martes, 24 de enero de 2012

153 años de la union de los Principados Danubianos

Hoy se celebra en Rumania la conocida como "Pequeña Union" (Mica Unire), pues se cumplen153 años de la elección del domnitor del Principado de Moldavia, Alexandru Ion Cuza, también domnitor del Principado de Valaquia, naciéndo así lo que se conocerá como los Principados Unidos de Moldova y Tara Romaneasca, el germen de la futura Rumanía independiente.

Los Principados Danubianos unidos en 1859
En aquella union del 24 de enero de 1859 , la de los Principados Unidos con Alexandru I. Cuza como domnitor, no se integraban ni Transilvania, ni la actual R.Moldova (territorio del Principado de Moldavia que los Otomanos habian perdido ante el Imperio Ruso), ni tampoco Dobrogea, de soberanía turca). Sin embargo, si formaba parte de Moldavia el corredor que daba salida al Mar Negro de la ciudad de Chilia, hoy parte de Ucrania, lo que se conocia como Basarabia Sur.

Por aquel entonces Rumania todavia no había nacido, pues aquella union no era completa, ya que los dos principados aun no eran independientes, y estaban sometidos a la mutua influencia de Rusia, el Imperio Otomano, y la creciente presencia de Francia (principal instigadora de la union y la independencia de Rumania). Sin embrgo, la Union entre los dos Principados Danubianos, como eran conocidos por entonces, ya formaba parte del programa revolucionario de 1848, que incluye "los principios para la reforma de la patria", que conprenden en una fórmula sintética, "la union de Moldova y Tara Romaneasca en un único estado independiente rumano".

Alexandro I. Cuza, es elegido domnitor de Moldavia el 5 de enero de 1859. Unos dias despues, el 24 de enero del mismo año, fue elegido tambien domnitor de la Tara Romaneasca, en un edificio hoy en ruinas en la calle Lipscani, en el centro de Bucarest, dandose paso al germen del que sera años mas tarde (tendra que esperar hasta 1877) el nuevo pais Rumania.

El contexto internacional en el que se produce esta union es el siguiente: despues de la Guerra de Crimea, en el Congreso de Paris, el Emperador Napoleon III, a la cabeza de las potencias occidentales antirusas y anti otomanas, decide permitir y fomentar que los dos principados se unan momentaneamente en una sola entidad federal. El objetivo era crear un poder un poco mas fuerte frente a la expansion rusa y el imperio otomano, que interesaba a Francia e Inglaterra (potencias hegemonicas entonces), a la vez que se oblligaba a Rusia a devolver a Moldavia el sur de Basarabia, para asi cerrar el camino ruso hacia el Danubio (la parte que da salida al mar a la nueva union de los principados).

Los unionistas de Bucarest y de Iasi, capitales respectivamente de Tara Romaneasca y de Moldavia, sugestionados por la habilidad politica de Cuza y su entorno (Mihai Kolganiceanu, Vasile Alecsandri, etc...), y en pleno auge del nacionalismo europeo, aceptan unir los dos principados bajo la cabeza del mismo hombre (evidentemente, un representante de los boyardos y de la burguesia local). Asi se crean los Principados Unidos de Moldavia y Tara Romaneasca. Como se ha dicho mas arriba, todavia no se usara el nombre de Rumania (esto solo sucederá a partir de 1862), puesto que la union no es una fusion total, sino una alianza de estilo federal, bajo la institucion superior de un domnitor-gobernador comun.

Sin embargo, las reformas europeizantes (es decir, según influencia francesa) de Cuza hacen que los nobles y burgueses de ambos principados, siempre pensando mas en sus fortunas y sus privilegios que en una unidad nacional que les perjudique el bolsillo (en eso no cambiaran nunca) , le obligarán mas tarde a exiliarse (en 1866) y a aceptar la imposicion de un gobernador extranjero, el príncipe Carol, de origen aleman, que fue en primer lugar domnitor de ambos principados, denominándose Carol Hohenzollern-Sigmaringen y, posteriormente, sera elegido como primer rey de Rumania, cuando este pais consigue la independencia en 1881.

Entrada de Cuza en Bucares (grabado de la epoca, en alfabeto cirilico, el oficial entonces)
Eso sucederá tras la llamada Guerra de la Independencia. En 1877 los rusos dan un ultimatum a Rumania exigiendoles que les dejen atravesar su territorio para atacar al Imperio Otomano, y sin esperar respuesta lo atraviesan, aunque despues pagaran la  ayuda de los rumanos apoyándo su  independencia. La derrota del Imperio Otomano dará lugar a la creacion de Bulgaria y a la independencia de Rumania (tal y como era por aquel entonces, la suma de Tara Romaneasca y parte de Moldavia, es decir, los Principados Danubianos cuyo nacimiento como unidad se celebra hoy).

Las potencias occidentales, sin embargo, no aceptaran esta paz bilateral entre Rusia y el Imperio Otomano, que beneficiaria tanto a Rumania,  y convocan el Congreso de Berlin, donde se discuten los terminos de la pacificacion. Tras este congreso, el sur de Basarabia, que habia estado en manos de Rumania, volverá a manos de Rusia a cambio de que esta cediera Dobrogea a Rumania, a la vez que se reconoce su independencia (esta guerra es llamada por los rumanos, la guerra de Independencia, que hará que tres años despues el domnitor aleman Carol de Hozenzoller-Silmaringen sea coronado rey de los rumanos).

En resumen, hoy se celebra la union de dos principados, Tara Romaneasca y Moldavia, en 1859, primer paso para la creacion de lo que será poco mas tarde el primer estado nacional rumano, el reino de Rumania. En realidad no es una fiesta celebrada en demasia por las instituciones rumanas, que la consideran solo secundaria ante la Gran Union de 1918, que daría lugar a la para ellos gloriosa Romania Mare (Rumania, mas Transilvania, Banato, Bucovina, Dobrogea, y Basarabia). Esta Gran Rumania es, para los rumanos, y para las instituciones culturales y politicas del pais, una especie de Rumania eterna, preexistente y teleologica, extirada hasta el tiempo de los legendarios dacios.

La decisión de nombrar a Alexandru Ion Cuza como domnitor de Tara Romaneasca, tomada tras ser elegido anteriormente como domnitor del Principado de Moldavia, fue votada en un edificio que se encuentra en la calle qua ahora se llama Smardan, 39, en el centro histórico de Bucarest, en lo que era por entonces el antiguo Hotel Concordia, en 1859 el mas moderno por aquel entonces de la ciudad y donde se daban cita los principales politicos del pais para sus reuniones.

Entre 1859 y 1861, durante el gobierno de Cuza, se desarrollo la unificación administrativa de los dos principados en lo que se refiere a las instituciones, la moneda y el ejército, bajo la égida de una Comisión Central que desarrolló su actividad en Focsani, ciudad fronteriza entre ambos principados, y que se barajó como capital del pais en vez de Bucarest, aunque Cuza eligio al final a esta ultima.

El historiador Adrian Cioflanca, investigador en el Instituto de Historia “A.D.Xenopol” de la ciudad de Iasi, entonces capital del Principado de Moldavia, describe como la union no fue cosa facil, y suposo un debate entre los partidarios de esta, que pretendian la centralizacion, y los federalistas, que defendian la autonomia mutua dentro de un estado federal comun. Estos ultimos temian que la centralizacion empobreciera a Moldavia, siendo Bucarest y la Tara Romaneasca los que atrayeran toda la riqueza (como al final sucedio).

Una vez realizada la unión, tras la eleccion de Cuza, después de disputas vehementes entre los partidarios a la unión y los que estaban en contra de la misma, y a traves de unas supuestas elecciones, parece que "falsificadas", ademas de la intervención de Francia para imponer su modelo centralista (fte. de Adrian Cioflanca), había que organizar el nuevo estado. Y Cuza que se había convertido en símbolo de la unión, terminara convirtiendose en un obstaculo que no garantizaba la perenidad del estado, puesto que muchos moldavos no deseaban la unificacion total.

La elección del modelo que había que seguir para la construccion del nuevo estado, centralista o federalista, fue un tema muy debatido. Los partidarios de la unión consideraban que la centralización era un factor muy importante para la pervivencia nacional (ademas de que Francia lo deseaba para imponer un estado fuerte frente a Rusia y los turcos), mientras que los federalistas consideraban que la descentralización representaba la vía hacia la igualdad de las dos entidades políticas en el futuro estado.

Alexandru Ion Cuza
Los argumentos de los separatistas, sintetizados en varios documentos, serían los siguientes. Ellos le temían a que, después de la unión, la capital se trasladaba a Bucarest, lo que realmente pasó y que Moldavia sería marginada, echo que se puede probar. Los separatistas le temían a que Moldavia, su capital y sus intereses iban a caer en segundo plano. La Unión provocaría una contínua depreciación de capitales y productos en Moldavia. Varias reuniones de hombres de negocios de Iasi mostraron que después de la unión los productos y los precios de las casas de Moldavia bajaron drásticamente. Los separatistas le temían a que los valacos iban a tener la mayoria en el legislativo y ellos iban a sentirse marginados, más bien un pueblo conquistado, que uno unido. Las investigaciones de hoy día muestran que efectivamente la mayoria de la élite política se companía de valacos.” , afirma Adrian Cioflanca.

No hace falta decir que los debates y las resistencias de los patriotas moldavos no han sido muy publicitadas por los historiadores oficiales o los medios de comunicacion que como suele suceder describen la unidad como algo natural y sin oposicion alguna, en la que estaban implicados y convencidos todos los rumanos (como tambien sucede en la historia de España, en la que todas las resistencias al imperialismo castellano se cuentan, como mucho, como equivocaciones de los pueblos finalmente integrados en la España Una, Grande y Libre y, como la Rumania Grande, sagrada) .

La realidad fue que el gobierno de Alexandru Cuza fue presa de grandes debates al respecto, en el que los centralistas fueron tomando fuerzas hasta provocar su exilio definitivo en 1866, para traer un nuevo domnitor extranjero (de un principado aleman), que seria mas tarde Carol I de Hohenzollern, y con el fin de atraerse la simpatia del Alemania, que impulsó también  el proceso centralizador y, al final, el sometimiento de Moldavia a Tara Romaneasca, de Iasi a Bucarest.

Sea como sea, todo aquello esta ya superado y Rumania hoy es un estado consolidado, y 153 años despues, los rumanos bailan todos los años la llamada "hora de la unidad" (la hora es una danza tradicional rumana que se hace formando un gran circulo, parecido a la sardana catalana), en la que participan tambien normalmente los dirigentes politicos. Con ella celebran la unidad que dio inicio al proceso que daría lugar, por primera vez en la historia, al nacimiento de la nacion rumana, Rumania, que tras la incorporacion de Transilvania, parte del Banato y de Bucovina en 1918 llegño a ser lo que es hoy.

La letra de la "Hora de la unidad", que fue compuesta por el poeta moldavo, partidario de la union, Vasile Alecsandri, es la siguiente:

video


Hai, demonós las manos
los que tenemos corazon rumano
dando vueltas en la hora de los hermanos
sobre la tierra de Rumania

Que desaparezca la mala hierba
que huyan los enemigos del pais
que entre nosotros no haya mas
que flores y armonia

Tu muntenes, tu vecino
ven y unete a mi
y la vida con union
y en la muerte con fraternidad

Donde hay uno no hay poder
en la necesidad y en el dolor
donde hay dos el poder crece
y el enemigo no amenaza

Ambos somos de la misma madre
del mismo ser y la misma edad
como dos abetos con la misma raiz
como dos ojos de la misma luz

Ambos tenemos el mismo nombre
tenemos una sola fama en el mundo
yo soy tu hermano, tu eres mi hermano
y en los dos late el mismo corazon.

Ven al rio Milcov con prisa (*rio frontera entre ambos principados)
para secarlo de un solo sorbo,
para hacer alli un gran camino
sobre las antiguas fronteras

y que vea el santo sol
en un dia de fiestanuestra fraternal Hora
en las llanuras rumanas
.


Hai să dăm mâna cu mâna
Cei cu inima româna,
Sa-nvârtim hora frăţiei
Pe pământul României!

Iarba rea din holde piară!
Piară duşmanii din ţară!
Între noi sa nu mai fie
Decât flori şi armonie!

Măi muntene, măi vecine
Vino să te prinzi cu mine
Şi la viată cu unire
Şi la moarte cu-nfraţire!

Unde-i unul nu-i putere
La nevoi şi la durere
Unde-s doi puterea creste
Si duşmanul nu sporeşte!

Amândoi suntem de-o mama
De-o făptură si de-o sama,
Ca doi brazi într-o tulpina
Ca doi ochi într-o

Amândoi avem un nume
Amândoi o faima-n lume.
Eu ţi-s frate, tu mi-eşti frate,
În noi doi un suflet bate!

Vin' la Milcov cu grăbire
Sa-l secăm dintr-o sorbire,
Ca să treacă drumul mare
Peste-a noastre vechi hotare,

Şi să vadă sfântul soare
Într-o zi de sărbătoare
Hora noastră cea frăţeasca
Pe câmpia româneasca!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...