viernes, 13 de noviembre de 2009

Aleka Papariga, S.G. del Partido Comunista de Grecia, sobre el anticomunismo de moda

El periódico »Rusia Obrera«, órgano del Partido Comunista Obrero de Rusia – Partido Revolucionario de los Comunistas (RKRP-RPC) – dirigió a la Secretaria General del CC del Partido Comunista de Grecia-KKE, Aleka Papariga, la siguiente pregunta: »En los últimos días, con ocasión del 20 aniversario de la caída del Muro de Berlín, estamos siendo testigos de una intensificación de la histeria anticomunista, del ataque a los Partidos Comunistas y a las ideas comunistas en Rusia así como en otros países europeos. ¿Cuál es su comentario sobre estos hechos?«.

Aleka Papariga contesto de forma clara y contundente, con una carta que comparto totalmente, aunque en algunas cosas se queda corta.

Recuerda, entre otras cosas, las razones por las cuales se construyo el muro de Berlin, que se olvidan o se ocultan convenientemente. En 1961 la OTAN envio a sus tanques a Berlin, amenazando a la Europa del Este con una posible guerra, y viviendose en esos momentos un ambiente conflictivo que provoco que se tomara la decision ¨defensiva¨ de la construccion del muro. Ese muro probablemente no sirvio de nada, y es posible que provocara mas consecuencias negativas que positivas para la RDA y para sus habitantes, aunque eso nunca lo sabremos realmente.

La razon del anticomunismo es el miedo a la realidad que, por poco que se rasque en la superficie, sale a la luz. A pesar de todas las deficiencias y errores cometidos por el Socialismo, dice Papariga, fue un sistema económico y social superior; se ha confirmado su superioridad al capitalismo. ¨Los derechos de los trabajadores, que en las condiciones capitalistas son sólo una quimera, eran dados por sentados en el socialismo. Me refiero al trabajo estable y permanente para todos, el establecimiento de la jornada diaria en 8 y 7 horas, la educación y sanidad gratuitas para todos, el tiempo libre, la vida decente para los más ancianos, la adquisición de un alto nivel cultural, etc..¨

No se puede volver atras, porque como todos sabemos, la historia es un constante avance y, como diria Heraclito, aunque bebas dos veces en el mismo rio no sera el mismo agua, pero hay que retomar los puntos positivos del Socialismo y adecuarlos a las circunstancias actuales, mejorandolo, superandolo constantemente, puesto que el Socialismo no puede ser otra cosa que una permanente construccion, como la vida misma.

Lo que dice Aleka Papariga se puede aplicar no solamente a todo el este de Europa, sino al mundo entero, donde como vemos, los capitalistas sienten tambalear la aparente seguridad de su ideologia, de su verdad oficial, mientras aumenta su preocupacion por la insurgencia y resistencia de proyectos socialistas en todo el mundo, sin necesidad de que la crisis haya servido de acicate.

Sin embargo, y para mas inri, esta crisis esta haciendo perder la poca fe que se pudo llegar a tener en el capitalismo en los antiguos paises que vivieron en un sistema Socialista, y esto es lo que provoca el exacerbado anticomunismo del que sabe que todo su esfuerzo propagandistico no termina por dar los frutos del exito total anunciado anteriormente de forma apocaliptica (sobre todo tras la caidad del muro de Berln).

Lo he dicho en varias ocasiones, pero lo repito aqui, porque estoy convencido que, en la Segunda Guerra Mundial, en principio de forma enmascarada pero ahora descaradamente, el fascismo no fue derrotado totalmente, sino que, a pesar de su contundente victoria militar por parte de la URSS, pervivio entre los aliados occidentales (quizas porque ya vivia dentro de ellos), que continuaron extendiendolo por toda la sociedad capitalista (en principio con cautela, porque el vencedor del fascismo estaba al otro lado del muro y era un ejemplo de lucha contra el antifascismo, pero tras 1989 de forma cada vez mas descarada).

El anticomunismo es parte de la misma ideologia que intenta ocultar los crimenes constantes del capitalismo, desviados de la atencion evidente con la demonizacion de otros enemigos, como el socialismo o el islam (es increible que aunque los crimienes del capitalismo salgan constantemente por television la gente no los vea, mientras acepta como verdades absolutas toda la propaganda anticomunista, sin cuestionar apenas sus contradicciones evidentes o sus posibles exageraciones). Es producto del guion propagandistico que empezo en los inicios del capitalismo norteamericano, lease conHearst y su imperio mediatico pleno de falsedades, y de cuyas enseñanzas bebieron luego los propios nazis y que, despues, paso a alimentar la construccion de la ideologia de sus herederos, los que llegaron con la lengua fuera a intentar salvar lo que quedaba del capitalismo aleman.

Adolf Hitler aprendio de sus amigos los norteamericanos (Hearst y su imperio periodistico, como la familia Bush y otros muchos hombres de negocios yankees, tal que Rockefeller, eran claramente pronazis), y estos luego recogieron su testigo pero enmascarandolo (Hitler fue un asesino monstruoso, pero al menos fue sincero).

El propio Hitler escribio una frase en Mi Lucha que define perfectamente por que el capitalismo se percibe como un triunfo incluso en los paises del este, donde el paso del Socialismo al Libre Mercado solo trajo desempleo, pobreza e incluso todo un genocidio humanitario con hambrunas y guerras provocadas (el descenso brutal de poblacion en Rusia, provocado por el hambre, es el ejemplo mas claro de la politica asesina del capitalismo`en el este de Europa)

"A traves de una propaganda constante y astuta se puede hacer que la gente vea el paraiso como si fuera el infierno y viceversa, que considere la forma de vida mas miserable como el propio cielo" , dice Hitler, dando las claves a los ideologos del sistema dominante que hoy todavia domina sobre el planeta.

Antes me he referido a la paradojica situacion en Europa del Este, pero se puede percibir, igualmente, entre millones de pobres de Asia, Africa, America y, por supuesto, de Europa Occidental y de Estados Unidos (este ultimo uno de los paises con mas pobres del mundo) que han sido engañados y han pensado o siguen haciendolo en la mayoria de los casos, que el capitalismo es un sistema justo y que le va a permitir vivir mejor (a pesar de las bombas de Hiroshima, los golpes de estado organizados contra democracias como Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Iran, etc,, y sus genocidios consecuentes, o las decenas de agresiones contra pueblos y naciones que osaron cuestionar la jerarquia imperial y sus exigencias economicas, por no hablar de los campos de concentracion tipo Guantanamo o el hambre provocado por el neocolonialismo del siglo XX y XXI).

Aun a pesar de todas estas evidencias, el Capitalismo sigue su campaña goebblesiana (o Hearstiana) acusando de crimenes contra la humanidad al Comunismo (que en muchos casos estan por demostrar y que habitualmente se aceptan como incuestionables y punto) mientras sobre esa misma humanidad cae dia a dia toda la fiereza, injusticia, violencia e hipocresia de los acusadores.

Como diria Bourdieu, el sociologo frances, ante la construccion de una ideologia impuesta por los dominantes, y sus binomios verdades-mentiras, buenos-malos, correcto-incorreco, impuestos hay que empezar, por lo menos, a ejercer la resistencia en forma de discursos hereticos. Es decir, cuestionando sus incoherencias y contradicciones aunque provoquen el escandalo y el horror de los que las han asumido como incuestionables. La mejor medicina para los enfermos de fanatismo capitalista es la estrategia del espejo, y como el Teseo mitologico hacer que la Medusa del Capitalismo fije en el sus ojos para que, reconociendose, finalmente se autotransforme en piedra.


La respuesta de Aleka Papariga es la siguiente:

»En estos días el imperialismo internacional continúa e intensifica su campaña para distorsionar la gran contribución del socialismo que conocíamos, centrándose en Berlín y en los eventos anticomunistas sobre la caída del Muro. Al mismo tiempo, los gobiernos y los partidos burgueses en conjunto hacen esfuerzos importantes y coordinados para presentar al capitalismo como un sistema eterno, un sistema que asegura la libertad y la democracia y cubre también las necesidades populares.

En este marco, estamos siendo testigos de la intensificación de la histeria anticomunista en Rusia, que fue el lugar de nacimiento de la primera revolución socialista victoriosa, la revolución de Octubre.

El ataque anticomunista es lanzado por quienes hace 20 años caracterizaron a la contrarrevolución como un “acontecimiento histórico y mundial”, por quienes declararon la llegada de una nueva era de paz, seguridad y prosperidad. La experiencia acumulada en este período ha negado tales proclamas, y ha demostrado que su contenido era falso. Recordemos lo que el oportunismo internacional, que aún afirma que el capitalismo puede ser humanizado, solía decir en ese período.

En estos 20 años se han construido muchos muros contra los pueblos. La intensificación de la explotación, las guerras injustas, la crisis económica capitalista, la restricción de derechos básicos, el paro, la pobreza, la difusión de las drogas y el crimen, las oleadas de inmigración, la muerte de millones de personas de sed y enfermedades, son el resultado de la máquina capitalista cuyo dios es el beneficio y no las necesidades humanas. Es una gran mentira decir que la caída del Muro de Berlín, la contrarrevolución, unió al pueblo de Europa y trajo la libertad. La única libertad que trajo fue la de las imperialistas UE y OTAN, y la de todas las organizaciones capitalistas para el ataque a los intereses obreros y populares desde mejores posiciones, la libertad de aprobar leyes antiterroristas y proteger a las fuerzas represivas.

Se ha confirmado que el socialismo del siglo XX, a pesar de todas las deficiencias y errores cometidos, fue un sistema económico y social superior; se ha confirmado su superioridad al capitalismo. Los derechos de los trabajadores, que en las condiciones capitalistas son sólo una quimera, eran dados por sentados en el socialismo. Me refiero al trabajo estable y permanente para todos, el establecimiento de la jornada diaria en 8 y 7 horas, la educación y sanidad gratuitas para todos, el tiempo libre, la vida decente para los más ancianos, la adquisición de un alto nivel cultural, los grandes logros hechos en un muy corto período de tiempo en las áreas de la ciencia y el arte, la conquista del espacio, etc. Me refiero a la seguridad que la juventud sentía sobre su futuro.

Entre el final de la II Guerra Mundial y 1961 pasaron varios años. En 1961 se construyó el Muro por el poder estatal obrero y miles de trabajadores. Este período de tiempo tiene su propia causa y explicación. Las fronteras entre Berlín Oriental y Occidental (que estaba en territorio de la Alemania Popular, y poca gente es hoy consciente de este dato) cerraron cuando los tanques de la OTAN entraron en el territorio de la Alemania popular y se dirigieron hacia el centro de Berlín. Fue entonces cuando el ministro de defensa de Alemania Occidental, Franz Josef Straus, declaró que el pueblo debería prepararse para una guerra civil en Alemania. Fue en ese período cuando la subversión y los sabotajes en la economía de la Alemania Popular se intensificaron. Fue el imperialismo quien impuso la construcción del Muro, el conflicto entre el capitalismo y el socialismo.

El socialismo del siglo XX, construido en la URSS y el resto de países de Europa Occidental, no fue una sociedad sin deficiencias, puesto que las decisiones estratégicas erróneas, especialmente en los 50 y los 60, supusieron consecuencias destructivas para el poder estatal obrero.

En su XVIII Congreso, el KKE ha estudiado estos errores y ha enfocado la crítica al objetivo de contribuir al fortalecimiento ideológico del movimiento comunista y a la mejora de su lucha actual. Al mismo tiempo, no se somete a la burguesía que exige que el KKE abandone la defensa de los logros históricos del socialismo, no “tira todo por la borda”, como hacen los oportunistas.

Llamamos a la clase obrera a que busque la verdad sobre el socialismo y rechace la propaganda anticomunista que identifica socialismo con fascismo y tiene como objetivo evitar que la gente saque conclusiones ciertas. Llamamos a la clase obrera a que luche junto con los comunistas y los sectores populares en pueblos y ciudades; a que luche por esto que hace temblar a los capitalistas, que hace que los comunistas sean enjuiciados y les prohíbe la acción en varios países, a abrir el camino hacia la economía y el poder popular.

El Socialismo es necesario e importante.«


http://civilizacionsocialista.blogspot.com/

5 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Hola, José Luis. No sé si te habrás enterado de esta noticia.
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Cataluna/permite/exportacion/Rumania/pez/toxico/Ebro/elpepisoc/20091112elpepisoc_14/Tes

No tiene que ver con el tema del post pero ten cuidado con el pescado que comes: vigila que no sea español. Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Dizdira, gracias por la informacion, hoy todavia no habia leido los periodicos.

Fijate, que si hace esto con paises de la U.E., que exportaran a las naciones de Africa, Asia o, por ejemplo, a los del "eje del mal".

Es como para pensarse comer algo importado.

Gracias de nuevo. De todos modos, yo cuando vivo en otro pais prefiero intentar comer productos nacionales, locales, que normalmente son mas sanos que los importados y mas respetuosos con el medio.

Ademas de que, por otro lado, cuando se vive en otro pais no tienes que traerte el tuyo puesto, como hacen los tipicos turistas o expatriados que estan aqui como si vivieran en Spain, o cualquiera que sea su pais.

Asi que, seguire comiendo productos frescos, en la medida que pueda... Y, por supuesto, no probare el siluro hispanico.

Anónimo dijo...

¡ correcto josé!, vivimos en un mundo de mentiras y de anticomunismo enfermizo y carroñero,nadíe pone en duda las supuestas "verdades recibidas" sobre la materia, por eso es importante que siga existiendo gente como tu, como Grover Furr, como Annie Lacroix riz, como stephem Gowens, y tantos otros que desenmascaren toda esta pestilente tramoya.

Pinole dijo...

El partido comunista griego y el portugués... Los únicos decentes de toda Europa occidental

Anónimo dijo...

La verdad es que parece un análisis muy acertado. Lo que ocurre que hay libros críticos con el estalinismo (Solzhenitsyn) que dan verdadero pavor, si se piensa en que algo asi pueda darse lugar en occidente al margen de cuando sí se ha dado durante guerras étnicas como en la extinta yugoslavia o en las guerras mundiales.
No se, podemos criticar guantamo, pero no nos podemos olvidar de los gulags. ¿no? Supongo que las decisiones de los 50 y 60 a las que se refiere la carta, son las de las ejecuciones y el control de las libertades.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...