericitari pentru blog-ul îmi place mult şi este un punct de vedere foarte interesant. Mulţumesc
Îmi pare rau ca nu scriu bine limba româna

Jose Luis Forneo dijo...

May, tienes razon sobre la paranoia contra los gitanos. Y es "logico" que muchos de ellos lo escondan o asuman la moda para no ser señalados con el dedo, abandonen sus costumbres, su ropa, sus signos de identificacion. Lo cierto es que, como dices, aqui vive mucha gente del dinero que deberia servir para solucionar el problema, pero que como se ve en el video solo sirve para que algunos vivan de gorra.

Cele, bueno, yo tampoco estoy totalmente de acuerdo con el pensamiento politico y mucho menos la accion de Ceausescu. Pero en estos tiempos de capitalismo criminal cualquier contraste que haga resaltar las miserias del capitalismo es bueno. En Rumania no hubo nunca un Socialismo real, aunque no todo fue tan malo como dice la propaganda. Algunos rasgos del socialismo si que provocaron logros importantes, otros fueron puros errores (especialmente los que mas se acercaron al pensamiento del libre mercado, como los prestamos de occidente, y la consiguiente contradiccion con la ideologia y las prisas por pagarlas). En cuanto al racismo en Rumania, en el este en general, es algo que se huele en el aire, y que en casi cualquier conversación sale a la luz (ante la complicidad de todos los que participan). Por cierto, escribes bien rumano, donde aprendiste?

Saludos a los dos

Anónimo dijo...

La convivencia con los gitanos es una de las experiencias más bonitas que puede haber en esta vida, tantas cosas que aprender de ellos, tanta educación, tanta cultura, tanto civismo...
















... ¡NO!

Anónimo dijo...

¿Y qué les dicen a los rumanos no-gitanos si se presentan en el ayuntamiento diciendo que quieren que les hagan un servicio a la salud del contribuyente?

Una semana conviviendo con gitanos os recetaba yo, y se os quitaban todos esos prejuicios buenistas a base de daros de morros con la realidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...